SOBERANÍA DE NAVARRA by Nabartzale bilduma. Este es el correo para escritos, artículos, comentarios y sugerencias. Los artículos, escritos y comentarios deben estar debidamente firmados por su autor o autora en formato Word. Solo se publicaran aquellos escritos que estén realizados desde la independencia y soberanía de su autor o autora siguiendo los criterios editoriales de los miembros de NABARRAKO BURUJABETASUN-SOBERANÍA DE NAVARRA. nabartzale@gmail.com

2013/05/31

Yo no hice huelga, pero estoy dispuesto a movilizarme

Yo no hice huelga, pero estoy dispuesto a movilizarme
 Alots Gezuraga, Errigoiti (Nabarra)
 https://www.facebook.com/bolibartiar.ikaskuntzaelkartea/posts/295674467233743

 En un mes los sindicatos han planteado dos huelgas generales. Yo no he hecho ninguna ni me he manifestado. Lógicamente estoy en contra de los recortes, ¿quién puede estar a favor? Sólo los banqueros y Cajas de Ahorro que están siendo los grandes beneficiados de la gestión de la crisis. Primero se forraron, ahora que se ha probado que abusaron del sistema y no midieron sus riesgos, traspasan sus pérdidas al resto de la sociedad.

Cada ciudadano tuvo que pagar a través de las ayudas del Estado, sólo en el año 2010, la escandalosa cifra de 1.847 euros para salvar a los bancos y Cajas de Ahorro españoles. Esta cantidad se tiene que multiplicar por cada miembro de la unidad familiar para sacar el montante, así una familia de 4 miembros puso “de bote” 7.388 euros, lo que da para una hipoteca mensual de 615 euros. Esta cifra de 1.847 euros fue 6 veces el gasto de aquel año en pensiones, fomento del empleo y servicios de protección social juntos, según el informe de la propia Comisión Nacional española de la Competencia.

En todo este tejemaneje comercial impuesto a la ciudadanía como un mal social necesario, se da la paradoja de que si una persona no puede pagar la hipoteca, es echado literalmente a la calle (o se tira él por el balcón), por el que es en realidad su co-deudor, ¡sin condonamiento de deudas mutuas!, ¿o acaso no esperan devolver los bancos y Cajas de Ahorro el “préstamo” que les hemos hecho? Parece que no, quizás habrá entonces que desahuciarlos a ellos de una vez. Es más, la limpia-conciencias mini reforma de ley de desahucios les vuelve a beneficiar al apaciguar momentáneamente el clamor popular.

Pero, a sabiendas de este desaguisado, yo no he hecho ninguna huelga porque: éste no es mi Estado. Es más, España no tiene remedio, es “ansí” que diría Pío Baroja. Alguno dirá que me afectan igual los recortes, pues, aunque este no sea mi Estado, también es obvio que padezco las consecuencias de su nefasta gestión y nepotismo político-financiero. Entonces, ¿por qué no me he sumado al menos a la huelga de los sindicatos autoproclamados “abertzales”?

La principal reclamación de los sindicatos de ámbito vasco es “un marco laboral y sindical propio”, lo que justifica según ellos el hacer una huelga un día diferente a los sindicatos de ámbito español. Esta reivindicación de un marco laboral propio, sólo es alcanzable en España dentro de un Estado confederal donde los nabarros tengamos jurisdicción plena como la tuvimos hasta que nos la quitaron durante las guerras forales del siglo XIX -por la razón de las armas una vez más-. Pero hacer de España un Estado confederal de verdad (o democrático), es aún más difícil que independizarnos, y así lo están demostrando los catalanes.

Estos recortes sociales que estamos padeciendo también los nabarros pese a que nuestra situación de partida era otra, son consecuencia directa de seguir en España. Por ello, yo me movilizaré sí, pero por lo único que puede hacer que dejemos de padecer “recortes”, no sólo recortes en las prestaciones sociales como estos años, sino también recortes en los derechos nacionales, recortes territoriales, recortes en nuestra historia…recortes mentales, recortes…en fin, vitales. Hablo por supuesto de la recuperación de nuestro Estado mediante miles de adhesiones particulares a una plataforma de nabarros que empuje a toda la sociedad a liberarnos de los imperialistas y su Hispanistán, como están intentando hacer los catalanes.

Los sindicatos y partidos políticos no pueden liderar a este país a su libertad, pues no se representan más que a sí mismos al día siguiente de una votación y nadie cree que vayan a llevar a cabo sus programas electorales. Encima todo lo que son capaces de plantear está dentro del marco y condiciones que España nos ha impuesto, son sus deudores y están encorsetados con las leyes del Estado que nos oprime, por lo que terminarían por diluir cualquier movimiento popular que les resultase molesto a sus intereses particulares, llámese escaños, gobiernos, representantes…como han hecho hasta ahora.

El Pueblo es el que tiene que empujar a los políticos a hacer lo que ellos está claro que no quieren: recuperar nuestra libertad para gestionar nuestra economía, nuestras vidas y las de nuestros hijos. ¿Qué cómo se hace? Copiando lo bueno de los que ya lo están haciendo y aprendiendo de sus errores. ¿Lo intentamos? Yo estoy dispuesto.

“El gobierno democrático conviene a los Estados pequeños, el aristocrático a los medianos y el monárquico a los grandes”. “El contrato social” Jean Jacques Rousseau.

2013/05/21

Los partidos políticos o la muerte de la democracia

Los partidos políticos o la muerte de la democracia 
Alots Gezuraga, Errigoiti (Nabarra)

“Solo la ilusión o la hipocresía puede creer que la democracia sea posible sin partidos”. Hans Kelsen, checo, (Praga 1881, California 1973), jurista, político y filósofo del derecho.

Nos han convencido de que la democracia existe cuando hay una variedad de partidos entre los que poder elegir, aunque en la definición de democracia no aparezca tal cosa, es más, si nos atenemos a nuestra historia, los partidos son más bien el fin de nuestra democracia, o, como dijo Ken Livingstone: “Si las elecciones servirían para algo, las suprimirían”.

El jurista, politólogo y político francés Maurice Duverger (1917) habla de que primero nacieron los “Partidos de creación interna”, los cuales no serían más que corrientes o facciones dentro de los parlamentos con visiones opuestas como los Tories (conservadores) y los Whigs (liberales) ingleses o los Girondinos y los Jacobinos franceses. Estos “partidos” o “bandos” podemos verlos incluso en las antiguas Roma y Grecia. Entre nosotros también existieron, en la Nabarra Occidental fueron llamados ganboínos y oñacinos y en la Nabarra reducida beaumonteses y agramonteses, cuyos orígenes son similares pues son fruto de la presión imperialista castellana contra el reino baskón de Nabarra.

¿A qué fue debida esta situación? Lope García de Salazar, uno de aquellos banderizos y el primer historiador bizkaíno, escribió desde su torre de Muñatones en Muskiz en el siglo XV un conjunto de libros a los que tituló "Las Bienandanzas e Fortunas", en los que relata numerosos episodios relacionados con las banderías. Este autor, seguramente recogiendo la tradición popular, remonta el origen al tiempo en que Bizkaia, Alaba y Gipuzkoa seguían libres dentro del Reino de Nabarra, cuando la tierra se gobernaba por "Hermandades", y relata que habiéndose juntado éstas Hermandades como todos los años el primero de mayo, para hacer sus cofradías, debieron realizar el rito de llevar grandes candelas de cera, de 100 ó 150 kilos de peso, a ciertas iglesias. Surgió una discusión porque unos querían llevarlas a hombros y otros a pie, bajo mano. El alboroto fue a más, convirtiéndose en tumulto; los primeros, gritando que a hombros, "que decían en vascuence gamboa que quiere decir por lo alto" y los otros "decían en vascuence oñas, que quiere decir a pie". Tanto porfiaron los unos y los otros que llegaron a pelear, muriendo mucha gente de unos y otros.

Sin embargo el propio García Salazar reconoce que no deja de ser una leyenda y explica tal y como comenta el etnólogo español Julio Caro Baroja mucho después (s. XX) que "es probable que la división quedara condicionada por la enemistad de dos grandes linajes en su origen. Uno el de los Mendoza que, en una época en que el condado de Álava andaba revuelto, parecen haberse inclinado hacia Castilla, y el otro el de los Guevara, que se inclinaban más hacia Navarra". Esta situación se hizo endémica tras la conquista castellana, así, hasta las Guerras Carlistas del siglo XIX en el puesto Diputado General se turnaban gamboínos y oñacinos, que ya no sabían ni por qué estaban divididos en dos bandos consumada la invasión total del reino baskón de Nabarra.

Pero, lo que hoy conocemos como partidos de masas o “Partidos de creación externa” según la terminología de Maurice Duverger, surgen a fines del siglo XIX en Estados Unidos e Inglaterra. En España, los partidos aparecen a imitación del modelo francés a finales del siglo XIX, previa eliminación de las instituciones de la corona de Aragón-Catalunya y de corona de Nabarra y de sus Constituciones o Fueros, reinos mucho más democráticos que Castilla pues se basaban en el derecho pirenaico. En su libro “Navarra es una colonia española y francesa”, el historiador y ex profesor de las universidades de Cambridge y Oxford Jon Oria Oses (Lizarra-Estella 1931), lo sabe muy bien: “Los ingleses, afincados por siglos en la Gascuña e imitadores de nuestro sistema legal y representativo, llamarían a Navarra la cuna del sistema justo, legal y representativo y comienzo de la democracia constitucional en Europa (…). Navarra es considerada por los anglosajones como la cuna del parlamentarismo y de la democracia moderna”. Pero la suerte ya estaba echada y como Ortega y Gasset sentenció: “España es cosa de Castilla”.

Las primeras elecciones en España datan de 1837 y son censarias, para unos pocos hombres ricos: participaron 257.00 personas, menos de un 3% de la población total mayor de edad y masculina, pero todavía no había partidos políticos de masas sino corrientes políticas internas. Para las elecciones de 1871, justo antes de la Segunda Guerra Carlista, se ve bien a las claras el masivo apoyo de las ideas forales por los vascos, incluso entre los hombres más ricos que seguían siendo los únicos con derecho a votar en aquellos tiempos “liberales” de Generales que se sucedían en el poder. Pese a la derrota en la Primera Guerra Carlistas, todos los diputados de Bizkaia (cuatro) y Gipuzkoa (tres) fueron de este bando, la mitad de los de Alaba (dos de cuatro diputados) y 6/7 en la provincia de Alta Navarra (reducida a esta condición de provincia en 1841). Así es como desde esas fechas existen representantes de Alaba, Bizkaia, Gipuzkoa y Alta Navarra en las Cortes españolas de lo que ya se puede llamar “partidarios carlistas”. Hay que esperar a la pérdida foral total (1876), para que las elecciones españolas se hagan en base a votar a partidos políticos de masas y no a personas (listas abiertas y sin partidos como hasta entonces), como el PsoE fundado en 1879 o el Pnv en 1895, lo que hará, que si ya era limitada la posibilidad de elección de los candaditos entre unos pocos hombre ricos, los votantes sólo puedan optar entre unos poquitos representantes de esas corrientes políticas que se presentan agrupadas en partidos políticos.

Jose Antonio González Salazar, etnógrafo alabés nacido en Vitoria (1940) y gran conocedor de nuestra historia y modelo político foral, lo dice muy claro en una entrevista en Halabedi irratia (programa “Hordago Nabarra” del 24 de abril de 2013 número 101[1]): “En una partidocracia, el Pueblo es el gran ausente. La democracia tiene que partir de abajo no de las nubes… vienen los partidos y de los malos eliges el menos malo. (La democracia) no nos va dejar nadie, en el siglo XXI pertenecemos a un imperio”. Jose Antonio, en la misma entrevista, explica el modelo foral de representación popular, el cual es infinitamente más democrático, pues era un modelo de abajo arriba, desde la casa, al Concejo, a la Junta y al Parlamento, siendo todo el Pueblo elegible en la base y por insaculación o suertes, modelo que en su esencia funcionó durante 1.000 años.

Por tanto, la llegada de los partidos políticos a tierras nabarras, es consecuencia de la total derrota de Pueblo y la eliminación de sus instituciones propias que aún se conservaban pese a la invasión de nuestro Estado. La lucha de las tropas forales vascas fue contra una pretensión añadida de los liberales: la creación del Estado-nación, imitación del modelo francés que los españoles envidiaban y que pasaba, indefectiblemente, por igualar en todo los reinos o Estados peninsulares invadidos en: leyes, idioma y cultura, en busca de una nación inexistente hasta entonces y más fácil de gobernar, todo ello desde la nación castellana que se convertía en colonizadora, cuando era el Estado más antidemocrático de todos ellos pero para entonces el más poderoso, nacido de una élite guerrera en continua rapiña por la península y el mundo, por lo que el devenir totalitario de los años posteriores con numerosas dictaduras y hasta el presente, estaba servido, así como el carácter antidemocrático e intrínseco de lo español.

Parafraseando a Nietzsche en “Así habló Zaratrusta”: “En alguna parte hay todavía Pueblos, pero no entre nosotros, hermanos míos: entre nosotros hay partidos. ¿Partidos? ¿Qué son? Prestadme atención, voy a hablaros de la muerte de los Pueblos”.

La negación del Estado baskón, conocido históricamente como reino de Nabarra y de su ocupación militar actual, hace que Francia y España no sean democracias, pues para que exista ese modelo político, es condición incondicional un acuerdo previo (aunque no suficiente), aquel en el que todas las partes o Pueblos quieran conformar el mismo Estado y acepten el juego de mayorías para dirimir sus diferencias, todo lo demás, no es una democracia, sino justo todo lo contrario: un Estado totalitario. El Estado totalitario moderno se viste de Estado democrático para justificarse, pero sólo engaña al que quiere ser engañado.

Cuando un Pueblo participa en unas elecciones junto a otro Pueblo el cual le niega el derecho de autodeterminación: está cavando su tumba. Sólo es cuestión de tiempo que el Pueblo capaz de ejercer una mayor violencia o fuerza (el Pueblo imperialista y/o su gobierno), termine exterminando al Pueblo que intenta someter violentamente a su voluntad (el Pueblo colonizado), pues esta situación de negación del derecho de autodeterminación de un Pueblo a otro -o derecho de autodefensa en este caso-, sólo es posible cuando se da una invasión y un control militar imperialista previo.

Entonces, ¿existe otro modelo posible y democrático? Sí sólo hay que mirar a nuestro pasado y replantearnos el futuro[2], pero la democracia para nuestro Pueblo, pasa por el paso previo de recuperar nuestra libertad o independencia. Por suerte, siempre nos quedará la idea remarcada por Jean Jacques Rousseau en su libro “El contrato social”: “Jamás se corrompe al Pueblo, más se le engaña a menudo (…) mientras un Pueblo se ve obligado a obedecer y obedece, hace bien; mas en el momento en que puede sacudir el yugo, y lo sacude, hace todavía mejor, recobrando su libertad por el mismo derecho que se le arrebató”.


[1] http://halabedi.org/?cat=1387

[2] http://soberaniadenavarra.blogspot.com.es/2011/05/otro-modelo-politico-es-posible.html

2013/05/13

Reconocer los errores premisa para la liberación.


Reconocer los errores premisa para la liberación.
Nabarrate taldea

Todos sabemos que  a nadie nos gusta que nos digan, que nos hemos equivocado y  encajar las críticas es bastante difícil, pero también todos sabemos que sin la autocrítica nunca se podrá solucionar un problema.
Este pueblo cargado de razones para conseguir su libertad es preso de su propia lucha por alcanzarla y todos los presumibles avances que se realizan con la espontaneidad y la imaginación en los actos que se organizan, se vuelven contra el mismo, en forma de dogmas que no se pueden mover y  nos llevan a ninguna parte.

Sabino Arana hablaba de pacto con la Monarquía española y esta idea transformada en dogma se muestra inamovible a lo largo de los años. Todos los agentes que han intervenido en el conflicto político que nos amarra, han basado toda su estrategia en llegar a un punto de encuentro con nuestros conquistadores, para crear espacios de convivencia y respeto. De nuevo las frases venidas de los seminarios se siguen repitiendo, mientras nuestros conquistadores, siguen saqueando nuestros bolsillos con el permiso de los autóctonos colaboradores.

No habrá nunca auto gobierno, ni gobierno vasco, ni normalización política, ni democracia, ni paz, ni libertad, hasta que las instituciones españoles y franceses abandonen todos nuestros territorios junto con sus ejercitos de funcionarios y militares.

Este pueblo sigue sometido a la violencia de los estados imperialistas ocupantes de Navarra. Privado de sus instituciones, de su ordenamiento jurídico pirenaico, de su democracia de su paz y de su libertad. Controlado por ejércitos, policías, jueces y políticos, autóctonos o extranjeros.

Mientras unos se creen este montaje del buen rollito, la normalización politica, lo de todos los derechos para todos etc. que se está instalando en nuestro país, en las cloacas del estado español, se sigue diseñando estrategias para seguir oprimiendo a este pueblo y acabar con el .

Ellos no han cesado la lucha armada, ni han pedido perdón por el daño causado, ni van a entregar las armas. Ellos no se mueven de los territorios ocupados. Ellos lo tienen claro esto es España por sus cojones y por la gracia de Dios y mientras, algunos llamados independentistas vascos fichando todos los días a la entrada de las instituciones españolas, ubicadas unas en Madrid y otras en Logroño, Vitoria o Pamplona.

Nosotros no reconocemos, ni pedimos perdón, ni respetamos, ni aceptamos, nosotros somos soberanistas navarros, de la Nación Libre de Nabarra

El mito de la alianza con Castilla

El mito de la alianza con Castilla

El historiador Tomas Urzainki hablará sobre la conquista de Arrasate en 1200

http://www.diariovasco.com/v/20130512/alto-deba/mito-alianza-castilla-20130512.html

... El historiador navarro Tomás Urzainki cerrará el miércoles (Kulturate, 19.00) el ciclo de conferencias de primavera organizado por la asociación Zuztarrak Errotuz abordando el controvertido capítulo de la incorporación de Arrasate, y de Gipuzkoa, a la corona de Castilla a partir del año 1.200. Este investigador sostiene que la historiografía que habla de una supuesta alianza entre Gipuzkoa y la corona castellana, basada en una incorporación voluntaria y pactada, no se ajusta a la realidad histórica.

La paternidad de esta versión es atribuida al mondragonés Esteban de Garibay (1533-1599), cronista del rey Felipe II. Como escribe el profesor de la UPV Jon Andoni Fernández de Larrea en 'La conquista castellana de Álava, Guipúzcoa y el Duranguesado (1199-1200), «es Garibay quien narra por primera vez cómo, al invadir (el rey de Castilla) Alfonso VIII Álava, los guipuzcoanos -ofendidos por desafueros desconocidos que les habría infligido el rey de Navarra- decidieron transferir su fidelidad al monarca castellano. Con posterioridad, la bola de nieve fue creciendo, las Juntas de Guipúzcoa ofrecieron a mediados del siglo XVII una recompensa a quien aportara el documento en el que se recogería tal pacto y el falsificador más reputado del XVII hispano, Antonio de Nobis -alias Lupián Zapata- aportó una copia del supuesto documento, que no fue aceptado como auténtico por la institución foral».

Fernández de Larrea concluye que, si bien la teoría de la colaboración es posible, no cuenta actualmente con ninguna prueba sólida, son conjeturas e hipótesis indemostrables y documentos falsificados».

A sangre y fuego

«Un largo asedio precedió a la conquista de Gasteiz por Alfonso VIII de Castilla en enero de 1200, y también se han hallado signos de resistencia, como restos de un incendio, sobre la cima de Atxorrotx que podrían corresponder a la misma época, a juzgar por las monedas y otros vestigios descubiertos». Según Urzainki, las tropas castellanas entraron a sangre y fuego y conquistaron por las armas Arrasate y Gipuzkoa.

También el profesor Fernández de Larrea dice que las «escasas pruebas existentes -la defensa de Vitoria, la permanencia de miembros de las familias Guevara y Mendoza al servicio de Navarra tras la conquista- inclinan hoy la balanza a favor de la resistencia de Álava, Guipúzcoa y el Duranguesado frente a la agresión castellana».

Una conquista que se consumaría aprovechando el declive de un Reino de Navarra del que 60 años antes se había desgajado Aragón. «Un siglo antes, en tiempos de Alfonso I el Batallador, la poderosa corona de Navarra y Aragón mantenía a raya a las ansias expansionistas castellanas», explicaba Urzainki. Pero la separación de Aragón, «alimentada por el rey castellano Alfonso VII», debilita al reino de Navarra frente al creciente poder de Castilla. Sus monarcas «vienen preparando el terreno para la conquista desde el siglo XII», explicaba Urzainki. Y lo hacen «denigrando y degradando a los navarros y vascones, a los que tratan de incivilizados e ilegítimos para así justificar la invasión».

Atxorrotx y Santa Bárbara

Las fortalezas de Atxorrotx (Eskoriatza) y de Santa Bárbara (Arrasate), sedes de la tenencia del reino de navarra en Leintz, no pudieron contener el embate de las tropas del rey castellano Alfonso VIII, a quien la villa tiene dedicada una calle en San Andrés.

Tras las conquista militar llegaría la consolidación del dominio político, social, religioso y jurídico de Arrasate. La tarea correspondió al rey Alfonso X El Sabio, que promulgó en 1260 la Carta Puebla que daría origen a la villa de Mondragón, y que también tiene un plaza dedicada en el Grupo San Juan.

Mondragón se convertiría en adelante en una villa fortificada y amurallada, tanto por razones defensivas como de control social. Urzainki sostiene que los reyes castellanos fundaron las villas fortificadas para, entre otros motivos, «concentrar a la población en núcleos urbanos amurallados y facilitar así su control». Heredera de la muy jerarquizada estructura social visigótica, Castilla «fomentó las castas oligárquicas». Los reyes castellanos enriquecieron y encumbraron a determinadas familias para obtener su obediencia y para articular su dominio a través de ellas. También la obediencia eclesiástica, antes emanada desde el obispado de Pamplona, se transferiría a las sedes de Calahorra y Burgos, bajo su dominio castellano.

Los efectos de la conquista se hicieron notar también en el plano jurídico, según Urzainki, con la imposición de leyes castellanas en detrimento del derecho navarro y del fuero.

2013/05/03

«Independentzia norberari atxikita dago; ezin da horren alde edo kontra bozkatu»

«Independentzia norberari atxikita dago; ezin da horren alde edo kontra bozkatu»

JOSEBA_ARIZNABARRETA
Erabakitze eskubidearen inguruan tranpa ugari sortu dela dio Joseba Ariznabarreta (Galdakao, 1936) filosofian katedradunak; autodeterminazio eskubidearekin nahasten da egun, bere ustez. «Independentziari estuki lotuta dagoen berehalako eskubidea da autodeterminazioarena, eta ez dauka zerikusirik erabakitze eskubidearekin». Bi kontzeptuen arteko aldearen inguruko azalpenak eman dizkio HITZAri.

Erabakitze eskubidearen «benetako» esanahiaz jardungo duzu gaurko hitzaldian. Egun ideia okerra al dugu horri buruz?
Asko zabaldu da pentsaera hori azkenaldian. Orain guztiak dira erabakitze eskubidearen aldekoak. Hor planteatzen dena zera da, ea independenteak izan nahi dugun ala ez. Eta hori ez dago erabakitzerik; inork ezin du hori erabaki inoiz. Hori da existitzen garen ala ez erabakitzea bezala. Independentzia norberaren existentziari atxikita dago, eta hor inork ez du erabakitzeko eskubiderik. Existitzen gara eta existitzen garelako izan behar dugu independente. Herriaren existentziarekin berarekin atxikituta dagoen eskubide bat da hori; inork ezin du horretaz galdegin.

Zentzu horretan, erreferendumak alferrikakoak al dira?
Bai, zalantzarik gabe. Erreferenduma egiten bada, zerbait formala izango da, gu independenteak garenean-edo. Gure independentzia adierazteko beste modu bat izango litzateke.

Zer deritzozu Kataluniako kasuaz, orduan?
Bide hori hartzen badute, nire ustez ez dira urrutira joango. Independentzia erabakitzen ez den zerbait da. Alde horretatik, erabakitze eskubidearen inguruan sortu dena tranpa bat dela deritzot; autodeterminazioaren eskubidearekin nahastu baita. Independentziari estuki atxikita dagoen berehalako eskubidea da autodeterminazioa, eta horri erabakitze eskubidea deitzeko joera dago orain, baina ez du zerikusirik autodeterminaziorekin.

Arerioaren jokoan erortzeko modu bat da, hari gure jarrera errazagoa egiteko, suabeago. Arerioa lasaitzeko egiten da hori, ez dadin beldurtu.

Zentzu horretan jarri diozue Askatasuna ez dago bozkatzerik izenburua hitzaldiari.
Bai, hori da. Askatasuna ez baita bozkatzen den zerbait. Azken finean, gaizkiulertua dago zentzu horretan. Uste da hauteskundeetatik sortzen dela boterea, modu erdi magiko batean edo. Eta ez da hala, hauteskundeak botereak berak ezartzen baititu, boterean dagoena boterean mantentzeko helburuarekin. Norbaitek jakingo balu hauteskundeen bidez boterea gal dezakeela, zuzenean kendu egingo lituzke. Halako magia baten bitartez, jendeari sinestarazi zaio hauteskundeetan parte hartuz gero nahi duen guztia beteko edo lortuko duela. Ez da hala gertatzen, ordea.

Ez, ala?
Herrialde inperialistek ilusio hori sortzen dute herritarrengan, itxura demokratikoagoa emanez euren buruei. Horrela lortzen dute berek jarraitzea boterean. Gaurko sistema totalitarioek ere—eta gu halako sistema batean bizi gara— itxura demokratikoa eman behar izaten dute herritarren aurrean, agintean daudenak boterean manten daitezen. Mozorrotu egin behar dute totalitarismo hori, eta halako mekanismoen bitartez lortzen dute hori, giza eskubidearen ideia faltsuak adieraziz, kasu.

Mozorrotutako demokrazia batean bizi gara, hortaz.
Askok uste du demokrazia batean bizi garela gure herrian ere. Nola da posible, ordea, herri kolonizatua izan eta demokrazian bizi garela pentsatzea? Demokrazia batean bizi garela eta gero Espainia eta Frantzia estatu inperialistak direla esatea, hori okerra da. Inperialismoan ezinezkoa da demokrazia. Eta demokrazia balego ez litzateke inperialismorik egongo. Ezin dute bi gauzek aldi berean koexistitu, kontraesankorrak dira guztiz. Demokrazia batean biziko bagina, ez genuke dagoeneko ezer gehiago lortu beharko.

Orreaga taldeko kidea zara, eta talde horren leloa da Independentzia da demokraziaren abiapuntua. Hori lortzeko bidean al gaude? Gizartea baikorra al da?
Nik uste dut salbuespen bat dela antolamendu politikoari dagokionez. Beste guztiek onartzen dituzte inperialismoak jarritako arauak eta erakundeak, eta horien barruan nahi dute jokatu. Horiek onartzen badira, ordea, ezinezkoa da gure askatasuna lortzea; boterean daudenen alde sortutako erakunde eta arauak baitira, gu menderatzeko egindako arauak.

Hortaz…
Zentzu horretan, ardura handiarekin ikusten dut hemengo jokabidea. Nik uste dut sarritan engainatzen dituztela herritarrak; bereziki euren buruari label euskalduna jartzen dieten alderdi politikoek engainatzen dituzte. Kutsu horrekin askoz errazago engainatzen dute herritarra. Herritarrek eurek ere izango dute ardura; agian errazegi uzten dira limurtzen. Euskal Herrian jende independentista asko dago, askatasuna nahi dute. Baina engainatuta dagoelako-edo, uste du bide horretatik lortu daitekeela askatasuna. Guk hori nahi genuke argitu, jendea kontura dadin engainua dela.

Zein izango litzateke, orduan, lehenbiziko pausoa?
Askatasuna lortzeko jendeak horren kontzientzia hartzea beharrezkoa da. Estrategia bat behar da. Estrategia hori egun ez da existitzen; hauteskundeak, parlamentua eta Lakuako gobernua engainuak dira, gure integrazioa Espainia barruan lortzeko bide bat. Bestelako jokabide bat hartu behar dugu, askatasuna lortu behar badugu. Bide estrategiko propio bat antolatzea beharrezkoa da. Ikusarazi behar da egungo erakunde horiek ez direla gureak, eta beste modu bateko erakundeak lortu behar direla erakutsi behar dugu, horrek emango baitigu askatasuna. Bestela ez dugu irtenbiderik.

NABARRAKO ERESERKIA

Nabarra, reflexiones de un Patriota

Reflexiones de un Patriota by Iñigo Saldise Alda
ASKATASUNA = Baskoinak x Nafar Paradigma

"PRO LIBERTATE PATRIA GENS LIBERA STATE"

"Aberri askearen alde jende librea jaiki"

"De pie la gente libre a favor de la libertad de la patria"

Navarre shall be the wonder of the world

by WILLIAM SHAKESPEARE

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

©NABARTZALE BILDUMA 2011

©NABARTZALE BILDUMA 2011