SOBERANÍA DE NAVARRA by Nabartzale bilduma. Este es el correo para escritos, artículos, comentarios y sugerencias. Los artículos, escritos y comentarios deben estar debidamente firmados por su autor o autora en formato Word. Solo se publicaran aquellos escritos que estén realizados desde la independencia y soberanía de su autor o autora siguiendo los criterios editoriales de los miembros de NABARRAKO BURUJABETASUN-SOBERANÍA DE NAVARRA. nabartzale@gmail.com

2015/10/22

Carlos de Mauleon y Nabarra

Carlos de Mauleon y Nabarra
Iñigo Saldise Alda

Heráldica:Escudo cuartelado en cruz. 1º y 4º de plata (otros dicen oro) con tres fajas de gules que son de Eusa, mantelado de azur dos leones afrontados propios del linaje (Leonel de Nabarra), brochante sobre la partición un cabrio combado de gules cargado de un filete pomelado de oro que trae de Nabarra, el todo bajo un jefe de gules con medio carbunclo de oro cerrado y pomelado naciente que es de Nabarra (Casa de Nabarra). 2º cortado a) de oro cruz floreteada de sinople (otros azur) que es de Rada b) de oro (otros plata) león de azur que es de Agramont. 3º cuartelado en cruz 1 de gules carbunclo de oro cerrado y pomelado que es de Nabarra 2 y 3 de plata león de azur que es Lacarra primitivo, todo Lacarra moderno, 4 cortado a) de gules carbunclo cerrado y pomelado de oro que es de Nabarra b) de gules seis panelas (otros dicen cinco) de plata que es de Gebara (Lacarra-Gebara), sobre el todo escudete de gules un león de oro que es de Mauleon (esmaltes cambiados del original que son de oro un león de gules).

Nació hacia el año 1475, siendo hijo de Ladrón de Mauleon y Juana de Nabarra, o lo que es lo mismo, de un beaumontés y una agramontesa, pretendiendo ser un símbolo para la reconciliación entre dichas facciones, enemistadas desde los tiempos del legítimo heredero a la Corona de Nabarra Carlos de Trastámara y Evreux, también nombrado como Carlos de Biana, y su padre el usurpador Juan II de Nabarra, Aragón y Sicilia.

Sin que le llegara la muerte a su padre, heredó sus títulos y posesiones tras ser nombrado Ladrón de Mauleon diplomático del Estado de Nabarra en la corte española de los denominados reyes Católicos; así pues, Carlos de Mauleon y Nabarra pasó a ser conocido como señor de Traibuenas y Rada.

A comienzos del siglo XVI, construyó un formidable palacio en la localidad de Traibuenas, donde se estableció hasta la ilegal e ilegítima invasión del Reino-Estado de Nabarra por parte de las tropas españolas del falsario rey católico Fernando II de Aragón, Sicilia y Napoli,  Gobernador de Castilla y León, además de conde de Barcelona. Dichas tropas extranjeras provenían del Reino de Castilla y León, estando incluso formada por gentes de las provincias Vascongadas y la Rioja-Errioxa, junto a los ejércitos de la Corona de Aragón, incluidas tropas barcelonesas o catalanas.

Ante la violenta y sanguinaria invasión española del Estado de Nabarra, Carlos de Mauleon y Nabarra permaneció fiel a los legítimos titulares del Reino Pirenaico, reyes de Nabarra, copríncipes de Andorra, duques de Nemours, Gandía, Montblanc y Peñafiel, condes de Foix, Bigorra, Ribagorza y Peiregòrd, vizcondes del Bearno, Nebosan-Nebouzan, Tursan, Marsan, Gabardan, Limòtges, Castellio de Farfanya y Tartas, además de señores de Albret, la reina de Nabarra Catalina de Foix y Valois, junto a su esposo el rey consorte de Nabarra Juan de Albret y Blois; manteniendo junto a su padre Ladrón de Mauleon, el estandarte colorado del Estado de Nabarra izado en el castillo de Miranda.

Posteriormente participó en el primer intento de liberación del Estado de Nabarra. Así pues, el 6 de diciembre del año 1512 y tras conocer la noticia del repliegue del ejército de liberación nabarro  y de sus aliados franceses al vizcondado de Bearno, CEl señor de Taribuneas y Rada Carlos de Mauleon y Nabarra, se reunió en el castillo de Murillo el Fruto con otros nobles patriotas nabarros. Estos fueron el vizconde de Zolina León de Garro, el señor de Eza Dionisio de Eza y Mauleon, el merino de Lizarra-Estella, alcaide del castillo de Monjardin y de Santacara, señor de Learza, Iguzquiza, Agos, Orendain y Arroniz Juan Belaz de Medrano, el caballero Jaime Belaz de Medrano, el merino de Erriberri-Olite, ricohombre de Nabarra y vizconde de Valderro León de Ezpeleta, el alcaide del castillo de Peña Frantzes de Ezpeleta, el alcaide de las Cortes del Reino de Nabarra, doctor en Derecho Canónico y prior de Uxue-Ujué Martin de Rada, el ricohombre y alcaide del castillo de Murillo el Fruto Pierres de Rada, el señor de Lezaun Sebastián de Rada, el alcaide del castillo de San Martin de Unx John de Bergara, los hermanos Martin y Remiro de Goyni y Gurpide, el almirante del valle de Erronkari-Roncal Juan Bereterra, el caballero Pedro de Nabarra y de las Cuevas, los secretarios Miguel de Alli y Juan de Boneta,...

Ante el cariz que iban tomando los acontecimientos, claramente contrarios para la causa patriótica nabarra, estos nobles, caballeros, religiosos y funcionarios nabarros, tanto agramonteses como beaumonteses, firmaron una carta que daban poderes al alcaide del castillo de Burgi Ladrón de Mauleon, padre de Carlos de Mauleon y Nabarra, junto al protonotario Martin de Jaureguizar, para prestar, en su nombre juramento de fidelidad al católico rey español Fernando II de Aragón y de Corsica-Córcega, I de Sicilia y de غرناطة-Granada y III de Napoli, regente de la Corona de Castilla y León, además de conde de Barcelona, como rey de Navarra, buscando solamente que no fueran confiscados sus bienes y posesiones, e incluso evitar algo peor, como ser torturados y asesinados por las fuerzas de ocupación españolas.

Carlos de Mauleon y Nabarra permaneció en rebeldía ante los invasores españoles, siendo un claro ejemplo de ello su ausencia en las ilegítimas Cortes de Iruinea-Pamplona sancionadas ilegalmente por un rey extranjero, concretamente español, pese a tener el privilegio de poder asistir por ser el señor de Traibuneas y Rada.

En febrero del año 1516, tras fallecer el rey español Fernando el falsario, Carlos Mauleon y Nabarra liberó Erriberri-Olite y Tafalla de las garras militares españolas. Después, junto con sus hermanos y su tío el Mariscal de Nabarra Pedro de Nabarra y Lacarra,  participó nuevamente en la liberación de una ciudad nabarra ocupada por los extranjeros militares españoles; concretamente Donibane Garazi.

A mediados de marzo, siguiendo el plan trazado y sin haberlo variado un ápice pese a las últimas informaciones, el marsichal de Nabarra partió desde Sauveterre con 1.200 hombres de nacionalidad nabarra, estando entre ellos su lugarteniente Pedro Enríquez de Lacarra y Peralta, el vizconde de Valderro y barón de Ezpeleta León de Ezpeleta y Echauz, el barón y señor de Garro, señor de Ortzaize, Atizain, Lucurrain y Mendiondo Johan de Garro, el señor de San Martin de Amezcoa Iohan Ramírez de Baquedano, el señor de Salajusan Bernard de Sallejusan, el capitán de los reyes de Nabarra y señor de Olloki Juan de Olloqui y Jaso, el capitán de los reyes de Nabarra y señor de Sotés, Aós y Pozuelo Juan de Azpilcueta y Jaso, el señor de Lizarraga Luis de Lizaga, el señor de Orisoain, Eristain y Suasti Pedro de Camon, el señor de Martxueta-Masparrauta y Gabat Guillaume Arnaud de Masparraute, el señor de Alzate Juan de Alçate, el señor de Peña Frantzes de Ezpeleta, el señor de Garrütze-Garritz Arnaulton de Iribarne, (…), los capitanes de los reyes de Nabarra Jaime Belaz de Medrano y Valentin de Jaso y Lerroux-Lerrutz, Espinalete o Miguel de Espinal hijo, el condestable de Nabarra Antonio Carrillo de Peralta y Velasco, Rodrigo de Alçate, Fernando de Ayanes, Miguel de Jaso y Lerroux-Lerrutz, el bachiller Arnault de Sarhy-Sarria, Martin de Goyni y Gurpide, el hijo del hermano bastardo de éste y escudero Johan de Goñi y Eza, estando también presente el señor de Traibuenas y Rada Carlos de Mauleon y Nabarra.

El día 17 de marzo del año 1516, concretamente un lunes de cuaresma, Pedro de Nabarra y Lacarra junto a su ejército de liberación, donde se encontraba Carlos de Mauleon y Nabarra, penetraron en el valle de Erronkari-Roncal. El objetivo era avanzar hasta Orreaga-Roncesvalles y contactar con la otra columna del ejército de liberación capitaneada por el rey consorte Juan III de Nabarra, pero los soldados españoles habían cortado ya cualquier vía de comunicación entre ambos, además de haber sometido el objetivo táctico de los legitimistas o patriotas nabarros, la villa de Zangotza-Sangüesa y reforzado Burgi por el capitán español Amézcoa, con soldados españoles encuartelados en Irunberri-Lumbier. Igualmente una tormenta de nieve dejó prácticamente aisladas a las tropas del marischal de Nabarra, pero al menos se unieron a ellos 120 ballesteros roncales capitaneados por Petri Sanz o Sanchez.

El marischal de Nabarra ordenó tomar rumbo al valle de Zaraitzu-Salazar, donde las tropas nabarras de liberación fueron recibidas por los habitantes de los diferentes pueblos que pasaban con alegría y entusiasmo, ofreciéndoles incluso alojamiento en sus casas.

En Otsagabia-Ochagavia, el jefe del ejército nabarro de liberación realizó requerimiento de tropas, en base a la llamada de apellido en defensa de la libertad del Estado vascón, ante la ocupación militar de invasores extranjeros, amparada en los Fueros del Reino de Nabarra. El alcalde de dicho pueblo pidió tiempo para convocar el Batzarre del valle, prometiendo cuando menos 300 hombres. Lo mismo hizo el alcalde de Aezkoa desplazado hasta ahí, prometiendo también otros 300 hombres.

El día 23 de marzo la avanzadilla del ejército nabarro pudo observar el monasterio y el hospital de la Real Colegiata de Santa María de Roncesvalles, pero en la llanada de Auritz-Burguete se veían los estandartes de los españoles, con numerosas tiendas y un continuo devenir de millares de soldados.

La comarca de Orreaga-Roncesvalles había sido saqueada y quemada por las tropas españolas del coronel Cristóbal de Villalba y González. La villa había sido abandonada por sus habitantes, además los espías enviados no llegaban buenas noticias. La insurrección patriótica nabarra había sido brutalmente oprimida por los españoles, y el ejército capitaneado por el rey consorte Juan III de Nabarra se había estancado en Donibane Garazi. Pero lo más preocupante fue la escasez de suministros y la imposibilidad de recibirlos a corto plazo.

Por estos motivos el marischal de Nabarra decidió volver al valle de Erronkari-Roncal, donde la situación se agravó más al estar cerrado uno de los puertos pirenaicos, por la gran acumulación de nieve.

El señor de Traibuenas y Rada acompañaba al marischal de Nabarra y por orden de este se remidió junto a otros 17 nobles nabarros al invasor-ocupante español, bajo las leyes caballerescas, lo que permitió con su acto la libertad de todos sus hombres.

Jaime Belaz de Medrano y Juan de Azpilcueta y Jaso, junto algunos pocos más, consiguieron escapar de las sanguinarias tropas españolas del coronel Cristóbal de Villalba y González, que contaba con los capitanes Miguel de Donamaria, Martín de Ursúa y Remón de Esparza, traidores a Nabarra, atravesando un puerto casi impracticable por culpa de la nieve.

Carlos de Mauleon y Nabarra junto al marischal de Nabarra y a otros 17 prisioneros nabarros, fueron conducidos por Zangotza-Sangüesa hasta la ciudad de Lizarra-Estella.

Pedro de Nabarra y Lacarra, Iohan Ramírez de Baquedano, Juan de Olloqui y Jaso, Frantzes de Ezpeleta, Pedro Enríquez de Lacarra, Antonio de Peralta y Velasco, Valentin de Jaso y Lerroux-Lerrutz, más Petri Sanz o Sánchez, y junto a ellos estaba también Carlos de Mauleon y Nabarra, continuaron en calidad de presos hasta la fortaleza española de Atienza, donde serían encerrados, encadenados, maltratados y humillados.

Años después, según las normas caballerescas de la época, Carlos de Mauleon y Nabarra, tras pagar su familia el consiguiente rescate, volvió al Estado ocupado militarmente por los españoles de Nabarra; eso sí, tras verse obligado bajo pena capital a jurar fidelidad al emperador de los Romanos, augusto rey V de Deutschland-Alemania, rey I de España, de las Islas Canaryas, de las Indias y de las Islas y Tierras firmes del Mar Océano, Jerusalen, Magyarország-Hungría, usurpador de Navarra (IV), Sardìnnia-Cerdeña, Corsica-Corcega, Due Sicilie-Dos Sicilias, Dalmacija-Dalmacia, Hrvatska-Croacia, príncipe de Catalunya-Catalonha-Cataluña y Suevie, archiduque de Österreich-Austria, duque titular de Bourgogne, duque de Brabante, Limburg, Lëtzebuerg-Luxemburgo, Lothoringia, Corintia, Lothier-Herzogtum Niederlothringen-Baja Lorena, Carniola, Gueldres, Athenas y Neopatria, margrave del Heiliges Römisches Reich-Sacro Imperio Romano Germánico, marqués de Namur, Bourgogne, Oristán y Gociano, conde palatino del Franco Condado de Bourgogne, Henao, Olandia, Zelandia, Ferrete, Friburg, Hanurg, Rosellón, Hutfania y Langrave de Alsacia, conde de Barcelona, Flandes, Bourgogne, Artois, Auspurg, Charolais, Holland-Holanda y Zeeland-Zelanda, Vlaanderen-Flandes, Henegouwen-Henao, Tirol, señor de Vizcaya, de la Marcha Esclavonia, Puerto Haon, Molina, Salins, Triplo, Mechelen-Malinas,  Friesland-Frisia, (…) gran maestre y caballero de la orden del Toisón de Oro Carlos de Gante o de Habsburgo, conocido como el emperador Carlos I de España y V de Alemania o simplemente el Cesar.

Ya en su hogar de Traibuenas, Carlos de Mauleon y Nabarra tuvo que acudir, de forma obligada, al llamamiento imperial de Carlos I de España, V de Alemania e ilegítimamente IV de Navarra, para luchar contra los comuneros castellanos a inicios del año 1520, con un contingente de 500 nabarros y 12 cañones, junto a sus hermanos y padre, regresando a la Nabarra ocupada por los españoles antes de mayo del año 1521.

 El 9 de mayo de ese año, el lugarteniente del rey de Nabarra y señor de Asparrots André de Foix, al mando de un ejército de alianza formado por nabarros y franceses, liberó la nabarra ciudad de Donibane Garazi de las garras imperiales españolas y cruzó el Pirineo. Entre tanto, los lealistas nabarros, agramonteses y beaunonteses, se habían sublevado en todo el Reino vascón. Carlos de Mauleon y Nabarra lo vuelve hacer en el castillo de Miranda y su hermano Victor de Mauleon y Nabarra se apoderó de toda la Barranca. Éste último que es señor de Aguinaga, sabedor de que un ejército enemigo, de unos 1.000 guipuzcoanos y traidores a Nabarra ha penetrado por la  Burunda, reunió las milicias del valle y junto con el señor de Lizarraga y el de San Martín de Amescoa, atacó y cercó Irurzun, en Zegarrain, obteniendo una gran victoria patriótica nabarra.

Tras un frustrado ataque por el cual se prenettendía por parte nabarra recuperar ciudad ocupada de Logroño, el ejército nabarro y francés del señor de Asparrots se  retiró seguido de cerca por el ejército imperial español de ocupación.

El 30 de junio del año 1521,  el lugarteniente del rey de Nabarra André de Foix, dispuso sus tropas para la batalla en las campas de Noain, Eskirotz y Barbatain, tras haberle cortado el paso hacia la capital un contingente enemigo al mando del traidor a Nabarra Frances de Beaumont. En las mencionadas tropas nabarras estaba Carlos de Mauleon y Nabarra.

Carlos de Mauleon y Nabarra, murió ese día combatiendo al invasor extarnjero, concretamente español. Un ejemplo de patriotismo nabarro, un héroe ocultado por los imperialistas españoles y olvidado por los colaboracionistas españoles y franceses, muchos de ellos y ellas tan vasco(ne)s como este defensor de la libertad, la independencia y la soberania Nabarra.

NABARRAKO ERESERKIA

Nabarra, reflexiones de un Patriota

Reflexiones de un Patriota by Iñigo Saldise Alda
ASKATASUNA = Baskoinak x Nafar Paradigma

"PRO LIBERTATE PATRIA GENS LIBERA STATE"

"Aberri askearen alde jende librea jaiki"

"De pie la gente libre a favor de la libertad de la patria"

Navarre shall be the wonder of the world

by WILLIAM SHAKESPEARE

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

©NABARTZALE BILDUMA 2011

©NABARTZALE BILDUMA 2011