SOBERANÍA DE NAVARRA by Nabartzale bilduma. Este es el correo para escritos, artículos, comentarios y sugerencias. Los artículos, escritos y comentarios deben estar debidamente firmados por su autor o autora en formato Word. Solo se publicaran aquellos escritos que estén realizados desde la independencia y soberanía de su autor o autora siguiendo los criterios editoriales de los miembros de NABARRAKO BURUJABETASUN-SOBERANÍA DE NAVARRA. nabartzale@gmail.com

2014/02/25

Nabarra y los obstáculos hacia la descolonización

Nabarra y los obstáculos hacia la descolonización
NBK-CSN
http://nbk2012.blogspot.com.es/2014/02/nabarra-y-los-obstaculos-hacia-la.html

A finales ya pasado año 2013, y cumplidos más de VI siglos de las ilegales invasiones y ocupaciones de diversas regiones de nuestro País, reunidos políticamente en el Estado de Nabarra, el deseable camino hacia la descolonización de nuestro territorio sigue tropezando con los a veces infranqueables obstáculos de la Diplomacia Internacional. Así pues, cualquier iniciativa llevada a cabo por los diferentes estamentos soberanistas, independentistas, estatalistas y/o legitimistas de nuestras Nación, tristemente en su mayoría todos ellos llevados a cabo por separado, se han enfrentado a la larga con un incontable número de trámites de índole burocrático, que al final vuelven a dejar las cosas como estaban al principio. Esto es el continuado y perenne sometimiento francés y español del Pueblo de Nabarra.

El 14 de diciembre del año 1960, fue cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la representativa Resolución 1514, o sea, la Declaración sobre la concesión de la independencia a los Países y Pueblos coloniales, más conocida como la Carta Magna de la Descolonización.

Nabarra, tanto Pueblo como País, o si lo preferimos como Nación y Estado, cumple con todos los parámetros necesarios y obligados para que se ejecute de facto dicha Resolución de la Naciones Unidas, obligando desde esa Organización Mundial la inmediata retirada de las tropas invasoras españolas y francesas, que como bien está demostrado, ilegítimamente siguen ocupando nuestro territorio, manteniendo una continuada y brutal colonización, tanto a nivel lingüístico, cultural, social, político, judicial, económico, etc.

Pero hasta hace pocos años el "caso nabarro" ha tenido un recorrido diferente. De Estado soberano ha pasado violentamente a ser una posesión colonial, pasando gracias a la brutal e inhumana colonización a ser camuflada como "provincia" del Reino de España y diluirse otra parte, de forma ilegal también, en la República de Francia.

Los gobernantes metropolitanos españoles y franceses, han asimilado para su exclusivo beneficio esta situación impuesta a la Nación Nabarra de las dos vertientes del Pirineo. No podemos esperar, al menos a corto plazo, que ambos imperios reconozcan públicamente a nivel internacional que Nabarra es una colonia, una posesión ilegítima e ilícita.

Pese a todo, han sido varios, al menos dos, los intentos de determinadas fuerzas soberanistas y/o legitimistas, de llevar sus Reclamaciones a la ONU; algo que ya he comentado en otros escritos.

Pero las cosas no son tan fáciles como nos parecía a aquellos que hemos participado en dichas reclamaciones oficiales, es decir, ajenas a las instituciones imperiales y coloniales españolas y francesas, con un indiscutible carácter propio o nabarro.

Por ello me atrevo a pedir a mis compatriotas lo siguiente. Para conseguir que Nabarra finalmente entre a formar parte de la ansiada Lista de Territorios a descolonizar, hace falta mucho más que buenas intenciones, esas que tuvimos desde la Comisión Soberanista de Nabarra o desde los legitimistas de la Casa Real de Nabarra:

a) El Comité de Descolonización de la ONU, sólo admite en la Lista de Territorios No Autónomos, a todos aquellos que proponga previamente la Asamblea General. Ni más ni menos.

b) Para que la Asamblea General de la ONU proponga a un Territorio para ser descolonizado, ese extremo debe ser solicitado por la(s) Metrópoli(s), España y Francia no lo van a hacer, de hecho luchan para que nuestros esfuerzos sean parados. O, esto es interesante, ser sugerido por otros países que trasladen las reclamaciones de los soberanistas, independentistas, legitimistas y estatalistas nabarros... 

c) En última instancia, debería ser el Parlamento nabarro, soberano al surgir de la Asamblea Nacional independiente, el que llevase con los necesarios representantes esta iniciativa a Naciones Unidas; algo que hemos recogido de la ONU la Comisión Soberanista de Nabarra.

Dicho esto, la Comisión Soberanista de Nabarra se pone a disposición en un futuro, a desear próximo, de la Asamblea Nacional de Nabarra, tanto en documentación que tenemos en nuestro poder, como en un futuro trabajo político grupal y personal, en pos de la ansiada y deseada libertad de la Nación Nabarra.

2014/02/23

El entorno de los ladrones

El entorno de los ladrones
Iñigo Saldise Alda

El pasado sábado día 22 de febrero del año 2014, junto a mi ama, crítica ella con la señora Barcina desde su primera experiencia política en la sociedad de la Navarra reducida o residual, siempre visto desde la ilegítima invasión española del año 1512, es decir, desde un lamentable indiscutiblemente estatus imperial y colonial, acudimos a la tercera manifestación realmente seria y firme contra dicha señora y su entorno de ladrones, cuando menos cómplices de sus demostrados desmanes y fechorías al bolsillo de los residentes en la Comunidad Foral y española de Navarra, siempre ajenos e impunes, por una Constitución ajena, que sufrimos en la reducida colonia de Nabarra.

Esas personas, a las cuales se continuamente se les llena falsamente la boca en defensa de una Navarra reducida, residual y colonial, verdaderamente no han hecho nada más que robar a todos los ciudadanos de dicha comunidad de este territorio reducido y residual, inclusive e independientemente si ellos son colonos o colonizados.

Lamentable e incontestablemente, es decir, sin importarle nuestro bienestar global, seamos navarros de nacimiento o de cualquier otra parte del imperio español o del mundo, eso sí, si ya eres inmigrante subsahariano lo flipas, a Alí Barciná  y su entorno malhechor, tan culpable como ella pues son de su cuerda corrupta y mangante, por lo tanto indudablemente participes conscientes en su absoluta mayoría, de las fechorías de esas personas indiscutiblemente inhumanas, nuestro bienestar y nuestras vidas no significan nada.

Vamos, seamos serios y sinceros, esas gentes pro vida solo nos quieren ver muertos…cual vulgares terroristas de la ETA o los PETA o yo sé qué se les puede ocurrir.

Hoy día, y es realmente triste decirlo y aunque me repita, la perenne y perpetua estafa monetaria, social, cultural, judicial,… es un acto supremo de colonización, pero a día de hoy, no solo con los navarros y navarras.. ¿Qué opinas castellano de…?.

Incluso, aquellas personas que son participes de los planteamientos políticos imperiales y por consiguiente no nabarros, los cuales son firmes tesoreros de un carácter colonial e imperial ajeno a Nabarra, empiezan a ser conscientes de la explotación de nuestros recursos compartidos, tanto materiales como económicos y humanos.

La fuerza armada, joder, no había más que ver que en la manifestación mencionada al principio del artículo había más “maderos” que nunca un una manifestación de este tipo, si ellos cargan no miraran donde has nacido o si eres soberanista nabarro o fuerista españolista.

A Alí Barciná y sus secuaces o entrono, no les importar lo más mínimo la total exterminación de sus legítimos oponentes dentro del marco Constitucional español, o de nuestra amada Nación, Nabarra, que defendemos los soberanistas e independentista nabarros. Solamente les importa el llenarse sus pobres, humanamente hablando, bolsillo corruptos. No les importa que seas español como ellos o nabarro como yo, solo les importa tú y mi dinero.

Ha llegado el momento, en el cual nos unamos momentáneamente colonizadores y colonizados. Nos debe unir el acabar con los ladrones, los corruptos y farsantes defensores de esta tierra, sean estos quienes sean, el humanismo nos une. Ha llegado el momento de reconocernos y asimilar quienes son realmente los enemigos de las gentes de a pie de Navarra.

Yo lo tengo claro, ellos son comandados por Alí Barciná y su séquito de mangantes, realmente más que cuarenta ladrones.

Pero su entorno, sus defensores, ellos son indiscutiblemente cómplices de todos sus desmanes, atracos y demás. Y finalmente sois tan culpables como ellos falsos políticos de nuestros males económicos y por qué no decirlo, de la falta de soberanía para nuestro Estado, Nabarra.

Navarra " cuestión de Estado" y los vascos sin enterarse.

Navarra " cuestión de Estado" y los vascos sin enterarse.
http://alavaestadodenavarra.blogspot.com.es/2014/02/navarra-cuestion-de-estado-y-los-vascos.html?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed:+AlavaEstadoDeNabarra+(ALAVA+ESTADO+DE+NABARRA)

Día sí y día también escuchamos sin cesar de boca de los representantes de los gobiernos españoles, que Navarra es una cuestión de estado. Nos refriegan por los morros, que el ejército español no se irá nunca de los territorios vascos. Que nuestros territorios son España y españoles los que los habitan. Que la santa unidad de la patria es indivisible y es inmoral el intentar romperla.

Navarra es cuestión de estado y allá por los años de la transición, algunos diseñaron esa separación autonómica para evitar que vascos y navarros (que es lo mismo ) se unieran y recuperaran su sentimiento nacional navarro.

El arma utilizada para conseguir dicha división fueron dichas autonomías y los encargados de desarrollar la idea y ejecutarla fueron los partidos españoles en Navarra y los partidos nacionalistas en Euskadi.

Este es el panorama actual que mantiene separado el concepto de navarro y vasco, para evitar reconocernos todos los vascos navarros y todos los navarros vascos. Evitar que surja esa conciencia nacional navarra que todos los vascos llevamos dentro y que esa conciencia se convierta en ideología propia que nos haga, reconocer nuestra situación de pueblo ocupado, colonizado y oprimido.

Los españoles lo tienen bien, bien clarito, pero si embargo aquí nuestros mal llamados líderes políticos, continúan sin darse por aludidos ante las arrogantes palabras lanzadas por los colonizadores y se mantienen en sus puestos, que por buenos gestores de los intereses de la corona, el Rey y la constitución española les otorga.

No hacen frente a esta ocupación porque no les interesa. Son más importantes los beneficios que la colaboración les aporta que la prosperidad de su pueblo, que por culpa de la ocupación no dispone de un nivel de vida, acorde a lo que económicamente produce. Nuestro nivel de vida durante toda la historia, siempre ha estado sujeto al devenir económico de España y esa Dependencia nunca nos ha permitido alcanzar las cuotas de bienestar y riqueza que merece este pueblo por su capacidad de trabajo.

Por lo tanto la colaboración de los partidos nacionalistas o abertzales con el estado español, es una traición al pueblo que dicen defender, porque permiten que estemos por debajo del resto de países libres de esa Europa que tanto les gusta pronunciar. Ellos colaboran para seguir manteniendo a este pueblo más pobre, a cambio de su beneficio.

Esta es la particular partidocracia vasca, que aún demostrando diariamente su españolidad y su sumisión a la corona española, vuelven como siempre de la corte, con los argumentos bien aprendidos para mantener sumiso a su pueblo y que no se levante ante la ocupación.

Atados por la Foralidad de la Navarra ocupada.

Este pueblo, y siempre lo recalcaremos, por culpa de las conquistas de los territorios de Navarra, ha ignorado sistemáticamente su propia historia. Cientos de pueblos de los territorios navarros, desconocen que hace en la colina ese castillo, ni quien lo construyo, ni que significo. Muchos llaman a una calle, la cuesta del castillo y se queda en esa insignificancia la referencia a un castillo, que pertenencia al estado de Navarra, que fue defensa de toda la comarca, que sus tatarabuelos, murieron por defender ese castillo, como símbolo de la independencia de Navarra.

La cruda historia diseñada por los colonizadores y metida en nuestros cerebros a golpe de regla y confesionario, está totalmente instalada en los pensamientos y frases que decimos. Sin quererlo legitimamos la ocupación de Navarra otorgando a la historia española, más veracidad que a la nuestra.

Defendemos unos fueros sin percatarnos que las beneficencias que aparentemente otorgaban y otorgan con las diputaciones, son cesiones realizadas por los colonizadores después de las conquistas, bien las de 1200 o las del 1512, olvidándonos por desconocimiento o por intereses partidistas, que los verdaderos fueros eran los que se ejercían en los pueblos y villas cuando Navarra era libre. Esos si son los verdaderos fueros vascos, los ejercidos en libertad y también ocurre los mismo con los territorios históricos que nunca fueron Álava, Vizcaya y Guipúzcoa, sino los territorios que conformaban el Reino de Navarra, Vascongadas con La Rioja, La Buera, Cantabria y el Alto Aragón en los territorios peninsulares. Estos si son los verdaderos territorios históricos.

Somos sin darnos cuenta, correa de trasmisión de la colonizadora histórica española y por supuesto participes de su régimen político colonial que azota a este pueblo desde el comienzo de las conquistas Castellanas, aragonesas y francesas.

Esta es la realidad de nuestra historia y la respuesta al misterio del conflicto vasco, la conquista, la ocupación y la colonización del Estado vasco de Nabarra y ha de ser este el argumento que los navarros que ansían la independencia han de tomar para defender su derecho de Autodeterminación y su derecho a la libertad.

2014/02/18

¿Qué tiene que ofrecer Nabarra al mundo?

¿Qué tiene que ofrecer Nabarra al mundo?
Gaika Basaldua Sauto
http://www.deia.com/2014/02/18/opinion/tribuna-abierta/que-tiene-que-ofrecer-nabarra-al-mundo
http://www.noticiasdenavarra.com/2014/02/14/opinion/tribuna-online/que-tiene-que-ofrecer-nabarra-al-mundor

Cuando en el curso de los acontecimientos humanos se hace necesario que un pueblo disuelva los vínculos políticos que lo han ligado a otro y tome entre las naciones de la Tierra el puesto separado e igual al que las leyes de la naturaleza y del Dios de esa naturaleza le dan derecho, un justo respeto al juicio de la humanidad exige que declare las causas que lo impulsan a la secesión.

Nosotros no somos las 13 colonias británicas norteamericanas que en 1776 declararon su independencia. Nuestros condicionantes, nuestras circunstancias, y las motivaciones que nos mueven pueden perfectamente no parecerse en nada a las de los denominados padres fundadores. Pero llegado el caso, al igual que ellos deberemos hacer exposición clara de lo que nos mueve, de lo que nos impulsa a pedir libertad sin ambages. Y eso será justo.

No nos mueve ni la codicia ni las ansias de poder. Los que hoy nos reunimos no pretendemos sino la mejora de la vida de nuestros congéneres, de nuestros conciudadanos. Y lo pretendemos sin entorpecer la existencia de nadie. No estamos aquí para restar sino para sumar. Para que aquellos que quieran sumar puedan hacerlo. Pero sin obligar.

Se está obligando a demasiadas cosas, de forma demasiado rápida, y sin atender demasiado al bienestar de la gente. La cuerda se está tensando y terminará por golpear a alguien en la cara. Godfrey Bloom, europarlamentario británico del UKIP exponía en la Eurocámara que aquellos que nos gobiernan están jugando con nosotros, que viven con soltura y sin preocuparse por nada mientras que el ciudadano de a pie mira impertérrito. Pero les advirtió de que en el momento en el que los ciudadanos se dieran cuenta de la realidad asaltarían la cámara enfurecidos para colgarlos a todos, y que tendrían razón.

En Ucrania avanza el nazismo, el Imperio Ruso sigue mecido por la mano del gangsterismo, EEUU se atrinchera en el miedo y mientras tanto la Vieja Europa languidece, sin rumbo, como una voz que se apaga en la noche.

¿Y qué hace la gente? ¿Se puede decir que la gente esté apática? Yo más bien diría que la gente está sedienta. Sedienta de nuevos paradigmas en los que pueda votar, organizar, dar forma, construir, definir, estructurar, trabajar, cooperar, orquestar, ser parte activa o pueda delegar de forma activa. Queremos más que nunca ser capaces de gestionar nuestra libertad. Decir hasta dónde queremos ejercerla sin que nos pongan cortapisas.

Queremos, por qué no decirlo, decidir. Decidir qué se hace con un tren de alta velocidad, qué se hace con una autopista, qué se hace con los medios de producción eléctrica, qué se hace con el sistema financiero, qué se hace con los medios productivos, con la producción agrícola, qué se hace con un representante que se mofa de sus promesas y se vende a poderes extranjeros y sombríos, poderes sin rostro. Queremos decidir qué se hace con nuestro estado. Con Nabarra, nuestro estado conquistado.

Cuando se habla del derecho a decidir enseguida sintonizamos la radio con el debate independentista, cuando sólo en parte tiene que ver con ello. En realidad, el derecho a decidir es algo mucho más pequeño, más sencillo, más primario. El derecho a decidir es la base de la libertad, y cuando éste es negado se convierte en la base de la rebelión, que según La Fayette era el más sagrado de los derechos y el más indispensable de los deberes.

En esta encrucijada, la lucha por la vuelta a la independencia del estado de Nabarra es una lucha por la libertad y por el derecho a decidir, una lucha para recobrar el control de nuestros destinos que nos ha sido robado y ultrajado, no sólo a los vascos, sino también a los castellanos, a los aragoneses, a los riojanos, a los pasiegos, a los gascones, a los extremeños y manchegos que habitan el viejo reino, todos ellos navarros por derecho de sangre y suelo.

No se reclama la independencia de Nabarra por que sí. No somos arlotes que se juntan porque no tienen nada mejor que hacer. La independencia de Nabarra tiene un fin concreto que es la mejora de la vida de la gente y toda su administración debe tener como objetivo único dicha meta. El espíritu conciliador del edicto de Nantes no hace sino reflejar la idiosincrasia de su precursor, Enrique de Nabarra y del ser navarro en general. “Una gallina en las ollas de todos los campesinos”. No estaría mal que viendo el percal, empezáramos por ahí. Aunque sin duda tendríamos muchos frentes entre los que elegir un comienzo.

Se decía de Esparta que sus murallas eran los escudos de sus espartiatas y sus fronteras las puntas de sus lanzas. En una sociedad de la antigüedad como era la de las poleis griegas e incluso hasta hace no demasiados años, los estados se construían a golpe de mandoble y a paso de ganso. En la sociedad del siglo XXI no se debería reconstruir ningún estado ni obligar a ninguna sociedad (caso de la navarra) a ser parte de un estado por la fuerza de las armas. Las herramientas de que disponemos son mucho más sutiles, no requieren del sufrimiento ni de la muerte, y sin embargo pueden ser realmente poderosas. El ejemplo espartano es interesante por lo sutil y amoldable.

En el caso de la definición del territorio navarro tenemos claro cuál ha sido la extensión máxima de Nabarra en su historia. ¿Quiere esto decir que ésa debe ser la extensión del estado? Obviamente no, es un marco en el cual nos movemos para poder reconocer unos derechos pero en ningún momento es principio y fin. Las fronteras de Nabarra no serán definidas por un mapa, ni por la punta de nuestras lanzas, sino por la libre decisión de sus ciudadanos, los cuales, rompiendo con marcos impuestos, sean los de las provincias españolas o los de un muy mal entendido “zazpiak bat” deberán pronunciarse y proclamarse como navarros, como miembros del estado navarro.

Y en su defensa no será necesario que construyan murallas pues su escudo será todo un corpus legal ya existente desde la edad media que una vez actualizado a los tiempos podrá dar voz, decisión y libertad a los ciudadanos. Pieza central de la organización política y social, en los Fueros encontramos la herramienta clave para la articulación de los esfuerzos de la sociedad. A través del ejercicio del derecho a decidir y teniendo claro que ya teníamos nuestras propias leyes que no han sido sino pervertidas durante 800 años, no nos queda sino plantarnos y decir que basta. Que basta de conquista, que basta de atropellos, que basta de no poder decidir nuestro futuro. Que queremos organizarnos en asambleas municipales, comarcales, provinciales y estatales. A través bien sea de la participación activa o de la delegación activa.

Ver a través de ello que nos podemos entender, que podemos convivir seamos de la etnia que seamos o de la ideología que seamos, que podemos conseguir el bien común, que no somos unos zotes a los que hay que decir qué es lo bueno y qué es lo malo porque tenemos discernimiento propio y concienzudo, y que podemos conseguir la liberación de las mentes de los ciudadanos. Al igual que Churchill no tenemos nada más que ofrecer sino sangre, esfuerzo, lágrimas y sudor, y cuando nos pregunten, ¿qué tiene que ofrecer Nabarra al mundo? Podremos decir, libertad.

2014/02/08

Los papeles de Juan Rena

Los papeles de Juan Rena
Pedro Esarte Muniain, historiador nabarro
http://www.noticiasdenavarra.com/2014/02/07/opinion/tribuna-abierta/los-papeles-de-juan-rena

María Concepción García Gaínza, catedrática emérita del Departamento de Historia del Arte de la universidad del Opus, en escrito publicado días atrás en un periódico local, hace un panegírico de los autores del libro donde se recoge el Inventario de la documentación de Rena en el Archivo Real General de Navarra, Merceces Chocarro Huesa y Félix Segura Urra, éste último jefe del citado archivo. Libro editado por el Gobierno de Navarra y, por tanto, a cargo del erario.

Dice que se trata de "obra de gran envergadura, que ha necesitado cinco años para su realización", al referirse al archivo personal de Juan Rena (1512-1539), "figura fulgurante y crucial en los años de la conquista e incorporación del Reino de Navarra a la Corona de Castilla", y hace un distingo de autores y trabajos, donde se incluye, "todos los que trabajamos en el quinientos desde los diferentes campos de investigación", ignorando expresamente los trabajos referidos al citado personaje en Navarra, 1512-1530. Conquista, ocupación y sometimiento militar, civil y eclesiástico (Pamiela, 2001, 912 pág.) y Juan Rena, clave en la conquista de Navarra (1512-1538) (Pamiela, 2010), publicados por mí.

El Inventario de la documentación de Juan Rena realizado para ser tratado por el investigador resulta un tanto deficiente. No se han publicado en la red todos los documentos del Inventario, y no se explica cuáles son los pendientes, ni el criterio llevado al publicarlos, ni si se sigue trabajando en su publicación. Se han incluido los documentos de Papeles Sueltos sin una explicación de su procedencia, y no se guarda relación entre las nominaciones que encabezan el libro con la realidad que encabezan los títulos dados en la red (ejemplo, en el primero se colocan como disposiciones las que en la red se encuentran como cédulas).

El libro de Inventario hace una clasificación de 53 títulos, cuando muchos de ellos son versiones de un mismo cargo, según emplea uno u otro interlocutor. Inversamente, muchos documentos tienen su origen, motivo y razón sobre varios cargos. No se aporta ninguna explicación sobre las diferencias en una Cédula, Provisión, Libranza, Poder, etcétera, y su cumplimiento o aplicación.

Gainza destaca la denominación Los papeles de Micer Juan Rena por J. J. Martinena en su Guía del Archivo General de Navarra (Gob. Navarra, 1997), que poco tiene que ver con un trabajo sobre el protagonista. En cuanto a que Rena gestionó "los pagos al reino de Navarra por la Corona de Castilla debidos a obras y gastos extraordinarios (…) en su doble faceta eclesiástica y de oficial real, donde prestó numerosos servicios a la Corona que fueron recompensados con distintos nombramientos", no dice algo fundamental: sobre quién se cargaron las costas, que no fueron precisamente las arcas castellanas, y los porqués.

Veo de interés que cite a P. de Sandoval, F. de Lubián y J. Goñi Gaztambide, como autores que trataron el tema, pero es una pena que ni Gaínza ni el libro analicen la autoría del trabajo inicial, y casi completo, de la época que nos ocupa, a base de tarjetas con las que se llenó un armario de fichas. Fichas a modo de índices en las que se anotaba un resumen de los documentos originales, que resultaban de enorme interés para el investigador. Lo cito con conocimiento de causa, pues para mis dos libros citados me valí de ellas para recoger los siguientes datos y nomenclaturas sobre Rena:

En el libro de 2001: 580 citas a Rena y 197 citas a Papeles Sueltos.

En el libro de 2010: 426 citas a Rena y 6 citas a Papeles Sueltos.

Sin incluir los que al ser seguidos, van en Ib. (idem).

El recorrido que Gaínza hace de Rena acompañando al emperador es incorrecto, dado que no coinciden las fechas con los acompañamientos que se citan; el más claro, que no estuvo en su coronación.

Ya he comentado lo irregular que es atribuirle a Rena 53 cargos, que Gaínza resalta. Además, resulta gratuito asignarle 27 años residiendo en Navarra, ya que a partir de 1526 Rena empezó a acompañar al emperador en sus viajes. Y es otra falsedad dar valor a la afirmación de Chocarro y Segura de que todo ello fue "una pieza clave en la regeneración administrativa de Navarra del primer tercio del siglo XVI".

Tanto la cultura administrativa como la participación social fue mucho más alta en Navarra que en Castilla, como se aprecia por los textos del Fuero desde el siglo XIII y su documentación. En cuanto a la escritura, su misma configuración revela la marcha atrás dada en el siglo XVI en Navarra, mucho más leíble que la de Castilla, y que se fue perdiendo, lo que se comprueba porque en la Baja Navarra se mantuvo.

Resulta fatuo afirmar que "todo lo cual queda ahora documentado con gran precisión", pues llamar a Rena "mercader" es falso, y afirmar que como eclesiástico acumuló cargos y prebendas, ofensivo por la forma en que se realiza. Me sorprende Gaínza cuando dice que "fue familiar de dos papas, León X y Adriano VI". Si lo hace porque a los ayudantes de la Inquisición se los consideraba familiares, me callo, pero si es así debía haberlo aclarado para los profanos en el tema. Lo mismo ocurre al afirmar que fue nombrado "vicario general en sede plena", "en pleno conflicto del cabildo entre el agramontés Remiro de Goñi y el beamontés Juan de Beaumont", ya que los canónigos del cabildo nombraron a Juan de Beaumont, y Carlos I puso en contra al italiano Cessarini.

También me extraña que cite los nombramientos de Rena en alabanza y ligado a sus beneficios económicos, cuando en realidad es la descripción de un corrupto: "El obispo de Pamplona, el cardenal Alejandro Cesarini, mantuvo a Juan Rena como vicario general en sede plena, lo que le permitió el dominio del sector eclesiástico y de ahí obtuvo el cargo de tesorero, con lo cual las rentas del cabildo de la catedral de Pamplona entrarían también bajo su control".

Finalmente, describe la situación previa de la documentación: "se hallaba en una situación extremadamente caótica, formando parte del contenido de 68 cajas con documentación de la que Goñi Gaztambide había hecho una identificación de 37 cajas". Puedo coincidir en parte con Gaínza, y pienso que pudo ser Goñi Gaztambide quien redactó las tarjetas. Donde no estoy tan de acuerdo, y doy prueba con mi trabajo, es con la situación caótica que cita, pues ella misma aporta los nombres de quienes la utilizaron: "F. Idoate Iragui, J. Goñi Gaztambide, T. de Azcona, I. Ostolaza Elizondo, J. Fortún Pérez de Ciriza, P. Monteano Sorbet, M. Chocarro Huesa y R. Fernández Gracia (…)".

Compruebo mi ausencia, pero carece de importancia, pues quedan claras las razones por las que se ocultan mis investigaciones desde 1979 hasta 2001, cuyas ediciones no han podido desconocer.

El panegírico final viene a rematar la intención que sustenta el artículo: "Los autores han realizado el Inventario con conocimiento, criterio y rigor y han procedido a la identificación, ordenación y descripción, en la que se definió su tipología según la clasificación establecida por Antonia Heredia, archivera del Archivo de Indias, seguida por la restauración y digitalización de la documentación (…). Se culmina (…) con un concienzudo trabajo de los autores sin contar las horas, los días ni los años que ahora ofrecen generosamente (¿!) a los investigadores y a los amantes de la historia y la cultura, y que constituye una aportación fundamental a las fuentes para el estudio de la Historia de Navarra y del reinado de Fernando el Católico y sobre todo de Carlos V, tanto en sus campañas imperiales como en las personalidades más relevantes de la Edad del Humanismo, secretarios, nobles y obispos desde Andrea Doria al duque de Alba pasando por Baltasar de Castiglione".

Por lo que se ve, no quedaba generosidad para personajes navarros ¿no los había?

2014/02/06

Estatus barria: Independentzia

Estatus barria: Independentzia  
Asier Ezpeleta Jauregi, Arratia-Nabarra


"Estatus berria-erabakitzeko eskubidea" irakurri barri dot egunkarietako argazki baten ageri zan pankarta baten. Eta ezin ulertuan nabil oraindino herri gisa urteetan defendatu dogunaren diluzinoa; askatasun mailaren jaitsierea.

Herri honek, iraun gura badau, hizkuntza eta kultura indartu, zainketa berezietatik atera, beste estatus bat behar dau, jakina.

Estatus horreri independentzia deitu izan jako abertzaleen artean nire oroimena iristen dan garaietatik, eta baita askoz lehenagotik be. Lehen, independentzia eguneroko berbea zan, hitzetik hortzera gerabilena. "Garai barrietan", estatus barria berbak ordezkatu dabe independentzia. Zergaitik ez deutsagu herri honen helburu nagusia behar leukeanari bere izenez deitzean? Edo helburua aldatu egin da independentzia momentuz alde batera itxiz?

Herri honek aske izan gura dau bere herri izakereagaitik; Independentzia gura eta behar dau. Horra hor ebazteko eskubidea gauzatua. Orain artean, baina, ez dogu asmatu behar hori gauzatzen, ez gara bihurtu subjektu politiko. Gauzatze hori autodeterminazinoa da; gure kasuan, Independentzia, herri bat garalako.

Ez daukagu askatasunik, ez demokraziarik, ez marko demokratikorik izango independentzia lortzean ez badogu, demokrazia herri honentzat (edozeinentzat legez) independentziagaz hasiko da eta.

Independentziarako bide hau ezin da egin estaduak emondako erakundeetan (hareen osotasuna bermatzeko eginak dagoz eta) edo gure herria ukatzen dabenakaz batera. Independentziaren bidean indarrak batu eta aurrera egin behar dogu, helburu nagusia argi izanda. Herri honek badauka indarra eta arnasa nahikoa horretarako.

2014/02/04

De vascos y nabarros

De vascos y nabarros
Alots Gezuraga  (Errigoiti) Nabarra
https://www.facebook.com/NaBarraconB/posts/635035219876903

Intentaba hacer mofa un ciudadano de la Comunidad Foral Navarra en un artículo recogido en la web
 http://www.navarraconfidencial.com/2014/01/27/somos-vascos-queramos-o-no-todos-los-navarros/, para argumentar que “se puede decir, como poco, que los vascos son navarros (por lo menos los vascos que viven en Navarra) pero que no todos los navarros son vascos. De hecho, la inmensa mayoría seguramente no lo son. Por lo menos según ningún criterio objetivo”. Se refiere, por supuesto, a los navarros con “v” minúscula, es decir, de la provincia española de Alta Navarra.

Es curioso que el hilo argumental de todo este planteamiento “objetivo” se basa en una realidad de la administración española que tiene menos años que la televisión a color: dos Comunidades autónomas españolas postfranquistas (¿post?) por las cuales sólo los habitantes de la CAV son vascos sin ningún otro criterio y los de la CFN son los únicos navarros; ¿y los bajo navarros de Garazi o Baigorri por ejemplo? Misterio sin resolver. Qué razón tenía el estellés Manuel Irujo (vasco y nabarro él) cuando en el libro “La Guerra Civil en Euzkadi, antes del estatuto” escribía: “El estatuto vascongado será la piedra angular que garantizará la separación perpetua de Euskadi, en vascongados y navarros, o lo que sería aún peor, entre vascos y navarros”. Es decir, separar “vasco” de “navarro” o “navarro” de “vasco”, es un artificio que no terminó de germinar hasta el estatuto del 78 y sólo a medias como el propio articulista reconoce.

El mencionado artículo de la web, para ser o no ser vasco, esgrime tres argumentos que según él son los únicos “objetivos”. El primero es decimonónico: “Si ser vasco consistiera en reunir tales o cuales requisitos raciales o fuera algo que se dedujera de un análisis de sangre, el asunto quedaría resuelto”. Supongo que saca la cuestión para reírse del vapuleo permanente (etnocidio) que ha vivido este Pueblo, sobre todo en los siglos XIX y XX tras 3 guerras “civiles”, y de aquellos comentarios de un tal Arzallus, pues no presenta documento alguno del nacionalismo vasco de los últimos –al menos- 80 años, simplemente porque no lo hay. Es más, se olvida su propia historia, pues para ser español siempre se ha requerido tener “limpia de sangre y no de judíos, moros, ni de su linaje” como dejó escrito la Inquisición (siglos XII al XIX); para ello, ¡qué casualidad!, se miraban los apellidos, todos tenían que ser superespañoles, claro, pero tampoco servía cualquier apellido español. Para acceder a un cargo público, el aspirante tenía que evitar que nadie “tirase de la manta” y cuestionase su “limpieza de sangre” cristiana-vieja. Manta como la conservada como escarnio en la catedral de Tudela (ciudad musulmana, cristiana y judía durante el reino baskón), donde junto al apellido actual del converso estaba el original árabe o hebreo. Muchísimos españoles tienen apellidos tomados de sus amos cristianos, como los tienen los negros de América del norte, sin embargo éstos son conscientes de ello y los españoles no. El racismo español duró al menos mientras duró el franquismo (1975), el gran faro de occidente escribió sólo un libro: “Raza”, esa que cada 12 de octubre se celebra en el “gran día nacional” de todos los españoles.

El articulista sigue haciendo mofa con otro argumento “objetivo” para demostrar que él no es vasco, lo único por lo que escribe el artículo, lo cual no deja de esconder un profundo complejo: “Pero entonces, ¿qué es ser vasco? Hay quien dice que ser vasco es un sentimiento, a lo que el filósofo Gustavo Bueno solía contestar que a ver si él podía ser registrador de la propiedad por sentirse registrador de la propiedad”. Vamos que ser español (o francés) no es un sentimiento, ¿será entonces tan sólo un papel plastificado en rojigualda? Según esta frase, por ejemplo, esos cientos de miles de españoles desperdigados por el mundo no son españoles por no tener ya un pasaporte español. Es más, ¿todos los que tienen un pasaporte español son españoles? Los miles de chinos que viven en la piel de toro no son vistos como españoles por sus nuevos conciudadanos aunque tengan pasaporte español, les llaman, como poco, “inmigrantes”.

El tercer argumento que emplea el columnista es el del idioma. Para ello tira de historia pero se contradice varias veces como por ejemplo cuando dice: “Culturalmente, hace mucho que Navarra no es vasca, o por lo menos no sólo vasca. Ya en tiempos de los burgos, producto de la inmigración, la lingua navarrorum era casi literalmente la lengua de la Navarrería”. Por tanto, el idioma de los nabarros en el reino de Nabarra era el euskera o nabarro según él mismo reconoce, más cuando al unirse los diferentes burgos de Pamplona en el siglo XV ya no quedaba otro idioma. Es además la frase doblemente contradictoria, pues afirma que: la cultura de los extranjeros francos era cultura nabarra pues vivían muchos de ellos en los burgos del reino baskón. Entonces, ¿la cultura de la comunidad china en España es cultura española? ¿Y la marroquí también? Y la rumana y la polaca y la rusa…este argumento es un sin sentido.

Sigue el poco esforzado columnista con su sopa de letras: “Resulta bastante forzado pretender que el vascuence es la lengua propia y un elemento cultural esencial de alguien que no habla ni una sola palabra de euskera. Que por cierto, como decíamos, es el caso de la inmensa mayoría de los navarros”. Hoy en día, a diferencia de cuando los vascos o baskones teníamos reino y éramos soberanos de nuestro destino, ni siquiera los habitantes de la CAV saben mayoritariamente euskera, pero eso no quita para que el euskera sea nuestro signo de identidad propio más destacable. Tampoco casi nadie juega a pelota a mano, ni levanta piedras, ni rema en traineras, ni canta jotas o recita bertsos, pero todo ellos son elementos de la cultura vasca. Pasa lo mismo con el español. Durante siglos muchos habitantes de la corona de las Españas, no hablaban español o castellano, millones de personas hablaban tan sólo su lengua materna, fuera ésta el catalán, el gallego, el quechua, el aimara, el tagalo o el euskera, ¿no era por ello el español algo propio de España? Siguiendo este argumento “objetivo”: ¿Todos aquellos que no saben hacer una paella, bailar flamenco o no les gusta los toros o el fútbol no son españoles? Nadie duda que esos signos culturales son españoles, junto a otros como la siesta o la fiesta.

En realidad aquí se esconde lo de siempre: la negación de Nabarra, del reino baskón soberano y creado por un Pueblo cuyos rasgos culturales bajo los dos imperialismos que padece es atacado a diario como en este artículo. Vasco (o baskón) y nabarro es lo mismo, como lo es galo y francés, luso y portugués. Los otros son españoles y franceses, como el columnista, nacidos en territorios ocupados por las tropas del Duque de Alba cumpliendo la orden de Fernando el Falsario, cuyo etnocidio continúa. No sé si los vascos somos como los apaches como dice el columnista, pero los españoles sí están haciendo con nosotros lo que hicieron con ellos los soldados del ejército americano.

Somos nabarros porque nuestro Pueblo nunca ha renunciado a serlo ni lo vamos a hacer. Culturalmente nuestro Pueblo es el Pueblo baskón que se dio a sí mismo el Estado de Nabarra, conquistado manu milari en diferentes etapas por los sátrapas de lo que eran entonces dos grandes imperios, "Utrinque roditur" (“se muerde de una y otra parte”). Lo único objetivo es que estamos aquí: existimos porque resistimos, contra los lobos, contra la sequía, contra la usura, contra la justicia…Perderemos los ganados, los huertos, los pinares, perderemos los intereses, los dividendos… Baina gure asaben Amalurra defendatuko dugu.

El Derecho a Decidir, la negación del Estado de Nabarra.

El Derecho a Decidir, la negación del Estado de Nabarra.
Navarrete Taldea*

La política se estudia como tal en las Universidades, como Ciencia, es decir que posee unos parámetros similares a las Matemáticas que no se pueden alterar a no ser que se desconozca el concepto de la política o lo que es peor, se maneje este ciencia al antojo de cada uno.

Algo parecido a una trampa matemática, es el nuevo planteamiento que se ha hecho a esta sociedad llamado “el Derecho a decidir”, una concepto político totalmente erróneo desde el punto de vista soberanista nabarro.

Demostrado está que Nabarra fue un Estado y que fue conquistado y colonizado y jamás se respetó el Derecho a decidir de los vascos de entonces a ser políticamente nabarros. Estas conquistas anulan de facto toda la ocupación, puesto que la violencia con la cual las potencias imperialistas obtuvieron el Derecho sobre nuestros territorios y personas, queda totalmente des-legitimado.

La conquista de Nabarra fue una violación contra los Derechos Internacionales de entonces y la no prescripción de los crímenes contra la Humanidad y los Pueblos, nos da el Derecho indiscutible a recuperar nuestro Estado nabarro y conseguir de facto la ansiada independencia de Euskal Herria.

Estos planteamientos estratégicos e ideológicos que debería formar parte de todos los pensamientos independentistas, son tirados por tierra e ignorados, cuando planteamos el “Derecho a decidir”.

El “Derecho a decidir” desprecia la legitimidad que tiene reclamar la recuperación del Estado nabarro para darle al Estado ocupante (ocupantes en nuestro caso), el Derecho a otorgar al Pueblo ocupado sus Derechos. Pedirle a España (y a Francia) que reconozca nuestro “Derecho a decidir” es reconocer al régimen español (y al francés) el label de democrático y aceptar una posición de inferioridad con respecto al enemigo.

Desarrollar el “Derecho a decidir” pone en cuestión la existencia del Pueblo vasco, la historia del Estado vasco de Nabarra, la soberanía que perdimos, el argumento político y la razón política que nos da reclamar un estado, que no necesitamos construir sino recuperar.

Dejar en manos del estado ocupante la decisión de permitirnos ejercer un supuesto “Derecho a decidir” en una urnas, es concederle de nuevo al imperialista ventajas a la hora de marcar los tiempos y controlar la supuesta secesión.

Esperar que España (y Francia), cuyo objetivo desde el comienzo de las conquistas allá por el año 1045 ha sido la desaparición de este Pueblo, nos conceda Derechos, cuando lo que hicieron con Nabarra fue precisamente aniquilar todos nuestros Derechos e Instituciones, es no saber de política y demuestra el entreguismo con el que han actuado durante siglos nuestro políticos.

“Gure esku dago”, la nueva plataforma, y van mil, que presuntamente pretende obtener la independencia bajo este concepto, renuncia a los argumentos políticos que significa Nabarra como Estado vasco, en pos de una pregunta, una consulta en la cual, los mismos que nos someten a diario, los colonizadores, también tendrán el Derecho a decidir sobre nuestro futuro.

Pero la pregunta es ¿qué carajo se va a decidir? , ¿Seguir en España (o Francia)? ¿Ser independientes?

¿Qué objetivos tiene esa cadena humana que se está organizando?

Cataluña nos está demostrando con su “Derecho a decidir”, que España no va a permitir decidir nada de nada, porque su propia identidad imperialista no se lo permite. Ni su Constitución, ni su Parlamento, ni su ejército.

Visto entonces lo que está ocurriendo en Cataluña, ¿Por qué perdemos el tiempo en una estrategia que todas sabemos que es errónea?

Los portavoces abertzales ha llegado a decir: (…) la independencia ya llegará, ahora lo importante es el “Derecho a decidir”. ¿Cómo? ¿Tantos muertos y sufrimiento por la independencia y ahora lo importante es el “Derecho a decidir”? ¿Un referéndum? ¿Un Derecho otorgado por España (y Francia)?.

Es por eso, que visto como se están desarrollando la declaraciones de los representantes políticos vascos, cuando lo patriotas nabarros, nos revelamos de nuevo contra una estrategia que va contra la Nación nabarra, en pos de un “Derecho a decidir” que nadie sabe explicarnos que significa y como se va a desarrollar.

De nuevo otra nueva campaña infra-estratégica que desprecia el gran valor ideológico y político que significa la recuperación del Estado de Nabarra. Este argumento político está cargado de ideas y razonamientos que ningún imperialista nos puede discutir. Una fuerza ideológica que desenmascara y anula los Derechos Constitucionales españoles (y franceses) que tanto nos refriegan por la cara y ese falso mito de los territorios históricos y la foralidad de entonces o el autonomismo de ahora.

La existencia del Pueblo vasco, no se vota. La autodeterminación no se vota, se ejerce. La existencia del Estado de Nabarra no se somete a votación, no se pone en duda.

España (y también Francia) es un régimen totalitario y esto tampoco se vota.

Los países que ha conseguido entender que la política es el ejercicio de la fuerza contra el ocupante, la deslegitimación, la resistencia, la desobediencia, la insumisión y que han dado el paso unilateral de conseguir el Poder, son hoy Estados independientes. El poder no se vota, se consigue y se ejerce y después se desarrolla el tan famoso argumento del “Derecho a decidir”  pero decidir, como será nuestro estado.

*Artículo con aportes ortográficos y complementados con matices descolonizadores de una mente nabarra descolonizada, concretamente llevados a cabo por la editora Nerea Munariz de Nabartzale bilduma. Artículo original en el siguiente enlace:

2014/02/01

Patrimonio nabarro en el valle de Arratia

Patrimonio nabarro en el valle de Arratia
Aitzol Altuna Enzunza, Galdakao-Nabarra
https://www.facebook.com/NaBarraconB/posts/633509320029493

El arte románico de la Nabarra occidental, pero también el de los Pirineos y el del resto del reino baskón, es el arte de estilo arquitectónico “románico nabarro” introducido por Sancho III el Mayor (1005-35) y sus descendientes mediante la reforma Cluny (Borgoña francesa), que convirtió a nuestro reino en puntero en toda Europa: “Y resulta innegable que el iniciador de ese movimiento fue un gran rey de Nabarra (Sancho III el Mayor), al que todo el norte de España (sic.), y no solamente su Reino, le debe una verdadera explosión espiritual y artística. Los monumentos de arte románico, en concreto, todavía en la actualidad, dan testimonio de esa explosión” Pierre Narbaitz “Nabarra o cuando los vascos tenían reyes” (edit.Txalaparta pág 127).

En Bizkaia existen pocos restos o vestigios anteriores, sobre todo porque se construía en madera que no resiste el paso del tiempo. Julio Caro Baroja: “En suma, hasta el siglo IX no hay datos que permitan pensar que hubiera cristianos en parte de Guipúzcoa, Vizcaya y el extremo norte de (Alta) Navarra. En el siglo X puede ser que se empezara la cristianización sistemática” (“Los pueblos del Norte” 1973, p.137). Por tanto, la introducción definitiva del cristianismo en toda Gipuzkoa y Bizkaia se produce dentro del reino de Pamplona-Nabarra (s. X-XI), aprovechando la plenitud a la que llega el reino baskón en esos siglos y el impulso comercial y cultural que suponía el Camino costero de Santiago, que tiene un Camino principal en Bizkaia y dos en el caso de Gipuzkoa, pero numerosos ramales que impregnan todo el territorio bizkaíno y gipuzkoano con templos del románico nabarro.

Casi todas las parroquias actuales de Bizkaia fueron mandadas construir por reyes y señores del reino de Pamplona-Nabarra de forma masiva en los dos siglos que duró el arte hoy conocido como románico (siglos XI hasta principios del XIII) y no por la Iglesia católica. Con ello, además de introducir la religión católica entre los paganos bizkaínos, la corona nabarra intentaba estructurar políticamente la costa baskona alrededor de las parroquias o anteiglesias de las que dependían los barrios con sus ermitas (cofradías o auzotegiak). En el caso de Arratia por ejemplo, los Abendaño de la Edad Media tenían el patronato o mantenimiento a cambio del control sobre los diezmos y el clero de las iglesias de Iurre, Zeanuri, Dima y Villaro-Areatza, además de las cercanas de Galdakano (Santa Marina y Santa María), Arrankudiaga o Arakaldo y de otras más lejanas como Larrabetzu (donde quemaron la casa torre de los “haundikis” Zugasti en el siglo XV), Bakio, Bermeo (Santa María de Alboniga) o Kortezubi.

En la Edad Media y el Renacimiento, las Juntas Generales de Bizkaia no aceptaron continuamente los obispos que se le intentaban imponer desde la Diócesis de Calahorra (la cual por la invasión musulmana pasó durante años a Armentia, a las afueras de Vitoria-Gasteiz); por ello, todos los bizkaínos fueron excomulgados, aunque sí aceptaban la autoridad papal. Así se evitaba pagar censos y diezmos al clero y la influencia política de los obispos. El Fuero viejo de Bizkaia (1452) ya marcaba que: “en el dicho condado no entrase obispo ni sus vicarios ni otros”. Lo que sí funcionó en la Bizkaia medieval y renacentista, fueron los arciprestazgos que eran seis: Uribe, Bermeo, Bilbao (el más tardío), Lekeitio, Busturia y Arratia; después se incorporaron al señorío de Bizkaia los de Durango, Orduña y Orozko (las Enkartaciones pertenecían a la diócesis de Burgos, salvo Gordexola que estaba dentro de la de Calahorra-Armentia).

Muchas de esas ermitas e iglesias aún conservan rasgos o restos arquitectónicos del románico nabarro, otras fueron totalmente reconstruidas en los estilos arquitectónicos del momento según las necesidades de las crecientes poblaciones, aunque sí se sabe que hubo ermitas o iglesias anteriores sobre las que se construyeron.

En su tesis doctoral publicada en el libro “Arqueología y poblamiento en Bizkaia, siglos VI-XII” (2002), el Doctor en historia Iñaki García Camino habla de 108 lugares de la Bizkaia nuclear y duranguesado anteriores a 1200 (excluyendo las Enkartaciones, Orozko y Orduña), por tanto vestigios del reino y del ducado baskón. Entre ellos 14 sólo por textos y 20 por restos arqueológicos y textos, los demás son sólo restos arqueológicos. Pero hay algunos cuantos más.

El patrimonio nabarro de Arratia podemos resumirlo en:

Dima: En Arrietabaso se encontró un broche de cinturón de los siglos VI o VII baskón. Según el berriztarra José Ramón Iturriza -magnífico conocedor del archivo documental de Bizkaia-, en su “Historia general de Bizkaia” (1741-1812), Dima fue creado por los “Labradores censarios de los señores de Bizkaia en el siglo X”, pero no se ha descubierto en el municipio resto alguno de esa época, salvo la estela funeraria que mencionaremos.

Arstegiza: En el año 1051 el rey de Nabarra Sancho Garçea el de “Nájera” y el señor de Bizkaia Enego Lopiz “Ezkerra” firman un documento y entre los firmantes se encontraba el merino nabarro “Senior Lope Garçeiz arratiensis” mencionado en un artículo anterior (en ese siglo se sabe de otros dos merinos arratianos más), el cual donaba después en 1053 “total villa radice un villa Arestegiza”. Este topónimo podría referirse tanto a Dima como a Bedia donde hay barrios con un nombre similar.

Dima: En 1162, López Díaz de Haro donó a la orden premostratense varios bienes: collazos en Begoña, en Arratia, en Ezbarrena y Gernika. Aparece firmando el citado documento: Don Sancio de Dima. Pero no es fácil saber a cuál de las ermitas o iglesias del municipio se refiere. En el barrio de Lamindano apareció una estela de motivos astrales altomedieval (s. V-X). El que los López de Haro fueran expulsados de Nabarra por traidores y procastellanos, no implicaba que se les expropiara de sus bienes en Bizkaia, que, por otro lado, tampoco parece que fuesen muchos.

San Cristóbal y Santa Lucía de Elgezua (Igorre): La fábrica de la ermita de San Cristobal y Santa Lucía de Igorre es del siglo XV, sin embargo tiene un arco apuntado en el muro de mediodía del siglo XII. Hay una estela funeraria de un sillar de tosca factura y otras cuatro sepulturas de fosa cubiertas por losas de arenisca. En una de las escaleras de acceso hay además una lápida inscrita con la forma habitual de otras similares que hay por toda Bizkaia y en especial en el duranguesado (“in dei nomine ego”), además de otra un poco más larga también en latín. En los muros de la iglesia, empotrado, se conserva un curioso sillar trapezoidal de arenisca con dos formas humanas. Se ha excavado una extensa necrópolis de los siglos VIII al X en los alrededores. Se han hallado restos incluso anteriores en Igorre, de época tardorromana, en concreto tierra sigillata en la cueva de Getaleueta.

San Pedro de Arantzazu: El actual edificio neoclásico se terminó de construir a finales del siglo XIX. Sin embargo, en 1082 el abad Isinarius de Arantzazu confirmó un documento de entrega del monasterio de Alboniga de Bermeo a San Millán de la Cogolla en La Rioja (ambos dentro del reino baskón). En 1093 aparece en otro documento: «a bate dominó. Visionario de Aranzazu». La virgen del templo sería una de las cuatro románicas del siglo XII de Bizkaia.


San Miguel de Elejabeitia (Artea): La fábrica actual de la ermita de San Miguel de Elejabeitia es del siglo XVI con cubierta del siglo XVII, pero, fue fundada según la tradición recogida por Iturriza en el siglo X. Conserva la estructura de madera habitual de las primeras construcciones bizkaínas, donde la piedra no se generaliza hasta el siglo XI-XII en las construcciones eclesiásticas y hasta el siglo XVI en las construcciones civiles (los primeros caseríos donde predomina la piedra son de 1490-1500), siendo hasta entonces de piedra sólo las construcciones militares o con una base de piedra y voladizo de madera (las casas torre y los pocos castillos de control de la corona Nabarra que había). Existe una estela tabular con tres semicírculos concéntricos con espirales laterales y banda dentada con dientes de sierra, aspas, triángulos encadenados y la fórmula habitual en un lateral “in dei nomine ego” sobre la persona enterrada, lo que confirman la antigüedad de la ermita. Una celosía románica usada en la reconstrucción del templo confirma también la datación. Existe además un sillar horadado con óculos identificados un vano del primer románico tosco encontrado en Argiñano o Barañano. Posee otra de las cuatro vírgenes románicas de Bizkaia.

El 12% de las iglesias y ermitas de Bizkaia son de advocación a San Miguel, normalmente en los altos, patrono de Nabarra desde San Miguel Excelsior en Aralar. En Bizkaia se encuentra esta advocación especialmente en el valle de Arratia (como San Miguel de Altzusta en Zeanuri que veremos luego), Ibaizabal y Bermeo. Pero ese culto llegó tardíamente a la costa: “El culto a San Miguel debió de propagarse y arraigar con fuerza en Bizkaia gracias a la política de organización del territorio emprendida por Sancho III el Mayor, quien en 1017, al fundar el monasterio de Aralar, convirtió al arcángel en el protector de la monarquía de Pamplona” Iñaki García Camino.

San Pedro de Elorriaga de Lemona: Alrededor de esta ermita aparecieron estelas romanas y altomedievales: “San Pedro de Elorriaga es el principal conjunto de epígrafes romanos de Bizkaia, pudiéndose apreciar un total de nueve estelas. La presencia de este conjunto epigráfico debe ponerse en relación con la posible existencia en las proximidades de San Pedro, quizás bajo el antiguo emplazamiento de Luzarra, de una necrópolis romana, datable, a juzgar por las estelas, entre los siglo I y IV d. J.C. El conjunto de San Pedro de Elorriaga presenta la peculiaridad de localizar en el mismo contexto estelas pertenecientes a dos tradiciones iconográficas distintas: una, indígena de origen prerromano y otra, netamente grecorromana” (web del ayuntamiento de Lemoa).

Las “aspas” son iguales a las encontradas en las estelas de San Miguel de Artea, hoy en el escudo del municipio de Lemona, pero que heráldicamente y en vexilología se relacionan con el martirio del apóstol Andrés, por lo que es conocida como “Cruz de San Andrés” (reproducida con profusión en banderas de todo el mundo católico: está en el escudo de Bizkaia o en la ikurriña por ejemplo); éste caso parece otro claro ejemplo de sincretismo pagano-cristiano. Además, existía cerca de la ermita una tumba en piedra típica de la Bizkaia altomedieval con tapa, la cual está documentada por José Ramón Iturriza, hoy desaparecida.

Santa Maria de Lemona: La iglesia Santa Maria de Lemona era en su origen un templo románico, reconstruido totalmente en el siglo XVIII y de cuya edificación original sólo se conservan los capitales de la entrada y una ventana románica en uno de sus muros. Según José Ramón Iturriza está construida: "en la falda meridional del eminente pedregal de lemoacha". Iturriza sitúa su construcción en el siglo X, pero no parece probable una fecha tan temprana, por lo que habría que retrasarla uno o dos siglos.

San Urbano de Urkia (Zeanuri): en el monte Gorbea. Ermita de San Urbano donde se han encontrado 4 sepulturas de lajas parecidas a las de Santa Cruz de Memaia y Santo Tomás de Mendraka de Elorrio en el duranguesado de los siglos IX al XI.

San Lorenzo o Lontxo de Otzerinmendi (Zeanuri): Monte Lekanda cercano a Gorbea. Su anterior nombre, según un documento encontrado por Pascual Mandoz en la iglesia de la Ascensión, era San Martín, una de las advocaciones más antiguas de Bizkaia. La Ermita de San Lorenzo fue reconstruida en el siglo XVI y es la sede de la cofradía referente en la comarca. Las cofradías o auzotegiak son las Juntas de los barrios del derecho pirenaico del que se nutren los Fueros: un fuego o casa un voto y elección por “insaculación” o por suertes. La amplia necrópolis que rodea la ermita nos habla de su origen altomedieval. Se conocen tres sepulturas en el pórtico oriental y en otra cata salieron otras 18 en lajas finas, en muro o excavadas en roca de forma antropomorfa (un ejemplar), de los siglos IX al XI.

Del siglo XI también hay templos de San Martín de Tours en Finaga (San Miguel de Basauri, con importantes restos altomedievales), Iurreta o Forua. En ésta última se encontró un templo cristiano-romano del siglo IV sin continuidad en el tiempo sobre el que se erigió el actual. San Martín de Tours (s. IV, nacido en Hungría y fallecido en la Francia actual), pasó a la mitología vasca como el primer cristiano, de ahí la antigüedad de esta advocación. Según la mitología, fue el primer agricultor, el primer carpintero y el primer molinero a los cuales, según esas mismas leyendas, Martín Txiki (San Martín) les habría robado esos "inventos" a los Jentiles o paganos (salvo el temple del hierro, que se lo sonsacó al diablo). La advocación a San Lorenzo es también antigua, de la segunda mitad del siglo XI, con templos en Mesterika (Meñaka), Islas (Arteaga), Lamikiz (Mendata) o Maruri.

Según explica Jon Urrutxurtu en la revista del valle de Arratia, Begitu (nº127 de octubre del 2010): “Tradizinoaren arabera, Gorbeiaren bestaldean dagoan Orozko herritik ekarten ei ebezen gorpuak hemen lurperatzeko; gertaera honen lekuko Pagoniotzetako andabidea toponimoa da. Baseleizearen atzealdean, sakristiako leihopean, irudi eskematikoa grabauta daroan harlandu bat dago; Ybarra y Bergéren arabera, XI. mendekoa da eta Amabirjina Umeagaz irudikatzen dau. Harri hau aldarepean topau ei eben”.

San Juan Bautista de Arzuaga (Zeanuri): en las faldas del monte Gorbea. Ermita de San Juan Bautista del siglo XV. En el presbiterio se halla un epígrafe con la fórmula habitual mencionada precedido de una cruz latina. En el entorno hay un abrevadero que debió de ser un sepulcro monolítico en su origen. En el interior del templo hay una necrópolis del siglo X con 11 sepulturas en muro, laja, fosa tallada en roca o en fosa simple.

Santa Lucia de Altzusta (Zeanuri): La fábrica de la ermita actual es del siglo XV. Pero se halló una cruz procesional en bronce probablemente del siglo XIII. En el exterior de la ermita aparecieron 13 sepulturas de fosa simple, de lajas con o sin cubiertas lo que nos retrotraen a la época altomedieval. En el anterior calendario Juliano Santa Lucía coincidía con el solsticio de invierno (fue cambiado éste calendario por el Gregoriano actual en 1582), de ahí su importancia debido al sincretismo pagano-cristiano. Lucía fue una Santa nacida en Siracusa del s. IV (Sicilia), la cual aseguraba que podía ver pese haberle sido sacado los ojos dentro de las torturas para que renunciase a su fe cristiana. “Lucía” se puede traducir como “luz para el mundo”, nombre muy significativo para un solsticio. Santa Lucía de Gerrikaitz, a los pies del monte Oiz en Munitibar, es, según la tradición, la ermita más antigua y el primer testimonio de cristianismo en Bizkaia (del año 968 según Iturriza), hasta entonces era conocido Jesús de Nazaret con el nombre despectivo de “Kixmi”, traducible como “mono”.

San Miguel de Altzusta (Zeanuri): La actual planta es del siglo XV. Tiene buenas vistas sobre Urkiaga, Otzerinmendi, Arzuaga o Santa Lucía que es la más cercana, dentro del camino viejo del puerto de Barazar por Saldropo. Según Iturriza esta ermita fue fundada como parroquial en el siglo X. No se ha observado restos de necrópolis pero sí lápidas sepulcrales y cerámica de horno de los siglos X-XII. Existen sepulturas en lajas (4), en fosa tallada en roca (7) y en fosa simple (4). Serían de los siglos X-XI y un poco anteriores a las de Santa Lucía en general.

San Lorenzo de Otzerinmendi como San Miguel de Altzusta, a media ladera, según Juan Ramón Iturriza: “Se corre que hayan sido parroquias en la antigüedad, fundadas por los labradores censuarios de los señor de Vizcaya”.

Santa Maria de Zeanuri: Según el citado José Ramón Iturriza: “Tiene una iglesia parroquial de advocación de Santa Maria, fundada en un recuesto alto a la banda derecha del rio, por los labradores colonos de los Señores de Vizcaya en el siglo X”. La enciclopedia Auñamendi comenta que: “Santa Maria, iglesia fundada en el siglo X por los colonos labradores aunque ampliada en 1720. En 1416, se pregona el arriendo de rentas reales que tiene Juan de Avendaño, por 2.500 maravedies”. Lo más probable es que su origen se remonte a los siglos XI o XII. Sería un claro ejemplo del fracaso de intentar crear un centro para todo Zeanuri y hacer bajar a la población de los barrios altos, quedando la iglesia parroquial en la actualidad desplazada del pequeño núcleo urbano del municipio.

El culto a la Virgen María cuajó perfectamente con el matriarcalismo (que no matriarcado) y el culto pagano a Amalur, Maya o Mari de los baskones, pero su penetración en Bizkaia fue tardía, del siglo XI-XII. Del siglo XI existen varios textos que nos hablan de ermitas o iglesias en Bizkaia de esta advocación como Santa María de Busturia, Santa María de Mundaka y de Santa María de Alboniga en Bermeo (todas muy cercanas y en la ría de Gernika), junto a Santa María de Arrigorriaga que aparece en un documento de 1107 al ser donada a San Salvador de Oña (monasterio fronterizo donde mandó ser enterrado el rey nabarro Sancho III “el Mayor” y después el santo Eneko o “Iñigo”). Sobre el 20% de las iglesias bizkaínas medievales eran de advocación mariana.

Torre Tosubando de Bedia: constatada desde 1075 y después habitada por el hijo de Sancho de Torrezabal y Galdakano a finales del siglo XII, lo cual también está documentado.

Los restos con aspilleras en el edificio cercano a la torre Vildosola a la entrada de Artea desde Igorre, pudieran ser parte de la torre original. Familia Iurregoikoa que se sabe llegaron desde Iurreta en el duranguesado al valle arratiano en 1198, poco antes de la invasión castellana, con la intención de reforzar el puerto de Barazar hacia la capital alabesa (de lo que hablamos en el artículo anterior).

Alguna otra casa torre del valle podría conservar algún resto de época del Estado baskón de Nabarra que nos dimos todos los euskaldunes, así como caleros, haizeolas, puentes, molinos etc.

NABARRAKO ERESERKIA

Nabarra, reflexiones de un Patriota

Reflexiones de un Patriota by Iñigo Saldise Alda
ASKATASUNA = Baskoinak x Nafar Paradigma

"PRO LIBERTATE PATRIA GENS LIBERA STATE"

"Aberri askearen alde jende librea jaiki"

"De pie la gente libre a favor de la libertad de la patria"

Navarre shall be the wonder of the world

by WILLIAM SHAKESPEARE

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

©NABARTZALE BILDUMA 2011

©NABARTZALE BILDUMA 2011