SOBERANÍA DE NAVARRA by Nabartzale bilduma. Este es el correo para escritos, artículos, comentarios y sugerencias. Los artículos, escritos y comentarios deben estar debidamente firmados por su autor o autora en formato Word. Solo se publicaran aquellos escritos que estén realizados desde la independencia y soberanía de su autor o autora siguiendo los criterios editoriales de los miembros de NABARRAKO BURUJABETASUN-SOBERANÍA DE NAVARRA. nabartzale@gmail.com

2011/03/31

Nuevas elecciones españolas en Navarra

Nuevas elecciones españolas en Navarra

Las bombas siguen cayendo en Libia y la ilegalización de Sortu también ha caído y ha sido rechazada su legalización por el tribunal español.

No es de extrañar, la estrategia por parte de los españoles es clara, seguir controlando el país y seguir desplegando las tácticas de la asimilación.

Las elecciones españolas están a la vuelta de la esquina y el panorama que se nos presenta a los que pretendemos, recuperar la soberanía de Nabarra, es totalmente desolador.

En la Navarro Foral, la amalgama de siglas van a despistar al más pintado, por el lado abertzale Nafarroa Bai, con PNV y Aralar y la coalición entre EA y Herritarron Garaia, y por el lado españolista, la coalición entre Batzarre e Izquierda Unida más UPN, más PP, más Derecha Navarra y Española, más el PSOE, más el CDN y así hasta sumar un partido del cannabis. Demasiados partidos para unos 450,000 habitantes, ¿No resulta sospechoso? ¿Por qué existe tanta división?

Todos dicen ser partidos navarros, todos dicen representar a los navarros y el espíritu de los navarros, defendiendo los derechos históricos de Navarra y sus ancestrales leyes, pero lo que nosotros vemos, con nuestras lentes soberanistas navarras es, decepción, división y manipulación, todos dándose codazos, para coger el cacho de la tarta que ha cocinado el Rey Borbón.

EA ha manifestado, que cunda el ejemplo de la coalición que han presentado en Lizarra, como que esta sopa de letra e intereses, sea el ejemplo para toda Nabarra. A nosotros no parece más bien el ejemplo de lo que NO debería ser. No sabemos donde está esa voluntad de conseguir un polo soberanistas con tanta división.

En el otro lado del territorio, la cosa está también que arde, unos regionalistas vascos que tienen en la tintorería limpiando el disfraz de independentistas para ganar las elecciones, y un revoltijo entre un partido español de izquierdas ateo como es Alternativa, más EA con su democracia cristiana y la izquierda abertzale buscándose la vida para participar.

Sumando al otro lado del Rin al bloque españolista vasco, que con tal de arañar, pactarán de nuevo con los herederos de los que mataron a sus abuelos, todo vale a la hora de controlar Navarra.

Dios nos pille confesados, ante lo que se nos avecina. Nosotros los navarros, no vamos a votar, puesto que esas elecciones son impuestas igual que las cadenas del escudo. Los resultados no nos acercaran a la soberanía, sino a la ratificación del poder español sobre nuestro pueblo.

No reconocemos su democracia vertical injusta y antidemocrática, ni su sistema liberal corrupto, donde consiguen los bancos comprar las voluntades y las frases de los presidentes de gobierno, que priorizan defender los intereses de los grandes bancos, antes que las casas de las familias humildes, en las cuales suele haber normalmente hasta ancianos y niños.

Extraído del blog Alaba Estado de Nabarra

Conferencia sobre la conquista de Navarra

"La conquista de Navarra"

Tipo de Acto: Conferencia

Protagonistas: Erlantz Urtasun

Fecha: 09-04-2011 Hora/Horario: 19:30

Lugar: Biblioteca. Plaza de los Fueros, 1 , Miranda de Arga (Navarra)

Organizada por la asociación Euskararen Lagunak.

1512-2012 Nafarroa Bizirik; HITZALDIA 2011/04/13 Burlata


2011/03/29

Santiri auzolotsaz

Santiri auzolotsaz
Beñi Agirre

“Nafarroa konkistatu (izan) ez balute, Euskal Estatua genukeen gaur. Esaldi borobila da.” Hori dio Santi Leonek (Berria 2011-03-22). Biribila izango da, baina zuri izan ezik, nik ez diot beste inori irakurri, ez Nabarraldekoei ez eta gure herriaren historiari buruz jarrera etiko eta zintzoaz ari den inori. Esaldi hori txorakeria galanta da.

Santik esaldia asmatu egin du, “ni irudimentsu samarra naiz” dio berak eta, beste batzuen ahotan jarrita, hauei egurra emateko baliatu nahi izan du. Azkarra mutila! Espainiak eta Frantziak Euskal Herria, Nafarroa osoa, armez inbaditu eta beretu egin zuten, eta horren ondorioz, euskal-nafar orori geure geroa erabakitzeko ahalmena kendu egin ziguten. Nafarroa konkistatu izan ez baligute, gaur, gu geu ariko ginateke geure geroa erabakitzen, eta ez espainiar eta frantsesek, orain gertatzen ari den bezala.


2011/03/28

Amaiurreko ekhimeneko argazkiak

Amaiurreko ekhimeneko argazkiak
Nabarrako Herritarren Ekhimena
http://nabarrakoherritarrenekhimena.blogspot.com/2011/03/amaiurreko-ekhimeneko-argazkiak.html

Los legitimadores del fascismo

Los legitimadores del fascismo
Aitor Nafarrondo

En este campo de batalla electoral llamado España y cuyas bases reposan sobre la sangre de los resistentes a la ocupación imperialista, quienes llaman a la libertad del pueblo nabarro lidian día a día con los que se ríen de ellos, por ser los perdedores: de ayer, y de hoy. Quienes tratan de acaramelar a esa máquina sanguinaria y estremecedoramente violenta llamada Estado Español son los mayores colaboracionistas habidos y por haber. Sobre la sangre de los nabarros de Noain se construyeron los aparatos institucionales que masacraron a los nabarros de Intxorta y Gernika, y sobre los cadáveres de estos últimos, se erigió triunfante el más terrible, moderno y eficaz entramado del imperialismo español. Y nuestros liberadores, participan en él, haciéndonos creer que nos van a liberar, cuando ellos mismos saben que están conduciendo a este pueblo a la más triste de las desgracias: la desaparición, el olvido.

En España no se hablará euskera. Que los políticos pretendan ahora llevar la lingua nabarrorum, la lengua de los ayer vascos independientes, a las Cortes españolas, es una aberración. El reconocimiento de la legitimidad de las instituciones españolas en tierra nabarra, y la participación en las mismas, son inventos de funcionarios españolizados, que no tienen el más mínimo interés en perder su trabajo, de funcionarios españoles altamente remunerados.

¿Quién iba a decir que el señorito López, afectado seguramente por toda la mierda que ha aspirado de su querido Nervión “donde reposan los excrementos despidiendo mal olor”, iba a cambiar el reducido mapa de la supuesta euskal herria? ¿Quíen pensaría que la repetida medio-ilegalización de Sortu se iba a deber a una supuesta estrategia del estado Español para mermar las fuerzas españolas de la izquierda abertzale? ¿Quién había adivinado que Ibarretxe iba a salir hostiado de Madrid en el 2005?

¿Qué nos pensamos, que porque nosotros somos tan imbéciles como para no tener una estrategia, ellos iban a seguir nuestro ejemplo? ¡Si se lo ponemos muy fácil! Los políticos llamados abertzales se pierden en la retórica patética que nada mueve. La soberanía la tiene el estado español, y las leyes las promulga y aplica el soberano. Estos supuestos liberadores, participan en este aparato soberano, pretendiendo cambiarlo. Haga cálculos quien quiera abrir los ojos para no ver el final de este camino; crea ciegamente las viles mentiras quien, aun con los ojos bien abiertos, quiera darse de bruces contra la Constitución y su soberano ejército. El funcionariado, que ya tiene un salario de estado y es él mismo estado, no va a crear ningún otro estado, pues la presencia del “otro” es lo más temido por él. Los políticos bien vestiditos y mimados por el sistema opresor del pueblo se han convertido ellos mismos en seres más allá del pueblo, que no ven su poder emanar de él. Pero lo peor, es que no tienen ni poder. Colaboran. Sólo colaboran.

Extraído del blog Le Républicain de Vasconie

2011/03/26

1512-2012 Nafarroa Bizirik; HITZALDIA 2011/04/13


Un congreso negacionista sobre la conquista de Navarra (1512-2012)

Un congreso negacionista sobre la conquista de Navarra (1512-2012)
Tomás Urzainqui Mina, jurista e historiador nabarro

El congreso internacional «1512, conquista e incorporación de Navarra a la Monarquía de España. Proceso de integración en Europa» recientemente celebrado, sirve al autor para construir su crítica y calificarlo como de «poco congresual», «nada democrático», de «escaso tratamiento científico» y enquistado en el «negacionismo de la guerra de conquista de Navarra». Concluye afirmando que hemos asistido a unos actos del minoritario negacionismo que busca «apuntalar el presente de sumisión y subordinación antidemocrática y antinavarra».

Estos últimos días hemos asistido a un llamado congreso internacional -organizado por el Ejecutivo foral- con poco de congresual y mucho de conferencias impartidas por ponentes afines a muy determinada tendencia. El título camuflador ha sido «1512, conquista e incorporación de Navarra a la monarquía de España. Proceso de integración en Europa».

A lo que fue anunciado como congreso le han faltado las intervenciones necesarias para tratar el tema, no de forma parcial y unilateral sino plural y omnicomprensiva de las diferentes corrientes historiográficas, al no dar cabida a la mayoría de las plurales tesis sostenidas en la actualidad sobre la conquista, ya que aparte de las ponencias e intervenciones encargadas, no se ha dado oportunidad a la presentación de ponencias y comunicaciones libres, como es preceptivo en cualquier congreso digno de ese nombre.

El calificativo de internacional ha quedado muy desfigurado. De los cuatro participantes con ese origen no han asistido presencialmente la mitad, los de Nápoles y Pau, a pesar de estar anunciada su asistencia en los programas. Los demás profesores de fuera pertenecen a diferentes reinos y virreinatos de la Corona española en la Edad Moderna, incluido el de Méjico.

Nada democrático. Una Administración democrática no puede hacer lo que ni tan siquiera se atrevería una entidad privada, organizar un Congreso en el que se excluyera a la mayor parte de los especialistas de la comunidad científica del territorio, actuando desde una concepción autoritaria y monopolista del poder, al servicio, claro está, de su subordinador negacionismo historiográfico.

Escaso tratamiento científico. Se ha enfocado el tratamiento del tema sobre todo desde la perspectiva de la monarquía española y su Corona de reinos y virreinatos, de forma que ha ocupado más de la mitad del tiempo. La parte final del título del Congreso «Proceso de integración en Europa» en absoluto se ha visto en estas jornadas, a no ser que el haber hablado brevemente sobre las imperialistas monarquías francesa e inglesa en sus conquistas y subordinación de reinos, se entienda como algo que tenga que ver con la integración europea.

La alegada pretensión del carácter científico de las jornadas está en absoluta contradicción con lo expuesto por buena parte de los ponentes convocados, escorados a una visión unilateral y sesgada desde un atrincherado presentismo, que les impide el sereno y pleno conocimiento de los hechos y de la historiografía generada en estos quinientos años.

Cabe reconocer las intervenciones y asistencia de los profesores de los distintos reinos que han acudido a Pamplona-Iruñea a exponer sus conocimientos en estos días. En principio ajenos a las programadas incorrecciones de que han podido llegar a ser testigos.

Sobre el tema de la conquista se ha echado en falta la participación, porque no se les ha convocado, de los numerosos autores que en los últimos treinta años han tratado sobre el tema de la conquista de Navarra por España. Todos ellos sobradamente titulados, dos de ellos reconocidos directamente por la crítica historiográfica en el campo de la investigación y la publicación. Sin ánimo de ser exhaustivo, y sólo a título de ejemplo: Peio Monteano, Pedro Esarte, Álvaro Adot, Aitor Pescador, Ricardo Cierbide, José Luis Orella, Mikel Sorauren, Vicente Serrano Izco, Gregorio Monreal, Roldán Jimeno Aranguren, Jon Oria, Iñaki Sagredo y otros muchos que han publicado sus investigaciones en un amplísimo repertorio de libros y artículos en revistas especializadas.

Negacionismo subordinacionista sobre la guerra de la conquista de Navarra. En contra de la realidad de los hechos acaecidos durante la conquista, conocidos y acreditados por los numerosos testigos presenciales, abundantemente documentados, y probados por los abundantes restos físicos de las destrucciones de edificios y castillos que han llegado hasta nosotros, el ponente más sobresaliente del negacionismo afirmó por ejemplo que la conquista duró sólo dos meses, que Navarra era un Estado inviable y que fue una conquista bajo condiciones. Intervención la suya que sirve de resumen del tono de las conferencias.

Se oculta la subordinación padecida hoy, en la realidad, por la sociedad navarra, pero para ello se manipula la causa permanente que está en la conquista. Un simbólico ejemplo de ello es que la sede de estas jornadas, de forma incongruente, no sea denominada oficialmente como Palacio Real de Navarra, condición que por antonomasia tiene en la documentación política e institucional de Navarra, ocultándola bajo el nombre de la función a la que recientemente ha sido destinado, Archivo Histórico de Navarra; destino que no debe empañar ni sustituir, sino, en todo caso, completar al de Palacio Real, infinitamente más importante y trascendental para los derechos y libertades de los navarros.

La sordera del enquistado negacionismo. Un Congreso oficial debía de haber tenido las connotaciones ciertas y verdaderas de abierto, imparcial, plural y científico, lo que en la práctica no ha sido. El Parlamento de Navarra aprobó, con fecha 17 de febrero de 2011, que el Ejecutivo foral debía «propiciar el encuentro entre las diversas corrientes historiográficas», y previamente se exponía que «pese a las indicaciones del Parlamento, que en 2009 instó al Gobierno de Navarra a `configurar un comité científico plural', en las reuniones habidas hasta ahora -sobre el 500 aniversario de 1512- no se ha recabado el concurso de todos los historiadores especialistas en el tema, lo que impide avanzar en la interpretación correcta de aquellos hechos y en la elaboración de síntesis clarificadoras de los aspectos más controvertidos». Poco después, el 22 de febrero de 2011, el Congreso de los Diputados de España, intervino debido a la participación del Gobierno español en la comisión oficial organizadora del 2012, y acordó que «en los actos de este aniversario estén `integradas' todas las opiniones y que el Gobierno español colabore en `función de las disponibilidades presupuestarias y de acuerdo con la normativa vigente' en la recuperación de los castillos y fortalezas destruidas durante la contienda».

Tiene que ser plural y omnicomprensivo, de todas las corrientes historiográficas y el lugar de contraste de las diversas tesis existentes sobre la realidad de la conquista de Navarra, porque así lo quieren los ciudadanos navarros y lo exige el respeto a la convivencia democrática. Este mandato no ha sido cumplido, quedando pendiente un verdadero congreso plural, científico y abierto a todos los autores e investigadores pertenecientes a las diversas interpretaciones historiográficas.

Al fin, hemos padecido todos unos actos del minoritario negacionismo, que busca el apuntalamiento de su presente, evidentemente de sumisión y subordinación antidemocrática y antinavarra.

Extraído de la web del diario Gara

2011/03/25

La inexpresable perfección del Consejo de Administración de Nabarralde, S.L.


La inexpresable perfección del Consejo de Administración de Nabarralde, S.L.
Iñigo Saldise Alda*

El pasado día 24 de marzo del presente año 2011, aparecía un artículo firmado por el Sr. D. José Miguel Martínez Urmeneta, el cual es miembro del Consejo de Administración de la empresa Nabarralde S.L., que de nuevo me hizo entristecer al recordarme la continuada censura totalitaria o fascista llevada a cabo contra mi persona, desde esa editorial supuestamente nabarra. Esto me ha llevado a exponer otra frase de un físico al que dicho autor menciona, el genial Albert Einstein: Todos somos muy ignorantes. Lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas.

Estoy completamente seguro de que las palabras vertidas por el Sr. D. Santiago Leone están equivocadas absolutamente y son contrapuestas interesadamente con la triste realidad histórica del Estado de Nabarra, emanadas desde un planteamiento inequívocamente nacional-imperialista español. No solo sobre lo concerniente a lo que les tocó vivir a los nabarros y nabarras en el año 1512 durante la violenta e ilegal invasión militar española, sino ciertamente sobre la totalidad de la historia política de nuestro Estado soberano e independiente de Nabarra, pero de ahí a quejarse un miembro del Consejo de Administración de la empresa Nabarralde, S.L. de forma soez ante un ataque ruin de un Sr. del Reino de España, va un margen amplio. Además dicho miembro del Consejo de Administración de dicha empresa, busca de manera impropia e inadecuada además, que el periódico Berria, un medio de comunicación o prensa escrita que es ciertamente democrático y defensor de la libertad de expresión, censure en un futuro la opinión del Sr. D. Santiago Leone, en lugar de rebatirla en el mismo medio. Esto, cuando menos, es una declaración de los principios totalitarios existentes en el Consejo de Administración de la empresa Nabarralde, S.L. ante todo aquello a lo que son dichos miembros contrarios, como por ejemplo la libertad de expresión.

Esta afirmación o acusación según prefiera usted Sr. D. José Miguel Martínez Urmeneta, no va dirigida a usted exclusivamente, sino que es para todos los que formáis el Consejo de Administración de la editorial Nabarralde, S.L., a los que habría que sumar el actual Sr. Gerente de la misma. Esta denuncia o crítica, es porque mantenéis una censura continuada hacia artículos ajenos a vuestro totalitario pensamiento nacionalista republicano de vaya usted a saber dónde, contrario ciertamente al Derecho Pirenaico. Esto implica una censura absolutista, diferente en las forma con respecto a planteamiento nacional-imperialistas españoles, pero realmente no en el fondo, pues todos aquellos planteamientos políticos soberanistas de y por Nabarra que no son emanados desde la perfección del Consejo de Administración de la empresa Nabarralde, S.L. Simplemente son debidas estas rabietas impositoras a la obcecación totalitaria de esos miembros que gobierna totalitariamente Nabarralde, S.L., que, les ha llevado a censurar artículos de carácter exclusivamente históricos, con los cuales, sus diferentes autores, solo buscaban levantar o mejor dicho como usted dice, Sr. D. José Miguel Martínez Urmeneta, despertar una conciencia crítica que nos permita entender los orígenes de la situación actual, que me permito afirmar y matizar, aunque se me censure una vez más desde ese Consejo de Administración, que es de colonización, sometimiento y subordinación al Reino de España y también, no se les olvide a ustedes, a la República de Francia.

Es interesante para los defensores de la libertad de expresión como yo y que todo lector de esta nota debe saber, que el periódico amante de la libertad de expresión y de la comunicación de nombre Berria, a diferencia de la empresa Nabarralde, S.L. sí que se hizo eco de la presentación de la Comisión Soberanista de Nabarra e incluso publicó una entrevista realizada al Duque de Beaumont-Evreux, sin ser dicho medio de ideología monárquica como ustedes malintencionadamente han afirmado sobre la Comisión Soberanista de Nabarra, haciendo flaco favor a esta vía política independentista, soberanista e historicista. Para aquellos que no lo sepan o no quieran saberlo o lo oculten y desprestigien como ustedes, actualmente son la determinada Comisión y el mencionado Duque de Beaumont-Evreux, los único demandantes nabarros contra el Reino de España y la República de Francia en la Institución Internacional de las Naciones Unidas. Eso sí, desde dos perspectivas políticas bien diferenciadas. Una es de un prisma monárquico, concretamente legitimista, llevada a cabo por el Duque de Beaumont-Evreux que busca la vuelta de la soberanía mediante la restitución de la Familia Real de Nabarra que actualmente es heredera la Casa de la Motte, y la que defiende los Derechos Civiles y Políticos de los nabarros y nabarras en post de la recuperación de la soberanía del Estado de Nabarra, llevada a cabo por la Comisión Soberanista de Nabarra.

Además, y a modo de ir acabando, yo tenga conocimiento de primera mano de que el periódico Berria no ha estafado ni robado a nadie, mientras de la empresa Nabarralde, S.L. que ustedes dirigen, me ha estafado y robado la nada despreciable cantidad, y más en esta época de crisis, de 6010’12€. Esto me lleva a recordar en el presente escrito otra frase del físico Albert Einstein: Los grandes espíritus siempre han encontrado una violenta oposición de parte de mentes mediocres. Tómenla ustedes por donde o como quieran, igual se piensan y están dispuestos a plantear erróneamente, una vez más, que me auto título como un gran espíritu, nada más lejos de la realidad ya que dicho espíritu es el periódico Berria y el que hace el plural es la libertad de expresión, pero como ya soy sabedor o mejor dicho conocedor de la reacción que conllevará estas líneas en ustedes, he pasado a concretar dicha comparación metafórica de la frase del genial físico Albert Einstein.

Y además, como ya creo que ustedes saben de buena tinta o por los informes de sus fieles creyentes, ya estoy acostumbrado a sus continuas deshonras y descalificaciones contra aquellos que no somos soldados o quizás mejor dicho, esclavos de vuestra actitud totalitaria y para colmo de ustedes, tenemos el valor de denunciarla siempre. Por cierto, sabed que ya estamos currados de espanto ante los enfermizos y reiterados insultos que ustedes vierten sobre nosotros y nosotras, los incontestablemente estatalistas, soberanistas, independentistas y legitimistas de éste nuestro País, algo que realmente nos muestra su limitada o inexistente calidad humana, además de verificar su labor colaboracionista al sangrar y censurar reiteradamente, cualquier búsqueda política que pueda producir un debate político serio en el Pueblo-Nación de Nabarra, al ser unos planteamientos político-nabarros ajenos a su planteamiento empresarial y totalitario, ya que finalmente se puede afirmar y sin ningún tipo de pudor, que verdaderamente esos planteamientos políticos censurados por la empresa Nabarralde, S.L. están encaminados y de forma exclusiva, en llegar a alcanzar, hoy mejor que mañana, la recuperación de la plena soberanía del Estado de Nabarra.

* Promotor de Nabarralde, S.L. y Secretario General de la Comisión Soberanista de Nabarra.

Enlaces
Escrito del Sr. D. Santiago Leone: http://paperekoa.berria.info/plaza/2011-03-22/040/002/memoriaren_konkista.htm

Escrito del Sr, D. José Miguel Martínez Urmeneta: http://nabarralde.com/es/egunekoa/6363-la-inefable-infinitud-de-santi-leone


Crítica obligada entre autores diferenciados sobre un mismo tema

Crítica obligada entre autores diferenciados sobre un mismo tema
Pedro Esarte, historiador nabarro

EL lunes dio comienzo el congreso de la conquista con una reflexión sobre el sentir de los implicados en intervención del presidente del Comité Científico Alfredo Floristán, que disertó sobre los debates generados en torno a la conquista de la primera jornada del congreso. Aunque en su prolegómeno afirma ser "la primera de las sesiones de un congreso que bucea en el pasado para analizar un proceso clave: la conquista de Navarra en 1512", los resultados del citado buceo resultan defraudantes.

A pesar de lo pomboso de las promesas sobre "las perspectivas de un prisma tan interpretable como lo fue la invasión en 1512: conquista e incorporación de Navarra a la monarquía de España", los resultados no corresponden a las esperanzas: "El Gobierno de Navarra no quiere fijar con este motivo una interpretación única y superior de los hechos acontecidos; ni quiere inculcar ideas concretas, ni impartir presiones o directrices; no pretende, en definitiva, fijar contenidos de memoria histórica", como señaló el presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, durante el acto de apertura del congreso.

Ya el relato sobre el acuerdo de Blois, marca su posicionamiento de que los reyes "Juan de Albret y Catalina de Foix aprovecharon... firmar el Tratado de Blois, el 18 de julio de 1512, una alianza defensiva que teóricamente mantenía la neutralidad navarra, pero que de hecho alineaba el reino junto a Francia y contra Fernando el Católico"; así suena a situar al agresor como agredido.

El reportaje de Unzué, de donde partimos, muestra en el relato significativas ausencias en el orador sobre el relato de los hechos. La afirmación de que "en apenas dos meses los soldados que comandaba el duque de Alba se habían hecho con todo el territorio", obvian la resistencia en la Baja Navarra, a pesar de las masacres allí realizadas. Tampoco se atiene a las razones de la invasión de la Baja Navarra, pues se consigna que fue "al parecer con la intención de invadir Aquitania", cuando la toma a sangre y saqueo de la Baja Navarra, fue avalada por una absolución eclesiástica previa a los soldados, dispensándoles de los crímenes que cometieran.

En vez de profundizar sobre los hechos sociales y políticos, en lo que denominó "debate diplomático", se prodigó sobre la controversia dinástica entre 1512 y 1562, las reflexiones de corte nacional y la introspección navarra, en autores franceses y españoles. La responsabilidad del rey Fernando, autor de la orden de invasión militar contra un pueblo indefenso al duque de Alba, y del papado con sus bulas y absoluciones previas para los crímenes que cometieran los soldados, no es puesta en tela de juicio ni analizada, es decir, se silencia.

La responsabilidad viene a recaer en la sociedad navarra, ya que asienta que "La nobleza representaba en torno al 15% de la población de la Navarra de aquel entonces y conformaban un tupido entramado de relaciones de lealtad y fidelidad, que explica la importancia social que tuvo la división entre agramonteses y beamonteses".

Ante la "invisibilidad de los navarros" como autores, Floristán analizó la percepción de la conquista, según la vieron los castellanos y los franceses. En primer lugar, abordó el sentir de los castellanos. Éstos la tratan como "una guerra hispano-francesa y una guerra defensiva contra Francia, la idea de conquista no es relevante, queda oculta". Y aún añade: "Es una empresa colectiva y popular en la que participan más de cien nobles castellanos, tienen más protagonismo Fernando el Católico". La culpa pues, se traslada, fue, de los propios navarros.

Y sigue destacando "la invisibilidad de los navarros, -que- casi ni se les menciona, excepto Zurita y Garibay; y su visión providencialista, lo que ha ocurrido es un designio de Dios". Ni una palabra sobre los controles estrictos que, para publicar libros se necesitaba, cuando basta conocer que Garibay, tuvo que publicar su primer libro en Bélgica, o que un siglo más tarde a Oyenhart se le prohibió investigar. Hechos imposibles de eludir en una conferencia con el titular presentado.

Y me voy a permitir una dispersión aclaratoria, recogiendo las autorizaciones que necesitaron los jesuitas José Mª Moret y Francisco de Aleson, para publicar los Anales de Navarra, escritos además, a petición de los tres Estados de las Cortes de Navarra: Primeramente, una carta a la misma institución para que aprobara el encargo; en 2º lugar, licencia del padre provincial; de 3º, la aprobación del doctor Matías de Izcue con licencia del gobernador; de 4º, la licencia del Ordinario gobernador y oficial principal del obispado; de 5º, la aprobación del doctor don Baltasar de Lezaun y Andía, provisor y vicario general del obispado de Calahorra; de 6º, licencia del Ordinario del obispado de Calahorra; y de 7º, de nuevo la aprobación del Consejo Real y Supremo de este reino. (Las peticiones han sido tomadas del tomo V de los Anales).

El criterio mostrado por este autor sobre los autores del norte del Pirineo es que frente a la satisfacción y el orgullo predominantes en los castellanos, la percepción de los franceses, según observa, escribieron sobre la conquista de Navarra muy tarde, a partir de 1590.

Luego los descalifica y defiende al rey Fernando: "Los textos franceses son diatribas, insultos que tratan de descalificar al oponente. Describen a Fernando el Católico como violento, sanguinario..., un tirano que sumió a Navarra en el fracaso y la pobreza. Comparten el dinasticismo, Navarra es Francia porque sus reyes legítimos son los de Francia (...). Y es muy notable el esfuerzo historiográfico de estos autores con cierto aroma de victimismo, como Caseneuve, Dupuy... comparten la hipersensibilidad para algunos temas como las bulas de excomunión, que les ponen muy nerviosos porque piensan que fueron un engaño".

Sobre la tardanza de los autores navarros para escribir, Floristán se pregunta por qué habrían comenzado a escribir sobre la conquista tan tarde: "No tengo una respuesta clara o convincente, pero sin duda hay un desfase". El director del comité científico resaltó la desconexión de los navarros con la literatura francesa: "no replican ni rebaten sus textos" (eso que lo tendrían permitido), y callan en la "asimilación de las justificaciones castellanas" (pues esto sería porque no les permitían).

Dos siglos después de la conquista, sostiene Floristán, los navarros están divididos sobre la interpretación de los hechos. Encuentra el relato de Juan de Sada, autor que no llegó a publicar su relato, como la más original pero minoritaria, y que habla de instauración y de entrega voluntaria a Navarra; del canónigo Argaiz que se refiere a la neutralidad imposible y conquista; y a Alesón, que en 1715, habló de restauración dinástica, para tratar el tema como si fuera nuevo o no ocurrido, "que la cicatriz de la conquista se ha convertido en un signo de honor en el reino de Navarra". Lo que sitúa los relatos posteriores como invención o novedad no sentida hasta entonces.

Floristán concluyó su ponencia, enfatizando con todo desparpajo que: "la conquista cambió la historia de Navarra más que la batalla de las Navas de Tolosa, abrió una etapa nueva... los navarros constantemente reelaboramos y repensamos nuestra identidad colectiva". O sea, culos inquietos; cualquier día me traslado de universidad, para ver si me aclaro.

Extraído de la web del Diario de Noticias de Navarra

2011/03/23

1512-1529. Los navarros ante su conquista

1512-1529. Los navarros ante su conquista
Peio J. Monteano, doctor en Historia y licenciado en Sociología por la UPNA-NUP

Ahora que nos disponemos a rememorar la conquista de Navarra, una de las cuestiones que plantea la sociedad navarra a los historiadores se centra en el papel que tuvieron los propios navarros en esa larga guerra que se saldó con la pérdida de la independencia y la división del reino. Y, a decir verdad, es una pregunta a la que, al margen de nuestra sensibilidad política actual, quienes nos dedicamos a indagar en nuestro pasado estamos obligados a responder con profesionalidad y honestidad intelectual.

Tradicionalmente se ha venido defendiendo -algunos aún lo hacen- que los navarros, cansados de guerras civiles, aceptaron de buen grado la conquista y casi con entusiasmo se integraron en el proyecto colectivo hispánico. Pero la verdad es que el estudio de la documentación de la época proporciona una imagen muy distinta.

Al atardecer del 12 de octubre de 1523 llegaba a Pamplona el emperador Carlos V. Entre su séquito se encontraba el embajador de Venecia, un cardenal llamado Gaspar Contarini (1483-1542). Al astuto diplomático le bastarían apenas tres meses de estancia en la capital navarra para hacerse una imagen de la situación política que se vivía en el reino cuando éste llevaba más de una década bajo dominio español. "Hay en este reino dos parcialidades. Una, la de los agramonteses, de la que es jefe el gran Mariscal y éstos son franceses. La otra es la de los pamploneses y éstos son afectos a los castellanos. Es jefe de éstos… el conde de Lerín. Sin embargo, universalmente, todos los de este reino tienen odio a los españoles y desean a su rey natural, que es el señor de Albret". (Enrique II de Labrit, El Sangüesino).

¿Era eso verdad? Hemos de admitir que poseemos muy poca documentación que permita conocer la opinión de los navarros de la época. Apenas los datos incluidos en los procesamientos a que fueron sometidos los disidentes y la correspondencia incautada a los exiliados. Tampoco del aliado francés nos ha llegado mucha información, aunque el reciente descubrimiento en los archivos de París de la correspondencia de los generales y capitanes franco navarros que dirigieron las campañas de 1521 (Lesparre, Bonnivet, Santa Coloma, Estissac, Luda, etétera) arrojará en el futuro mucha luz sobre el tema.

Así pues, hemos de recurrir a lo que respecto a la actitud de los navarros nos dicen los propios generales del ejército conquistador. Una fuente a la que, sobra decirlo, ha de darse alta credibilidad, pues habla en contra de sus intereses. Si la primera conquista de 1512 fue atemperada por la política de respeto institucional y reconciliación política de Fernando el Católico, no ocurrió lo mismo con la segunda, puesta en marcha por Carlos V tras la breve liberación del reino en mayo de 1521.

Los libros de Historia de España y de Navarra -los oficiales- suelen presentar la campaña de 1521 como una mera invasión francesa malograda un mes más tarde con su derrota en los campos de Noáin. Pero el estudio de la documentación del Archivo de Simancas muestra claramente que la entrada del Ejército franco navarro fue en realidad un paseo militar gracias al levantamiento general del reino. Pamplona, Sangüesa, Estella… se alzaron en armas y sus vecinos consiguieron expulsar a las guarniciones españolas. También las victorias obtenidas en Yesa, Obanos y Zegarrain fueron protagonizadas por tropas exclusivamente navarras. Y así, el propio condestable de Castilla, general del Ejército hispano, informaba al emperador en carta de 11 de junio de 1521 desde Santo Domingo de la Calzada: "Todo el Reino se levantó por don Enrique".

Inmediatamente después, el Ejército español cruzó nuevamente el Ebro para iniciar la segunda conquista de Navarra. Ésta sería mucho más larga y brutal que la primera. Las tropas hispanas, mal pagadas y abastecidas, saquearon sistemáticamente todas las localidades que encontraron en su camino desde Viana a Pamplona, la mayoría de ellas de sus hasta entonces aliados beaumonteses. Y, tras ello, el mismo Condestable aseguraba al emperador que habían convertido a sus aliados en enemigos, mientras que el otro general español, el Almirante, sentenciaba al monarca refiriéndose a los navarros: "los hemos perdido a todos". Días más tarde, ambos generales obtenían una rotunda victoria en Noáin frente al Ejército franconavarro, donde, entre otros, se encontraban los 600 soldados de la milicia de Pamplona a las órdenes del beaumontés señor de Orkoien.

A finales de ese mismo año, era el nuevo virrey español quien, tras informar del ahorcamiento de una decena de legitimistas navarros, retrataba el reino para el emperador: "Todo en Navarra está muy peor de lo que solía. Todos los más de los principales agramonteses y toda la otra gente de Navarra agramontesa no puede estar peor de lo que está. Y de los beaumonteses muy gran parte". Y reconocía que España tan solo tenía el apoyo del conde de Lerín y de una veintena de nobles.

Ésta era la Navarra que se encontraría el perspicaz embajador veneciano apenas dos años después, a finales de 1523, cuando el emperador en persona se apresuraba a ocupar de nuevo Baja Navarra y culminar aquella segunda conquista iniciada dos años antes. La opinión que se extendía por España la resumía por las mismas fechas el obispo de Mondoñedo cuando decía que Navarra era "peligrosa de conquistar y trabajosa de gobernar". Y a la luz de la información suministrada por los virreyes españoles, recelosos siempre de la lealtad de los navarros, la situación no cambiaría mucho en los años siguientes.

Los testimonios, pues, parecen dejar claro que la conquista se impuso por la fuerza a los deseos de la mayoría de los navarros y se mantuvo, al menos durante el medio siglo siguiente, gracias a un ejército de ocupación. Y esto parece ser tan cierto como que, con el paso del tiempo y de las generaciones, éstos terminarían por asimilarla y sus elites no solo encontrarían acomodo en su nueva situación, sino que conseguirían difuminar aquella derrota militar transformándola en una unión política entre iguales.

Cinco siglos después, quedan muchas otras cuestiones cuya respuesta demanda una sociedad navarra que quiere conocer y entender qué pasó de verdad en 1512. Y no se conseguirá darles respuesta con encuentros y congresos que, con sus exclusiones de ponentes y huida del debate, parecen haber sido diseñados para oír solo lo que se quiere oír y, sin duda, reflejan mejor la guerra de Navarra de 2012 que la de quinientos años atrás.

Extraído de la web del Diario de Noticias de Navarra

2011/03/22

Los primeros pobladores de la ría Bilbao

Los primeros pobladores de la ría Bilbao
Aitzol Altuna

Bizkaia se empieza a romanizar a partir del siglo I. Durante el Imperio Romano, las principales poblaciones de Bizkaia se situaban en la costa y en las riberas de los ríos navegables para poder mercadear así por todo el Imperio, las poblaciones interiores buscaban situarse cerca de las calzadas romanas.

El nacimiento de las ciudades de época romana lo describe Julio Caro Baroja en su libro “Problemas vascos de ayer y hoy”: “Los romanos tenían por principio el de hacer bajar las poblaciones vencidas de sus asentamientos en la altura y que poblaran más los llanos, con dos objetos: el de controlarlas mejor y el de aumentar la producción del suelo, el origen de la gran parte de las aldeas del Occidente Europeo”.

El puerto exterior de atraque de barcos de gran calado del importante punto de distribución de mercancías de Forua – el más importante del Cantábrico y a donde llegarían las mercancías en barcazas por la ría de Urdaibai-, sería Vesperies (Bermeo) con su Cabo cercano de Matxitxako, referencia marítima ineludible. La construcción naval se haría en Moroaga (de localización dudosa), que bien podrían estar cerca de los actuales astilleros de Murueta (hay restos romanos entre Mundaka –Portuondo- y Busturia), con las piedras de las canteras en Ereño como materia prima de gran valor, que, por ejemplo, han aparecido en Iruña de Oka – ruinas de Veleia-, la ciudad karieta o karistia más importante que llegó a tener 10.000 habitantes y una legión permanente, la única de toda la provincia tarraconense[1]. Esta sería la zona del núcleo futuro de Bizkaia junto con la ría del Nervión (Bilbao) y la ría del Deua de las crónicas romanas (Deba) como fronteras naturales, todas ellas en territorio del pueblo vasco de los karistios.

Hay quien cree un topónimo indoeuropeo prerromano el nombre del río “Nervión”[2], frontera entre el pueblo vasco de los karistios y el de los autrigones. En realidad Ptolomeo escribe “Nerua” o “Nerva”, nombre por ejemplo del emperador romano del s. I que construyó el foro a la diosa romana de la sabiduría y de la guerra, “MiNerva” en Roma. Es más creíble que sean nombres traídos por los romanos, pues no hay más toponimia supuestamente indoeuropea ni se ha encontrado resto alguno de asentamiento indoeuropeo a cientos de kilómetros a la redonda (habría que irse hasta el Ebro), ni existen restos de luchas que desplacen a la población autóctona que lo justifiquen hasta los asentamientos romanos en la costa y desembocaduras de ríos.

En las calzadas romanas se creaban asentamientos donde existían “Mansiones” o casas romanas que dominaban un cruce o un paso importante con un “pagus” o comarca ganadero-pastoril. Existían 400 kilómetros de calzadas romanas por toda Baskonia descritas en el itinerario treinta y cuatro de Antonino, de los 34 caminos o calzadas 4 pasaban por territorios de los pueblos vascos, sobre todo por el Ager Vasconum o zona agrícola, aunque también habría importantes calzadas dentro del Saltus vasconum o zona boscosa, como la que iba entre Herrera de Pisuerga y Castro Urdiales (deformación de Urdalaitz), que atravesaba en vertical la parte oriental de la actual Bizkaia y que en Balmaseda haría uno con otra calzada romana que desde Bermeo-Vesperies iría por Gernika-Muxika-Morga-Ganguren-Galdakano y Begoña-Bilbao (después primera Ruta Xacobea en la Alta Edad Media, s. IX-X, y Ruta Juradera en el siglo XIII tras la invasión castellana). Es de esta misma opinión Julio Caro Baroja: “Es probable que la vía que iba de Astorga a Burdeos por Álava tuviera otra casi paralela junto al mar que uniera entre sí las ciudades marítimas que menciona Ptolomeo” Historia del País Vasco Tomo II. En el alto de Morga, en la ermita nabarra del siglo X de San Esteban de Gerekiz, (renovada tras un incendio en 1961), se hallaron importantes estelas tardo-romanas del siglo IV.

En el siglo I d.C., Cayo Plinio dentro del libro IV comenta: "partiendo del Pyrenaeus y siguiendo la rivera del Oceanus hallamos el Vasconum Saltus, Olarso, los oppida de los Varduli, Moroni, Menosca, Vesperies y el portus Amanum donde actualmente está la colonia de Flaviobriga; sigue la región de los cantabri con nueve civitates". Olarso es Irun (Gipuzkoa), Moroni no está nada claro, Menosca se identifica con Zarautz (Gipuzkoa) y Vesperies con Bermeo.

Ptlomeo, Alejandría s. I d.C. en su libro “Geografica (II.6.(7) concreta la situación de la siguiente ciudad romana, Flaviobriga: “Los autrigones son contiguos de los cántabros en la costa y tienen la desembocadura en el río Nerua (Nervión) y la ciudad de Flaviobriga” (…)

La colonia o asentamiento de legionarios “Flaviobriga” (nombre con terminación celtíbera “-briga”), era el anterior asentamiento indígena de Portus Amanum, según algunos autores sería la actual población de Castro Urdiales, que estaría por tanto fundada entre el año 69 y el 79. Castro Urdiales es hoy una población cántabra pero perteneciente históricamente a Bizkaia y al reino de Nabarra[3], conectada por una calzada romana con Herrera de Pisuerga como hemos visto (Palencia, comarca Boedo-Ojeda)
, llamada “Vía Pisorica”. Cerca de Castro Urdiales y hacia el interior se encuentra la población de Sámano, nombre que puede guardar similitudes fonéticas con el poblado indígena mencionado de “Portus Amanum”.

Pero en las crónicas de Ptolomeo no cuadra su situación geográfica y parece más lógico que estuviera en la margen izquierda de la ría de Bilbao o Nervión, en Abanto-Zierbana-Santurtzi-Ansio-Portugalete (Portus Amanum): pues según el geógrafo griego Flaviobriga estaría en la "desembocadura del Nerua", el Nervión, de pueblo autrigón, tanto Castro Urdiales como la Margen izquierda del Nervión lo son.

Existen milarios o mojones de las calzadas romanas en Herrera de Pisuerga, el Berrón, La Muñecas (Sopuerta) y en Otañes, relacionadas con la calzada romana a Flaviobriga, pero desde Otañes la calzada podría venir de la ría bilbaína tanto como de Castro Urdiales.

En “La Península ibérica en los comienzos de su historia” el arqueólogo e historiador Antonio García Bellido (1903 Ciudad Real-1972 Madrid) también creía que Flaviobriga estaba en la ría de Bilbao, quizás en la zona de Portugalete “Portus Amanun” o quizás en el actual Bilbao.

Francisco Rodríguez García en el año 1865 en su libro “Historia General de España, Crónica del Señorío de Vizcaya” manifestaba la misma opinión: “Todos los antecedentes inducen a creer que el antiguo Portus Amanum corresponde al puerto de Abando” aunque añade a continuación “y lo escasos detalles que conservamos de la colonia Flaviobriga, cuadra mejor a Bermeo que a Bilbao”.

En el Casco Viejo bilbaíno, en el número 9 de la calle Ribera, apareció un bronces de Trajano (años 98-117 d.C.), así como recipientes cerámicos (lucernarios o tearios) pero alto medievales. En la ría bilbaína se encontraron en Abando monedas en la ría (hoy un barrio bilbaíno), también del siglo II, de Adriano (117-138 d.C.) y de Antonino Pío (138-161 d.C.).

Los mapas de historiadores franceses, siguiendo probablemente a Ptolomeo, sitúan también la ciudad en la zona de Portugalete-Ansio, sin que se hayan encontrado aún restos urbanos. Sí hay constancia de presencia romana en la vecina Zierbana, en Ranes, entre la playa de La Arena y Kardeo (necrópolis romana, de dudosa datación, y otra Alto Medieval), así como en la ribera de Ansio con monedas romanas, perdidos quizás los restos de la población bajo los Altos Hornos y toda la actividad fabril.

En toda la zona enkartada de la margen izquierda la ría de Bilbao, hay una abundancia de importantes topónimos latinos que no son habituales en el resto de Bizkaia: así el nombre de la localidad de Zierbana vendría del antropónimo "Cervius o Cerviana", Somorrostro (Muskiz) de "Summo rostro" (literalmente "prolongación de la tierra") y Portugalete consta en documentos como "Porto Calete", además de Ballonti, el río Barbadun que desemboca en Pobeña (Somorrostro-Muskiz), zona hoy secada donde se asienta una refinería de Petróleo con restos de un puerto romano y que recibe las aguas del río Cotorrio que nace en Triano, famosa mina de hierro romana.

Plinio recoge el comentario de los legionarios licenciados en el sentido de que en estas tierras había un monte todo él de hierro: se trataba del monte Triano en Gallarta (municipio de Abanto), en la Enkartaciones (Bizkaia), hierro que se sacaba por el puerto bizkaino de Cobarón[i].

Plinio Libro XXXIV. 43. (149): “El hierro es, de todos los metales, el que tiene más abundantes minerales. En el país de los cántabro, En la zona costera que baña el océano hay una montaña muy alta, cosa increíble, que es toda entera de hierro, tal como ya lo hemos dicho en nuestro periplo alrededor de los mares.” Se trata, a pesar del error de atribuirlo a los cántabros y no a los autrigones, sin duda, de Triano.

Además en Castro Urdiales no hay río importante alguno como era habitual en los asentamientos romanos más importantes y la ría de Bilbao –pese a la antigua barra de Portugalete y las contracorrientes marinas- es un abrigo natural inmejorable imposible de pasar desapercibido para los romanos que vinieran en comercio de cabotaje de la gran ciudad de Burdeos a la fortaleza de Lapurdum (Baiona), la gran ciudad baskona de Oiasso (Irun) y el centro de distribución de mercancías de Vesperies-Forua doblando el cabo de Matxitxako. Las recientes excavaciones realizadas por Iñaki García Camino, han dado como resultado 25 poblamientos de época romana en la costa bizkaína y 27 interiores.
--------------------------------------------------------------------------------

[1] Las ciudades más grandes de la Tarraconensis Cesaraugusta-Zaragoza o la capital provincial Tarraco-Tarragona, sólo tenían 20.000 habitantes y la más grande de la península Ibérica sería Emerita Augusta-Mérida con 30.000.

[2] “Nervión” es el nombre más habitual para la ría bilbaína, aunque es un afluente del río Ibaizabal, el más largo y el que más caudal aporta. Estos dos ríos se hacen uno cerca de la ladera sur del monte Malmasín en Urbi (dos aguas) entre los barrios Jugo-Aperribai, entre Galdakano y Basauri, pero el principal siempre fue el Ibaizabal, no el Nervión (que nace precisamente en Orduña).

[3] Fue frontera del reino de Nabarra hasta 1190, según el Laudo Arbitral de Londres “Division of Kingdons of Navarre and Spain” y entró por última vez en las Juntas de Bizkaia el de 10 de marzo del año 1799, recientemente mantenía aún el árbol de Gernika en su escudo municipal.

Extraído de la web Marigoogle

SOBRE LA ACTITUD QUE HA TOMADO EL GOBIERNO DE NAVARRA EN TORNO A LA CELEBRACION DEL V. CENTENARIO DE LA CONQUISTA DE NAVARRA.


SOBRE LA ACTITUD QUE HA TOMADO EL GOBIERNO DE NAVARRA EN TORNO A LA CELEBRACION DEL V. CENTENARIO DE LA CONQUISTA DE NAVARRA.

En la iniciativa 1512-2012 Nafarroa Bizirik, desde que nacio, teniamos claro que debe seguir un camino propio, sin hacer demasiado caso a lo que hacen o dejan de hacer aquellos que se llaman “linea oficial”. Y asi lo hemos hecho en estos dos años repletos de iniciativas.

Pero, de vez en cuando, no esta mal pegar un golpe en la mesa. Sobre todo, cuando nos estan robando, a la luz del dia, y sin ningun tipo de tapujos.

Y eso es, bajo nuestro punto de vista, lo que esta haciendo el Gobierno de Navarra. Una autentica estafa ! Por un lado economica, y por otro, historica. Y nosotras no podemos ocultar el deber que sentimos de denunciar esta situacion.

Estan despilfarrando el dinero de la ciudadania navarra: en glamurosos congresos internacionales realizados para su gozo propio, e invitando a caducados profesores e historiadores, para que, durante una semana puedan comer y cenar a costa de nuestros bolsillos. Promocionan libros de texto que falsean la realidad, y ademas, ayudan economicamente a la publicacion de revistas-panfletarias editadas por entes privados. Como buenos embajadores, invitan a los gobernantes madrileños, y les ponen alfombra roja, para que a la señora ministra, durante su estancia en esta colonia del imperio español, no le falte de nada (todos los caprichos los apuntas en nuestra cuenta, tranquila ! Paga el pueblo !). De todas formas muchas gracias por acercarte por estas tierras, aunque sea para recordarnos, que tras 500 años de conquista, seguimos bajo el yugo de la armada castellana.

El Gobierno de Navarra, como buen administrador de nuestro dinero, ya ha demostrado que tiene un unico objetivo: El proceso conquistador que llevamos sufriendo desde hace mas de 500 años (aunque algunos lo sigan llamando “anexion voluntaria”), hoy en dia, vivimos en una tierra llena de libertades. Sin pasado y con el futuro secuestrado, pero libres, dentro de los limites que nos marcan las constituciones españolas y francesas, claro !

Estafadores ! Ese es vuestro nombre ! Qué pueblo conquistado, doblegandose continuamente ante el conquistador, celebra su conquista ? Qué pueblo conquistado mantiene una escultura en honor a un conquistador, como es la de Ignacio de Loiola ? Que pueblo conquistado malforma su propia historia, negando su idiosincracia, para asi, enseñar a las nuevas generaciones, que aunque los conquistadores, nos robaron, mataron, destruyeron nuestros castillos, nos violaron, nos torturaron, imponiendo un nuevo gobierno, negando nuestro fueros, … todo eso lo hicieron por nuestro bien. Ya esta bien !

Para terminar, os queremos presentar la revista PREGOIA. Revista que recoge textos realizados por el historiador Pello Esarte, donde se critican diversas opiniones e ideas en torno a los Fueros de Navarra, que tienen el objetivo de falsear nuestro pasado. El propio Pello Esarte nos aclarara los porques de esta publicacion.

Iruñea, 21 de Marzo de 2011
1512-2012 Nafarroa Bizirik

PRESENTACIÓN PREGOIA
Contra-análisis a la separata de la revista Pregón
Pello Esarte

El actual gobierno de Navarra, está manteniendo una tergiversación histórica apoyado en arribistas que elevan el ensalzamiento del status actual hasta un bufonismo servil. Una pléyade de adeptos al nacionalismo español proclaman falsedades, basadas en la conveniencia de la ideología política, coincidente con la del gobierno de Navarra.

Autores investidos de títulos, presentan relatos de historia y de derecho, faltos de toda veracidad y de base jurídica, para defender falsas teorías sobre nuestros derechos.

Así mientras se nos habla de historia y de derechos, se falsea la realidad. Son versiones mas válidas para impostores, que para cargos políticos o puestos de servicio a la sociedad. Unos y otros proclaman falsas teorías, alabando conjuntamente, la existencia de valores políticos que posee y ejerce Navarra, con toda falsedad.

Y es que el Estado español no se atiene a respetos ni derechos pretéritos, sino al estricto fundamento constitucional. El Derecho de Navarra y los navarros, que se dice se acuerda entre partes con derecho recíproco, es falso. El gobierno del Estado, aplica sin ambages, la ley constitucional para todos los Entes sometidos a ella, como son TODAS las Comunidades autónomas. Estamos ante un Estado UNITARIO, que practica la descentralización administrativa, y no entiende de excepcionalidades de derechos. La pretendida especificidad de Navarra, no tiene consistencia jurídica ni política alguna en esta Constitución monárquica nacida del caudillaje genocida del 36.

La contrastación pública de ideas pues, resulta totalmente necesaria. Por eso, y en sentido de denuncia, presentamos este contra-análisis sobre las versiones publicadas y las desarrollamos en el presente estudio, como aclaración que coloque la información en su lugar y un punto de veracidad.

La parcialidad informativa de los autores que han publicado sus teorías en la Separata de PREGÓN, se aprecia porque todas se hallan dentro de una base ideológica; la de que Navarra mantiene derechos diferentes de otras comunidades, y de que éstas se hallan respetadas en la Constitución. Teoría que no se avala por ninguna ley, norma o reglamento propio. Todas las facultades de Navarra entran dentro de la Constitución, y su potestad no puede exceder de las que pueda ostentar cualquier Comunidad, todas son iguales ante la Constitución. Ninguna facultad de Navarra, tiene status fuera del control constitucional; decir lo contrario, es mentir.

La ausencia de autores con ideologías diferentes de la oficial, es la mejor prueba de la parcialidad de nuestro gobierno, que elude la pluralidad de sus contribuyentes. La segregación de autores que no comulguen con su ideología que gobierna, en celebraciones históricas y culturales, es un hecho diario.

Al respecto, el hecho diferencial de Navarra se silencia desde los organismos de gobierno; sus cuadros asesores y especialistas de Derecho de Navarra, limitan además sus informes a una sola versión ideológica, y además falsa. Y resulta una anormalidad cuando se priva de informar sobre la ideología de una importante parte de esta sociedad navarra, que es contraria a la Constitución, y cuando ni siquiera la LORAFNA (Ley de Amejoramiento), ésta ha sido sometida a referéndum en Navarra.

Una importante parte de esta sociedad ve ahogadas y silenciadas sus ideas fuera de la oficialidad. La pluralidad política en Navarra, exige valorar las cuestiones políticas a niveles de veracidad y pluralidad. Falta incluso de contrastar el referéndum previsto en la Constitución, y la política gubernamental es ejercida hoy solo desde una ideología, y enfocada desde una sola visión.

La diversidad política latente en Navarra, es fácil de contrastar. El año 1918, 245 ayuntamientos de los 267 de Navarra, pidieron la derogación de la ley de 1839, ley que, irónicamente, es la que los negociadores navarros de 1978, evitaron que se derogara en la actual Constitución de 1978, y hoy la abanderan como supuestos derechos.

El objeto de este trabajo pues, es sacar a la luz los derechos navarros, aitaren etxea

2011/03/21

Cuestión de Fueros

Cuestión de Fueros
La llanada retoma estos días su pasado para comprender su presente. Una jornada académica tendrá la culpa
Fernando Sánchez Aranaz. Agurain, Nabarra

Esta semana el Ayuntamiento de Salvatierra presentará el libro que recoge las actas del congreso celebrado en 2006 con motivo de la celebración del 750 aniversario de la concesión a la aldea del Fuero que la convertía en villa con el nombre de Salvatierra. Las jornadas, coordinadas por el profesor Iñaki Bazán, trataron temas relativos con la historia de la capital de la Llanada oriental, desde sus orígenes hasta la época contemporánea, a través de ponencias y comunicaciones elaboradas por los más prestigiosos especialistas. Entre ellos, Henrike Knörr, fallecido en 2008, quien llevó a cabo una colaboración que versaba sobre la toponimia de la zona.

El aniversario conmemorado en 2006 no fue el de Agurain, sino el de la villa de Salvatierra. De hecho, en 1256, el rey de Castilla Alfonso X, conocido como el Sabio, dio Fuero de villa a la aldea de Agurain, que a partir de ese momento fue conocida también como Salvatierra. Ese hecho fue trascendental para la población, pero la historia de la localidad dio comienzo mucho antes, como recuerda el historiador Unai Gartzia en su interesante Agurain, más de 750 años (Arabera, Vitoria-Gasteiz 2006).

La presentación del libro tendrá lugar el próximo viernes en Agurain. Al día siguiente se llevará a cabo una jornada académica en la que intervendrán los profesores César González Mínguez, con una comunicación sobre la concesión del Fuero por parte de Alfonso X; y Tomás Urzainqui, quien disertará acerca de la política de creación de villas del monarca castellano para consolidar la nueva frontera entre Gipuzkoa y Álava y el resto de Navarra.

La Llanada oriental, y en concreto Agurain, se encuentra ubicada sobre un alargado cerro, que se extiende de norte a sur, con una extensión de unos 600 metros de longitud y de unos 150 en su parte más ancha, estando su punto más alto donde se encuentra la casa consistorial, en la cota de altitud 605. Se trata de la población más importante de la comarca, que constituye el núcleo primigenio de Álava. El nombre originario de esta zona es el de Laua, que significa llano o llanura, de donde viene el vocablo Lautada, con el que es conocida actualmente la Cuadrilla en euskera. Sin embargo la acepción Laua tiene otra posibilidad como adjetivo. Puede significar sencillo, simple, natural, o humano. De hecho, en el idioma de los vascos, se dice pertsona laua da para describir a alguien sencillo. Otra acepción podría ser la de lau-lau bizi da para señalar a quien vive llanamente. Sea como fuere, mucho tiempo después los árabes reconocieron este nombre como al-Laua, de donde vendría Álava, designación que luego se extendería a un territorio mucho más extenso. Pero ésa ya es otra historia.

Desde los tiempos más remotos Agurain ha sido una encrucijada de caminos, como lo demuestra el dólmen de Sorginetxe, en Arrizala, situado al pie de una de las vías de trashumancia ganadera de hace cinco mil años, utilizada aún en la actualidad, entre los pastos estivales de la sierra y los invernales del llano. Antes no había habido una población estable, sólo cazadores procedentes de asentamientos más al norte, que establecían sus abrigos de caza en las cuevas de la ladera meridional de la sierra de Aratz. Luego los pastores del neolítico y del calcolítico empezarían a desbrozar el bosque para obtener pastos de invierno y zonas de cultivo.

En un lugar habitado desde hace tanto tiempo como el cerro de Agurain, sobre el que se han sucedido distintas poblaciones, cuyas edificaciones han cavado sus cimientos sobre los escombros de las villas anteriores, que ha sufrido guerras, catástrofes naturales, incendios y otras calamidades, es difícil encontrar vestigios de sus primeros pobladores. No obstante, a través de una extrapolación teórica de otros lugares similares del entorno -el cerro de Henaio, en Dulantzi; el de Santa Lucía, en Gebara; el de Olarizu, en Vitoria; o el de Oro, en Zuia-, podemos aventurar que el otero de Agurain resultaría un lugar idóneo para el asentamiento de una población de las edades del bronce y del hierro.

Según esa suposición, los romanos cuando llegaron a esta tierra, a principios del siglo I antes de Cristo, se encontrarían con un pequeño poblado, cuyo nombre desconocemos, enclavado en torno al punto más alto, donde hoy se encuentra el Ayuntamiento. Sus habitantes pertenecerían a la tribu de los bárdulos. El que la calzada Iter XXXIV ab Asturica Burdigalam pasara precisamente por Agurain da una idea de su importancia estratégica.

Tras la caída del imperio romano, por Laua discurría la frontera entre el Ducado de Vasconia y la Hispania visigoda, sustituida en 756 por el emirato de Córdoba. Sin embargo, la comarca ahora alavesa pasó a formar parte del Reino de Pamplona a partir de 824 hasta 1200, cuando Alfonso VIII de Castilla conquistó y anexionó a su corona los entonces territorios navarros occidentales.

Su sucesor, Alfonso X, concedió el Fuero en 1256, dando a Agurain el nombre de Salvatierra. Posteriormente, en 1367, en el contexto de la Guerra de los Cien Años y de la guerra entre el rey de Castilla Pedro I y su hermano bastardo Enrique de Trastámara, Álava retornará a Navarra durante cuatro años. Tras una segunda conquista por parte del nuevo rey Enrique II, Salvatierra volvería a Castilla con la promesa de que nunca dejaría de pertenecerle, circunstancia incumplida por su sucesor Juan I, quien donaría la villa en señorío al canciller Ayala en 1382.

El señorío de los Ayala acabó abruptamente en 1521 con el apresamiento y ejecución del conde de Salvatierra Pedro López de Ayala, sublevado contra el emperador Carlos I de Habsburgo. El excelente Archivo Municipal de Agurain conserva el documento en el que el emperador, con fecha 17 de julio de 1522, concede a la villa su retorno a la condición de realenga. Este importantísimo documento fue conseguido en 2005 por el Ayuntamiento de Agurain, ya que fue subastado por la casa londinense Sotheby"s. Al parecer fue robado por algún soldado inglés durante los saqueos posteriores a la batalla de Vitoria, 21 de junio de 1813, en la que las tropas del duque de Wellington vencieron a las de José Bonaparte.

Extraído de la web del Diario de Noticias de Álava

Jon Leizarraga

Jon Leizarraga
Antonio Urra Maeztu

Decía Disraeli que "el poder absoluto corrompe absolutamente", y esto le había sucedido a aquella iglesia corrompida del siglo XVI. Con la perspectiva actual, pienso que llamar protestantes, calvinistas, hugonotes, etcétera a los Reyes de Navarra son meras palabras, por la reacción de Navarra ante la corrupción del papado inmerso en el nepotismo y la simonía, y que dejaba muy poco espacio de actuación al Espíritu Santo. ¿Había que pertenecer a aquella iglesia corrupta? ¿Era eso lo correcto? ¿No había que intentar caminos más auténticos?

Se puede hablar de una reforma de la Iglesia promovida por los Reyes de Navarra. En este contexto, la reina Juana de Albert adopta el euskera como lengua de ilustración y encarga a Jon Leizarraga la traducción al euskera del Nuevo Testamento. La traducción de una parte de la Biblia a una lengua vernácula era algo llamativo en la época. El libro de Leizarraga que en su portada muestra las armas de la reina Juana lo llamó: Jesus Christ Gure Jaunaren Testamentu Berria. Es una traducción fiel del texto de la Vulgata. Se editó en 1671 en La Rochelle. El texto va precedido de una dedicatoria a la reina Juana y un prefacio a los vascos. Se completa con un calendario de las festividades religiosas y unas instrucciones para lo que hoy llamaríamos una catequesis, por cierto muy completa, de la religión. El euskera hasta entonces había tenido muy poco desarrollo en prosa. Además, Leizarraga inventa una especie de euskera batua navarro labortano, porque él mismo se da cuenta de la variedad de dialectos que existen en el euskera (llega a decir que el euskera cambia de una casa a otra) y quiere que su Nuevo Testamento llegue a muchos vascos. Leizarraga usa por primera vez el término Heuscal Herria.

Quien más ha estudiado esta época es Jon Oria Osés. Es la época de aquella Navarra importante del humanismo y de la reforma de la Iglesia.

Escribía Thiers en 1873: "La tolerancia religiosa es una de las conquistas mayores del espíritu humano y fue la que obtuvo el rey de Navarra Enrique III". Este rey, que sería después Enrique IV de Francia y a quien se le atribuye, parece que falsamente, aquella frase de que París bien vale una misa.

Extraído de la web del Diario de Noticias de Navarra

2011/03/19

Izena duena izana du

Izena duena izana du
Eneko del Castillo

Según este proverbio vasco lo que tiene nombre existe. A nosotros los vascos desde antiguamente se nos conoce como vascones o navarros.

Los romanos llamaban vascones a los habitantes del sur del pirineo y aquitanos a los del norte pese a reconocer que eran de similar raza y lengua. Según Julio Caro Baroja las palabras vascon y aquitano provienen de vascus y auscus respectivamente.

Más tarde se empezaría a denominar vascones también a los habitantes del norte de los pirineos hasta el río Garona y aquitanos a los habitantes entre el Garona y el Loira ya que estos estaban más romanizados y habían perdido su lengua primigenia.

Con la caída de Roma surgiría el Ducado de Baskonia entre los ríos Ebro y Garona, que sufriría constantemente los ataques de los francos por el norte y visigodos y musulmanes por el sur.

A finales del siglo VIII los francos se apoderan de la Baskonia norpirenaica, es entonces cuando aparece el término navarro para diferenciar a los vascones del norte de los del sur. Eginardo, cronista de Carlomagno, nos dice así:

"Amplió...ciertamente el reino de los Francos... Ya que, anteriormente este se limitaba a la parte de la Galia que se extiende entre el Rhin y el Loira, y el Pontiente y el mar baleárico, y parte de Germania..., él, mediante las guerras referidas, se anexionó Aquitania y Vasconia y toda la altura del monte Pirineo, y hasta el rio Ebro, el que naciendo en territorio de los Navarros…"

Textos del siglo XII concretan más sobre el territorio de los nabarros:

“Para que en adelante no surgiere ninguna disensión entre ambos reinos se decidió qué tierra era reino de Navarra, es decir, desde el río Ebro hasta cerca de la ciudad de Burgos (Atapuerca)…” Crónica de San Juan de la Peña.

Aimeric Picaud dejó constancia en 1134 de su paso por Nabarra en peregrinación a Santiago:

“En algunas de sus regiones, sobretodo en Bizkaia y Alaba, mientras los navarros se calientan, hombres y mujeres se muestran mutuamente sus vergüenzas.”

“En los montes que hay entre Nájera, Pamplona y Baiona es decir a lo largo de la costa marítima que hay en tierras de Bizkaia y Alaba.”

“Más allá de sus tierras, y pasados los montes de Oca, es decir en la dirección de Burgos, continúa el territorio de los hispanos, es decir Castilla y Campos.”

La invasión a Nabarra efectuada por Alfonso VII de León y Castilla en 1134 y más tarde por su nieto Alfonso VIII entre 1173 y 1200 terminó por desgajar de Nabarra su mitad occidental. Sus habitantes dejaron de ser nabarros para convertirse en castellanos.

Para denominar de alguna manera a estos nabarros se empezó a utilizar el término vizcaínos, extendido a todo este territorio pero en referencia a la lengua ya que en esta época al euskara se le llamaba vizcaíno. Siglos más tarde se utilizó la palabra vascongados en referencia también a la lengua, vascuence. Son conceptos étnico-lingüisticos, al igual que el de vascos, proveniente del francés, basques.

La creación artificial de una comunidad, la C.A.V., compuesta por solo una parte del territorio y de sus gentes, es otra muestra del esfuerzo colonizador español.

Pese a los intentos de que únicamente se llame nabarros a los pamploneses, el único gentilicio válido para riojanos, alabeses, bizcaínos y gipuzkoanos en su conjunto es el de nabarros ya que términos como vascones, vascos y vascongados son términos étnico-lingüísticos.

Extraído del blog Nabarlur

2011/03/16

Ni monárquicos, ni republicános, somos Estatalistas Nabarros

Ni monárquicos, ni republicános, somos Estatalistas Nabarros
José Rafael Recio Luque

Hemos escuchado a un pajarito, que comenta que los que estamos pidiendo el estado de Nabarra, somos monárquicos. No sabemos quien lo ha dicho, pero como ya lo habíamos escuchado, no nos extraña.

Un líder de un partido político vasco, cuando se habló en una mesa redonda, sobre la casa real de Navarra y el Rey de Nabarra, Pier Robert I de Navarra, dijo en un video que aparece en you tube, que con los Reyes ni al Mús.

Es muy normal y a todos nos ha pasado, rechazar de plano la monarquía, por lo que ha significado en la historia y en el presente y mucho más si hay una ideología de izquierdas tras esta afirmación. Hasta aquí podemos estar de acuerdo y firmar lo de “con los reyes ni en el mus”

Pero la contradicción aparece, cuando se está derrochando todos los recursos humanos que tiene este pueblo, con el objetivo de sacar el mayor numero de votos, para controlar las diputaciones, ayuntamientos y parlamentos y se olvida lo mas importante,… que muy pronto el Rey Español Juan Carlos I de España, va a convocar, tras aprobación del Parlamento Español, la convocatoria de elecciones a Ayuntamientos y diputaciones en Toda España, es decir, Euskadi y Navarra también entran.

Si hemos dicho que con los Reyes ni al mus, ¿por que agachamos la cabeza ante el Rey español y participamos en unas elecciones que no son nuestras y además son impuestas?
¿Ya sabemos lo que decimos cuando atacamos a la monarquía Nabarra, que existe, y acatamos al Rey español extranjero?

Sabemos de buena tinta que la monarquía Nabarra, no tiene ninguna intención de acceder al poder, pero si así fuera y el Rey volvería a reclamar su reino y con ello conseguiriamos la independencia de Euskal Herria , desde este blog Nabarro, nos convertiríamos automáticamente en monárquicos y apoyaríamos a nuestro Rey, puesto que más vale un rey nabarro que uno español o francés.

Lo mismo decimos de los Republicanos bien sean españoles o franceses,… no aceptamos sus republicas por que no son nuestras y además los navarros no necesitamos importar del extranjero, ni monarquías ni repúblicas, nos basta con recuperar nuestro estado, para aplicar las leyes que durante milenios nos han servido para gobernarnos y sobrevivir como pueblo, el Derecho Pirenaico navarro. El Auzolan, los concejos, las tierras comunales.

Ni monarquía española, ni republica española, Estado humanista de Nabarra.

Extraído del blog Alava Estado de Nabarra

2011/03/15

Nabarra ante las elecciones del 22 de mayo de 2011

Nabarra ante las elecciones del 22 de mayo de 2011
J.J. Labiano, Arazuri-Nabarra

El próximo 22 de mayo, los ciudadanos españoles están convocados a las urnas(1) para votar a sus representantes públicos en todos los ayuntamientos y en algunos parlamentos autonómicos. Estos ciudadanos solo podrán votar a aquellos partidos, agrupaciones y coaliciones que hayan aceptado la Constitución del Reino de España del año 1978, donde en su artículo 8º parte primera, nos advierte de quienes se encargan de mantener la indisolubilidad territorial del Imperio español: Las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional, a lo que se debe agregar el acatamiento absoluto de la denominada Ley de partidos(2) del año 2002, por lo que cualquier persona de este Mundo llega pronto a deducir que esos partidos, agrupaciones y coaliciones son políticamente españoles.

La realidad política independentista y soberanista nabarra al sur del Pirineo, constata una vez más que la participación, bien a modo de presentación de variadas candidaturas-nacionalistas y/o regionalistas-o simplemente con el mero y simple ejercicio del voto en este nuevo proceso electoral impuesto desde la metrópoli de Madrid a la colonia de Nabarra(3), pues recordémoslo se encuentra encuadrado dentro del marco Constitucional español, no beneficia a lo que ya hemos expresado con anterioridad y en múltiples ocasiones, sino que más bien es al contrario, pues reafirma y legitima el sometimiento del Pueblo-Nación de la Nabarra surpirenaica por el imperio español.

Los partidos políticos nacionalistas, quizás mejor dicho autonomistas o regionalistas(4), que se presentan a las elecciones emanadas desde las Instituciones y Leyes del Reino de España, engañan al Pueblo-Nación de Nabarra, incluso utilizando como último recurso el denominado por ellos “voto útil”, el cual es supuestamente contrario o mejor dicho puede servir como contrapartida ante aquellos partidos claramente definidos como colonialistas españoles, pero que históricamente nunca han planteado la ruptura con el Estado colonizador español, algo que demanda imperiosamente la sociedad política nabarra.

El rechazo a estas urnas o abstención para las personas u organizaciones estatalistas, soberanistas, independentistas y legitimistas de Nabarra, es absolutamente necesario por la actual y triste situación colonial de Nabarra, pues la independencia y soberanía del Estado nabarro no tiene cabida ni solución en un proceso electoral metropolitano y español. Esta actitud tiene fundadas raíces histórico-políticas y poderosas razones con las cuales sustentarla, pues afronta frontalmente el problema de la dependencia política de la Nabarra surpirenaica con el Estado Imperial español mediante una correcta y lucha política, incluyendo cualquier proceso de descolonización que exista a día de hoy, o se quiera y se pueda plantear en un futuro inmediato.

Los nabarros y nabarras tenemos que realizar el paso obligado de descolonizar nuestra mente y comprender que esta lucha política no pasa por apoyar a partidos, agrupaciones o coaliciones en unas urnas españolas, pues con ello solo legitimaríamos cada cierto tiempo nuestra actual situación de subordinación al Estado español, mediante la aceptación y legitimación de esas urnas extranjeras. La abstención activa o política, no solamente es una actitud individual contra el sistema que somete a la persona, sino también se puede considerar de un colectivo patriótico determinado-en nuestro caso el nabarro-contra los órganos estructurales del colonialismo, encabezados en los socioeconómicos y en los político-institucionales impositores.

Todos los estatalistas, independentistas y soberanistas nabarros, debemos realizar una propaganda abstencionista de cara a esta nueva imposición legitimadora española, para finalmente llevar a cabo una abstención decidida por una reflexión activamente patriótica, que nos de la validez sociológica y política necesaria ante Europa y el resto del Mundo; de lo contrario seríamos agentes colonialistas españoles o españoles. Es cierto que la cuantificación de esta abstención no es evidentemente sencilla, pues la variedad de los factores que determinan a la totalidad de la abstención, en realidad pueden llegar a ser muy variados. Por ello nuestra abstención voluntaria debe ser predicada que es debida a una causa de política suprema, es decir, no son nuestras elecciones pues no somos españoles, sino nabarros.

Nuestra abstención es un ejercicio de descolonización al ser anticolonial y patriótica. Una lucha pacífica y antisistema frente al imperialismo colonial español. Cualquiera de los representantes elegidos el próximo día 22 de mayo, lo son para funciones o puestos que, al emanar directamente de la legalidad colonial, están sometidos a la misma, por lo que la eficacia independentista de esos representantes es totalmente nula y contraria a la descolonización, lo que la hace estar enfrentada, políticamente, a la Patria Nabarra.

Todos aquellos defienden las tesis participativas en unas urnas ajenas a los nabarros, o que no se pronuncian ante esas urnas coloniales, bien sea por motivos personales, empresariales y mercantiles que exclusivamente sustentan sus modus vivendi cotidiano, legitimando mediante el ejercicio del voto la esclavitud que sufre el Pueblo-Nación de Nabarra, no solo condicionan nuestro futuro, sino que apoyan el sometimiento político-militar de Baskonia. Por ello, de nuevo es más que necesaria una abstención activa, patriótica y anticolonial en las tierras de conforman el Estado de Nabarra al sur del Pirineo.

NOTAS

1. Elecciones municipales en el Reino de España y sus colonias (Nabarra, Canarias, Ceuta y Melilla): En España el sistema electoral para las elecciones municipales, establecido por la Ley Orgánica de Régimen Local, se basa en la asignación de concejales siguiendo la ley D'Hondt y la votación mediante listas cerradas. La ley D'Hondt favorece la composición de mayorías perjudicando a los partidos menos votados. La ley determina el número de concejales de cada municipio en función del número de habitantes censados. Se exige un mínimo de un 5% de votos para que una candidatura pueda obtener concejales. La otra característica del sistema es la votación mediante listas completas, cerradas y bloqueadas, es decir, que se vota a la candidatura (generalmente un partido), no a las personas, y no se puede dar mayor o menor peso a cada uno de los que integran dicha candidatura. El artículo 176 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General establece: gozan de derecho de sufragio activo en las elecciones municipales los residentes extranjeros en España cuyos respectivos países permitan el voto a los españoles en dichas elecciones, en los términos de un tratado. Asimismo, gozan del derecho de sufragio activo en las elecciones municipales todas las personas residentes en España que, sin haber adquirido la nacionalidad española: A) Tengan la condición de ciudadanos de la Unión Europea según lo previsto en el párrafo 2 del apartado 1 del artículo 8 del Tratado Constitutivo de la Comunidad Europea. B) Reúnan los requisitos para ser electores exigidos en esta Ley para los españoles y hayan manifestado su voluntad de ejercer el derecho de sufragio activo en España. Los países extracomunitarios con Acuerdos en vigor hasta el día de hoy son: Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Noruega, Nueva Zelanda, Paraguay y Perú. Deberán, haber residido en España, legal e ininterrumpidamente durante, al menos, los cinco años anteriores a su solicitud de inscripción en el censo electoral (o tres años el día de la votación para los nacionales de Noruega). La inscripción en el censo electoral de extranjeros residentes en España (CERE), se hará a instancia de parte. Esta instancia se presentará en el Ayuntamiento. (…) Fuente Wikipedia.
Elecciones al Parlamento de la Comunidad Foral de Navarra, territorio reducido y colonial del Imperio español: El procedimiento electoral está recogido en el Título VII de la Ley Foral 16/1986, de 17 de noviembre, reguladora de las elecciones al Parlamento de Navarra, en cuyo capítulo I se establece que los partidos políticos, federaciones, coaliciones y agrupaciones de electores que pretendan concurrir a las elecciones al Parlamento de Navarra designarán a las personas que deban representarlos ante la administración electoral. Cada candidatura se presentará mediante lista de candidatos. Para presentar candidaturas, las agrupaciones de electores necesitarán, al menos, la firma del 1% de los inscritos en el Censo Electoral de Navarra. (…) Fuente navarra.es
2. Ley Orgánica 6/2002: Aprobada el 27 de junio de 2002 en las Cortes Generales del Reino de España. Esta Ley sustituyó a la Ley 54/1978, de 4 de diciembre de partidos políticos, preconstitucional y más ambigua en el articulado respecto a la ilegalización de los partidos políticos. Para Amnistía Internacional esta Ley es preocupante por " la ambigüedad y la imprecisión de algunos artículos del proyecto de ley, se pudieran emprender procesos de ilegalización de partidos políticos que propugnen el cambio de principios constitucionales o leyes de forma pacífica” dentro del territorio del Imperio español, incluidas sus colonias.
3. NAVARRA ES UNA COLONIA ESPAÑOLA Y FRANCESA, Jon Oria Oses, 1994.
4. ESTATALISTAS NABARROS: vamos a seguir denunciando y exigiendo a los partidos vascos, que dejen de engañar a este pueblo y se quiten de una vez por todas los adjetivos nacionalistas o independentistas de sus programas políticos y utilicen el castellano con propiedad y veracidad, cambiando estos conceptos de ruptura, por conceptos colaboracionistas, como son autonomismo o regionalismo, que es lo que realmente realizan a diario. HORDAGO NABARRA, programa de la radio libre HALA BEDI IRRATIA

2011/03/14

Ni españoles ni franceses, nabarros

Ni españoles ni franceses, nabarros
J.X. Mauleon, Cadreita-Nabarra

Actualmente, el Pueblo nabarro está amilanado, pero a la vez expectante. Esto es debido con su situación colonial a que está sometido por la República de Francia y el Reino de España. Es una situación muy preocupante, ya que tiene mentalmente inmovilizada a buena parte de la sociedad nabarra que se mueve entre la confusión resultante de su propia condición de Pueblo colonizado y del insultante silencio informativo de ciertas empresas culturales y de los diferentes medios de comunicación, estando en ambos casos al servicio de los imperialistas españoles y franceses. O lo que es aún peor, medios que mienten reiteradamente, que incluso utilizan a intelectuales y artistas para que afirmen que el Estado de Nabarra no es una colonia franco-española.

La cantidad de nabarros que ven con sus propios ojos el preocupante estado económico y social imperante en la totalidad de Baskonia, ha aumentado considerablemente en los tres últimos años, gracias, principalmente, al continuado trabajo de diferentes blog de internet, los cuales son censurados y perseguidos por una empresa cómoda con la situación de subordinación al Imperio español, que vive de la eterna protesta y de la voluntad independentista y soberanista del Pueblo-Nación de Nabarra. Nabarros que ven inequívocamente cual es la solución, la recuperación de la total soberanía del Estado de Nabarra.

El infundio que los españoles y franceses han venido fomentando en Baskonia, asegurando que si ellos se van los nabarros no podremos subsistir por nosotros mismos. Esto ha calado hondamente entre la población de la Nabarra plena. Ciertamente es una nueva patraña que los dejara una vez más y de forma masiva en evidencia, ya que nuestros antepasados vivieron muy felices sin ellos; es más, fueron ellos los que acabaron con su libertad y mantienen la situación actual de esclavitud sobre el Pueblo nabarro.

Si, al contrario, esas empresas y medios de comunicación se descolonizaran mentalmente, dejando con ello de trabajar para los colonizadores e informaran fehacientemente acerca de los Derechos de los canarios, basados en la realidad Internacional, otro gallo nos cantaría. Pues una vez Nabarra sea reconocida por las Naciones Unidas como Estado soberano, que como ya es sabido lo fue, mantendrá el Pueblo nabarro su Derecho exclusivo sobre sus riquezas y sus recursos naturales, incluyendo el Derecho a recuperar los que le han sido expoliado a lo largo de estos largos siglos de colonización, y a cobrar las indemnizaciones injustamente pagadas.

Por si fuera poco el miedo que los españoles y franceses han metido a los nabarros, existen presuntuosos que se obsesionan en reivindicar una cultura no vasc(on)a que nada tiene que ver con nuestra historia cultural e idiosincrasia política. Esto no significa que nos neguemos a estar emparentados en algunos aspectos culturales con nuestros vecinos españoles y franceses, pues ello significaría negar gran parte de nuestra larga historia. Los vasco(ne)s emancipados o nabarros desarrollaron su propia sociedad y cultura que dio comienzo desde la misma prehistoria hasta la constitución del Reino de Nabarra, adaptándose al medio natural en el que les tocó vivir en torno a los Pirineos y a los acontecimientos militares y políticos ajenos al mismo; y esa es la cultura en la que tenemos que basarnos los nabarros actuales, asumiendo nuestra posición geopolítica en Europa, pero teniendo presente que no somos españoles ni franceses, solamente nabarros.

Podremos estar en la UE tras la recuperación de la soberanía e independencia, y la posibilidad de adoptar el euro como nuestra moneda, si así lo decide el Pueblo-Nación de Nabarra, siempre viendo que es lo mejor para nosotros y nuestra tierra, frente a las ideas caducas de presuntuosos antagonistas. Inseguros con mentes colonizadas, que ni respetan ni se dan a respetar y que incluso señalan a todo aquél que no está de acuerdo con sus divagaciones y proyectos empresariales y unipersonales. Lo peor es que todo lo que no controlan o dirigen intentan destruirlo y basan la lucha del independentismo en su interés personal, en su bolsillo, sin tener en cuenta la nobleza, el patriotismo y la capacidad contrasta de aquellos que incluso les denuncia por censurar a soberanistas, independentistas, legitimistas y estatalistas nabarros. Puede que estén colonizados o simplemente sean unos irresponsables que se han quedado solos por su autoritaria y dictatorial forma de actuar. Es más, durante muchos años tuvieron todo paralizado y por ese motivo han surgieron otras organizaciones, comisiones y demás, los que les ha llevado a incrementar su trabajo entorno al año 2012, año de la efeméride del V centenario de la invasión y ocupación de la mayoría de las tierras del Reino de Nabarra. Un trabajo de cara a sacar tajada económica, carente de planteamiento político e ideológico que nos acerque a la libertad.

Pero voy a ser optimista y creer que la triste situación actual puede cambiar súbitamente en un sentido u otro. Si no exigimos que Francia y España descolonicen Nabarra y que la ONU intervenga a tiempo, seguiremos siendo una sociedad sojuzgada y subordinada. Consecuentemente, lo que debemos hacer los nabarros amantes de la libertad, es luchar para dejar de tener nacionalidad española o francesa–ya que no somos españoles, ni franceses-y adquirir o mejor dicho recuperar nuestra propia nacionalidad, la nabarra. Ni españoles ni franceses, nabarros. En eso es en lo que tenemos que concentrarnos para recuperar la ecuanimidad de nuestros antepasados vascones, mediante un modelo económico solvente basado en el ancestral Derecho Pirenaico, que nos permita recuperar la soberanía plena y facilitar el progreso.

Amaiur, de nuevo

Amaiur, de nuevo
Raúl Díaz de Arkaia, periodista y analista político

Hoy, algunos, rememoramos a nuestros muertos, a nuestros caídos. Y no me refiero precisamente a los caídos o represaliados en la Guerra Civil Española. Un “puñado” de 200 valientes defendieron la fortaleza de Amaiur en 1522. Se enfrentaban al que, según el experto Iñaki Sagredo, era el ejército más poderoso y mejor pertrechado de toda Europa en aquel momento. Eran las mesnadas de Carlos I de España y V de Alemania (unos 10.000 guerreros) las que aquellos días trataban de recuperar el terreno ganado por aquellos nabarros que no luchaban ni por dinero, ni por honor, ni por privilegios señoriales, sino por su libertad, como diría William Braveheart Wallace.

Quizá algún día algún valiente productor tenga los arrestos suficientes como para poner en marcha un proyecto cinematográfico que recupere para el Séptimo Arte lo que sucedió aquellos días de gloria. De hecho, es una historia que, a mi juicio, merece la pena ser contada, como capítulo renombrado dentro de la contienda que ya en aquella época coincidió en denominarse la Guerra de Navarra.

Mientras tanto, seguiremos relatándola más allá de los grandes emporios de la comunicación; más allá de los editorialistas a sueldo del conquistador; más allá de las pretensiones del Gobierno de la Nabarra Reducida, que anuncia a bombo platillo que celebrará la pertenencia de Nabarra a España. Porque han consentido en aceptar (¡sin sonrojarse!) que es posible ser nabarro y español o francés, como si fuera posible ser irlandés y ser inglés, o ser holandés y alemán.

No hubo voluntaria incorporación a Castilla. Si así hubiera sucedido, no se habría derramado tanta sangre. Por eso muchos defendemos que la memoria histórica se queda corta, demasiado corta si nos remontamos exclusivamente a 1936. Los sublevados del 18 de julio, incluyendo a Francisco Franco, conforman uno de los últimos eslabones de una larga cadena que comienza en los albores del segundo milenio, a mediados del siglo XI de nuestra era. Casi un milenio de genocidio, expolio, linguicidio, torturas, incumplimiento de pactos internacionales y otras fechorías por las que nadie ha pedido perdón. Crímenes de lesa humanidad que no prescriben pero que, a tenor de la nula atención que suscitan en nuestros líderes políticos, no merecen ser recordados. Quizá por lo inquietante de los mismos. De hecho, la capacidad que aquellos hechos tienen de cuestionar el actual status de división territorial de los despojos de nuestro Estado hace que, a juicio de muchos, hayan de relegarse al olvido.

Podemos y debemos perdonar, pero nunca olvidar. Tener enemigos no implica odiar, pero sí luchar por lo que en justicia nos corresponde. ¡Salud, camaradas de Amaiur!

Extraído del blog Salburua

2011/03/05

El euskera en La Rioja

El euskera en La Rioja
Antonio Urra Maeztu

Detxepare es el primero que elevó el euskera a la categoría de lengua literaria en el s. XVI. Mucho antes, en el siglo XI, aparecen en el monasterio de San Millán de la Cogolla unas frases escritas en euskera y que se les llama glosas emilianenses. Son tiempos en los que este monasterio y gran parte de La Rioja pertenecían al Reino de Navarra y allí se hablaba euskera. No hay ninguna duda del uso del euskera, basta comprobar la toponimia de muchos pueblos riojanos. Las glosas son anotaciones que se escribieron al margen de textos latinos para su más fácil comprensión; algunas glosas están escritas en lengua romance y otras en euskera. Seguramente que el autor de las glosas sería un fraile, probablemente de la región, que dominaba el latín, el euskera y la lengua romance que se hablaba en la zona. Estos breves textos son las primeras frases que se conocen por ahora escritas en euskera. Podemos decir que San Millán es la cuna de las primeras palabras escritas en nuestra lengua milenaria, preindoeuropea, que es el euskera.

Creo que el monasterio no es la cuna del castellano como se ha querido hacer ver mil veces, y para ello se han celebrado reuniones y conmemoraciones de políticos y lingüistas afirmando que allí nació el castellano. El romance que se hablaba en la zona en el siglo XI era el navarro aragonés con matices riojanos, pero no el castellano.

Posteriormente, en el siglo XIII, Gonzalo de Berceo se formó en el mismo monasterio y es uno de los primeros que escribe, como él dice, "en román paladino". Es curioso, aunque se ve bastante normal porque allí se hablaba el euskera también en el siglo XIII, que Berceo introduzca en sus escritos algunas palabras en euskera: bildur=miedo, gabe=sin o privado de, zatiko=pedacito, y otras más.

En el siglo XIV, la justicia de Castilla (ya no pertenecía La Rioja al Reino de Navarra) reconoció a la zona de Ojacastro el derecho a testificar en los juicios en euskera "por ser el idioma hablado por el pueblo".

Mi intención en estos escritos es simplemente vulgarizar nuestra historia, nuestra lengua o nuestra identidad. Para profundizar están los expertos en cada uno de los temas. Por ejemplo Merino Urrutia es un estudioso del euskera riojano en todos sus aspectos.

Extraído de la web del Diario Noticias de Navarra

NABARRAKO ERESERKIA

Nabarra, reflexiones de un Patriota

Reflexiones de un Patriota by Iñigo Saldise Alda
ASKATASUNA = Baskoinak x Nafar Paradigma

"PRO LIBERTATE PATRIA GENS LIBERA STATE"

"Aberri askearen alde jende librea jaiki"

"De pie la gente libre a favor de la libertad de la patria"

Navarre shall be the wonder of the world

by WILLIAM SHAKESPEARE

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

©NABARTZALE BILDUMA 2011

©NABARTZALE BILDUMA 2011