SOBERANÍA DE NAVARRA by Nabartzale bilduma. Este es el correo para escritos, artículos, comentarios y sugerencias. Los artículos, escritos y comentarios deben estar debidamente firmados por su autor o autora en formato Word. Solo se publicaran aquellos escritos que estén realizados desde la independencia y soberanía de su autor o autora siguiendo los criterios editoriales de los miembros de NABARRAKO BURUJABETASUN-SOBERANÍA DE NAVARRA. nabartzale@gmail.com

2010/07/30

Estado de Nabarra. El protagonismo

J.M.Unzueta
Estado de Nabarra. El protagonismo
Soberanía de Navarra

“Un hombre o mujer sin virtud no puede morar mucho tiempo en la adversidad, ni tampoco en la felicidad; pero el hombre o mujer virtuos@ descansa en la virtud, y el hombre o mujer sabi@ la ambiciona.”
Confucio Filósofo chino 551 a.c.-478 a.c

El protagonismo: Es esa manía de sentirse el centro de la atención social. Es esa obsesión de ser reconocido como la persona más calificada y necesaria en determinada actividad, independientemente de que se posean o no méritos que lo justifiquen. La ilusión por ser reconocidos como el personaje principal de su entorno social, mueve a la ficción de simular ser lo que no se es, hasta llenar ficticiamente sus vacíos vivenciales.

Los vacíos vivenciales inducen a jactarse de grandeza, de popularidad o de ensoberbecimiento, en la enajenante esperanza de un mañana en el que pudiera protagonizar el papel de ser el héroe o la heroína en la vida. Siempre se habla de los peligros éticos, morales y psicológicos del cine y de la televisión, pero no se advierte de las perturbaciones psíquicas que el protagonismo desencadena en la conducta de los espectadores. Analizando y recordando esas vivencias que son comunes a todos los seres humanos, no debemos olvidar que el ser humano no solamente es consecuencia de su herencia genética, sino que también es el resultado de la programación psicológica del medio ambiente social y cultural en el que se desarrolla.

Aquellos que recurren a urdir protagonismos, sea cuales fueren sus propósitos y argumentos justificativos, actúan con deshonestidad y perversidad de intenciones. El deseo de ser iguales a otros, induce a fantasear preciándose de ser indispensables. Los personajes piensan que sin ellos las cosas no podrán funcionar. Que son lo mejor, sin darse cuenta que el rol que quieren protagonizar ni siquiera es compatible con sus personalidades.

Cuando la desinteligencia impide comprender que en la vida cotidiana no siempre se puede realizar el protagonismo que se desea, el porfiado subconsciente motivará oportunidades inusitadas, que al parecer ofrece nuevas alternativas para protagonizar. Analizando cada una de nuestras vidas es casi seguro que descubriremos muchísimas actitudes en las que tratamos de ser los protagonistas del grupo en el que estamos, o de alguna experiencia que tratamos de mostrar a quienes nos rodean, en el afán de ser distintos y mejores que los demás.

El protagonismo se ha constituido en un síndrome psíquico que nos impulsa a ser extravagantes, que nos hace creer que son aquello que no somos realmente. Cuando descubrimos algún conocimiento especial o cuando nos enteramos de ciertas circunstancias de la vida de los demás, no vacilamos en tratar de penetrar en esos ambientes y ganar esos espectadores que nos concedan la admiración y el reconocimiento que aspiramos.

Es cierto que todo ser humano necesita fortalecer su autoestima con el afecto, el amor, el respeto y la admiración de sus semejantes; pero, cuando caemos en el protagonismo, ¿estamos conquistando aquellas cosas que tanto deseamos?,o ¿no será más bien, que -sin darse cuenta- estamos haciendo el ridículo de aparentar ser lo que realmente no somos? Hombres y mujeres de todas las esferas sociales, insensatamente compiten en una carrera por tratar de ser protagonistas de paradigmas ajenos y extrañas a la historia de sus vidas, cayendo en el auténtico protagonismo de las enajenaciones conocidas.

El protagonismo practicado en un pueblo como el nuestro, conquistado genocidamente por el imperialismo Franco-Español-Vaticanista, es ante todo contraproducente, incita a la desconfianza y la desmovilización de la ciudadanía restando energías imprescindibles para la consecución en principio de la descolonización acelerada. Es practicar los principios del púlpito clericaloide, en una palabra restar.
El protagonismo es antidisciplina, lo más antipatriota, por ello cuando se habla de patriotismo, lo primero humildad, utilizar los principios del siempre presente, el “Derecho Pirenaico” “antes leyes que reyes” “ANTES EQUIPOS en continua formación que INDIVIDUALIDADES ESTRELLAS”

2010/07/29

Nabarralde, S.L.

Iñigo Saldise Alda
Nabarralde, S.L.
Mentira, estafa, censura, ocultación y antinabarrismo

Soberanía de Navarra

La empresa con CIF español, cuyo nombre es Nabarralde, S.L., esta dirigida por un Consejo de Administración que practica de forma sistemáticamente perfecta, las más oscuras artes del totalitarismo, semejante al fascismo de la dictadura franquista. Esto, seguramente es debido a su iniciación en las artes de la política española. Ellos y ellas, bajo una falsa apariencia de soberanistas o independentistas nabarros, el mencionado Consejo encabezado por su presidente ilustrísimo señor don Tasio Agerre, miente y engaña a los demás accionistas y promotores sistemáticamente, llegando incluso a estafar o robar, la cantidad nada despreciable de 6.010’12€ y mentir de forma reiterada a mi persona con falsas promesa de llamadas para formalizar ante notario mi entrada a dicha empresa española, promesas vagas y nunca cumplidas por el señor presidente de Nabarralde, S.L.

Esto a día de hoy, me ha supuesto un gran desaliento, concretamente ante la reiterada hipocresía del Consejo de Administración, de la ya mencionada empresa española y también debido a mis profundas convicciones antifascistas, vengan estas de donde vengan, repito, vengan de donde vengan, está claro que no debo y por mis principios antes mencionados, no quiero formar parte de dicho grupito de personas totalitarias y mucho menos subvencionar con el dinero antes mencionado, la hipocresía, la mentira, la estafa, el robo, la censura, la ocultación y el reiterado antinabarrismo a los y las diferentes creadores de opinión independentista, soberanista y estatalista NABARRA, todos ellos con opiniones diferentes pero a su vez complementarias, emanadas del Paradigma Nabarro, que buscan en definitiva la recuperación de la libertad de los nabarros y nabarras.

Para colmo, como ya expuse en un escrito mío anterior, concretamente publicado en el blog Soberanía de Navarra el 30 de junio del pasado año, el cual llevaba por título Algo huele a podrido en Dinamarca, el señor censor y totalitario, don Luís María Martínez y su fiel lugarteniente o soldado raso, el señor don Ángel Rekalde, se han encargado de censurar, de manera reiterada, diferentes escritos soberanistas nabarros, todos ellos siguiendo estrictamente el ya mencionado Paradigma Nabarro; no solo míos, no soy egocéntrico, sino de otros autores, Instituciones y Comisiones propias de este País, Nabarra, únicamente debido a su carácter y actitud-siendo los pasos del nacionalsocialismo, fascismo, falangismo,…-, donde solo se puede publicar artículos que estén bajo su prisma, siendo este totalmente totalitario e impositivo, donde destaca una importante y extraña, al menos para los que somos nabarros y nabarras, influencia catalanista-Por cierto… ¿Qué tiene que ver el Estado de Nabarra con esa parte del territorio español que nunca ha sido un estado a lo largo de la historia?-. Más a una política empresarial encaminada hacia la recuperación de la soberanía de Nabarra, hay que decir alto y claro, que se han vendido por cuatro míseros euros a las instituciones imperialistas españolas y francesas; como por ejemplo, a ayuntamientos impuestos en esta tierra baskona y lo más sangrante, a partidos políticos que realmente legitiman a los imperios colonizadores del reino de España y/o la república de Francia.

Pero eso no es todo, aquellos que nos hemos atrevido a denunciar dicha actitud totalitaria o mejor dicho fascista, hemos sufrido la ocultación de nuestros artículos, aunque hayan sido públicos en diferentes medios de prensa, tanto escrita como digital, llegando en mi caso a eliminar el enlace blog en la web de dicha empresa con CIF español. El último ejemplo de ello, a lo que ami persona se refiere, viene dado de la ocultación y no publicación de mi artículo titulado V Centenario. A pesar de recibir dicho escrito, en el cual hablo de unidad, basada en la concordia, cooperación y principalmente el reconocimiento mutuo entre estatalistas, soberanistas e independentistas nabarros y nabarras, el fanatismo, la envidia, el rencor, el odio y la mala va, o tal vez el seguir viviendo del cuento-protestar eternamente, por los siglos de los siglos, AMEN, dentro de las estructuras imperialistas del reino de España y/o la república de Francia-que caracteriza a los señores Martínez y Rekalde, les ha llevado a ocultar de manera reiterada dicha información soberanista, ya que solo buscan marginar a este patriota nabarro, que está dispuesto a habalar con todos los estatalistas, soberanistas e independentistas nabarros y nabarras, en post de nuestra libertad.

Quiero realizar serio y patriótico aviso a los diferentes navegantes estatalistas, soberanistas e independentistas nabarros y nabarras que lean este escrito. En la última reunión que estuve con los miembros del Consejo de Administración en febrero del año pasado, cuando creía que era socio accionista de dicha empresa, ninguno de ellos y ella, mostraron un interés claro y sincero por la recuperación de nuestra libertad, sino más bien y de forma exclusiva, su único interés mostrado era por la subsistencia de esa empresa con CIF español. Espero y deseo que tomen nota de ello y que actúen en consecuencia, pues os lo digo bien claro, solo quieren vuestro dinero, al igual que hicieron al estafar o robar el mío.

Para concluir quiero lanzar una pregunta a los lectores y lectoras… Si ellos y ellas dicen que soy socio… ¿Por qué se me censura?.... Por cierto, hay que recordar que la censura es el mayor arma del fascismo.

Estado de Nabarra. Derechos históricos

J.M.Unzueta
Estado de Nabarra, Derechos históricos
Soberanía de Nabarra

“Es difícil hacer a un hombre miserable mientras sienta que es digno de sí mismo.” Abraham Lincoln Dieciseisavo presidente de EE.UU

Derechos Históricos: Hablar de los Derechos Históricos es muy subjetivo, ya que depende en gran medida del prisma patriótico con el cual sean observados, analizados y posteriormente presentados y defendidos en política, pero teniendo muy presente a su vez, lo que nos indica el Ordenamiento Jurídico Internacional, tanto el viejo como el moderno, que nos indica claramente que estos Derechos Históricos recaen sobre las Coronas, dado que de ellas son emanados, por lo tanto son sus titulares bien sean estas reinados, principados, grandes ducados o ducados, al estar intrínsicamente relacionados con los Derechos Dinásticos en el viejo Ordenamiento Jurídico Internacional y respetados en el nuevo.

Los Derechos Históricos no pueden ser vendidos, pero en caso de renuncia a los mismos a cambio de una compensación por parte del titular, que es la Corona, estos Derechos Históricos quedarían anulados ante el reino, principado, gran ducado o ducado, es decir, ante el Estado. En el supuesto que el Pueblo o la Nación, rechace a la monarquía, el heredero o heredera no pierde sus Derechos Dinásticos, simplemente su potestad de ejercer como rey o reina, pudiendo volver a reinar en el supuesto caso que el Pueblo o la Nación se lo vuelvan a pedir.

Nabarra y los Derechos Históricos; "La utilización de los Derechos Históricos por las diversas agrupaciones políticas navarras, reconocidas constitucionalmente por un estado ocupante, son contradictorios según el Ordenamiento Jurídico", Este es un pequeño extracto del informe enviado a la Casa Real de Nabarra en mayo de 2005, desde la Corte Internacional de Justicia, sita en la Haya-Holanda, basada exclusivamente en lo que aparece y se desarrolla en la página 9 del Ordenamiento Jurídico Internacional. Desde un pensamiento ciertamente libre y descolonizado, los nabarros debemos pensar fría y seriamente, que son en realidad los Derechos Históricos de Nabarra y sobre todo si somos patriotas, en quien verdaderamente recaen en la actualidad. Esto es debido principalmente al devenir político-histórico de nuestro Estado, Nabarra, el cual recordemos, desapareció de los mapas políticos mundiales a causa de diferentes invasiones y ocupaciones, conquistas con genocidio y brutal colonización, que concluyeron allá por el año 1620, por el entonces reino de Francia.

Basándonos correctamente en la Jurisprudencia Internacional, ya que nosotros los nabarros nunca debemos hacerlo en la interpretación emanada de la Justicia presentada y ejercida por los estados coloniales español y francés, los Derechos Históricos tornan o residen siempre en el sistema de Gobierno existente por aquel entonces, que cierta y verdaderamente en nuestro caso, fue expulsado por los estados ocupantes. Actualmente, nos guste o no, además nos vemos obligamos a recordar que por ello nunca discutirá un patriota nabarro con otro igual, en el caso de nuestra amada Patria Nabarra, la Legitimidad Histórica de Nabarra recae y reside en su monarquía, que actualmente todavía existe, pero que no ejerce desde el año 1620 por negación y usurpación de los estados ocupantes. Estos usurpadores son el reino de España y la república de Francia.

Continuando con lo que nos indica dicho Ordenamiento Jurídico Internacional y siempre basados exclusivamente en nuestro propio Paradigma Nabarro, toda pretensión de sustituir o suplantar la Legitimidad Histórica garante en la Casa Real de Nabarra y hacer uso de sus Derechos Históricos, es contraria cuando menos a Derecho, produciéndose una contradicción grave para cualquier Movimiento Soberanista Nabarro en las Instancias, Tribunales y Organismos Internacionales que finalmente, son a los cuales debemos acudir. La indebida utilización de los Derechos Históricos nabarros, en cualquiera de sus formas o camuflajes, tratan de obviar y ocultar a la sociedad nabarra, que son principios legitimistas formulados originariamente por las monarquías, enfrentándose con ello de forma necia contra la Jurisprudencia Internacional establecida y además, supone un acto de desinformación, con oscuros intereses, hacia el Pueblo Nabarro, en el cual reside finalmente la soberanía en base a nuestro ancestral Derecho Pirenaico o Baskon.

Todas las pretensiones y usos indebidos por agrupaciones ajenas a la Casa Real de Nabarra o sin contar con su explícito amparo, han resultando cuando menos, confusas y altamente contraproducentes para las exigencias políticas del Pueblo más antiguo de Europa, algo que podemos comprobar claramente y de forma sencilla, al repasar nuestra historia desde la triste perdida de la soberanía del Reino de Nabarra, exclusivamente quebrantada a causa de la acción militar extranjera. Todos esto intentos fantasiosos que oculten la realidad histórico-política, en contextos políticos y estatales ajenos a los nabarros, han conducido a una desorientación y desconcierto extremo y sin precedentes en la Nación Nabarra.

Hay que decir claramente, que ningún estado ocupante, bien ya sea este Francia o bien ya sea España, o incluso ambos en común, puede amparar y utilizar los Derechos Históricos de Nabarra según nos indica y marca la Jurisprudencia Internacional. Por lo tanto, ninguno de los partidos políticos reconocidos constitucionalmente por dichos estados imperialistas y colonizadores, podrán manipular los Derechos Históricos, incluyéndose en los mismos la denominación de territorios históricos, por ser esta interpretación errónea y fuera del Derecho emanado por el Ordenamiento Jurídico Internacional, ya que su trascripción Jurídica correcta es la de territorio ocupado por un estado extranjero.

Extraído del libro “NABARRA, Reflexiones de un Patriota” Iñigo Saldise Alda 2010

2010/07/28

Declaración Unilateral de Independencia

Declaración Unilateral de Independencia
Alots Gezuraga, Errigoiti (Nabarra)

La noticia más importante de este milenio para los nabarros se produjo el 22 de julio del 2010 y se resume en: “No hay norma en el Derecho Internacional que prohíba la declaración de independencia", Corte Internacional de Justicia (CIJ) de la Haya, máxima instancia judicial de Naciones Unidas.

Como informan todos los medios de comunicación, en una lectura que duró tres horas, el presidente de la Corte de la Haya compuesta por 15 jueces elegidos cada nueve años por la Asamblea de Naciones Unidas y el Consejo de Seguridad, el Sr. Owada, sentenció que: "la Corte ha concluido (...) que la adopción de la declaración de independencia del 17 de febrero del 2008 (por Kosovo) no violó ni el Derecho Internacional, ni la resolución 1.244 del Consejo de Seguridad, ni el cuadro constitucional". El dictamen se refiere a la resolución que aprobó el Consejo de Seguridad de la ONU en 1999, que puso fin a la llamada "guerra de Kosovo" y legitimó la intervención internacional en el enclave. Serbia se aferraba, como a un clavo ardiendo, a la literalidad de esa resolución que pedía una solución al contencioso "dentro de los límites serbios" para rechazar la declaración de independencia e insistir en la tesis histórico-mítica de que Kosovo "es la cuna de Serbia". Es notable destacar que los argumentos del imperialismo serbio fueran de carácter histórico y sobre la indisoluble unidad nacional manifestada en su entramado jurídico.

Con esta resolución, el mundo, cuyo único órgano común es la ONU y a través de su Corte Internacional de Justicia de la Haya, les dice a todos los países imperialistas (España, Francia, Inglaterra, Rusia etc.) que los pueblos sin Estado y los Estados invadidos podemos decidir romper las cadenas sin pedir permiso a nuestros opresores.

Los Imperialistas han perdido una de sus bazas secundarias (la principal es su ejército): la maraña institucional, legal y judicial con la que se dotan todos los imperios para entorpecer hasta hacer inútil cualquier intento de autodeterminación de los pueblos sojuzgados y Estados invadidos. Otra de las bazas del imperialismo, el bombardeo constante desde los medios de comunicación y la educación desde la más tierna infancia para intentar convencer a los kosovares de que son serbios –o la cuna de la Gran Serbia-, no ha surtido el efecto deseado, para ello han luchado en la sombra los historiadores y educadores kosovares.

La contundencia de la sentencia tiene una base lógica: los antecedentes del hecho. El juez presidente Owada recordó que "a lo largo de los siglos XVIII, XIX y XX, muchos Estados proclamaron su independencia sin que, en ningún caso, se pueda entender que contravinieran el Derecho Internacional". Es decir, ¿por qué van a tener unos pueblos derecho a la libertad y otros no?

En los últimos dos siglos se han independizado en Europa: Bélgica (1830), Grecia (1832), Italia (1861), Alemania (1871), Bulgaria (1885), Noruega (1905), Finlandia (1917), Polonia (1917), Hungría (1920), Irlanda (1921) e Islandia (1948), además de los 17 Estados europeos nacidos a finales del siglo XX tras la caída del “telón de acero”: Lituania, Letonia, Estonia, Chequia, Eslovaquia (creada artificialmente en 1918 como Checoslovaquia), Eslovenia, Croacia, Serbia, Bosnia (Yugoslavia nació tras la Primera Guerra Mundial en 1920), Georgia, Uzbekistán, Ucrania, Bielorrusia, Moldavia etc., la mayoría nunca fueron independientes antes o en períodos muy breves. En lo que va de siglo han nacido otros dos Estados europeos: Montenegro (2006) y Kosovo (2008), eso sólo en Europa, si miramos al mundo, durante el siglo XX se duplicó el número de Estados hasta llegar a los 195 actuales.

Los procesos de independencia demuestran que el tamaño de un país tampoco es importante para ser reconocido como nuevo Estado: de los que 195 Estados independiente actuales, 88 tienen menos de 5 millones de habitantes, 59 de ellos menos de dos millones y medio (el 30%) y 35 menos de un millón. 5 Estados de la UE tienen menos de 2 millones habitantes. El Estado más pequeño del mundo, Tuvalu (Polinesia), tiene 11.000 habitantes, Kosovo sólo tiene 2,2 millones de habitantes.

Tampoco hay motivos económicos para negar la independencia de un pueblo -Kosovo es pobre e Islandia rica-, y menos un tamaño en kilómetros cuadrados, pues los Estados van desde el Vaticano con 0,439 km2 a Rusia con 17 millones de km2 (38 millones de veces más grande).

Por tanto, para independizarse o recuperar la soberanía, no importa el tamaño del territorio (no hay un tamaño mínimo), ni es una cuestión de economía (no se independizan sólo los ricos o sólo los pobres), ni el número de habitantes (no hay un mínimo).

La sentencia del Tribunal de Justicia de la Haya demuestra también que en el Derecho Internacional, las cuestiones históricas pasadas no son relevantes (si ha sido un Estado o no), Kosovo, como la mayoría de los Estados mencionados, nunca antes fue independiente, ya no sirve por tanto argumentar el hasta ahora socorrido “derecho de conquista” disimulado en “situación de hecho” en base a la historia (destino universal de la nación española por ejemplo). Pero ni siquiera la discusión bizantina de si eres o no una nación, ya que al autodeterminarte te conviertes en nación de hecho, aunque no lo hubieras sido antes según la absurda oficialidad imperialista. Pero todos ellos sí son los argumentos utilizados por los imperialistas para meter miedo al pueblo que aún no han asimilado, de ahí la importancia de saber rebatirlos al Imperialismo (descolonización mental).

Al Imperialismo desde esta fecha clave del 22 de julio del 2010 ya no le sirve su entramado jurídico pues es siempre impuesto de arriba abajo, desde el Imperio al país colonizado y nunca democráticamente decidido: “ineludible en un sistema democrático, es la posibilidad para todo cuerpo político de asegurar mediante la fuerza propia de uno u otro género, la defensa de las instituciones con las que se ha dotado y al mismo tiempo de controlar también a sus propios guardianes”, Joseba Ariznabarreta, Pueblo y Poder, Orreaga 2007. Es decir, una España democrática debe de reconocer su plurinacionalidad y cada una de las naciones tendría que estar libremente adherida, lo cual significa que también que debe de ser libre su autogobierno y su salida del proyecto común si así lo decidiera, todo ello está lejos siquiera de plantearse, es por tanto una situación impuesta y no deseada: puro imperialismo.

En realidad, aunque quisieran, los Estados Imperialistas (por tanto totalitarios) nunca podrán pasar a ser Estados democráticos y lo saben, al menos mientras mantengan pueblos sojuzgados, pues esto supondría reconocer el derecho a poder elegir su destino a los pueblos que oprimen (el derecho de autodeterminación), y eso sería también equivalente a lograr la libertad además de igual de costoso para el pueblo sojuzgado, pues, ¿quién quiere seguir en una cárcel con las puertas abiertas?
Nuestro Estado nabarro tiene mil años de historia como Estado soberano, el pueblo e idioma más viejos de Europa, casi 5 millones de habitantes -3 millones sólo en los territorios vascos actuales- y un territorio de tamaño medio, con una renta per cápita superior a la media Europea, lo que le convierte en uno de los Estados más ricos del mundo pese a estar actualmente invadido, militar y judicialmente controlado y desmembrado su territorio.

Los nabarros debemos de decidir por nuestra cuenta si queremos recuperar nuestra estatalidad, no tenemos por qué convocar referéndums controlados por españoles-franceses y menos bajo sus leyes, pues nos dice el Tribunal de la Haya que no perdamos el tiempo en los órganos políticos -aparente y oficialmente democráticos- que hemos conseguido con mucho esfuerzo y mucha sangre sacar a nuestros opresores, pues son en realidad unidades administrativas “autonómicas” concedidas por los imperios, a los que llaman los imperialista y colaboradores eufemísticamente “gobiernos”, aunque no tenga poder ejecutivo alguno fuera de la jurisdicción imperialista, es decir, están únicamente al servicio del imperialismo. La ONU, a través del Tribunal de la Haya, nos dice que no tenemos que esperar a los Tribunales de (in)Justicia imperialistas para que nos den el visto bueno cuando nos autodeterminemos (¡semejante pérdida de tiempo con resultado preescrito!, ahí tenemos el caso reciente del Estatut Catalán).

Por tanto, la conclusión es que, políticamente, sólo la acumulación de fuerzas nabarras y nuestra incorruptible voluntad nos devolverá la libertad, en frente, los imperialistas esgrimirán sus jueces primero, su policía y ejército después, si nuestras fuerzas resisten y con la ayuda de la ONU, los imperialistas argumentarán en los Tribunales Internacionales motivos históricos y su propio entramado legal con visos de democrático pero en realidad hecho ad hoc para evitar la libertad de aquellos pueblos y Estados que invadió y subyuga.

2010/07/27

Estado de Nabarra. La independencia

J.M.Unzueta
Estado de Nabarra. La independencia
Soberanía de Navarra

“Es posible conseguir algo luego de tres horas de pelea, pero es seguro que se podrá conseguir con apenas tres palabras impregnadas de afecto.” Confucio Filósofo chino 551 a.c.-478 a.c

La independencia es la situación de un país o nación que no está sometido a la autoridad de otro.
Como concepto político apareció con la Declaración de Independencia de los Estados Unidos en 1776 como respuesta al colonialismo europeo y se extendió con las declaraciones de independencia de los países latinoamericanos dependientes del Imperio español en la Guerra de Independencia Hispanoamericana (1809-1824). Más adelante el concepto se relacionó estrechamente con el principio de no intervención y el derecho de autodeterminación de los pueblos.

La independencia se distingue de la autonomía. La autonomía es un régimen de descentralización del poder, en el cual ciertos territorios o comunidades integrantes de un país, gozan de algunas facultades ejecutivas, legislativas y judiciales, en ciertas materias, o competencias, que quedan así fuera del alcance del gobierno central. El concepto político de independencia se opone al de dependencia.

En nuestro caso, entra en liza otro concepto llamado “SOBERANIA”; este concepto es el que recientemente se ha empezado a utilizar, en muchos sectores del abertzalismo. Se habla mucho de el, pero en realidad creo que no se entiende; todavía a día de hoy, en recientes manifestaciones se corean eslóganes como las exigencias de la AUTODETERMINACIÓN, CREACION DEL ESTADO VASCO y la INDEPENDENCIA, inconscientemente se le está dando inmensos recursos al imperialismo. Por ello conviene clarificar los conceptos y criterios con el párrafo escrito por nuestro compatriota y estatalista nabarro Iñigo Saldise que dice así:

"Así pues, mientras que en el independentismo hay que crear un Estado básicamente partiendo de cero, el soberanismo tiene que recuperar un Estado ya existente en la historia política europea y por ende mundial, añadiendo así y de forma eficaz, un gran peso político a las reclamaciones ya existentes en el independentismo, que sirven a modo de cimientos en los que apoyarse en la reconstrucción del Estado y a su vez desmotar las numerosas y falsarias aportaciones del estado o estados que impiden con toda su fuerza y poder, tanto jurídico, como político y por supuesto militar, las reivindicaciones legítimas de los pueblos-naciones, como es el caso del Pueblo y de la Nación Nabarra."

Con la reciente declaración por el Tribunal de La Haya sobre la independencia de Kosovo, la reivindicación para la recuperación de la SOBERANIA del Estado Baskón de Nabarra la cual y hay que recordarlo nos fue arrebatada “manu militari” por el triunvirato imperialista Franco-Español-Vaticanista; por tanto la declaración del tribunal internacional adquiere un protagonismo y actualidad de primer orden. Conviene recordar lo que el mismo ha dictaminado.

La Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) ha dictaminado que la declaración de independencia de Kosovo no supone violación alguna del Derecho Internacional. El máximo órgano judicial de la Organización de Naciones Unidas (ONU) concluye, en su sentencia, que "no hay norma en el Derecho Internacional" que no permita las declaraciones de independencia, por lo que Kosovo actuó conforme a ley en su proclamación de autodeterminación.

Si Kosovo que nunca ha sido estado y ha conseguido su independencia, Nabarra que si lo ha sido y bastante antes que los dos estados que en la actualidad nos tienen sometidos bajo su yugo, no tiene sentido bajo las leyes y directrices internacionales seguir soportando en pleno siglo XXI este régimen colonial. Nunca debemos olvidar que el Estado Baskón de Nabarra es una colonia de España y Francia, y soportada ideológicamente por el no menos imperialista Estado Vaticano.

2010/07/26

Nabarrako Estatua berpiztu da Leintz Bailaran

Nabarrako Estatua berpiztu da Leintz Bailaran
Aitor Nafarrondo

Gure nortasun zaharrarentzat, garai latzak ditugu hauek. Bidegurutze batean gaude, zirt edo zart egin beharrean, aurrera egingo badugu. Azkenaldian, Nabarrako Estatu zaharra bere bizitasunaren seinaleak ematen ari da. Hauetariko batzuk, azken egunetan bailara gipuzkoar eder honetan eman direnak dira, hain zuzen, honen hegoaldean: antzina nabar gudarostearen gotorleku izan zen Aizorrotz mendian, eta Leintz Gatzaga hiribilduan.

Gasteizetik kostarantz doan bidean dago Gatzaga, bere arbasoen lan gatzgileari izena zor dion herria. Arima nabarra hiribilduko bizilagunengan berpiztu da: horregatik, haien herriko sarrerako atearen harrian grabatuta dagoen Gaztelako ezkutuaren gainean, Nabarrako bandera jarri dute.

Eta hau egin zutenean, banderak benetan estali egiten zuen ikur arrotz hura; hala ere, gure lagun den haizeak (betiere indartsuegia ez denean), zoritxarrezko egia erakusten digu, gure ahalegin subiranisten gainetik ageri dena: Espainiak bahituta gauzka, oraindik ere. Baina begiek eskertzen dute ikustea, estatu piriniotar zaharraren arima herrira itzuli dela, herritik sortu baitzen. Zorionak, bada, Gatzagako herriari!

Baina hau ez da guztia. Pasa den larunbatean, uztailak 24, Eskoriatzako udalerri ederreko Aizorrotz mendian, ekimen ikusgarria izan zen. Honen punturik garrantzitsuena: Bizardunak musika taldearen kontzertua, zeinak, hain arrakasta handia izan duen folk erradikal euskaldunaren erritmora, Nabarrako Estatua aldarrikatzen baitu bere “Nafarroa gure aberria”rekin. Aberriaren festa honetan, mendia jendez gainezka ageri zen.

Tontorretik, Nabarrako bandera eskegi zen, bailara osoan ikus dadin zer garen, nor garen: nabartarrak. Eta, baieztapen honekin lotuta, gehitu nahiko nuke, hortik bideratu beharko genukeela gure borroka, munduaren aurrean gure, Nabarrako Estatuaren, burujabetasuna berreskuratzeko.

Gora Nabarra Osoa askatuta!

Renace el Estado de Nabarra en el Valle de Leintz

Son tiempos agitados para nuestra vieja identidad. Nos encontramos en una encrucijada, si queremos salir adelante, es ahora o nunca. En los últimos tiempos, el viejo Estado de Nabarra está dando señales inequívocas de vida. Algunas de estas señales son las que en los últimos días se han dado en el bello valle gipuzkoano, concretamente en su lado más meridional: en el monte Aizorrotz, antiguo enclave militar del ejército de Nabarra, y en la villa de Leintz Gatzaga.

En el camino que va desde Gasteiz hasta la costa, se encuentra la villa salinera, Gatzaga, la cual debe el nombre a su ardua actividad en la obtención de sal de sus recursos naturales, desde hace ya siglos. La conciencia nabarra ha despertado en los habitantes de la villa, lo cual les ha llevado a colocar la bandera de Nabarra encima del escudo de Castilla, el cual está tallado en piedra sobre la puerta de entrada al pueblo.

Cuando fue colocada, la bandera tapaba todo el escudo. Sin embargo, el viento, fiel amigo nuestro (cuando no se pasa de la raya), nos deja ver la triste realidad con la que, pese a nuestros esfuerzos soberanistas, nos encontramos aún: España nos mantiene secuestrados. No obstante, es grato ver que la conciencia de nuestro viejo estado pirenaico vuelve al pueblo, que es de donde nació. Zorionak zuei!

Pero aquí no acaba el asunto. El sábado pasado, 24 de julio, se celebró en el monte de Aizorrotz, en el acogedor municipio de Eskoriatza, un evento espectacular, cuya culminación fue la actuación del grupo musical Bizardunak, autores de ese folk radical vasco que tanto gusta, y reivindicadores del Estado de Nabarra en su “Nafarroa gure aberria”. El monte se llenó en la fiesta patriótica.

La bandera de Nabarra fue colgada desde la punta, para que en todo el valle se viese bien claro qué somos: nabarros. Y ante tal afirmación debo añadir que es por ahí por donde debemos encaminar nuestra lucha, por la recuperación de nuestra soberanía, la del Estado de Nabarra, ante el mundo.

Gora Nabarra Osoa askatuta!

2010/07/24

V Mendeurrena

Iñigo Saldise Aldak egina eta Aitor Nafarrondok euskeratua
V Mendeurrena
Nafarrok

“…Guretzat urriaren 12a zer den adierazteko gaude hemen: indiar herrien eskubideen lapurretaren, eta europar zibilizazio bakarraren inposaketaren hasiera. Nahiz eta 494 urte pasa diren iada, Alejandro VI Aita Santuaren bularen baliogabetze morala eskatzen dugu, zeinak, gure presentzia kontutan hartu barik, nazio indiarren lurren ematea Portugal eta Espainiar erreinuei egiletsi zien 1493ko maiatzaren 3an. (...) Hemen gaude, demostratzeko gu, lurraldetasunean inbaditutako eta politikoki kolonizatutako nazio haien ondorengo eta oinordekoak, berrantolatzen gabiltzala, gure balore propioekin, kolonizazioaren aurretik izan ginena izateko berriz: Libre!” 1986ko urrian, Aymará, Kolla, Kamsá, Kuna, Maya-Cakchiquel, Purépecha eta Quechua nazio indiarrek V. Mendeurreneko Komisio Espainiarraren aurrean aurkeztutako manifestutik aterata.

Nabarrako erreinuaren konkista, inbasio eta okupazioaren V Mendeurrenaren etorrera hurbilaren aurrean, Espainiako Erreinuko indar politiko, judizial eta mediatikoak hasi dira haien garaipena, haien konkista, eta gure askatasunaren bukaera ospatzeko ekitaldi oroigarriak prestatzen. Konkistatzaile eta kolonizatzaile espainiarren ekimen aurreikusgarrien aurrean, zeintzuek ez duten Nabarrako Herri edo Nazioaren benetako memoria historikoarekin inongo zerikusirik, hiritar kolektibo batetik “1512-2012 Nafarroa bizirik!” plataforma sortu zen. Honen helburua, eztabaida historiko serio eta zorrotz bat bultzatzea gizarte nabarraren aurrean, “Komisio ofizialeko” kideekin, komisio hau duda barik inposatua delarik, erakunde kolonizatzaileetatik hasita sortu baita.

Lehenago, 90eko hamarkadako bigarren zatian, Nafarroako Erret Etxeak demanda bat aurkeztu zuen Espainiako Erreinuaren aurka –eta baita, ez dezagun ahaztu, Frantziako Errepublikaren aurka-, kolonizazio eta genozidioagatik. Hain zuzen, Nazio Batuetako “Deskolonizaziorako Komite Bereziaren” aurrean. Demanda honetara batu zen 2010 urtearen hasieran Nabarrako Burujabetza Komisioa. Baina, era berean, ezin ditugu ezkutatu, ezta ahaztu, ezta disimulatu, ezta alde batera utzi, ezta deslegitimatu –hori egiteko hor daude espainiar eta frantziar inperio kolonizatzaileak- beste mugimendu edo ekimen batzuk, argi eta garbi estatalista, subiranista edota independentistak direnak. Pasatako urteetan zehar eratuz joan dira, eta gaur egun nabarzaletasun osoaren berreskurapenaren alde eta sentimendu nabarzalearen alde lanean dihardute.

Nabarrako Estatu Piriniotarraren galera ekarri zuten gertakizun historiko guztien berrikuspen zuzen eta egokia, gaurko Baskoniako gizarteak bere burua politikoki ezagutu dezan beharrezko ekintza bat da. Hau da, nabar herritar moduan, konkistaren ondoko planteamendu politikoak ahaztuz. Planteamendu hauek beste testuinguru politiko batean eginak dira, euskaldunek iada estatu inperialisten eta kolonialisten inposizioa sufritzen zutenekoa.

Idazki honen hasieran aipatutako indiar nazioek batera, nabarrok gure baliabide eta ahaleginak bateratu behar ditugu. Horretarako, ezinbestekoa da elkar onartzea, gure berezitasun ideologikoekin, baina kontu handiz aztertuz pertsona bakoitzak, talde bakoitzak, komisio bakoitzak edo erakunde bakoitzak egin dezakeen ekarpena, guztion onerako. Ezin da egon, ez da egon behar eztabaida zahar, inbidia edo dena delakoetan oinarritutako aitzakiarik. Argi izan behar dugu, gure orain dela 5 minutuko, 5 eguneko, 5 asteko, 5 hilabeteko, 5 urteko edo 5 mendeko banaketak gure etsai amankomunek erabili dituztela, haien ekintza kolonizatzailea erraztuz.

Gaur inoiz baino gehiago, gure esklabotasunaren hasieraren V mendeurrenaren hurbiltasuna dela eta –batzuentzat gehiago, besteentzat gutxiago-, gogoetarako momentu bat hartu behar dugu, iragana berrikusiz eta hausnartuz, serioski, estatu kolonizatzaileekiko (Frantzia eta Espainia) ditugun lotura politiko, judizial, fiskal... guztiak apurtzeak ekar ditzakeen onura politikoak. Batzuentzat gehiago, besteentzat gutxiago. Gaur, inoiz baino gehiago, talde bat eratu behar dugu, ekipo orekatu bat, ideologikoki zabala, barne gorrotorik gabekoa, non adiskidetasuna eta kooperazioa nagusi izango diren, Nabarra gure aberri maitearen onerako. Gaur, inoiz baino gehiago, behartuta gaude Gure Gobernu Zabala eratzera, Nabarra Nazioaren onerako.

2010/07/22

Iruinea, julio de 2010

Iñigo Saldise Alda
V Centenario
Soberanía de Navarra

“… Estamos presentes para decirles qué significa para nosotros el 12 de octubre: el inicio de la usurpación de los derechos de los pueblos indios y la imposición de una civilización europea única. Aunque han transcurrido ya 494 años, pedimos la revocación moral de la bula del Papa Alejandro VI, que el 3 de mayo de 1493 otorgaba la adjudicación de las tierras de las naciones indias a los reinos de España y Portugal, sin tener en cuenta nuestra presencia (…) Estamos aquí para demostrar que nosotros, descendientes y herederos de aquellas naciones territorialmente invadidas y políticamente colonizadas, estamos volviendo a organizarnos con nuestros propios valores para volver a ser lo que fuimos antes de la colonización: ¡Libres!”. Octubre de 1986, extracto del manifiesto de las naciones indias Aymará, Kolla, Kamsá, Kuna, Maya-Cakchiquel, Purépecha y Quechua, ante la Comisión española del V Centenario.

Ante la inminente llegada del V Centenario de la conquista, invasión y ocupación del Reino de Nabarra, las fuerzas políticas, judiciales y mediáticas del reino de España, han comenzado a preparar los actos conmemorativos para la celebración de su victoria, de su conquista y el final de nuestra libertad. Ante la acciones previsibles de los conquistadores y colonizadores españoles, encontradas y antitéticas a la verdadera memoria histórica del Pueblo o Nación Nabarra, se creó por parte de un colectivo de ciudadanos y ciudadanas la plataforma 1512-2012 Nafarroa Bizirik!, con la intención de realizar un debate histórico, riguroso y serio, ante la sociedad nabarra, con los miembros de la “Comisión oficial” creada desde instituciones colonizadores y sin ninguna duda impuestas, a los nabarros y nabarras.

Anteriormente, en la segunda parte de la década de los años 90, la Casa Real de Nabarra presentó una Demanda contra el reino de España-y también contra la república de Francia, no se nos olvide-por colonización y genocidio. Concretamente ante el Comité Especial de Descolonización de las Naciones Unidas, a cuya demanda se unió a comienzos del presente año, 2010, la Comisión Soberanista de Nabarra. Pero a su vez, no podemos ocultar, ni olvidar, ni soslayar, ni apartar, ni mucho menos deslegitimar-para eso ya están los imperios colonizadores español y francés-, otros movimientos o iniciativas, indudablemente estatalistas, soberanistas y/o independentistas, que se han ido formando a lo largo de los pasados años y que en el presente, están incentivando la recuperación del nabarrismo integral y con él, un templado y sincero sentimiento patriótico nabarro.

El repaso correcto y apropiado de todos los hechos históricos que llevaron a la pérdida de la soberanía del Estado Pirenaico de Nabarra, es un acto ciertamente obligado para que la sociedad actual de Baskonia, se reconozca políticamente de forma correcta, es decir como nabarros y nabarras, olvidando planteamientos políticos posteriores, los cuales estaban enmarcados en un contexto histórico diferente, cuando los vascos ya sufrían la imposición política de unos estados imperialistas y colonizadores, sin ninguna duda ajenos al nuestro.

Al igual que las naciones indias mencionadas al principio de este escrito, los nabarros y nabarras debemos unir nuestros recursos y nuestros esfuerzos. Para ello es imprescindible el reconocimiento mutuo, con nuestras particularidades ideológicas, pero examinando con detenimiento lo que podemos aportar cada uno, cada grupo, cada comisión o cada institución al bien común. No deben, ni pueden existir excusas basadas en viejas rencillas, en envidias o lo que sea. Debemos tener claro que nuestras divisiones pasadas, hace 5 minutos, hace 5 días, hace 5 semanas, hace 5 meses, hace 5 años o hace 5 siglos, han sido utilizadas por nuestros enemigos comunes, lo que les ha facilitado y facilita en su labor colonizadora.

Hoy más que nunca, teniendo a la vuelta de la esquina la simbólica fecha del V Centenario de nuestra esclavitud-para algunos más, para otros menos-debemos pararnos un momento a meditar, repasar el pasado y pensar seriamente el beneficio político-tanto nacional como internacional que ello supondría-de romper cualquier lazo de unión existente, bien política, judicial, fiscal,… con los imperios colonizadores, tanto el español como francés. Hoy más que nunca debemos formar un grupo o equipo equilibrado, plural ideológicamente, sin rencores, donde reine la concordia y cooperación por el bien de nuestra amada patria Nabarra. Hoy más que nunca estamos obligados a formar un Gobierno Propio y Plural por el bien de la Nación Nabarra.

Estado de Nabarra. La arcadia vasca

J.M.Unzueta
Estado de Nabarra. La arcadia vasca
Soberanía de Navarra

“Los políticos españoles en general, los llamados de derecha trasmiten en onda modulada y los llamados de izquierda en onda media.” Mario Conde, ex banquero, ...

Este escrito realizado por nuestro compatriota Tomás Urzainqui hace bastante tiempo, lo he insertado por su actualidad y cuyo título es el del encabezamiento:

Es muy recurrente la afirmación de una arcadia feliz, de un paraíso perdido, pero es una idea que no tiene ninguna base. Eso es una creación literaria hecha con unos fines determinados, ya que fueron otro tipo de realidades las que hubo. El mito de la arcadia vasca va surgiendo a partir del siglo XVI, con el mito de los cántabros, para luego ir cogiendo mucha más fuerza en el siglo XIX, cuando empieza a tener un planteamiento político. Novia de Salcedo, que es un político vizcaíno en las Cortes de Madrid, en el año 1828 ya defiende que las provincias de Gipuzkoa, Bizkaia y Araba habían sido Estados independientes con respecto a Castilla, que pactaron de igual a igual con ella. Unos sesenta años más tarde, en 1894, Sabino Arana toma también esa idea y afirma que Gipuzkoa, Bizkaia y Araba, eran Estados soberanos que pactaron de potencia a potencia con Castilla, que pactaron como iguales.

También se da la búsqueda de la identidad en épocas remotísimas, en el Paleolítico, en la Edad de Piedra, pero la búsqueda en sí de esa antigüedad, lo único que hace es ocultar siglos recientes, la historia reciente, la historia en época histórica, en una época en la que tenemos constancia documental de los hechos y una memoria cultural, patrimonial y monumental. Fuentes históricas auténticas de unos dos mil o tres mil años, y a eso no se le da importancia. Se ha tendido más a la creación de un mito, cuando no lo necesitamos, porque la realidad es que ha existido ese Estado de Navarra. Un Estado que era la construcción política e institucional, el sistema jurídico que garantizaba, protegía y servía para que funcionara la sociedad vasca. Y los vascos fueron privados de dicha construcción.

En realidad, la causa de la búsqueda de esa arcadia feliz, está, precisamente, en la minoración, en la primitivización, en la consuetudinización de la sociedad como consecuencia de las conquistas y de la dominación. Sobre una sociedad minorizada, se inventan luego las fábulas que de alguna manera prueben su contexto dominado. Entonces surge también un derecho consuetudinario que no bebe directamente del derecho propio, del derecho del Estado propio. Surge una primitivización en manifestaciones artísticas y culturales. La búsqueda de lo rústico, la búsqueda de lo arcaico, pero es un fenómeno social y psicológico, de psicología social, cuando a un pueblo se le ha vaciado.

Tiene también un sentido de oposición, como autoafirmación frente a la cultura del Estado grannacional dominante que, además de negarle la realidad histórica y cultural a ese pueblo, también le niega hasta sus derechos como sociedad; entonces ese pueblo dominado también inventa. En vez de echar mano de la realidad que tenía cuando era libre, se inventa otra realidad. Considero que es un error enorme, y en verdad, esa arcadia feliz es efecto de la dominación, es efecto de la pérdida de una libertad de recreación y de recuperación de la memoria.

No me gusta hablar de identidad porque tiene unas connotaciones, probablemente minorizadas y primitivizadas, como consecuencia de una imposición cultural y política. El origen está precisamente en la necesidad de recuperar no la arcadia feliz, sino la necesidad de recuperar el Estado propio, recuperar la estatalidad, las instituciones y la nación propia. Una nación que no es étnica, en el sentido de ser monoétnica o mononacional, sino que es pluricultural, es una nación que agrupa e integra en una sociedad que tiene otros efectos, que tiene otras manifestaciones, no solamente una lengua propia, sino que también caben en esa nación elementos de otras lenguas, otras culturas, ya que la nación es algo más que una propia etnia.

2010/07/20

¿Carrefour o Eroski? El nacionalismo económico

¿Carrefour o Eroski? El nacionalismo económico
Alots Gezuraga, Errigoiti (Nabarra)

Me comentaba un amigo que el único nacionalismo que a él le parece muy bien es el “nacionalismo económico”. En realidad mi amigo desenfoca lo que significa el nacionalismo, confundido probablemente por lo que escucha y lee en los medios de comunicación españoles. Este amigo no se pierde ningún partido de la selección española de fútbol a la que se niega a llamar “la roja” pues le gusta más lo de “española”, se siente muy identificado con los deportistas españoles cuando ganan, es un gran defensor del idioma castellano-español y es, por supuesto, un perfecto nacionalista español orgulloso de su patria, lo cual le honra, pero todo ello no lo relaciona con el nacionalismo, porque cree que ser nacionalista es estar todo el día reivindicando cosas y no aceptando “la realidad” y claro, el nacionalismo español no tiene nada que reivindicar, para eso tiene su estructura política propia a modo de Estado que se lo da todo hecho y cocinado a su gusto made in Spain.

¡Qué diferente pensaría mi amigo si Napoleón hubiera tenido éxito en su objetivo y Francia llegase hasta el Guadalquivir!. Entonces sí, entonces mi amigo creería en un nacionalismo que reivindicase el castellano que estaría apunto de desaparecer de Europa (no de América claro, allí seguiría siendo idioma de varios Estados), un nacionalismo español que reivindicase su historia de reyes y conquistas anteriores a su “fructífera y amistosa” integración en el proyecto común de una Gran Nación francesa de destino universal por la “liberté, legalité y fraternité”, lema que veríamos en todos los pueblos españoles escrito en correctísimo francés junto a postales “típicas del país”: la Torre Eiffel y una bandera tricolor.

¿Pero qué quiere decir mi amigo cuando dice que sólo cree en un nacionalismo económico? Mi amigo quiere que todos los españoles compren productos españoles, y, en su defecto, a empresas españolas, pues ve que con ello mejorará la economía española y por tanto se beneficia él mismo.

Pongamos una empresa francesa como Carrefour. El Carrefour de Sestao (Bizkaia) tiene su domicilio fiscal en España, por tanto paga sus impuestos en Madrid. Todas las empresas con sede en España y con más del 51% de su producción fuera de la Comunidad Autónoma Vasca pagan sus impuestos directamente a las arcas españolas y no la Diputaciones de la Nabarra Occidental, incluso por aquella producción realizada en la CAV. Por tanto, del Impuesto de Sociedades de todas las multinacionales que trabajan en España o de empresas españolas, la CAV y la Comunidad Foral Navarra no ven un duro. Es más, tras pagar el Impuesto de Sociedades, el beneficio neto, Carrefour se lo lleva a París, para algo es una empresa francesa.

Con un ejemplo, y groso modo, se ve mejor. Si una familia vasca se gasta en su compra mensual 200 euros en Carrefour, 2.400 euros al año, pongamos que el 70% sea gasto (materia prima, sueldos, transportes etc.), por lo que Carrefour tiene un beneficio antes de impuestos por esa familia de 720 euros, de los cuales el 30% del Impuesto de Sociedades (las grandes corporaciones pagan menos impuestos, el resto paga el 36%) se queda la hacienda española para hacer carreteras en Guadalajara que no lleven peaje o para pagar los sueldos del ministerio de Hacienda o al profesorado de Granada para que a sus hijos les enseñen la cultura española o tengan actividades extraescolares (exactamente 216 euros) y el resto se lo lleva Carrefour a París para hacer exactamente lo mismo que la hacienda española pero en territorio francés (504 euros).

Si esa familia vasca comprara en Eroski, todos los sueldos –también de los grandes directivos franceses de Carrefour, centrales de compra en Francia etc.-, impuestos y beneficios se quedarían en nuestro país. Es cierto que Eroski abre tiendas en España, pero en ello hay que ver inversión y no gasto, pues volverá esa inversión a modo de impuesto y beneficio. Pero es más, la Diputación de Bizkaia donde está ese Carrefour, sacará del IRPF o de otros impuestos a esa familia de Bizkaia esos 720 euros, pues en Bizkaia también se hacen carreteras y se pagan funcionarios. Por tanto, a esa familia vasca que compra en el Carrefour de Sestao, su compra no le sale 2.400 euros al año, sino otros 720 euros por impuestos, con lo que su compra se eleva a 3.120 euros.

Pese a que los números que como país debemos de hacer sean éstos, es difícil que la gente se conciencie que comprando en Carrefour por ahorrarse 10 céntimos en una lata de atún, al final le esté costando, vía sueldos-impuestos-beneficio, bastante más que esos 10 céntimos de euro.

¿Es posible que la gente se conciencie en comprar productos del país o, al menos, si éstos no son competitivos, a empresas del país? Hay casos que nos dicen que es posible. España nos facilita dos grandes ejemplos. Cuando Cataluña empezó a cansarse de “donar” de entre el 10-14% de su todo lo que producen o PIB –dato real y no inventado-para que otras partes de España vivieran igual que ellos pero trabajando menos (por tanto manifiestamente mejor), desde España y de forma “espontánea” (cabe recordar que algunos periodista ayudaron mucho), se boicotearon los productos catalanes como el cava, todo ello con notable éxito y pese a ir contra los propios intereses de los españoles: si bajan el PIB catalán, menos podrán “donarles” éstos mediante lo que se puede llamar “impuesto colonial”.

Pero tenemos otro ejemplo mucho más cercano y que no sale en la prensa de forma tan expresa. Muchos españoles boicotean los productos vascos cuando consiguen relacionarlos con nuestro país. Un ejemplo es Eroski, el cual trata de abrirse al mercado español con bastante fracaso como bien saben sus mandos. Los españoles boicotean Eroski, con tal fuerza, que llegaron a sabotear la compra o acuerdo con una cadena levantina como era “Consum”, la cual, viendo como caían en picado sus ventas tras el acuerdo con Eroski por ser ésta una empresa vasca –motivo confeso de Consum-, no tuvo más remedio que romper el acuerdo.

Por tanto, aunque no sea lo prioritario para nuestra economía, pues lo prioritario es recuperar la libertad de nuestro Estado ya que la libertad es el mayor recurso económico de cualquier país (poner los impuestos que más te convengan en cada momento, controlar las cabeceras de las multinacionales, adaptar con premura toda la legislación laboral y económica a la coyuntura del momento, dimensionar adecuadamente los recursos e infraestructuras del país como los transportes, medios de comunicación etc. sólo hay que constatar que los países más libres son los más ricos), sí que mi amigo tiene razón, y el nacionalismo económico es una parte del nacionalismo muy importante para cualquier país.

2010/07/17

Comunicado de LA JUNTA DE ETORKIZUNA EUSKAL DANTZA ESKOLA

VETADOS POR LLEVAR LA IKURRIÑA
Josune Alzelai Iriarte

El grupo de danza Etorkizuna Euskal Dantza Eskola de Sakana quiere denunciar públicamente a los responsables de la Federación de las Casa Regionales en Navarra (entre las que se incluye La Encina de Altsasu), por vetar a nuestro grupo, basándose en graves mentiras.

Hace ya unos meses dicha federación contrató a nuestro grupo para que hiciera una actuación, dentro de los actos de las casas regionales en El Bosquecillo durante los San Fermines. Cuál fue nuestra sorpresa, cuando dos días antes de la actuación nos llaman exigiendo que no llevemos la ikurriña, poniendo para ello un sin fin de excusas injustificables: que el Gobierno de Navarra les retiraría la subvención, que como pagan ellos pueden exigir lo que quieran, que ellos nunca lleva banderas… Mentira tras mentira para maquillar la verdad.

Tras reunirse la junta de Etorkizuna, se decidió que sin duda iríamos con ikurriña, ya que es un símbolo que siempre nos acompaña, y es un signo de identidad cultural que nos caracteriza. Y solicitamos ponernos en contacto con el presidente de la federación, Benjamín Arca Castañón. Al comunicarle nuestra decisión, nos respondió tajantemente que no se nos ocurriera ir al evento, y que el contrato quedaba rescindido. Nos explico, además, los verdaderos motivos del veto, dejando en evidencia al que hasta entonces había sido interlocutor nuestro, al presidente de la casa de Extremadura Altsasu. Nos aclaró que la decisión de no permitir ikurriñas en su recinto era exclusivamente suya y de su junta directiva, y que los verdaderos motivos eran los siguientes: que esa bandera no representa a ninguna cultura navarra, y que el resto de casas regionales no suele llevar nunca banderas, ya que se caracterizan por ser “apolíticos”. Tras una tensa conversación, nos dijo que se lo replantearían, y que nos llamaría. Pero nunca lo hizo. Otra falta de respeto a nuestro colectivo (estamos hablando de 40 niños y niñas de Altsasu y Etxarri que llevaban tiempo preparando con mucha ilusión la actuación).

Al llegar la hora de nuestra actuación, el mismísimo presidente que nos había excluido de su programa horas antes (a pesar de estar anunciados en el programa oficial), excusó la ausencia de Etorkizuna ante los congregados, alegando motivos ajenos a ellos. Ante tal agravio, varios padres allí presentes respondieron que estaba faltando a la verdad, y él respondió que ignoraba absolutamente el motivo por el que el grupo no había acudido a la cita. Benjamín Arca Castañón tuvo la osadía de volver a mentir públicamente.

La verdad es que fuimos excluidos y vetados por representar a través de nuestros bailes a una parte muy importante de la cultura Navarra, arraigada en las cadenas de nuestro escudo. Por eso, denunciamos enérgicamente que un colectivo que representa a culturas venidas de fuera, que en teoría debe de abogar por la diversidad cultural y la pluralidad, vete impunemente a la identidad de una cultura histórica y ancestral de esta tierra.

Dicen que no quieren politizar. Pues eso es precisamente lo que han hecho ellos, de forma burda y torpe. Además, dudamos rotundamente del perfil neutral de su presidente, ya que su currículum político es sobradamente conocido. Flaco favor hace a los suyos esta federación, mostrándose intolerante, intransigente y excluyente, intentando ningunear a una parte importante de la cultura Navarra.

Dicen que ellos no suelen mostrar banderas… ¡Falso! Resulta surrealista esta afirmación, tras haber visto el recinto de las casas regionales plagado de banderas, banderines y banderolas extremeñas, andaluzas, cántabras… Y si alguien tiene alguna duda, puede entrar en la página web de dicha federación. Podrá ver, por ejemplo, que el logotipo de la federación consiste en un perfil de Navarra tupido de banderas regionales de “otras” comunidades. Y en la galería de fotos se pueden ver banderas y símbolos de todo tipo en eventos organizados por esta federación, donde se evidencia que el adjetivo de “apolíticos” les queda grande.

Nos han marginado en nuestra propia tierra. Nosotros no cabemos en su peculiar “Navarra multicolor”.

Estado de Nabarra. Diferencia entre soberanismo e independentismo

J.M.Unzueta
Estado de Nabarra. Diferencia entre soberanismo e independentismo
Soberanía de Navarra

“Ha sido mi experiencia que gente que no tiene vicios tiene muy pocas virtudes.” Abraham Lincoln Dieciseisavo presidente de EE.UU

Diferencias entre independentismo y soberanismo: A primera instancia nos puede parecer, que los términos políticos de independentismo y soberanismo, tienen un significado idéntico, pero ambos encierran algunas particularidades y diferencias, las cuales pueden ser ciertamente pequeñas, pero con una gran trascendencia final para el objetivo que perseguimos los patriotas nabarros, que no es otro más que recuperar la libertad, deshaciéndonos o soltándonos de las cadenas que nos imponen desde el reino de España y la república de Francia.

El independentismo es considerado por muchos como una corriente política, derivada generalmente de los numerosos nacionalismos surgidos a lo largo de la historia política del hombre, donde se defiende la independencia de un territorio determinado respecto al estado o estados en que se encierra o enclaustra. La mayoría de las tesis independentistas suelen plantearse principalmente sobre la existencia de una nación, basada ésta interpretación de una forma obligadamente principal en la historia, cultura y lengua propia del territorio en cuestión.

La afirmación o conclusión a la que llegan en el independentismo, es que dicha nación no alcanzará nunca su máxima plenitud cultural, social o económica mientras continúe formando parte del estado o estados, de los cuales quiere independizarse, llegando a demostrar incluso, la falta de lazos democráticos o de cualquier otro tipo, existente con el estado o estados del cual forma parte por una imposición político, militar, cultural y lingüística, que impide insistentemente y de forma continuada la existencia o quizás subsistencia de la nación propia, al estar soportando de forma perdurada un ámbito impositivo tanto jurídico como político, ciertamente ajeno a las costumbres propias del país.

El ejemplo más significativo de independentismo lo podemos encontrar en el año 1776, concretamente en las trece colonias británicas existentes en Norteamérica, que se encontraban ya por aquel entonces en una guerra abierta contra la corona inglesa. Unos pocos representantes de dichas colonias, llegan a un acuerdo conjunto y firman la Declaración de Independencia de los Estados Unidos. En dicha declaración, los diferentes representantes de las colonias, explican detenidamente cuales son las razones que les hacen llegar a declarar su independencia con respecto al reino de Inglaterra.

A su vez podemos afirmar sin ningún tipo de dudas o titubeos, que en el soberanismo concluyentemente se engloban todas las razones que se aportan desde el independentismo. Esto nos puede llevar incluso a una errónea conclusión, con la cual podríamos llegar a creer que vienen a ser lo mismo con la única diferencia del término, cuando realmente el soberanismo da una vuelta más de tuerca al reivindicar de forma precisa la restauración de un Estado propio, ya existente en la historia del pueblo-nación o pueblos-naciones que lo conformaron y que tenía definido claramente su territorio mediante la extendida acción política de sus gobernantes.

Uno de los ejemplos más claros del soberanismo, lo encontramos durante la II guerra mundial, específicamente tomando por ejemplo el caso de la república de Francia. El estado francés es invadido y ocupado por las tropas alemanas, instaurando desde el III Reich un gobierno títere en Vichy, que básicamente atendía con su sumisión y subordinación, todas las necesidades o peticiones realizadas desde la Cancillería alemana. Mientras en el exilio, concretamente en tierras inglesas, un patriótico gobierno francés trabaja junto a los aliados en post de la recuperación de la soberanía para la república de Francia, algo que alcanzarían incluso antes del final de la brutal contienda bélica, la cual asoló Europa.

Así pues, mientras que en el independentismo hay que crear un Estado básicamente partiendo de cero, el soberanismo tiene que recuperar un Estado ya existente en la historia política europea y por ende mundial, añadiendo así y de forma eficaz, un gran peso político a las reclamaciones ya existentes en el independentismo, que sirven a modo de cimientos en los que apoyarse en la reconstrucción del Estado y a su vez desmotar las numerosas y falsarias aportaciones del estado o estados que impiden con todo su fuerza y poder, tanto jurídico, como político y por supuesto militar, las reivindicaciones legítimas de los pueblos-naciones, como es el caso del Pueblo y de la Nación Nabarra.


Extraído del libro “NABARRA, Reflexiones de un Patriota” Iñigo Saldise Alda 2010

2010/07/16

Iruinea, julio de 2010

Iñigo Saldise Alda
Nabarra ante la invasión española del año 1512
Soberanía de Navarra

Se acerca la aciaga fecha en la cual los españoles celebran los 500 años de la invasión y conquista del Reino o Estado de Nabarra. Nosotros, los nabarros y nabarras, tenemos la obligación de desmantelar la mal denominada historiografía oficial, la realizada de forma exclusiva por los historiadores a sueldo del imperio colonizador español. Por ello, en un ejercicio de conocimiento, el cual es la principal arma para nuestra descolonización mental he visitado los archivos del Palacio Real de Nabarra existente en Pau, Bearne. Los estatalistas nabarros y nabarras, nos vemos en la obligación patriótica de sacar a la luz a exactitud de lo ocurrido, siempre con la sana intención de recuperar la verdadera memoria histórica y con el fin de que la verdad prevalezca ante las continuadas acciones tergiversadoras, ciertamente consideradas erróneas desde un correcto rigor en la investigación histórica, provenientes de los imperios colonizadores del reino de España y de la república de Francia.

Por todo lo anteriormente mencionado, creo importante empezar por los sucesos acaecidos el jueves 1 de julio del año 1512. Ese fatídico día para el futuro de la libertad de los nabarros y nabarras, el emperador de Roma, también conocido como Papa, Julio II, se reunió con un rey conocido en la actualidad como el Falsario por la patriótica y única historiografía real de Nabarra, el cual tras la conquista de Granada del año 1492 ya se hacia titular por sus vasallos como rey de España. Éste rey no era otro más que Fernando II de Aragón, Granada, Nápoles y Sicilia.

Cuatro días después del sacrilegio político internacional realizado por el Estado Vaticano y el naciente reino de España, embajadores nabarros presentan sus credenciales y alegaciones en Blois. Al día siguiente, se redacta la minuta correspondiente, siendo esta aprobada el miércoles 7 de junio, nombrándose los árbitros. El viernes día 9, uno de ellos, Nicolai, es sustituido por Pocher, obispo de Paris. El monarca francés apremia para que el Tratado se cierre, pero los embajadores nabarros se muestran prudentes y toman sus precauciones. El día 10, sábado, tropas españolas invaden y ocupan el pueblo de Goizueta traspasando con ello las fronteras del Reino de Nabarra.

El sábado 17, los reyes de Nabarra, Catalina I de Foix y Juan III de Albret, reciben del Consejo Real de Castilla un ultrajante e injurioso ultimátum. Este ultimátum es presentado en las Cortes de Nabarra para su estudio, al contar pretensiones inaceptables para la soberanía e independencia del Estado de Nabarra, como: “Paso libre por Nabarra, garantías de no ser molestados en la ocupación, entrega de las fortalezas de Lizarra, Amaiur y Donibane Garazi, a la vez de entregar al joven príncipe de Biana, Enrique el Sangüesino, como rehén a la Corte española”.

Ese mismo día 17, se firma finalmente el Tratado de Blois en el mayor de los secretos, siendo el presentado por los españoles una burda falsificación, pero a pesar de ello se genera una enorme emoción y estupor en el Palacio Real de Nabarra y en las Cortes sitas en Iruñea ante las pretensiones españolas. Los diputados nabarros en pie las rechazan firmemente y votan sobre tablas cinco cuarteles, llamando al levantamiento de la población del Reino de Nabarra. El propio Mariscal Pedro de Nabarra grita: “Nos piden cosas imposibles de aceptar”.

El lunes 19 de julio, el grueso del ejército invasor español penetra y viola las fronteras del Estado de Nabarra por la Burunba y Lekunberri. El ejército invasor español estaba capitaneado por Fabrique Álvarez de Toledo, duque de Alba y era muy numeroso. Concretamente estaba formado por 1000 hombres de armas, 1000 caballeros bardados, 1500 caballeros ligeros, 12.000 infantes y 20 piezas de artillería. Antonio de Acuña, obispo de Zamora, pronto se une al grueso de las tropas españolas. Eran 400 hombres armados más, entre los que se encontraba el temido tercio de Bugía, conocido por los numerosos estragos realizados entre la población del norte de África. Junto a ellos también se encontraba Luís IV de Beaumont, al cual el rey español le había otorgado de forma ilegítima los mismos títulos que le otorgó en su día a su padre, el de Condestable de Nabarra y el de conde de Lerin, ya que solo podían otorgar los reyes de Nabarra.

Luís IV de Beaumont iba junto a su cuñado el duque de Nájera, capitaneando 700 coraceros reales españoles. El duque de Alba dividió al ejército invasor en tres poderosas columnas, dos de ellas capitaneadas por los coroneles Refingo y el sangriento Villalba, mientras que la tercera, era comandada por el desertor Luís III de Beaumont. Los españoles acampan en Etxarri-Aranatz, mientras que la reina de Nabarra, Catalina I de Foix, huye hacia la Tierra de Ultrapuertos junto a sus hijos, falleciendo en el viaje uno de ellos. A su vez, el rey de Nabarra, Juan III, permanece en Iruñea preparando la resistencia y para ello encarga a los leales roncaleses la defensa del paso de Oskia, mientras pide ayuda a la ciudad de Tutera.

El miércoles 21 de julio, los roncaleses atacan a la vanguardia del ejército invasor español en las proximidades de Uharte-Arakil, retirándose posteriormente al paso de Oskia ante la superioridad del ejército asaltante español. El ejército del duque de Alba evita el paso por el desfiladero de Oskia y se instala en Arazuri, donde les esperaba el primo del desertor Luís IV de Beaumont, el traidor Francés de Beaumont. Los españoles están a dos leguas de la capital del Reino de Nabarra. El viernes 23 de julio, los Jurados de Iruñea salen a parlamentar con los invasores españoles, gastando en ello todo el día, lo que aprovecha el rey Juan III de Nabarra para abandonar la capital, siguiendo la recomendación del Consejo Real y las Cortes de Nabarra. Juan III de Albret promete regresar con grandes refuerzos y se retira a Zangoza y posteriormente a Lunbier.

Desde Arazuri, el sábado 24 de julio y al punto de la mañana, el duque de Alba envía a un heraldo de armas intimando la rendición de la capital del Estado de Nabarra, porque así lo exigía “la defensa de la Iglesia Católica”, la Liga Santísima y la expedición de Guyena. De inmediato levantan el Real y en orden de batalla pasan por Orkoien y Miluze, plantándose las tropas invasoras españolas en los terrenos de la actual Taconera. Los pamploneses aterrados, envía parlamentarios con la intención de obtener varios días de plazo para deliberar ante las Cortes de Nabarra. El duque de Alba responde a los emisarios nabarros: “Los vencidos no imponen leyes a los vencedores”, dándoles a elegir entre la rendición incondicional o el asalto y saqueo de Iruñea. Cinco horas después el regimiento de la capital ajusta y efectúa los términos de la rendición, nulo de derecho hasta hoy día, ya que dicha capitulación no fue realizada por las Cortes de Nabarra, ni los monarcas nabarros.

A las nueve de la mañana del domingo 25 de julio, el duque de Alba tras recibir la conformidad del regimiento de Iuñea, toma posesión de los portales, las torres y defensas de la capital del Estado de Nabarra. Una hora después, las tropas invasoras españolas violan las calles de Iruñea, entrando triunfantes al sonido de trompetas, tambores y otros instrumentos de viento hasta la Catedral de la capital vascona, donde les esperaba el Legado Pontificio, Bernando de Mesa, obispo de Trajanópolis con el Lignun Crucis. El duque de Alba realiza el paripé de jurar los privilegios de Iruñea, mientras que los Jurados y el regimiento en cuerpo, le entregan las llaves de la milenaria capital de los nabarros.

El rey español Fernando II de Aragón, Granada, Nápoles y Sicilia, el miércoles 28 de julio ordena al duque de Alba la persecución del rey Juan III de Nabarra. El elegido para esta misión es el sanguinario coronel Villalba y sus órdenes son claras, exterminar a la Familia Real de Nabarra. A su vez, los reyes de Nabarra, sin esperanza alguna de socorro intentan jugar sus cartas por la vía diplomática y envían al bachiller de Sarrian Pedro de Nabaz y Martin de Jauregizar a Iruñea, con la intención de pedir las condiciones de un Tratado similar al del año 1495. El jueves 29 de julio se llega a un acuerdo preliminar. Los embajadores nabarros, el duque de Alba, Ontañon y el canciller del obispo de Iruñea, Pedro de Tarazona acuerdan: “El Mariscal Pedro de Nabarra y el Condestable del Reino vascón quedarían como rehenes en Castilla. Se entregarían las mejores fortalezas a los invasores españoles y los reyes de Nabarra serían desterrados al Vizcondado nabarro del Bearne. El duque de Alba a su vez, se compromete a hacer un alto en su conquista militar, pero todo subcorrectione Ferdinandi, siendo el rey español en definitiva quien deberá proponer y decidir”.

Juan III de Nabarra, el viernes 30 de julio, pide ayuda a Tutera por segunda vez, pero un día después la bella ciudad del Ebro se encuentra sitiada por las tropas españolas del arzobispo de Zaragoza, hijo bastardo de Fernando II de Aragón, Granada, Nápoles y Sicilia, lo que hace imposible atender a la petición del rey consorte de Nabarra. La familia Real de Nabarra abandona Lunbier sin esperar al final de las negociaciones con los españoles y marcha a Orthez acompañándoles un gran número de patriotas nabarros, mientras que el rey español Fernando el Falsario, realiza un celebérrimo ultimátum, en el cual afirma que se conforma con ser “mero depositario” del Estado de Nabarra, sin mencionar en su manifiesto a las Bulas Pontificias. Incluso el español se compromete a devolver el Reino de Nabarra a sus legítimos dueños, Catalina I de Foix y Juan III de Albret, a no ser que Julio II, emperador católico de Roma, le estipule de forma expresa, que se quede con la presa nabarra.

Los españoles imponen condiciones imposibles, ciertamente terribles y monstruosas a los nabarros, como por ejemplo: “Es indispensable que toda Nabarra, con sus fortalezas y ciudades, queden en poder absoluto de España, hasta el desenlace definitivo de la guerra entre España y Francia. Los reyes de Nabarra deberán suscribir esta conformidad, entregando al capitán general castellano, todas las plazas, poblaciones y castillos. Todos los habitantes del Reino de Nabarra quedarán sometidos al poder y obediencia de el Católico, guardándose éste la reserva de cuando y como devolver el Reino de Nabarra a sus legítimos monarcas, quedando los nabarros obligados a obedecer bajo pena de traición y felonía al rey de España”. (…) “Los reyes de Nabarra autorizarán a regresar al Reino y someterse a la autoridad de el Católico, a todos los nabarros que se encuentran con ellos en el Bearne. El Mariscal de Nabarra y el Condestable quedaran obligados a vivir en Nabarra donde Fernando de España disponga. Obligatoriedad de entregar al joven príncipe de Biana para su educación en Castilla. El Católico, en virtud de los poderes que le confiere la Iglesia Católica de Roma, exige a los monarcas nabarros que no autorice, ni toleren, el paso de tropas francesas o gentes de guerra por el Bearne bajo ningún pretexto”.

A su vez, el duque de Alba manda tropas de asalto a las diferentes ciudades y villas nabarras intimándoles a la rendición. Ninguna localidad nabarra obedeció este impositivo ukase o decreto extranjero. Ante los actos de barbarie españoles, las diferentes villas y ciudades del Reino vascón se rinden en cascada, siendo la última la ciudad a orillas del Ebro, Tutera.

2010/07/15

GONBIDAPENA. Nabarrako Bandera ALTXAMENDUA.


Noche de los Cristales Rotos y los rojos

Noche de los Cristales Rotos y los rojos
Alots Gezuraga, Errigoiti (Nabarra)

La pasión desbocada de los españoles por el fútbol se remonta a los tiempos de su gran caudillo. En aquellos y cercanos tiempos –nunca superados en muchos aspectos-, el balompié escondía una pequeña espita de componente político que el régimen dictatorial reconducía hacia el equipo oficial del Estado español y su máximo representante en una Europa que terminó por aceptar muy pronto el fascismo español como algo natural a los habitantes de la “tierra de conejos”, significado primigenio de Hispania-España en cartaginés.

Muerto placenteramente en su cama el “faro de Europa” dejó todo “atado y bien atado”, por lo que el régimen totalitario continuó así como el viejo proyecto de España-nación, fruto de la invasión napoleónica y gracias a la colaboración activa de los reyes franceses de la familia de los Borbones, aún hoy en el poder. Aparecieron las urnas y los partidos políticos, aunque no cambió un ápice la falta de democracia, pues un Estado hecho desde arriba como el español (imperialismo en estado puro), nunca puede ser democrático, sería como abrir la puerta del penal del Dueso a todos los allí encarcelados, quedarían sólo los muros y sus carceleros.

El balompié siguió rodando tras la muerte natural del ferrolano convertido en el circo de la plebe y en el “perdetiempos” favorito del imperio castellano hasta convertirse la “furia española” en “la roja” (sin “gualda”), por el arte publicitario de una cadena de televisión con el rojo como color corporativo y de número “cuatro” de las incontables cadenas de televisiones coloniales, alguna con nombre en euskera.

El pasado fin de semana el éxtasis “conejero” llegó a su plenitud, el orgasmo nacional, borrachera de sentimientos no alcanzado desde las celebraciones del día de la raza española (¿?) hace poco más de 30 años en la plaza de Oriente, Noche de Cristales Rotos para los no nacionales españoles condenados por el ejército imperialista a soportar la España cañí, la España de siempre, la España profunda y real, una España que da miedo como da miedo el violador reincidente, el asesino en serie, el etnocida, el nacionicida o el genocida, pues todo ello es aplicable al proyecto de España-nación. Explosión de júbilo español que en las tierras invadidas de Nabarra se fue reconduciendo a un odio manifiesto hacia el pueblo que tratan de anular con notables éxitos, “esos nabarros cabezones que no quieren ser españoles se van a enterar” (¡!).

El cuartel de Intxaurrondo, de infausto y reciente recuerdo y máximo exponente de todo lo expuesto -filo fascista como toda la institución a la que representa-, salió en pleno con sus coches particulares engalanados con banderas españolas pitando y armando ruido -nos quedará siempre la duda de si tenían a alguno de los Olentzeros secuestrados por Navidad en el maletero con el tricornio por txapela-.

Más que celebrando, muchos españoles en nuestras tierras intentaban molestar a los naturales, hijos de la escuela nacional-española de sus padres y de la suya propia son demócratas de boquilla y totalitarios de hecho, tanto los de derecha como los de izquierda “tanto monta, monta tanto”. Las mentes colonizadas y los colonos se sentían con un vigor sospechoso todo por unos partidos de balompié ganados en Sudamérica, borrachera nacional-sindicalista a la que se unieron los “guiris” que visitaban San Sebastián esos días dispuestos a ser españoles por un día a cambio de una orgía alcohólica.

En esta semana en España no hay crisis económica ni un problema estructural de una economía insuficientemente desarrollada por una clase política con vocación al enriquecimiento propio, el imperio se ve fuerte y no hay Estatut ni nación catalana, no existe “el problema vasco” y ya no tienen a un presidente inepto y una oposición corrupta.

Pero hay un problema nuevo en el que quizás no habían caído: todos los españoles son, por fin, “rojos” como seguidores que son de la “roja”, paradojas del vocabulario, pero mejor así antes que una “España rota”, ¡vaya!, ¡todo vuelve!, sobre todo si nunca se ha ido.

2010/07/14

Estado de Nabarra. Los políticos

J. M. Unzueta
Estado de Nabarra. Los políticos
Soberanía de Navarra

“Durante toda nuestra historia el poder político se ha sustentado en el control de las masas, a través del miedo al castigo o de la esperanza en la recompensa. Lamentablemente ése ha sido siempre uno de los papeles de las religiones, de cualquier religión...“ Carlos Aurensanz Historiador de Muskaria (Tutera)

“Los irlandeses y los polacos tienen el derecho y el deber de ser nacionales antes que internacionales. Cuanto más nacionales más internacionales serán.” (Carta de Engels a Kausky - 7 / 02 / 1882)

Los políticos: Son individuos que se dedican a realizar actividades políticas; es decir, con todo lo que representa el logro, el mantenimiento y la gestión del poder en instituciones o ámbitos públicos. Habitualmente, son miembros formalmente reconocidos y activos de un gobierno, o unas personas que ejercen influencia sobre el modo en como una sociedad es regida, por medio de conocimiento sobre las dinámicas sociales y el ejercicio del poder. Esto incluye a las personas que ostentan cargos con poder de decisión en el gobierno, y a aquellas que buscan obtener tales posiciones, mediante elecciones o por designación nombramiento, o a través una revolución, golpe de Estado, fraude electoral u otros medios.

El poder político es una consecuencia lógica del ejercicio de las funciones por parte de las personas que ocupan un cargo representativo dentro de un sistema de gobierno en un país. El poder político se identifica en sistemas democráticos con el poder Ejecutivo y Legislativo de un país, mientras que el tercer poder del Estado, el poder Judicial, está dentro de un esquema distinto ya que su legitimidad no está sostenida por el voto del pueblo como los otros dos poderes, si no por el fiel cumplimiento del ejercicio de sus funciones.

El poder político es legítimo cuando es elegido conforme a las leyes del país (Constitución). En países democráticos tiene como sustento la legitimidad otorgada por el pueblo por medio del voto popular (Elecciones). El poder político es abusivo cuando se excede en el ejercicio de sus funciones, avanzado en materias que está dentro del ámbito de los otros poderes. (Intromisión de poderes). El poder político es ilegítimo cuando utiliza mecanismos no autorizados por las leyes y se adueña del poder gubernamental (Ejecutivo-Legislativo) sin tener la legitimidad del pueblo, otorgada por el voto popular.

En el Estado de Nabarra al ser una colonia de la Monarquía de España y de la República de Francia, por lo tanto en su territorio nada es legítimo sino impuesto; esto ha producido una casta de políticos colonizados/colonizadores y analfabetos históricos. Esta miseria mental se observa en todas sus líneas de actuación al desconocer sobre todo la segunda parte del binomio “Idioma Nacional más Historia Nacional”, lo que les conduce a practicar en muchos casos, la dejación del colonizado permanentemente, facilitando con ello la labor colonizadora. Así observamos las reivindicaciones nacionales en clave nacional-mito-tales como la autodeterminación, la construcción de un estado vasco o la independencia; todo ello en clave territorial del Zazpiak bat y el nombre étnico o cultural de Euskalherria. Nuestros políticos y sindicalistas, por decirlo de alguna manera, practican la escolástica vaticana, es decir, se antepone la creencia o fe a la razón, así les va; lo malo es que gracias a ello continuamos esclavizados. Se reivindican autodeterminaciones, estado vasco e independencia, pero no saben o no quieren saber que esto ya lo hemos tenido; esto les ocurre por no partir bajo la base del Paradigma Nabarro, en ella la territorialidad que es la base de todo está muy definida desde Atapuerca hasta Foix (Andorra) y desde Burdeos hasta el Moncayo, siendo legislado bajo el Derecho Pirenaico (antes leyes que reyes). En este terreno es en donde realmente el triunvirato imperialista Franco-Español-Vaticanista está perdido.

En las formas y maneras actuales de practicar la política, se les están dando unas ventajas de inmenso calado al imperialismo Franco-Español-Vaticanista, pues siempre se juega la partida en su terreno constitutivo, donde solo nos dejan gestionar unas míseras migajas, mientras nos hacen creer que estamos en democracia haciéndonos partícipes de su farsa, a la vez que seguimos legitimando las mismas de manera permanente. De esta manera estamos ahondando nuestro fracaso, alimentando nuestra esclavitud y siendo finalmente absorbidos en su sistema colonialista.

Decir que esas clases denominadas políticas, están completamente desacreditadas y esto es una obviedad. Intentar diferenciarlas por lo que dicen o lo que hacen o por dónde se sitúan es un error. Es mucho más lo que las une que lo que las diferencia. Las clases políticas constituyen uno de los grandes fracasos de la experiencia humana. El poder colonialista Franco-Español, apoyado desde el Vaticano, se nutre ciertamente de esas clases políticas. Es bien sabido que el poder, por pequeño que sea, corrompe y esas clases políticas, supuestamente nuestras, de alguna forma, están al borde de la total degradación corrompida. Más que un mal necesario, el poder viene a ser una enfermedad muy contagiosa que la sufrimos los demás, no quienes lo ejercen. Esas clases políticas, al margen de la retórica con la que intentan manipular a la sociedad de este País, tienen una idea fija que esconden y no proclaman: aferrarse y mantenerse como sea en el poder.

Todo esto que por lo general ocurre en casi todos los países. En el Estado de Nabarra como colonia que somos de la Monarquía de España y la República de Francia, este problema verdaderamente se agrava y se complica mucho más, ante un poder extremadamente mediático y centralizado en la prensa y la televisión. Pero lo que es cierto y ellos intentan ocultar, es que el poder de los políticos autóctonos está completamente diluido, pues solo se dedican a trasmitir a la ciudadanía mensajes sin convicción en las cuales no hay contenido, ni para el presente ni para el futuro de este Pueblo o Nación Nabarra.

2010/07/10

Estado de Nabarra. La Nabarra de las “siete provincias históricas vascas”

J.M.Unzueta
Estado de Nabarra. La Nabarra de las “siete provincias históricas vascas”
Soberanía de Navarra

“Cuida de los pequeños gastos; un pequeño agujero hunde un barco”. Benjamin Franklin Político, científico e inventor de EE.UU

La Nabarra de “las siete provincias históricas vascas”: En el siglo XVIII, el sacerdote azpeitiarra Manuel Larramendi y sus seguidores, fueron los primeros que defendieron un prototipo de Estado vasco basado en una unidad territorial, de la cual germinaría posteriormente el planteamiento territorial de las siete provincias históricas vascas. Este planteamiento lo podemos encontrar a través de su proyecto denominado de las Provincias Unidas del Pirineo, expuesto en el Fuero de la pro-vinci de Gipuzkoa(9).

Es ya en el siglo XIX, un siglo lleno de nuevas ideas y numerosos conflictos militares, es donde aparece en primer lugar la figura del bayonés Garat. Concretamente en el año 1811 llega a pregonar la formación de un "Estado Nacional Vasco", sometido al mandato del emperador francés Napoleón Bonaparte, donde se incluirían los siete territorios históricos vascos, bueno, mejor dicho seis, ya que Garat mantiene unidas a la Baja y Alta Nabarra, existentes a ambos lados de los Pirineos. Dicho Estado vasco tendría una bandera colorada y su escudo sería el de Nabarra, pero llevando el extraño nombre de Nueva Fenicia(10).

Este planteamiento político en materia territorial, va cogiendo adeptos tras la aparición del diseño cultural conocido como Zazpiak bat. Este lema, siete en uno, salió concretamente de la pluma del dublinés Antoine d’Abbadia quien junto a Agustin Xaho, realizaron en el año 1836, la gramática publicada y dedicada a "Zazpi Uskal-Herrietako Uskalduner", donde aparece plasmada esta expresión, siete en uno. El nacido en Atharratze-Sorholüze , Agustin Xaho, presenta en el año 1838 su novela romántica, Viaje a Navarra durante la insurrección de los vascos, donde nos ofrece una visión nacional del país, similar en materia territorial, por no decir igual, a la realizada pocos años antes por Garat y con las divisiones recogidas ya en el Zapiak bat de Antoine d’Abbadia, pero con una misma nacionalidad política global para las siete provincias históricas vascas en torno al todavía existente en la época, pero más con carácter autónomo que soberano, Reino de Nabarra formado solo por las cinco Merindades del sur del Pirineo o Alta Nabarra. Posteriormente, sería Jean Jaugain, la persona que diseñó un escudo para un Congreso y Festival sobre la Tradición Vasca, realizado en Donibane Lohinzune en el año 1897, donde se englobaban los signos heráldicos de las siete provincias históricas vascas, con la anécdota del escudo de Xiberoa, que al no poseer esta comarca un distintivo heráldico propio hasta entonces, el escudo fue recogido del que poseía el señor de Mauleon(11). Rápidamente y debido a esos tiempos donde reinaba el romanticismo, ese símbolo fue apropiado por el recientemente fundado PNV-EAJ-PNB, de finales del siglo XIX, sirviéndole a los hermanos Arana, Luís y Sabino, para definir su política territorial, dentro de su paradigma aranista o bizkaitarra, para el Estado de los vascos, al cual llamaron Euzkadi(12), bien por obviar o quizás desconocer, la existencia a lo largo de la historia del Estado de Nabarra. Joxe Azurmendi, nacido en Zegama, en su obra Los españoles y los euskaldunes, ya nos indica que el desarrollo-creación-de Euzkadi como nacionalidad es anormal, al escaparse de la historia política, y también entendemos por supuesto, lo mismo en la materia territorial del Estado soberano que habían poseído los vascos con anterioridad a la invención realizada por los hermanos Arana.

Dejando de un lado, a mi parecer, el estéril debate sobre el nombre del Estado vasco, en esta unidad política en materia territorial que nos presentaron los hermanos Arana, podemos comprobar, al repasar detenidamente nuestra historia, que realmente no ha existido nunca como tal, de manera exclusiva eso si, solo las siete provincias históricas vascas, dándose única y realmente, con la coexistencia con otras regiones o comarcas, dentro de ese Estado político, reconocido por el propio Joxe Azurmendi, que hemos tenido o poseído los vascos, el cual data desde comienzos del siglo IX y se mantuvo soberano hasta el primer cuarto del siglo XVII. Actualmente identificamos a las sietes provincias históricas vascas a las regiones-herrialdeak-de Araba, Bizkaia, Gipuzkoa, Laburdi, Behe Nafarroa, Nafarroa Garaia y Xiberoa. Destaca a simple vista, como los defensores de esta política territorial o de extensión del Estado vasco con el nombre de Nabarra, aceptan la división entre la Alta Nabarra y la Baja Nabarra, asimilando y tal vez incluso podríamos afirmar que legitimando la división concluyente e impuesta por españoles y franceses en torno a los Pirineos, semejante a la que aceptan los defensores de la Nabarra de las seis Merindades, que finalmente fue concretada tras la firma del Tratado de Utrecht en el año 1714, por los reinos de Francia y de España.

Esta fue realizada concretamente entre dos ramas de la casa de los Borbón, que se reparten así Baskonia, quedando la Aquitania para el reino de Francia y la Ibérica para el reino de España. Pasado la medianidad del siglo XX, los herederos políticos del planteamiento bizkaitarra, comienzan a utilizar el término hasta entonces únicamente cultural de Euskal Herria(13), reemplazando con ello al término político de Euzkadi, de carácter más racial e inventado a finales del siglo XIX por los hermanos Arana. Esto supone un nuevo problema, ya que como encontramos en uno de los escritos de Eneko del Castillo(14), el término Euskal Herria, solo puede ser traducido de dos maneras, bien como pueblo vasco o bien como el país del euskara, demostrándose en ambos su exclusivo carácter cultural. La primera opción-pueblo vasco-a pesar de lo que nos pueda parecer a primera instancia, es totalmente inapropiada, ya que en la actualidad, a comienzos del siglo XXI, la migración vasca realizada desde siglo XIV, bien forzada, obligada o deseada(15), ha creado una importante diáspora vasca en el Mundo, siendo especialmente importante la existente en la totalidad del continente americano, lo que nos dice que la integridad del pueblo vasco no solo se encuentra en la actualidad en las siete provincias históricas vascas.

A la segunda alternativa-país del euskara-tampoco se le puede considerar apropiada, ya que por desgracia nuestra, en los tiempos que corremos una vez iniciado el siglo XXI, y principalmente debido a la incesante e inagotable colonización llevaba a cabo por los imperios francés y español, tras la invasión y ocupación total de nuestro Estado, el país del euskara abarca un menor territorio(16) que el de las siete provincias históricas vascas mencionadas con anterioridad, y que realmente poseen esa particular territorialidad, por las divisiones políticas impuestas a los vascos, realizadas todas ellas por los invasores españoles y franceses. Por otro lado, y tras comprobar la falta de base histórica e incluso por la triste realidad lingüística actual, es prácticamente imposible desde una perspectiva política propia, defender la utilización de los términos políticos inventados de Nueva Fenicia y de Euzkadi o el cultural, ya con carácter político, de Euskal Herria, para un Estado con dicha territorialidad e incluso, llamar a la totalidad de estas siete comarcas, Nabarra, ya que podría llegar a inducirnos a caer en numerables contradicciones e incluso falsedades históricas en materia territorial, porque a parte de existir, como ya he indicado antes, bi herrialdek, que poseen el mismo nombre que el de la totalidad del Estado de los nabarros, no existe ningún periodo de la larga historia del Reino de Nabarra, con esa territorialidad exclusiva.

Realmente los defensores actuales de esta alternativa política en materia territorial, se centran en los planteamientos realizados en esta materia desde el siglo XVIII, desechado de ante mano o mejor dicho, aparcando tal vez y de manera momentánea, una reivindicación territorial basada en la correcta historia política del pueblo vasco-Euskal Herria-anterior a los siglos XVIII, XIX y XX, donde ya aparece claramente planteada la territorialidad Estatal, y por tanto con una clara actitud soberanista en materia de política territorial, diferente ciertamente a la de aquellos que se basan en los denominadas siete provincias históricas vascas. Pero algunos defensores de esta opción en materia territorial, basada más en lengua y cultura que en política, y siempre intentado buscar alguna legitimidad histórica para este esbozo geofísico o nacional, nos hablan de un trabajo realizado por el nacido en Urdazubi, Pedro Agerre Azpilkueta, al cual conocemos con el sobrenombre de Axular. Cuando este clérigo católico ya residía en la localidad de Sara, como súbdito nabarro de Enrique III de Nabarra, IV de Francia, creó una tertulia para debatir sobre los problemas religiosos existentes en aquella época y la ventaja de utilizar la lengua vasca para la reconversión de los cristianos protestantes mediante misales adecuados. En ese contexto, en el año 1643, dentro del oasis de paz que encontró en Sara, escribió en el dialecto labortano-nabarro su obra Guero, donde aparece el siguiente párrafo:

(…)"Badaquit halaber ecin heda naitequeyela euscarazco minçatce molde guztietara. Ceren anhitz moldez eta differentqui minçatcen baitira euscal herrian, Naffarroa garayan, Naffarroa beherean, Çuberoan, Lappurdin, Bizcayan, Guipuzcoan, Alabaherrian eta bertce anhitz leccutan".

(…)”Sé asimismo que no puedo extenderme a todas las formas del euskara. Ya que de muchas maneras y diferentemente se habla en el pueblo vasco, en la Alta Navarra, la Baja Navarra, Zuberoa, Lapurdi, Bizkaia, Gipuzkoa, Álava y en otros muchos sitios”.

Con esta frase, los defensores del término Euskal Herria y la territorialidad de las siete provincias históricas vascas, les es más que clara la unidad recogida a través del euskara, lo que en cambio no nos mencionan nunca es la coletilla final de Axular, que nos habla de otros muchos sitios. En alguna charla o tertulia, que he mantenido con el patriota nabarro y amigo, Aitzol Altuna, este se aventura a afirmar que dichos otros muchos sitios, son la Rioja, Alto Aragón, Bearne,… que en su día fueron parte del Reino de Nabarra. Pero tal vez, la más significativa ciertamente en materia política y que pudo incluso influir incluso en un planteamiento político territorial posterior, realizado por el sevillano Serafín Olave en el año 1883, el cual lo encuadró dentro de la redacción de las bases constitucionales para la República de Nabarra, sea el realizado por los beaumonteses de la ciudad de Iruñea en el año 1540, ante la posibilidad de un matrimonio entre la princesa de Biana, Juana de Albret y el príncipe de Asturias, Felipe, lo que les viabilizaba alcanzar de nuevo la libertad a través de la recuperación de la soberanía nabarra. Estos beaumonteses, que habían colaborado conscientemente con los invasores españoles en el año 1512, todo hay que decirlo, y que ni siquiera llevaban sufriendo la ocupación española treinta años, tiempo al parecer más que suficiente para comprobar la imposición española, y ante la eventualidad de ese contrato matrimonial, enviaron un memorandum al rey de Nabarra, Enrique II el Sangüesino, invitándole a reclamar todo el territorio perteneciente al Reino de Nabarra y que estaba ocupado por los españoles, donde ya nos indican con claridad, al menos, otra comarca vascona.:

«Quanto a lo que pertenesce a V. Alteza, según lo que solía extender este Reyno antiguamente como es pública voz y fama que era señor de Guipúzcoa, Vizcaya y Alaba y mucha parte de Rioja, hasta el holmo de Burgos; como por la sepultura que antiguamente los reyes de Navarra tenían en Nájera y otras ciudades y villas que hoy en día parescen las armas de Navarra; anssí como en Logroño y en otros lugares y de poco acá se han borrado.(…)>>

9. Fuero de Gipuzkoa; Comentario del Padre Larramendi: “¿Qué razón hay para que la nación vascongada, la primitiva pobladora de España… esta nación privilegiada y del más noble origen, no sea nación aparte, nación de por sí, nación exenta e independiente de las demás?”.Idem. ”El proyecto de las Provincias unidades del Pirineo es sin duda magnífico y especioso (hermoso). República que se hará famosa con su gobierno aristocrático o democrático, como mejor pareciere, tomando de las repúblicas antiguas todo lo que las hizo célebres y ruidosas en el mundo, y de las modernas todo lo que es conveniente para su duración y subsistencia”.
10. Nueva Fenicia; Término inventado por J. Dominique Garat. La Nueva Fenicia. Proyecto de Unión vasca bajo Napoleón, “Muga” nº 23, María Rosa Agudo Huici, 1983.
11. Nabarrako Herritarren Ekhimena; Interesante consultar el pregón realizado por NHE para la acción que llevaron a cabo en Maule, http://nabarrakoherritarrenekhimena.blogspot.com/

12. Euzkadi; actualmente se escribe Euskadi. Más información en el blog de Eneko del Castillo que lleva por título Nabarlur. http://nabarlur.blogspot.com/
13. Euskal Herria; concepto propio en euskara que sirve para designar a los vascoparlantes que conforman una comunidad, el cual aparece de manera literaria a mediados del siglo XVI. La vieja herida. De la conquista española al Amejoramiento del Foral; Floren Aoiz, 2002.
14. Nabarlur; blog de Eneko del Castillo, idem (12)
15. Navegantes del interior. Emigración del Baztan y Nafarroa Beherea desde el siglo XIV; Pello Esarte, 2009.
16. Louis Lucien Bonaparte, sobrino del emperador francés Napoleón Bonaparte y nacido en Inglaterra, escribió en el año 1847 una obra titulada Specimen lexici omnium linguarum europearum. Es un pequeño diccionario de todas las lenguas, donde se menciona al euskara y refleja su inquietud por los dialectos vascos, realizando la primera clasificación de los dialectos basada únicamente en criterios lingüísticos, aunque los cimientos ya existían desde la clasificación realizada por el padre Larramendi, que entre los ocho dialectos y sus veinticinco subdialectos, no llegan a abarcar la totalidad territorial de las siete provincias históricas vascas. http://es.wikipedia.org/wiki/Louis_Lucien_Bonaparte


Extraído del libro “NABARRA, Reflexiones de un Patriota” Iñigo Saldise Alda 2010

NABARRAKO ERESERKIA

Nabarra, reflexiones de un Patriota

Reflexiones de un Patriota by Iñigo Saldise Alda
ASKATASUNA = Baskoinak x Nafar Paradigma

"PRO LIBERTATE PATRIA GENS LIBERA STATE"

"Aberri askearen alde jende librea jaiki"

"De pie la gente libre a favor de la libertad de la patria"

Navarre shall be the wonder of the world

by WILLIAM SHAKESPEARE

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

©NABARTZALE BILDUMA 2011

©NABARTZALE BILDUMA 2011