SOBERANÍA DE NAVARRA by Nabartzale bilduma. Este es el correo para escritos, artículos, comentarios y sugerencias. Los artículos, escritos y comentarios deben estar debidamente firmados por su autor o autora en formato Word. Solo se publicaran aquellos escritos que estén realizados desde la independencia y soberanía de su autor o autora siguiendo los criterios editoriales de los miembros de NABARRAKO BURUJABETASUN-SOBERANÍA DE NAVARRA. nabartzale@gmail.com

2014/01/11

Arratia, merindad Nabarra

Arratia, merindad Nabarra
Aitzol Altuna Enzunza; Galdakao-Nabarra
https://www.facebook.com/pages/NABARRA-con-b-/154162081297555

Los condes y señores nabarros durante los siglos altomedievales eran en realidad meros tenentes: recaudadores de impuestos, ejecutores de justicia y defensores del reino de Nabarra en nombre del rey, normalmente encabezaban varias tenencias de las cuales podrían ser movidos por la corona según las necesidades del reino. La tenencia llamada condado o señorío de Bizkaia, quedó compuesta a su vez por cuatro merindades o unidades administrativas inferiores que eran las de: Busturia, Markina, Uribe y Arratia. 

La primera vez que se habla de una merindad en Bizkaia es en el año 1075 y poco después en el duranguesado en una escritura de venta sobre la ermita de San Martín de Iurreta en la participa el abad de Abadiño y donde se nombra a: “…Blagga Ezteriz merino en tota Bizcahia”. Al frente de las merindades se hallaba por tanto un merino. Las merindades celebraban sus Juntas o reuniones de rango inferior a las de las Junta Generales de Bizkaia donde se trataban los asuntos propios de cada comarca: el arreglo de las carreteras, la explotación del comunal, el control de los animales dañinos etc. Las fronteras entre las merindades eran las lomas de los montes.

Era el valle de Arratia una de las cuatro merindades de Bizkaia y existe constancia de un “Senior lope Garçeiz arratiensis” desde 1051, al ser uno de los firmantes de la donación de Santa María de Aspe de Busturia (escrito como “Izpea”) junto al señor de Bizkaia Eneko López “Ezkerra” (firma como “Enego”) y el rey de Pamplona-Nabarra Sancho Garsea IV “el de Nájera”: “reinante Garsea rex in Pamplona, in Castella Vetula et in Alava” (las tierras de frontera). 

Por tanto, el camino de Barazar que comunica Bizkaia con la Llanada Alabesa hasta la villa nabarra de Vitoria-Gasteiz (1181) y que discurre por el valle de Arratia, era un camino comercial relevante dentro del reino baskón de Nabarra. El camino que subía a Barazar desde Zeanuri, discurría por un trazado muy diferente al actual, lo haría por los barrios de Ozerinmendi, Undurraga, Ipiñaburu y Abarakorta, para aparecer en Saldropo por una calzada empedrada reencontrada recientemente. 

Sobre quién podría ser este “Lope Garçeiz arratiensis”, en el libro “Guía histórica descriptiva del viajero en el Señorío de Vizcaya”, el bilbaíno Juan Eduardo o Eustaquio Delmas (1820-1892) comenta que la torre de los Zumeltzu que estaba en el barrio Urkizu junto a la actual iglesia de San Andrés, fue fundada en el año 781 por Sancho de Noreña. Los Zumeltzu eran naturales de Elejabeitia, la anteiglesia Artea o de Castillo de Elejabeitia que proviene de la unión de las repúblicas de San Miguel de Elejabeitia con su ermita fundada en el siglo XI y Santa María del Castillo, llamada así por el castillo que el capitán nabarro Fortunio Martínez de Zumeltzu mandó levantar en el 869, hoy conocido como "gaztelu o torrea", reedificado en el siglo XVI, y que controlaba el camino a Barazar. Aunque las fechas que da Delmas no parecen muy probables, sí serían los Zumeltzu la familia más importante del valle de Arratia en los siglos del reino Nabarra.

Pero no todo era paz en el viejo Estado baskón. Cuando alcanzó la mayoría de edad, Alfonso VIII rey de Castilla, retomó la conquista del reino de Nabarra que sus antepasados ya habían intentado ocupar. Atacó el reino baskón el 18 de septiembre de 1173 donde era tenente Don Bela Ladrón de Gebara (apodado “Ladrón de Nabarra”), tenente o señor de Bizkaia y una de las familias más importantes del reino baskón, con tierras y casa-torre principal en Alaba (Garaio) y señores feudales de Oñate. La ambición personal por querer tener el título de señor de Bizkaia en propiedad, la querencia por controlar las tierras riojanas invadidas por Castilla a Nabarra y la debilidad momentánea del reino baskón tras los regicidios de Atapuerca (1054) y Peñalén (1076), llevó a los López de Haro a traicionar a Nabarra, por lo que fueron desplazados por los Gebara a la cabeza de toda la Nabarra Occidental y por tanto del señorío de Bizkaia. 

El Laudo Arbitral de Londres al que se sometieron castellanos y nabarros, devolvió en 1177 las tierras invadidas a Nabarra, pero los castellanos no quisieron devolver el castillo de Malmasín en Arrigorriaga, expresamente reclamado por los embajadores baskones desplazados a la capital inglesa. La fortaleza Nabarra de Malmasín controlaba el cruce del llamado “camino de Etxebarri”, que conectaba la capital bizkaina o cabeza del señorío -Bermeo- con la meseta por Altube y el camino que venía de Castro Urdiales a Balmaseda, el cual subía a Malmasín desde el alcázar situado en el puerto de Begoña (llamado Bilbao) y su famoso puente sobre el río Ibaizabal-Nervión, hoy conocido como puente de San Antón.

Así fue como Sancho de Galdakano y Torrezabal, emparentado con los reyes de Nabarra, vino desde la capital del reino y repobló la comarca por mandato del rey; se asentó primero en Bedia, población que pertenecía a la parroquia de Galdakano, y después pasó su casa solariega a Galdakano, al lugar conocido como Zabala (hoy Zabalea), donde mandó construir una “torre o castillo”, conjunto defensivo cercano a Malmasín. En Bedia quedó el hijo de Sancho, del mismo nombre que el padre, en la casa-torre de Tosubando (cerca del palacio Gortazar), aún hoy en pie cuya existencia está constatada desde el año 1075, y que se casaría con Teresa de Aiala, hija del poderoso Fernán de Ayala.

De igual modo, la ruta por Barazar a Vitoria-Gasteiz fue reforzada por Nabarra. Procedentes de Iurreta junto a la villa de Durango (con carta de villa dada por Sancho VI “el Sabio” sobre 1180), llegaron a Arratia los “Yurregoikoa", instalados en el valle arratiano sobre 1198. Esta familia procedía de D. Celinos y era de sangre real Nabarra según el mencionado J. E Delmas. Los Iurretagoikoa darán con el tiempo nombre a una nueva anteiglesia de nombre Igorre o Iurre, dentro del reforzamiento de la frontera y de los caminos reales o “erregebidea” que conectaban la costa y el interior baskón. Actualmente la casa torre se ha reconvertido en el palacio Vildósola, hoy dentro del municipio de Artea-Castillo de Elejabeitia.

El primer historiador bizkaino, preboste de Portugalete y merino de Castro Urdiales, el banderizo Lope García de Salazar (1399-1476), comenta que: “En el año que la villa de Vitoria (fundada en 1181) era del reino de Nabarra (antes de 1200), havia una linaje de caballeros en una aldea cerca de ellas que llamaban e llaman agora San Martín de Avendaño, que eran poderosos en la comarca, e fasian continuamente muchos enojos a los pobladores de Vitoria, de lo cual todo el dicho concejo se enviaron querellar al rey de Nauarra, su señor, e fallaronlo en una huerta mirando con algunos caballeros que estaban con él, como le dieron su querella, tomo el una espada al mensajero dellos e corto con ella unas dies cabezas de verzas e dixoles “los de vitoria sodes para poco que a los que asi vos fatigan debriades les facer como yo fise estas berzas”. Con esto se fueron a la dicha villa e acordaron en aquello, todo el pueblo levantaronse una noche e fueron sobre aquellos caballeros de Avendaño que allí fasian su vivienda, e sus palacios e heredamientos que estaban descuidados, e quemaronlos e mataronlos a todos con fijos e mujeres con toda su generación, sino un mozo, hijo mayor dellos, lo saco de noche envueltos en sus vestiduras, e fuese con él a Arratia, e criollo allí Don Sancho de Galdacano, hijo del caballero de Galdacano, e seyendo ya ome, ovo convención con la dicha villa que tomase orden de la iglesia, que no curase de fecho de caballería e que entrase en la tierra, e fisieronlo arcipreste de Alava, e salió omo para mucho, e tomo por manceba un fija de Don Sancho García de Zurbano…e fizo en ella a Juan Pérez de Abendaño”.

Estas luchas se enmarcan en las constantes disputas entre las nuevas villas y los grandes señores, pues las villas respondían ante el rey al que pagaban sus impuestos por sus privilegios comerciales, quedando fuera del control de los grandes señores que dominaban el resto de la Llanada alabesa. Pese a esta matanza, los Abendaño descendientes de la familia de los Gebara señores de Bizkaia, construyeron su casa-torre de Urgoiti junto al puente medieval de Puentelatorre en Galdakano (barrio de Bekea, el caserío cercano aún conserva su escudo). Otro puente sobre el río Ibaizabal y de estructura similar se ha conservado en Lemoa con el nombre de Zubizarre, en el barrio de Iturritze.

Lope García de Salazar en su «Bienandanzas e Fortunas» (1471) nos explica que, Juan Pérez, hijo del Abendaño que llegó a Bedia huyendo de Vitoria, nació en Arratia en 1220: «Casó con la hija de don Pero Ortíz, Señor de Aramayona (Alaba) y descendiente de los reyes de Navarra». El nieto del primer Abendaño arratiano de nombre Pero Ortíz de Abendaño, nació también en Arratia sobre 1250: «pobló en Urquiçu (Igorre), por quanto las comunidades de Arratia enbiaron por él porque los agraviavan los de Cumelçu e otros escuderos comarcanos. E señoreó Arratia toda e eredóse en ella. E eredó Aramayona por don Pero Ortiz, su tío. Este Pero Ortiz de Avendaño casó con fija de don Martín Roiz de Gautiques». 

En la anteiglesia de Santa Lucía y San Cristóbal (hoy un barrio de Igorre), los mencionados Zumeltzu desde la torre de Urkizu acosaban la comarca, por lo que los propios arratianos para poner fin a sus desmanes llamaron a los Abendaño de Galdakano. Ganaron los Abendaño y erigieron nueva torre en Urkizu a principios del siglo XIII encabezados por Pedro Pérez de Abendaño, desde donde señorearon toda Arratia hasta el s. XVI, ostentando los cargos más importantes, extendiendo su poder hasta Elorrio en el duranguesado donde construyeron un imponente palacio.

Tras la conquista de la Nabarra Occidental por Castilla a finales del siglo XII, los grandes señores se dividieron en dos bandos, los “ganboínos” favorables de volver al reino baskón de Nabarra y los “oñacinos” pro-castellanos. Los Abendaño, pese a ser del bando ganboíno, se hicieron con el poder en toda Arratia y otras poblaciones de alrededor como Galdakano. Tanto Usansolo como Lemoa tienen en su escudo municipal la hoja de álamo o “panela” que representa a los Abendaño.

En el siglo XV aparecieron otras 3 nuevas merindades en Bizkaia, dos en el duranguesado ya integrado plenamente en Bizkaia (las merindades de Durango y Zornotza) y la merindad de Bedia. La nueva merindad de Bedia la conformaban la anteiglesia de Lemoa y la propia de Bedia, pese a que ésta dependía todavía de la anteiglesia da Galdakano. Era la merindad de Bedia la más pequeña de todas ellas, quizás creada por la importancia que adquirió uno de sus miembros. En el libro mencionado del banderizo muñatón Lope García de Salazar (1399-1476), se cuenta que en esos años: “El linaje de Vedia e de Usansolo son de buenos escuderos antiguos e de Vedia es agora principal del Sancho Ortis de Vedia, que se falla que aviene en siete generaciones del cauallero de Galdaño, que fue natural de Nauarra, e vino a poblar allí, e viene del de padre en padre”.

2014/01/10

Otro año para decidir que no decidiremos nada.

Otro año para decidir que no decidiremos nada.
http://alavaestadodenavarra.blogspot.com.es/2014/01/otro-ano-para-decidir-que-no.html?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed:+AlavaEstadoDeNabarra+(ALAVA+ESTADO+DE+NABARRA)

Otra hoja de calendario ha caído y hemos entrado en un nuevo año 2014. Un año que se presupone muy interesante a la hora de comprobar, la eficacia que tanto Escocia como Cataluña han de desarrollar si pretenden conseguir sus respectivas independencias.

Consigan o no la libertad en lo que respecta a nosotros, si habrán conseguido dejar con el culo al aire a nuestros representantes políticos, puesto que mientras estos pueblos han encarado un camino claro hacia el concepto político que significa la independencia, aquí volvemos a elegir de nuevo el camino erróneo de reformar un estatuto que hace años sabemos que nació muerto.

Nuestros falsos libertadores nos proponen reformar un estatuto y nos confunden utilizando el concepto de nuevo estatus. Todo lo que sea necesario para no utilizar la palabra independencia, puesto que ciertamente no quieren conseguirla.

El plan Ibarretxe y la Reforma del cepillado Estatuto Catalán ya demostraron, que con España no es posible alcanzar ninguna cuota de poder, y trabajar para que los partidos favorables a la ocupación lleguen a algún tipo de consenso, es ocultar que la renuncia a la independencia es la consecuencia y la decisión final que conlleva ese nuevo estatus, que no es de relación con España sino de dependencia con España.

Este país tan presuntamente serio y tan realmente folclórico, ha vivido durante años engañado en un concepto independentista que ni los mismos que lo proponían se lo creían. Un concepto que ningún agente político ha desarrollado y mostrado como viable.

Este país ocupado militarmente y culturalmente se equivoca día tras día en el diagnóstico de su realidad, reconociendo con cada vez más claridad su inferioridad y su sumisión ante las potencias ocupantes.

Las propuestas y las estrategias de los últimos 35 años así lo han demostrado y es basándonos en esa experiencia, cuando los que ya vivimos esa falsa transición española, denunciamos que de nuevo se está preparando otro pucherazo para este pueblo.

Los partidos llamados nacionalistas y abertzales se está quitando la careta y demostrando cuáles son sus particulares aspiraciones partidistas de país.

La renuncia a la independencia de esa Euskal Herria está cada vez más clara y avisamos a todos los que apoyan a estas opciones, para que no caigan en la deriva que los partidos colaboracionistas nos proponen, puesto que correremos el riesgo de traicionar, lo que durante años hemos defendido y pasar de ser gudaris del Cinturón de Hierro a ser oficinistas de consejería.

Esta es la voz de la independencia de Nabarra contra la dependencia de Euskadi, esto es Hordago Nabarra.

2014/01/04

XII. mendera arte euskaldunak burujaubeak ziran

XII. mendera arte euskaldunak burujaubeak ziran
Aitzol Altuna Enzunza, Galdakao-Nabarra
Erredakzinoa

Baskoien eta euskeraz mintzatzen ziran beste tribuen historia eta Nabarrako erresumarena kontau eban Aitzol Altuna historiazale galdakaoztarrak Lemoako Karabie Gaztetxean abenduaren 23an emondako berbaldian. Euskal­dunon estadua Nabarra dala, XII. mendera arte euskaldunak euren buruaren jaube izan zirala eta Na­barrako erresuma euskaldunen estadua zala defendatu eban ber­tan. Euskerarik ez, estadu barik

XI. mendean Nabarrako erresuma zan Euskal Herria. Altunaren ere­txian, estadu propioak mantenidu egiten dau hizkuntzea eta gazte­lauak lurrak konkistau ahala, eus­kerea galtzean joan zan bertan. "Geure buruaren jaube izanda, euskereak badauka etorkizunik. Gaur egun be, munduan, estadu bako hizkuntzak txarto dagoz eta estadua daukienak sendo" esan eban. Adibide moduan aitatu zi­tuan, liturgian baino geratzen ez zan hebraierea, Israel estadua sor­tu zan arte; edo latina, desager­tuta dagoan hizkuntzea, Vatikano estaduan izan ezik. Nabarran be Foruak galdu ziranean, euskerea galtzean joan zala esan eban.

Foruak: Nabarrako estadua­ren legea

Foruak euskereak berak baino ge­hiago gordetzen dabela euskaldu­non izakerea esan eban Altunak. Foruak Nabarrako estaduaren legeak ziran, piriniar eskubidea. "Foruak lege consuetudinarioak dira, hau da, ohituran oinarritzen diranak. Behetik gora sortutakoak, eta ez goitik behera". Honek potentzialidade politiko handia dauka gaur egun "herriak kontro­lau behar daualako estadua eta ez estaduak herria".

Hizlariaren arabera, Foruak, lur komunalak eta auzolana dira euskal idiosinkrasiaren elementu osagarriak, herria edo kolekti­bidadean oinarritzen da berau eta. Pirinioar eskubide honek ekarpen batzuk egin zituan, gaur egun ondino bizirik dirauenak. Holan auzo batzar edo kofradien bidezko funtzionamentua dauka­gu Zeanurin eta Diman; Habeas Corpus edo epailearen aurrera eroan beharra be antxinako lege honeetatik dator. Ez zan torturea onartzen eta etxe eta eleizetara ezin zan polizia sartu.

Foruak defendatzearren altxau zan herriko jentea askotan his­torian zehar. Eta horregaitik egin eben burrukan karlistak. Bilbo eta Donostia uriburuak kenduta, karlistak izan zirala nagusi Bizkaia eta Nabarrako lurraldeetan esan eban Altunak.

Arratia Nabarrako merindade

XIX. mendera arteko mapetan, Nabarra izenagaz, edota Bizkaia sartaldeko eremua eta Nabarra gainontzekoagaz izentatzen da gaur egun Euskal Herria legez ezagutzen dogun lurra.

X. mendearen amaieran, Biz-kaiak baeukan itxura adminis­tratiboa, Altunaren esanetan. Eta Bizkaia nuklear haretan lau merindade egoazan: Busturia, Uribe, Markina eta Arratia. XVI. mendean, Bediak eta Lemoak bat egin eta beste merindade bat sortu eben.

Pedro Perez de Abendañok Igo­rreko Urkizu torrea ereigi eban XI. mendearen azken aldera. Eta Arra­tiaren "nabarrotasunaren" beste lekukoa San Migeleri kultoa da, Al­tunaren eretxian. Izan be, Aralarko San Migel da Nabarrako zaintzailea eta "Arratia da Bizkaian San Migel ermita gehien" daukan eskualdea. 

2014/01/03

El patriotismo cívico navarro

El patriotismo cívico navarro
Texto extraido del libro “La desconquista e independencia de Navarra” de Tomás Urzainqui

El patriotismo navarro activado desde el inicio de la conquista en la larga lucha de la supervivencia no ha cesado nunca. El surgimiento y desarrollo del nacionalismo vasco, durante el último siglo no supuso un enfrentamiento entre ambos, sino, al contrario, una complementariedad. El abertzalismo vasco, sin embargo no tuvo en cuenta suficientemente en su discurso la preexistencia del patriotismo navarro, que ya llevaba siglos defendiendo la patria, la nación y el Estado de Navarra contra la invasión, la conquista y la ocupación española y francesa; pues sin ningún fundamento creyeron, poco más o menos, que la nación había nacido con la fundación por Sabino Arana del partido nacionalista en 1895. Equívoco que confunde el tiempo del descubrimiento individual de la nacionalidad con la creación de la misma. Nos encontramos que hoy las ramas existentes del nacionalismo vasco no han podido o no han sabido, librarse del negacionismo interno inducido por la conquista española y francesa. Cuya pista se puede seguir hasta el remoto origen jesuítico contrareformado, por el que se tiene miedo a saber la verdad de que los navarros o vascos estamos conquistados.

Como ya vimos en su momento, es ya vieja la burda intoxicación antinavarra, que empieza en el siglo XII, preparando la conquista de la Navarra marítima de 1200, al llamar a los navarros, “innobles”, “no verdaderos”, “extranjeros”, “leprosos”; en 1512 “franceses”, en 1840 “carlistas” a los patriotas navarros entre ellos a Angel Sagaseta, Javier Ocáriz y Teodoro Ochoa, aunque a León Iriarte le reconocieron el título de independentista para fusilarlo en 1837, y años más tarde en 1936 “rojos” al alcalde nacionalista de Estella Fortunato Aguirre y a muchísimos otros. La aparentada superioridad de la comunidad lingüística vasca sobre la sociedad política navarra, es una consecuencia de la conquista por España y Francia y de la consiguiente subordinación, negación y minorización de la nación política.

Sin embargo, esta importante carencia, sobre la comprensión del conjunto del hecho nacional, pronto se puso en evidencia por Anacleto Ortueta Azkuenaga, uno de los fundadores de ANV, y José Antonio Aguirre Lekube, primer lehendakari del gobierno autonómico vasco, que echaron expresamente en falta el reconocimiento del sujeto político base de la unidad nacional que es Navarra.

El concepto de patriotismo en su sentido primigenio tiene hoy absoluta vigencia. En la actualidad se justifica plenamente un patriotismo cívico defensivo ante el embate global. Tanto de la especulación financiera como del renovado expansionismo de los Estados hegemónicos, mutuos causantes y responsables del desastre anunciado. El patriotismo quiere el fin de la conquista y de la ocupación, realidades objetivas que tienen menos que ver con las esencias de la identidad y más con lo sustancial y necesario de la libertad, la independencia y los derechos humanos. El patriotismo cívico es el verdadero motor social que conforma y vitaliza el sujeto político diferenciado. El patriotismo navarro desde el inicio de las conquista no ha cesado nunca de existir en la larga lucha por la supervivencia individual y colectiva. El sujeto político es la sociedad y sus ciudadanos, que en mayor o menor grado padecen los efectos continuados de la conquista, así directamente la negación de sus derechos individuales y colectivos.

NABARRAKO ERESERKIA

Nabarra, reflexiones de un Patriota

Reflexiones de un Patriota by Iñigo Saldise Alda
ASKATASUNA = Baskoinak x Nafar Paradigma

"PRO LIBERTATE PATRIA GENS LIBERA STATE"

"Aberri askearen alde jende librea jaiki"

"De pie la gente libre a favor de la libertad de la patria"

Navarre shall be the wonder of the world

by WILLIAM SHAKESPEARE

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

©NABARTZALE BILDUMA 2011

©NABARTZALE BILDUMA 2011