SOBERANÍA DE NAVARRA by Nabartzale bilduma. Este es el correo para escritos, artículos, comentarios y sugerencias. Los artículos, escritos y comentarios deben estar debidamente firmados por su autor o autora en formato Word. Solo se publicaran aquellos escritos que estén realizados desde la independencia y soberanía de su autor o autora siguiendo los criterios editoriales de los miembros de NABARRAKO BURUJABETASUN-SOBERANÍA DE NAVARRA. nabartzale@gmail.com

2010/01/29

¿Era racista Sabino Arana?


Aitzol Altuna Enzunza, Galdakano (Nabarra)
¿Era racista Sabino Arana?
Soberanía de Navarra

“Si pretendéis que el pueblo vasco, perdida ya su personalidad política, pierda también su personalidad étnica, fundiéndose con el pueblo de allende el Ebro para engendrar un nuevo pueblo, ¿por qué no discurrís lo mismo respecto de España, y no preconizáis sea invadida y avasallada por el anglo-sajón, por ejemplo?” Revista Euzkadi nº3, año 1901, Sabino Arana y Goiri.

Sabino Policarpo Arana nació el 26 de enero de 1865 en el municipio de Abando (hoy un barrio de Bilbao), era el 8º hijo de un acérrimo carlista, burgués medio que poseía su pequeño astillero en declive, alcalde del municipio de Abando al igual que su hermano. En 1892, ya de vuelta de la Ciudad Condal donde cursó estudios de abogacía, Sabino Arana publicó su primera obra y la primera obra nacionalista: "Bizkaia por su independencia", tenía 27 años.

El 3 de junio de 1893 fue invitado por el partido euskalerriano de Ramón De la Sota en el caserío Larrazabal de Begoña, cerca del Batzoki actual, para hablar sobre el libro mencionado y sus ideas políticas. Ramón de la Sota era un naviero bizkaíno de la oligarquía, hijo de jauntxos (señores) rurales, era el único oligarca abiertamente vasquista.

En ese discurso de Larrazabal Arana aseguraba que Bizkaia estaba anémica por el contagio del virus españolista y debía de redimirse para convertirse en nación bizkaína, decía que la culpa era en parte por la falta de conciencia de muchos de sus naturales y la división política. Proponía el lema "Jaungoikoa eta Lege Zaharrak" (Dios y las Leyes Viejas), JEL, de clara entonación carlista, por la que sus seguidores son conocidos como Jelkides (miembros de JEL).

El discurso aranista se vio marcado por los profundos sentimientos forales de un pueblo derrotado en sucesivas Guerra Carlistas, mezclado con sentimientos religiosos, y que se negaba a aceptar un Estado uninacional de base castellana (Estado nacional totalitario) frente a la unión de diferentes Estados y naciones en la corona española anterior, modelo similar al federal, aunque no democrático, al haber un imperialismo manifiesto como en la conquista de Nabarra.

Para crear esa unidad nacional española, poderosos monopolios económicos, se apoyaron en una campaña de desnacionalización vasca llevada a cabo por sucesivos gobiernos españoles que habían eliminado las Juntas o gobiernos autónomos de los territorios de la Nabarra Occidental tras varias Guerras conocidas popularmente como “carlistadas”, que además arrinconaron al pequeño y mediano burgués como Arana que no aceptaban estos propósitos.

Algunos creen ver en el nacionalismo vasco un simple elemento de búsqueda de poder de la burguesía vasca, sirva para ellos la siguiente frase de Arana: "Si no puede ser otra cosa mientras tengan los montes de Bizkaia hierro en su seno, plegue Dios se hundan en el abismo y desaparezcan sin dejar huella todas sus minas, fuese pobre Bizkaia y no hubiera más que campos y ganados y seríamos entonces libres y felices".

Como señala Ortega y Gasset (Madrid 1883-1955) en su libro la “España invertebrada”: “Para la mayor parte de la gente, el “nacionalismo” catalán y vasco es un movimiento artificioso que, extraído de la nada, sin causas ni motivos profundos, empieza de pronto unos cuantos años hace. Según esta manera de pensar, Cataluña y Vasconia no eran antes de ese movimiento unidades sociales distintas de Castilla o Andalucía”. (…): “Lleva esta errónea idea a presumir, por ejemplo, que cuando Castilla reduce a unidad española Aragón, Cataluña y Vasconia (Navarra), pierden estos pueblos su carácter de pueblos distintos entre sí y del todo que forman. Nada de esto: sometimiento, unificación, incorporación, no significan muerte de los grupos; la fuerza de independencia que hay en ellos perdura, bien que sometida (…)”.

Añade Ortega y Gasset: “A fuerza de pensar abstractamente en la nación, se creyó que ésta era un Madrid centrifugado, enorme que llegaba hasta mares y se apoyaba en el Pirineo. La política nacional que había en las cabezas era una política madrileña. La idea nacional quedaba, por prestidigitación inconsciente, suplantada por una idea particularista. Era madrilenismo”. “Mundo y Expansión Colec., Grandes pensadores”.

La inmigración masiva

España usó a los territorios de la Nabarra marítima y Catalunya para librarse de una masa de gente que “sobraban” a los grandes latifundistas y desastrosas desamortizaciones, que no repartieron la propiedad de la tierra sino que la cambiaron de manos; así mataban dos pájaros de un tiro: al inmigrar la gente sin trabajo del campo español a las nuevas industrias de las provincias declaradas “traidoras”, traía a éstas gente “no carlista” y de sentimiento español, y conseguían de paso alimentar a toda la población sin provocar revueltas contra los terratenientes manteniendo éstos sus propiedades.

De los 13.000 mineros que había en Bizkaia en 1910 sólo 3.000 eran vascos. La inmigración masiva fue aún mayor a principios de siglo. Entre 1877 a 1887 en Bizkaia la población creció un 24% y en Gipuzkoa un 10%. El dictador español Francisco Franco hará después lo mismo copiando a su contemporáneo Stalin que llevó rusos a Crimea, Ucrania (de modo similar y con el mismo fin), así en los últimos años del franquismo, el porcentaje de habitantes de Bizkaia que no habían nacido en el territorio, se elevó al 54%, siendo las dos “provincias traidoras” en las últimas tres guerras internas, las más ricas de España y, en el caso de Bizkaia, la más densamente poblada de toda Europa.

Arana acusaba de todos los males a los capitalistas bizkaínos por haber corrompido el País al haber introducido en él mano de obra foránea, la impiedad del socialismo y el anarquismo español, y pedía al obrero vasco que se separa del español y que creara sus propias agrupaciones, sus propios sindicatos. El socialismo español le parecía a Arana una doctrina foránea y corrosiva, pero aún era muy muy incipiente, por lo que apenas escribió sobre ello, sin embargo, no era contrario a un socialismo vasco.

Sabino tampoco era un capitalista furibundo, hoy encajaría perfectamente en la democracia cristiana, donde lo social tiene mucho peso. Para Sabino había que cuidar a los inmigrantes y eliminar sus problemas de explotación patronal por solidaridad cristiana.

En el mencionado discurso Sabino Arana en Larrazabal de 1893, no está recogido éste punto, pues aún no se visualizaba las consecuencias que iba a tener esta inmigración, por tanto, no se encuentra en el nacimiento del nacionalismo vasco.

“Es notoria ridiculez imputar a un gobierno o a un partido determinado lo que es obra de toda una nación. España es la que, después de sujetar a los pueblos euskerianos, los ha ido arrebatando cuanto por derecho originario poseían. No uno, sino muchos, han sido los gobiernos españoles que han tomado parte en la inicua usurpación; muchos más los que lo han sancionado y confirmado; y todos los partidos españoles, unos abiertamente, otros aparentando fuerismo, pero españolizando políticamente a nuestra Patria, todos sin excepción, han contribuido a su desgracia y están trabajando su completa ruina”. Reglamento redactado por Sabino Arana Goiri para "Euskeldun-Batzokija" art. 123

Los maketos

Sabino Arana utilizaba en sus escritos la palabra “maketo”, entonces de uso habitual en la zona minera de Bizkaia donde los trabajadores vascos llamaban “makutuak” a los españoles venidos a las minas en el sentido que venían “con la casa a cuestas”, es decir con todo lo que tenían en un macuto, palabra que se usaba ya antes de la Segunda Guerra Carlista. En realidad es una palabra de origen “montañés”, es como llamaban cántabros y enkartados a los castellanos de forma despectiva (como llaman los españoles gabachos a los franceses o moros a los musulmanes).

Diccionario 3000 Hiztegia: «maqueto/ta, término de origen oscuro usado también por tierras de Santander para designar a sus vecinos castellanos (insulto)». La palabra «maco» se usa en Cantabria con la acepción primaria de «hato de ropa» y secundaria de «baúl basto y pequeño o arqueta». (…) El término es utilizado popularmente en Cantabria y Asturias en el habla popular: «ser más tuntu que maqueto» (ser tonto de capirote) o «ser más zorro que maqueto» (ser astuto en sumo grado). Algunos autores como Mitxelena (Los vascos y su nombre, p. 543, antología «Sobre la historia de la lengua vasca») señalan que el término es oscuro y por ello se considera que fue un préstamo lingüístico tomado de estas comunidades limítrofes que empezarían a utilizar inicialmente los vizcaínos no vascos (no euskaldunes), pues su uso en la época era mayoritario en zonas de habla no vasca tales como Balmaseda y fue posteriormente adoptado por los nacionalistas vascos.”

Sabino Arana mantenía que la etnia vasca es original y sin mezclas, que para que “Euzkadi” se mantenga católica debía de separarse de la irreligiosa España, a la que llama Maketania y a sus habitantes maketos.

Pero, tras esta fase foribunda contra la brutal inmigración y sus artículos hispanófobos o antiespañoles, en noviembre de 1897, con 32 años, Arana explica la razón de su anterior radicalismo, expresado en los artículos de “Bizkaitarra” y mucho más levemente en el posterior “Baserritarra”, donde reconoce que su estilo buscaba notoriedad y despertar a la decaída y derrotada sociedad bizkaina, no siendo necesario ya utilizar ese estilo duro de su primera época (wikipedia):

“Hoy, y sobre todo en Bizcaya, ya no haría falta hablar contra España. (1897)”, Sabino Arana.

Sobre el “racismo” en tiempos de Sabino Arana

En la época en la que escribe Arana el racismo era una teoría de supuesta base “científica” que nació en el siglo XVI y que estaba en boga. Los países, todos en esta época, basaban su razón de ser en “la raza” lo cual hoy denominaríamos en realidad “etnia”, al aplicarse el término raza hoy para diferenciar a blancos, negros y asiáticos.

Los suecos como Andres Retzius hacia 1850 clasificaba a los hombres en “cabezas largas y cortas”, los primeros eran los suecos y los de “cabezas cortas” los finlandeses, lapones y eslavos, según esta teoría eran menos inteligentes e inmorales. También estaba de moda la creencia de la decadencia de las razas latinas frente a la anglosajona, dominadora del mundo en esa época.

Estas teorías estaban en boga en la época de Sabino Arana en Alemania, España o Francia por ejemplo, así, los contemporáneos de Arana hablan de la “raza” española, francesa o alemana. Para el varias veces presidente entre 1874-1897 del gobierno español Cánovas del Castillo, la nación española era “un conjunto de hombres reunidos por una comunidad de raza, o parentesco, y de lengua, que habita un territorio extenso, y que por tales o cuales circunstancias están sometidos a un régimen o gobierno”.

Desde 1850 los arqueólogos de toda Europa, franceses, ingleses, italianos, nórdicos etc. estudiaban el caso vasco, midiendo cerebros e incluso profanando cementerios como en Zarautz. Eran los investigadores Broca, Virchow, Prum-Bey etc., veían relación del vasco con fineses, lapones, bereberes, mongoles, fenicios, irlandeses y un largo etc.

El Gipuzkoano y primo de Unamuno, Telesforo de Aranzadi, publicó sus artículos considerados hoy como los más científicos de aquella época y aún no superados, donde se relaciona al vasco con el Cro-Magnon y se señalaba que el vasco no tenía ningún rasgo de "exotismo" que los diferencie de los demás pueblos de Europa, lo que no obstaba para que poseyeran su propio tipo; considera a los vascos como un reducto étnico de una población Europea mucho más extendida en la prehistoria a los que llamó "primo-hermanos de los vascos".

Sin embargo, Arana no tomó en consideración estos supuestos estudios arqueológicos, usaba la palabra raza, como sinónimo de “pueblo”, “etnia” o “nación”, tal y como se hacía en su época. Así lo explica el propio Sabino:

“Hablamos de raza en sentido de conjunto de familias que proceden directamente de un mismo origen más o menos remoto. En este sentido concreto, raza es lo mismo que nación, gente o pueblo; designa a una gran familia, y expresa un objeto natural, que existe independientemente de la voluntad de los hombres”. Reglamento redactado por Sabino Arana Goiri para "Euskeldun-Batzokija" art. 71

La limpieza de sangre y los apellidos

Wikipedia: “La doctrina de la limpieza de sangre, fue un sistema de discriminación fundamentado sobre argumentos tomados de la teología católica y el pensamiento de Aristóteles, que apareció en el siglo XIV en la España de la Edad moderna. El sistema estableció una diferenciación entre personas de sangre "pura" y personas que eran "castas" o "cruzas" (mestizos, mulatos, castizos, etc.), a los que se les atribuía tener la sangre "impura" o "manchada". Sobre esta base se creó una sociedad estratificada (…) En las colonias españolas en América, el mestizaje fue un proceso paradójico, prohibido y al mismo tiempo masivo (…) En la sociedad española había imperado durante siglos la ideología basada en la limpieza de sangre[] que servía para imponer su «raza» frente a moriscos, judíos o indígenas americanos y fue fundamento de la colonización y requisito indispensable tanto en la carrera militar como en el funcionariado público”.

La condición de “cristiano viejo” en España, o “limpieza de sangre”, se implantó por la corona española en el siglo XIV, a través de la Inquisición, y duró hasta el siglo XX, como para todos los aspirantes a ocupar cargos administrativos y en el ejército. Por tanto, cuando nació Sabino Arana, el español aún se enorgullecía de ser “cristiano o castellano viejo”, es decir, sin sangre judía o musulmana, de sangre puramente goda en sus venas, cosa absurda e imposible, pues de 6 millones de habitantes que podría tener la península ibérica en el siglo V, sólo unos 100.000 eran godos, tribu invasora, aria y de origen germánico de Suecia. Este orgullo, o como dijo Carl Marx “vanidad infantil del carácter español”, se ha mantenido hasta nuestros días junto con el Imperio español y que a San Ignacio de Loyola le provocaban comentarios como el de “humor español” y “humor de la Corte y rey de España”.

Se miraba para esa “limpieza de sangre” los apellidos, que debían de ser oriundos de la provincia, de donde lo tomará luego Sabino Arana, pero basándose en los Fueros donde también aparecía esta cuestión. En el Fuero bizkaino, cada representante del municipio o valle era elegido según los Fueros por sufragio para acudir a las Juntas Generales, cada "fuego" (casa) un voto. Tenían derecho al mismo "los vecinos con nobleza y limpieza de sangre demostradas", “limpia de sangre y no de judíos, moros, ni de su linaje”.

El catolicismo y la moralidad para Sabino eran características genéticas de los vascos, “euskaldun fededun”, y se manifiestan en los apellidos, en los que se apoya para diferenciar a los naturales de los inmigrantes. En 1893 había en el censo de Bilbao más de 3.500 apellidos españoles por 1.724 vascos, luego era más simbólico que otra cosa (entre los primeros socios del Batzokiya hay muchos apellidos no vascos), y lo toma Arana del artículo sobre la limpieza de sangre de los Fueros de Bizkaia, pero como hemos visto, no era exclusivo de los Fueros vascos, pues estaba presente en profusión en las leyes españolas e impuesto desde los primeros tiempos de la Inquisición hasta el pleno siglo XX.

La hidalguía

Detrás de los apellidos y de la “limpieza de sangre” estaba el tema de la hidalguía. El rey de Nabarra fue otorgando títulos de nobleza a individuos concretos o lugares estratégicos poco a poco como los valles del Baztan (1440), Aezkoa, Ronkal y Salazar en el siglo XIV. Pero todos los navarros recibieron el privilegio de nobleza universal en los siglos XIV y XV, cuando sólo 12 familias eran así consideradas antes: el Sr. de Mauleón de Zuberoa, Sr. de Leet de Lapurdi, la casa de Baztan, Sr. de Lusa o Luxe (Baja Nabarra), Sr. de Agramonte (Baja Nabarra), Sr. Monte-Agudo, los Gebara (antiguos señores de Bizkaia, condes de Oñate o Alaba), Rada, Aibar, Gastón de Urroz, Sr. de Subiza y los Vidaurre (antiguos tenentes de San Sebastián-Donostia). Lo que hizo que desapareciera sobre el papel y delante de la ley, las diferencias entre los hidalgos y labradores.

Algo parecido ocurría en el resto de los territorios de la Nabarra Occidental invadida por Castilla-España a finales del siglo XII, donde la nobleza universal de los vascos se basaba en que los labradores eran libres o propietarios de la tierra y "no collazos", considerándoseles "infanzones", además la defensa del territorio corría a cargo de los naturales, éste también es un elemento importante para conseguir la nobleza universal. Así lo recoge por ejemplo la Ley XVI del Fuero General de Bizkaia del siglo XV en el título I: "todos los naturales de Vizcaya, Tierra Llana, villas, ciudades, Enkartaciones é Duranguesado eran notorios hidalgo é gozaban de todos los privilegios de homes hijosdalgo".

Ya en 1394 la "Hermandad de Bizkaia" declaraba a todos lo bizkaínos hijodalgos, buscaban la exención fiscal, lo mismo hizo Gipuzkoa tres años después, los reyes castellanos, enfrascados en guerras dinásticas y deseosos de obtener fidelidad, aceptaron.

Hidalgo o “hijosdalgo” significa “hijo de alguien ilustre” literalmente, era una condición honorífica y hereditaria ligada a una posición intermedia en la escala social, situada entre el pueblo llano y la aristocracia; también se los denomina “infanzones”. Así se daba la imagen curiosa de ver a reyes de Castilla y luego de España, jurar los Fueros antes estos “nobles” vascos, que eran pastores, carpinteros o ferrones. Hecho que ha marcado, sin duda, la forma de ser de los vascos.

Todo ello nos lleva a afirmar que todos los vascos eran nobles, a diferencia de otros sitios, pero eso no quita para que no hubiera diferencias sociales, ni mucho menos, ahí están las guerras de bandos, donde se observa que el control del territorio quedaba en manos de unos pocos "handikis" o familias influyentes (gamboinos-oñacinos, beaumounteses-agramonteses) que se alzaban “al apellido”, lo cual enlaza con la importancia que luego le da Sabino. Las relaciones agnaticias (parientes de un tronco común) eran relaciones o lazos de sangre o parentesco como poder vertebrador de la política vasca durante la Edad Media, junto a sistemas de dependencia de carácter señorial como la entrada en tregua (sometimiento a un linaje a cambio de protección) y la encomienda (relación de dependencia más servil), llamados mediante la “llamada al apellido”.

La nobleza universal del vasco era un concepto que se siguió manteniendo en documentos oficiales hasta el siglo XVIII y XIX: “Por ser importantes que los que han de elegir sepan las cualidades que ha de haber en los que han de ser Electos para gobernar República de tanto lustre, y Nobleza como esta Villa. Ordenaron, que tales tengan veinte y cinco años cumplidos, y mil ducados de hacienda, y de allí arriba; y que sean Hijos-Dalgo; limpios de toda mala raza, de Moros, Judíos nuevamente convertidos, y Penitenciados por el Santo Oficio de la Inquisición” (Ordenanzas de Bilbao de 1797, base del Código de Comercio español).

Por tanto, estos tres puntos forales (“limpieza de sangre”, hidalguía y el apellido), son los tomados de los Fueros por Sabino Arana para diferenciar al bizkaino del español y nada tienen que ver con conceptos modernos de racismo.

Racismo, Xenofobia o Etnicismo

Wikipedia: “El racismo suele estar estrechamente relacionado y suele ser confundido con la xenofobia, es decir el "odio, repugnancia u hostilidad hacia los extranjeros" (DRAE).[(DRA] Sin embargo existen algunas diferencias entre ambos conceptos, ya que el racismo es una ideología de superioridad, mientras que la xenofobia es un sentimiento de rechazo; por otra parte la xenofobia está dirigida sólo contra los extranjeros, a diferencia del racismo”.

Para Arana ser vasco venía de familia, era algo aprendido y mamado desde la cuna, era en la familia donde se adquiría la cultura y forma de ser vasca, de ahí la exigencia de la oriundez, por tanto, no cabría hablar de racismo sino, en todo caso, de xenofobia hacia lo que fuera oriundo de Bizkaia.

Pero esta xenofobia era sólo hacia lo español, Arana no habla contra ninguna otra nación (y menos razas), por tanto era sólo antiespañol o hispanófobo, y habría que clasificarlo de etnicista de la manera que aparece reflejado en los Fueros (Limpieza de sangre-hidalguía-apellidos) y en las leyes españolas, pero que también practicaban el resto de naciones europeas.

Frente al etnicismo, según Sabino, ofensivo y colonialista de algunas naciones europeas, él hablaba de un etnicismo defensivo (después se hablará de nacionalismo ofensivo y defensivo), que preservara la cultura vasca y al bizkaino de los otros habitantes de la península que estaban llegando en gran número a tierras vascas y que “los corrompían”, pues tenían otro idioma, otra cultura y no eran católicos como los vascos (sobre todo en el caso de los socialistas de la zona minera).

El “racismo” no se empezó a usar como un término para discriminaciones entre razas (blancos, negros y asiáticos-hindúes) hasta después de las dos Guerras Mundiales.

Arana era antiracista y anticolonialista

Son extensos los textos de Sabino Arana contra el racismo (blanco-negro), contra el colonialismo y sus conquistas cruentas (en especial de la española en Euskadi) o contra la explotación capitalista; en este último caso no como elemento de lucha de clases, sino de solidaridad cristiana con el más débil como hemos visto.

Por ejemplo esta frase antiracista: «Sabida es de sobra la inhumana crueldad con que los blancos han tratado siempre y dondequiera a las razas de color». (Pasatiempos mentales, 1898, Sabino Arana).

Sabino Arana no se oponía a la inmigración natural que ocurre en cualquier pueblo libre y económicamente próspero, sino al intento de limpieza étnica del gobierno español, así lo explica en “Baserritarra” número 10 de 1897: “La material inmigración del pueblo español en Euskeria ningún daño moral o muy poco considerable acarrearía, en efecto, si el español no fuera recibido acá como conciudadano y hermano sino como extranjero. Fuese independiente Euskeria, y, aparte de que el número de españoles que aquí inmigrase sería muy contado, los que vinieran vendrían como extranjero y, (…) entonces esa separación sería tan marcada como la que ordinariamente existe entre los naturales y ciudadanos de un país y los extranjeros, cuando ya independiente Euskeria, legislase en los primeros tiempos de su libertad.”

Es importante señalar que Sabino Arana no se negaba a que hubiera inmigrantes, “Euzkadi, euskaldunon aberria” sería "una nación independiente donde la presencia de españoles y otros extranjeros fuese la habitual en un país independiente".

El anticolonialismo era una doctrina con la que Arana fue consecuente y denunció frecuentemente, siendo por ello encarcelado. El año 1898 fue clave para España, pues perdió ante Estados Unidos en el Tratado de París sus últimas colonias: Filipinas, Puerto Rico, Guam y sobre todo Cuba, tras las derrotas navales en Santiago de Cuba y Cavite (Filipinas).

El presidente de gobierno, hoy ejemplo de liberal e ilustrado, referencia explícita del Partido Popular español, Cánovas del Castillo (murió un año antes de la pérdida de Cuba en Arrasate, Gipuzkoa), en este texto, recogido por Tuñón de Lara en su obra "La España del siglo XX", dijo: "Los negros en Cuba son libres, pueden tener compromisos, trabajar o no trabajar... y yo creo que la esclavitud era para ellos mucho más preferible a esta libertad (...). Esos salvajes no tienen otros dueños que sus instintos, sus apetitos primitivos". España tenía en esta época 300.000 esclavos en Cuba que tenía 1,5 millones de habitantes. Cánovas era defensor de la superioridad de unas razas sobre otras, político corrupto y golpista, partidario de la esclavitud, contrario a la democracia y al sufragio universal, aunque todo ello no parece obstáculo suficiente para que la historiografía española lo valore muy positivamente hoy en día, incluso lo considere uno de los «padres» de la patria y del Estado español.

Nació la generación literaria llamada de 98, con gente nacida en el País Vasco como el propio Miguel de Unamuno, el vitoriano fascista e imperialista español Ramiro de Maeztu o el gipuzkoano Pío Baroja y donde también estaban Ramón del Valle Inclán, Rubén Darío, Azorín, Antonio Machado, Jacinto Benavente etc. Proclamaban estos autores el sentimiento español alicaído como estaba y eran, en cierta forma, los que en realidad lo crean. Serían para España lo que Arana para el País Vasco. España nunca se ha recuperado anímicamente de la pérdida de la mayoría de sus colonias y la idiosincrasia del español no se entiende sin esta tara mental.

"Castilla, miserable, ayer dominadora, hundida en sus harapos, desprecia lo que ignora…" Antonio Machado.

Sabino fue encarcelado por segunda vez en 1902 por intentar felicitar, en un telegrama que será retenido en la oficina de telégrafos, al presidente de USA, por reconocer la independencia de Cuba, se le acusaba de “delito de rebelión”. Se había cambiado la legislación en 1898 para condenar a los cubanos que lucharan por su independencia, también se aplicó esa misma legislación al independentismo vasco.

“Roosevelt, Presidente Estados Unidos. Washington. Nombre Partido Nacionalista Vasco felicito por independencia Cuba Federación nobilísima que presidís, que supo liberarla esclavitud. Ejemplo magnanimidad y culto justicia y libertad dan vuestros poderosos estados e inimitable para potencias Europa, particularmente latinas. Si Europa imitara, también nación vasca, su pueblo más antiguo, que más siglos gozó libertad rigiéndose Constitución que mereció elogios Estados Unidos, sería libre.-Arana y Goiri”.

La acusación contra el nacionalismo vasco era más bien política que penal, Arana se había convertido en un peligro para la unidad de la patria española; la casa de Sabino fue apedreada por nacionalistas españoles y años después de su muerte derruida como castigo por los franquistas. Este tipo de telegramas eran muy habituales en Sabino donde buscaba propaganda internacional y ayuda para lograr la independencia, con ello también obtuvo la adhesión de parte de la opinión pública.

Como escribió Ortega y Gasset en su “España invertebrada”: “El proceso de desintegración avanza en riguroso orden de la periferia al centro. Primero se desprenden los Países Bajos y el Milanesado; luego, Nápoles. A principios del siglo XIX se separan las grandes provincias ultramarinas, y a fines de él, las colonias menores de América y Extremo Oriente. En 1900, el cuerpo español ha vuelto a su nativa desnudez peninsular. ¿Termina con esto la desintegración? Será casualidad, pero el desprendimiento de las últimas posesiones ultramarinas parece ser la señal de la dispersión intrapeninsular”.

La respuesta de los españoles contemporáneos a Sabino Arana

Los apologistas españoles contemporáneos a Sabino, no criticaban el “etnicismo” de éste, pues era normal en aquella sociedad, al contrario, proclamaban la superioridad de la “raza” o etnia española frente al resto, en ese "resto" estaba el vasco, por supuesto, a la que consideraba primitivo y endogámico, con un idioma incapaz de adaptarse a los tiempos modernos, un idioma de "piedra" como diría después un seguidor de aquellos en el año 2001, pero el “racismo o xenofobia” contra los vascos (o sobre su cultura e idioma) es algo tan habitual y aceptado por la sociedad española que la deja indiferente incluso en el siglo XXI.

La burla o el odio a lo vasco no es algo nuevo, “Perucho”, por ejemplo, era un personaje usado en varias obras para burlarse de los vascos y sobre todo de su escaso conocimiento -en aquellos tiempos- del idioma español. Apareció por primera vez en 1517 en la obra “Tinelaria” de Torres Naharro, después usó el personaje Gaspar Gómez en la “Celestina” (1536), Martín de Santander en “Rosabella” (1550) o el propio Cervantes en “El vizcaino finjido”.

Los mismos argumentos de Sabino Arana aplicados a España eran aplicados a Arana por la prensa española de la época donde se decía que eran “cuatro chiflados” movilizados por un “imbécil bizkaitarra”.

Para ver el uso que se hacía de la palabra “raza” (etnia) en la sociedad del siglo XIX-XX, unos ejemplos de ilustres personajes españoles:
E. Castelar, presidente de la República durante 1873-74, en la sesión de las Cortes 16 de julio 1876 se expresaba así sobre los vascos tras perder la Segunda Guerra Carlista: "Aquí asistimos a los funerales de la libertad de una raza, con el recogimiento y el dolor con que se asiste a todas las sublimes tristezas de la muerte".

En 1876 el Presidente federalista de la Primera República Española Pi y Margall en su libro "nacionalidades" (cuando Sabino Arana tenía sólo 11 años) decía: "En España la cuestión de los vascos es mucho más grave que en Francia. No les une a los demás ni las leyes. (...). ¿Por qué criterio pertenecen los vascos a España? No les une a los demás pueblos de la península ni la raza, ni la lengua, ni el carácter, ni las costumbres, ni las leyes. A poco que se combinen los distintos criterios para la teoría de las nacionalidades, tengo para mí que se habrá de estar por la independencia de los vascos ¿Lo consentirá España? " (Sabino Arana tenía entonces 11 años).

Unamuno también era profundamente etnicista desde la perspectiva actual, junto a "hispanizar Europa" e "hispanizar el mundo", escribe a favor de la superioridad de la etnia vasca: "Sí, hay que proclamar la inferioridad de los andaluces y análogos, nuestro deber fraternal es gobernarlos" es partidario de "un imperialismo vasco sobre el resto de los pueblos españoles".

Se expresaba así el filósofo nacionalista español José Ortega y Gasset en 1932: "para mí, el vasco es el único grupo étnico peninsular que conserva aún las disciplinas internas de una raza no gastada". Es claramente racista en el sentido actual este comentario de Ortega y Gasset en su libro “España invertebrada” del año 1921 (pág 132, Colección el Arquero): “En las razas más finas, este coeficiente de eminencias es mayor que en las razas bastas, o, dicho al revés, una raza es superior a otra (…)”.

Debemos recordar que, hasta hace pocos años, en España se celebraba el día de la “raza” española con su bandera de la “raza española”, cambiado hoy por el políticamente más correcto de “Día de la hispanidad”. El libro supuestamente escrito por el General y dictador español Francisco Franco, llevaba el nombre muy significativo de “Raza”. También es rechazable, desde la sociedad actual, la política de exterminio de los pueblos amerindios considerados entonces como inferiores y sin alma, pese a ello constituye parte del pasado más glorioso para los españoles, o, el exterminio y persecución de judíos e hispano-musulmanes durante la “romántica” “reconquista” y años sucesivos hasta los Reyes Católicos, culturas y gentes que llevaban para entonces más de mil quinientos años y ochocientos viviendo en la Península Ibérica.

Conclusión

Sabino Arana era etnicista en el sentido que lo era el 100% de aquella época desde el punto de vista actual, basándose en los Fueros donde se resaltaba la “limpieza de sangre” –basada en apellidos oriundos y la hidalguía vasca-, pero del mismo modo como se hacía en toda la legislación y sociedad española hasta bien entrado el siglo XX. Sabino Arana no era el más etnicista ni especialmente, y lo que no cabe es llamarle racista, al revés, escribió a favor de la igualdad entre razas.

Incluso no cabe llamarle xenófobo en el sentido estricto de la palabra (odio al extranjero), pues en su caso y por sus escritos, con objetividad, sólo se le puede acusar de hispanófobo o antiespañol. Lo que chocó en la sociedad de finales del siglo XIX del discurso de Sabino Arana, fue su forma virulenta de meterse contra la “etnia” española. Pero la virulencia antiespañola de Sabino Arana, sólo se produjo en sus primeros escritos y sólo pretendía encender el ánimo de los bizkainos tras la pérdida foral primero y ante la masiva llegada de colonizadores después.

En realidad, contra lo que escribió al principio de su carrera política, no fue tanto contra los españoles sino contra el colonialismo español, que había empezado una limpieza étnica impulsada por su gobierno central y los grandes capitalistas que le eran favorables tras las derrotas sucesivas de la población vasca que apoyó masiva y casi exclusivamente la opción carlista. La idea de del gobierno liberal español, era y es el de crear el Estado-nación totalitario de base o cultura única castellana. Los ataques de Sabino Arana no fueron contra los españoles en general, sino contra ese colonialismo que estaba padeciendo el país y pretendían enardecer el ánimo del bizkaino que se encontraba derrotado. Pero en los primeros discursos nacionalistas de Sabino Arana como en el de Larrazabal de 1893, no estaba recogido éste punto, pues aún no se visualizaba las consecuencias que iba a tener esta inmigración, por tanto, no se encuentra en el nacimiento del nacionalismo vasco.

Algunas citas hispanófobas-antiespañolas de Sabino Arana:

Los textos hispanófobos son anteriores a cumplir los 30 años y aún hoy logran provocar a los españoles ante la hilaridad del vizcaíno y del vasco en general:

"La fisonomía del bizkaino es inteligente y noble; la del español, inexpresiva y adusta.El bizkaino es de andar apuesto y varonil; el español, o no sabe andar (ejemplo, los quintos) o si es apuesto es tipo femenil (ejemplo, el torero).El bizkaino es nervudo y ágil; el español es flojo y torpe.El bizkaino es inteligente y hábil para toda clase de trabajos; el español es corto de inteligencia y carece de maña para los trabajos más sencillos. Preguntádselo a cualquier contratista de obras y sabréis que un bizkaino hace en igual tiempo tanto como tres maketos juntos.El bizkaino es laborioso (ved labradas sus montañas hasta la cumbre); el español, perezoso y vago (contemplad sus inmensas llanuras desprovistas en absoluto de vegetación).El bizkaino es emprendedor (leed la historia y miradlo hoy ocupando elevados y considerados puestos en todas partes... menos en su patria); el español nada emprende, a nada se atreve, para nada vale (examinad el estado de las colonias).El bizkaino no vale para servir, ha nacido para ser señor ("etxejaun"); el español no ha nacido más que para ser vasallo y siervo (pulsad la empleomanía dentro de España, y si vais fuera de ella le veréis ejerciendo los oficios más humildes).El bizkaino degenera en carácter si roza con el extraño; el español necesita de cuando en cuando una invasión extranjera que le civilice.El bizkaino es caritativo aun para sus enemigos (que lo digan los lisiados españoles que atestan las romerías del interior y mendigan de caserío en caserío); el español es avaro aun para sus hermanos (testigo, Santander cuando pidió auxilio a las ciudades españolas en la consabida catástrofe).El bizkaino es digno, a veces con exceso, y si cae en la indigencia, es capaz de dejarse morir de hambre antes de pedir limosna (preguntádselo a las Conferencias de San Vicente de Paúl); el español es bajo hasta el colmo, y aunque se encuentre sano, prefiere vivir a cuenta del prójimo antes que trabajar (contad, si podéis, los millares de mendigos de profesión que hay en España y sumadlos con los que anualmente nos envía a Euskeria).Interrogad al bizkaino qué es lo que quiere y os dirá "trabajo el día laborable e iglesia y tamboril el día festivo"; haced lo mismo con los españoles y os contestarán pan y toros un día y otro también, cubierto por el manto azul de su puro cielo y calentado al ardiente sol de Marruecos y España.Ved un baile bizkaino presidido por las autoridades eclesiásticas y civiles y sentiréis regocijarse el ánimo al son del "txistu", la alboka o la dulzaina y al ver unidos en admirable consorcio el más sencillo candor y la loca más alegría; presenciad un baile español y si no os causa náuseas el liviano, asqueroso y cínico abrazo de los dos sexos queda acreditada la robustez de vuestro estómago, pero decidnos luego si os ha divertido el espectáculo o más bien os ha producido hastío y tristeza.En romerías de bizkainos rara vez ocurren riñas, y si acaso se inicia alguna reyerta, oiréis sonar una media docena de puñetazos y todo concluido; asistid a una romería española y si no veis brillar la traidora navaja y enrojecerse el suelo, seguros podéis estar de que aquel día el sol ha salido por el Oeste.El aseo del bizkaino es proverbial (recordad que, cuando en la última guerra andaban hasta por Nabarra, ninguna semana les faltaba la muda interior completa que sus madres o hermanas les llevaban recorriendo a pie la distancia); el español apenas se lava una vez en su vida y se muda una vez al año.La familia bizkaina atiende más a la alimentación que al vestido, que aunque limpio siempre es modesto; id a España y veréis familias cuyas hijas no comen en casa más que cebolla, pimientos y tomate crudo, pero que en la calle visten sombrero, si bien su ropa interior es "peor menealla".El bizkaino que vive en las montañas, que es el verdadero bizkaino es, por natural carácter, religioso (asistid a una misa por aldea apartada y quedaréis edificados); el español que habita lejos de las poblaciones, o es fanático o es impío (ejemplos de lo primero en cualquier región española; de lo segundo entre los bandidos andaluces, que usan escapulario, y de lo tercero, aquí en Bizkaya, en Sestao donde todos los españoles, que no son pocos, son librepensadores).Oídle hablar a un bizkaino y escucharéis la más eufónica, moral y culta de las lenguas; oídle a un español y si sólo le oís rebuznar podéis estar satisfechos, pues el asno no profiere voces indecentes ni blasfemias.

El roce de nuestro pueblo con el español causa inmediata y necesariamente en nuestra raza ignorancia y extravío de inteligencia, debilidad y corrupción de corazón, apartamiento total, en una palabra, del fin de toda humana sociedad. Y muerto y descompuesto así el carácter moral de nuestro pueblo, ¿qué le importa ya de sus caracteres físicos y políticos?El bizkaino es amante de su familia y su hogar (cuanto a lo primero, sabido es que el adulterio es muy raro en familias no inficionadas de la influencia maketa, esto es, en las familias genuinamente bizkainas; y cuanto a lo segundo, si el bizkaino por su carácter emprendedor se ausenta de su hogar no le pasa día en que no suspire por volver a él); entre los españoles, el adulterio es frecuente así en las clases elevadas como en las humildes, y la afección al hogar es en estas últimas nula porque no la tienen”.

2010/01/27

Iruinea, enero de 2010

Iñigo Saldise Alda
COLONIZADOS
Soberanía de Navarra

A los individuos realmente colonizados se les distinguen fácilmente gracias a una cierta predisposición que tienen, la cual podemos comprobar simplemente a través de su actitud corporal. Estos tipos parecen que van a lanzarse a hacer una reverencia en cualquier momento, cuando hablan con una persona a la que consideran mejor colocada dentro de la jerarquía social establecida por el imperio o metrópoli. Si nos fijamos bien, estos personajes se inclinan incluso de forma inconscientemente y a la vez lanzan algunas veces, una sonrisa que podíamos clasificar entre afable y bobalicona.

Si el interlocutor que tienen enfrente es un agente político de la gran metrópoli, sin afectar efectivamente mucho su jerarquía dentro del escalafón de mando del imperio, nuestros “héroes” no dudan en hacer un señalado y supremo esfuerzo de sumisión, subordinación, acatamiento y pleitesía, desviviéndose de forma total para agradar al agente político foráneo. Incluso, en algunos casos llegan a imitar su acento, en la firme convicción y certeza de que el suyo es plebeyo, humilde e incluso incorrecto. De hecho, tras llamativas declaraciones de amor a su tierra, lengua y costumbres, los colonizados realmente desprecian de forma profunda a su propio Pueblo, incluidas sus costumbres y lengua, siendo únicamente soportables, si estas están en tono de fiesta, verbena, jarana o marcha.

Indudablemente los colonizados en el fondo de su ser, consideran a los suyos, a su Pueblo, gente ruin, salvaje, despreciable y de la que le conviene concluyentemente desmarcarse, no sea que lo vayan a confundir desde el imperio con ser uno de ellos. Cualquier mínima atención que reciba de los metropolitanos es exhibida como un gran logro. Para los colonizados, lo que viene de la metrópoli siempre es digno de apología y de imitación, mientras que cualquier movimiento que se hace en su tierra es sospechoso y más si este es propiamente soberanista, porque para ellos, de los suyos nunca puede salir nadie, ni nada bueno. Por eso destacan a bombo y platillo la llegada de cualquier dirigente y famoso metropolitano, mientras ningunean sistemáticamente a cualquiera de sus paisanos sospechosos de tener un mensaje político propio y correcto o simplemente ser una persona con talento. A esa endofobia o aversión a lo de dentro o propio, le llaman sin ningún tipo de vergüenza, ser cosmopolita y moderno.

Pero lo que más odian los colonizados realmente, es que alguien de su Pueblo ose criticar la actual superioridad manifiesta del colonizador, pues hay que ocultar que ésta conseguida con la imposición militar, política, social, cultural y eclesiástica. Eso efectivamente no lo pueden aguantar, pues entonces alguien está incomodando a su dueño. Los que critican ponen en serio peligro el statu quo impositivo de la metrópoli y por ello, el pánfilo conformismo en que los colonizados confían en prosperar a costa de la libertad del Pueblo al que objetivamente pertenecen. Cualquier oposición es considerada una crítica destructiva, una acción verdaderamente agresiva y corrosiva, frente a la cual los colonizados pueden y deben hacer méritos suficientes, desplegando una vez más, su lealtad servil, indigna y rastrera, poniéndose a la cabeza del linchamiento de los querellantes propios del País, llegando sin dudar a levantar y enarbolar la bandera patria del colonizador, su amo y dueño, para aplastar a continuación a los suyos, a su Pueblo.

Ah, pero cuando los colonizados alcanzan algún tipo de poder, agárrense los machos y las hembras. El caciquismo y despotismo cipayo que comienzan a emanar, es para echarse apresuradamente a temblar. Pobre de aquél o aquella que ose solo toserles, porque entonces sabrán cuanto han aprendido de los conquistadores. Por todo ello, debemos comprender de forma precisa, que para acabar con el colonialismo que sufre actualmente el Estado de Nabarra a manos españolas y francesas, primero tenemos que dejar de pensar y vivir como colonizados. Tenemos la necesidad imperiosa de descolonizar primero nuestras mentes, para poder así luchar por nuestra libertad y su vez, la de la totalidad de nuestro Pueblo y País.

2010/01/25

Estado de Nabarra, cerco al negacionismo

J.M.Unzueta
Estado de Nabarra, cerco al negacionismo.
Soberanía de Navarra

“Ocultar el pasado es un instrumento de primer orden para la sumisión de esta sociedad” Tomás Urzainqui Mina, abogado, historiador y escritor nabarro.

Cada vez es más difícil negar la evidencia de que el Estado Nabarro Soberano y reconocido en Europa, fuera conquistado genocidamente por los estados de Francia y España con la complicidad explícita del estado Vaticano. Esto es constatable por el nivel de agresividad que demuestran todos los poderes mediáticos de los estados mencionados, los cuales están tratando de fomentar una especie de dogma del negacionismo.

En esta cruzada se han embarcado todas las organizaciones políticas, sindicales, prensa, conferencia episcopal hispano-francesa, acompañados de algunos sectores autóctonos con fuertes intereses económicos.

A medida que la actividad armada a decrecido y la conciencia de regeneración del sujeto político nabarro va tomando razón, el nerviosismo de los colonialistas franco-españoles es patente, sus argumentos no convencen ni a los niños, el esfuerzo de desgaste de los mas-media que nos bombardea continuamente con proclamas de un futuro mejor se desvanecen, en todo este desbarajuste la crisis económica que padecemos también está influyendo en su debacle y al mismo tiempo la aceleración contra el cerco negacionista.

Este fin de semana hemos tenido la suerte de gozar de la entrevista que el dominical Zazpika le dedica a nuestro compatriota Tomás Urzainqui, y he entresacado algunos párrafos dignos de agradecimiento. Dice así:

"Hay que aclarar los dos conceptos de vasco y navarro, algo que resulta imprescindible para recuperar la libertad individual y colectiva. Nabarra es el referente político estatal de los vascos.

El pueblo nabarro objetivamente es independiente y subjetivamente soberano independiente, porque tiene su Estado propio, que es Nabarra, y soberano porque constituye una sociedad que no puede estar subordinada a las sociedades soberanas española o francesa. Nabarro o vasco son nombres que hacen referencia a la misma sociedad, a la misma gente. Mientras que el concepto nabarro tiene un significado estatal, político y nacional, el concepto vasco se refiere al euskara.

Existía un campo histórico bastante ocultado que era la realidad nabarra de Araba, Gipuzkoa y Bizkaia, y también de La Rioja. Y esa carencia del conocimiento de nuestro pasado estaba influyendo gravemente en la situación actual, porque se había llegado a la barbaridad de contraponer dos conceptos que se refieren, como son vasco y nabarro. Desde hace treinta años han puesto marcha desde el ámbito del aparato estatal español un una campaña de reacción planificada, vestida de visceral, centrada en una buscada fractura entre lo nabarro y lo vasco, ante un posible proceso de recuperación de los derechos políticos del conjunto de esta sociedad que es a la vez nabarra y vasca. Por lo que era preciso rebobinar la historia para mostrar cómo sustancialmente es lo mismo.

La nuestra era una sociedad política estructurada con la forma del Estado de Nabarra y sus habitantes eran nabarros en los hoy territorios accidentales de Araba, Gipuzkoa y Bizkaia, tal y como recoge la documentación de la época. Los textos jurídicos, también se referían a esa denominación de nabarros, tanto en el Fuero de Vitoria como en el de San Sebastian y otros. La forma en que se fracturó el territorio influyó en su olvido con intereses políticos de esa unidad de Nabarra. Así que era necesario refrescar la memoria histórica para que se pudiera contrarrestar las campañas de división de la sociedad y plantear un proceso que activara la conciencia soberanista y así poder salir democráticamente de la subordinación en la que se encuentra esta sociedad civil”.


En otro apartado T.U. comenta: “Resulta vital que se escriba nuestra historia desde dentro, sobre todo para evitar la influencia falsificadora, ahora un negacionismo militante, de las historiografías dominantes tanto de España como de Francia, que niegan determinados hechos históricos. Esa historiografía nuestra arranca sobre todo con Moret y Ohienart en el siglo XIX con Ithurralde y Suit, Arturo Campión, Oloriz…los denominados euskaros, muy importantes en la recuperación histórica

Hoy en día existe una tensión entre una historiografía pegada a la realidad de esta sociedad y otras historiografías que intentan mantener su statu quo mediante la tergiversación histórica. Es importante que esos historiadores locales continúen su labor y que se les ayude y se difunda su obra, ya que están haciendo un trabajo serio y científico a la vez que comprometido con la verdad, a pesar que les acarrea notables problemas personales”.

Toda la entrevista no tiene desperdicio y ruego a todo compatriota que lea en su totalidad el contenido de la misma en el semanario Zazpika del día 24-01-10.


NABARRA da, Euskal Herriaren Estatua

Gora Nabarrako Estatu Osoa

2010/01/23

Iruinea, enero de 2010

Iñigo Saldise Alda
Humanismo y Nabarrismo
Soberanía de Navarra

En un sentido amplio del término, el Humanismo es tanto un sentimiento individual como colectivo existentes en una civilización, en la que se enfatiza de forma destacada la admiración, exaltación y el elogio a la figura humana y al hombre, entendiéndose éste no como figura exclusivamente masculina, sino rotundamente como de todo el género humano, en que prosperan la cultura, el deporte, el arte,… y todo obligación humana se vuelve positivamente trascendente. Su principal objetivo es encumbrar la dignidad del ser humano. A lo largo de la Historia ha tenido lugar en muy pocas ocasiones, concretamente durante el siglo de oro en Grecia, retomándose éste pensamiento en el Renacimiento europeo, después en el idealismo alemán y posteriormente en un sinfín de partes aisladas de la Historia. Hoy tristemente tenemos que decir, que amargamente atraviesa una larga y profunda crisis.

La invasión y ocupación española del Reino de Nabarra del año 1512, impidió que el Renacimiento con gran carga Humanista, se asentara en la Nabarra del sur del Pirineo, siendo la Santa Inquisición española la principal arma utilizada por los invasores colonizadores contra los naturales del país o nabarros, especialmente represiva para aquellos que hablaban la lengua propia, el euskara o lingua navarrorum. Así que por todo ello, podemos llegar a afirmar sin ningún tipo de duda, que el auténtico Nabarrismo, que estaba cimentado en un sólido pensamiento Humanista, realmente comenzó en la Nabarra soberana del norte del Pirineo, coincidiendo además con el periodo de mayor esplendor cultural nunca habido en el Estado nabarro.

Mientras la Nabarra ocupada sufría la continua violencia colonizadora española, significando esto un freno ciertamente insalvable para la modernización de la sociedad propia del País ocupado, en la Nabarra libre y soberana, el Humanismo floreció con gran semejanza al que se estaba dando en Florencia, principal ciudad del gran ducado de Toscana. El Reino soberano de Nabarra se llenó rápidamente de artistas, escritores, arquitectos, filósofos y pensadores, que enriquecieron y estimularon a ciencia cierta, el carácter nacional nabarro en los diferentes pueblos existentes en el Estado Pirenaico.

En este ambiente libertario y Humanista, se gestó el Nabarrismo real, el cual servía para defenderse de las diferentes agresiones que sufría el Reino soberano de Nabarra, provenientes todas ellas de los reinos español y francés, a las que se le sumaban una vez más, el estado Vaticano, con el Papa o el emperador de Roma al frente. La principal impulsora de este Nabarrismo auténtico, fue Margarita de Nabarra, reconocida por la inmensa mayoría de historiadores como la primera mujer moderna, por ser una fabulosa escritora y amiga de la cultura. Gracias a su protección se editó el primer libro en la lengua primogénita de Nabarra, el cual llevaba por título, Linguae Vasconum Primitiae y siendo escrito por el nabarro, Bernat Echepare.

Este correcto Nabarrismo en lo cultural, también tuvo su continuidad en materia del arte de la política, la cual comenzaba a estar basado en una clara y correcta concienciación histórica desde la entrada definitiva del Renacimiento, facilitando realmente las reclamaciones en materia territorial y de descolonización que realizaba el Reino de Nabarra, las cuales nunca, todo hay que decirlo, han sido escuchadas por los enemigos del Estado de los nabarros.

La continuidad del legítimo Nabarrismo, fue llevada a cabo por la hija de Margarita, Juana III de Albret, que es posiblemente la primera mujer feminista de la Historia, lo que provocó las burlas machistas, altamente malintencionadas y despóticas de los españoles, que llegaron a afirmar que en el Reino de Nabarra las mujeres llevaban los pantalones. A su vez, los franceses temían al Nabarrismo como si se tratase de la misma peste, debido principalmente a que en el Estado de Nabarra se aceptaban a todos los refugiados y exiliados Renacentistas, Humanistas y Reformistas.

La actitud de la reina de Nabarra, Juana III de Albret, en lo que respecta al calvinismo, fue de respeto y aceptación, pero adecuándolo a los intereses propios del Reino de Nabarra. Esto ocurrió tras mostrar su descontento ante la reiteración patente a lo largo de la Historia del posicionamiento en contra del Estado de Nabarra realizado de forma sistemática por el emperador de Roma o Papa, tanto en materia política y territorial, como eclesiástica. Pero también ante los reiterados abusos que sufrían los nabarros tras la ocupación a manos de los invasores y colonizadores españoles, de la Santa Inquisición española y de la permanente corrupción existente en el clero católico y romano. Así podemos afirmar sin ningún tipo de rubor, que el Nabarrismo auténtico es una adecuación semejante a la realizada por el reino de Inglaterra y que ha llegado a la actualidad como Anglicanismo.

Para concluir, decir que el Nabarrismo correcto y auténtico esta basado en una defensa a ultranza de la plena soberanía y de la total libertad del Estado de Nabarra, unido a una defensa de las diferentes culturas y lenguas de los pueblos que conforman la nación nabarra, incentivando la cultura y lengua primogénita, que no es otra que la vascona, sin rechazar nunca los avances positivos en cualquier tipo de materia que pueda traer la modernidad, e indudablemente por todo lo mencionado e incluso más, debemos saber que es necesario y primordial su recuperación para el proceso de descolonización al que se encamina sin remisión el Estado de Nabarra.

2010/01/19

Iruinea, enero de 2010

Iñigo Saldise Alda
Nabarra y los Derechos Históricos
Soberanía de Navarra

“La utilización de los Derechos Históricos por las diversas agrupaciones políticas navarras, reconocidas constitucionalmente por un estado ocupante, son contradictorios según el Ordenamiento Jurídico”, Internacional Court of Justice; The Hague, Netherlands. 9 page, May 2005.

Desde un pensamiento libre y descolonizado, los nabarros debemos pensar fría y seriamente, que son en realidad los Derechos Históricos de Nabarra y en quien verdaderamente recaen en la actualidad, debido principalmente al devenir político-histórico de nuestro Estado, Nabarra, el cual recordemos, desapareció de los mapas políticos mundiales a causa de invasión y ocupación, conquista con genocidio y colonización, concluida allá por el año 1620, por el entonces reino de Francia.

Basándonos correctamente en la Jurisprudencia Internacional, porque nosotros los nabarros nunca debemos hacerlo en la interpretación emanada de la Justicia presentada y ejercida por los estados coloniales español y francés, los Derechos Históricos tornan o residen siempre en el sistema de Gobierno existente por aquel entonces, y que cierta y verdaderamente, fue expulsado por los estados ocupantes. Actualmente, nos guste o no, y además nos obligamos a recordar que por ello nunca discutirá un patriota nabarro con otro igual, en el caso de nuestra amada Patria Nabarra, la Legitimidad Histórica recae y reside en su monarquía, que actualmente todavía existe, pero no ejerce desde el año 1620 por negación y usurpación de los estados ocupantes. Estos son el reino de España y la república de Francia.

Continuando con lo que nos indica dicha Jurisprudencia Internacional y siempre basados según nuestro propio Paradigma Nabarro, toda pretensión de sustituir o suplantar la Legitimidad Histórica garante en la Casa Real de Nabarra y hacer uso de sus Derechos Históricos, es contraria cuando menos al Derecho, produciéndose una contradicción grave para cualquier movimiento soberanista nabarro en las Instancias, Tribunales y Organismos Internacionales a los cuales debemos acudir.

La indebida utilización de los Derechos Históricos Nabarros, en cualquiera de sus formas o camuflajes, tratan de obviar y ocultar que son principios legitimistas formulados originariamente por las monarquías, enfrentándose con ello de forma necia contra la Jurisprudencia Internacional establecida y además, supone un acto de desinformación hacia el Pueblo Nabarro, en el cual reside finalmente la soberanía en base al ancestral Derecho Pirenaico o Baskon.

Todas las pretensiones y usos indebidos por agrupaciones ajenas a la Casa Real de Nabarra o sin contar con su explícito amparo, han resultando cuando menos, confusas y altamente contraproducentes para las exigencias políticas del Pueblo más antiguo de Europa, algo que podemos comprobar claramente y de forma sencilla, al repasar nuestra historia desde la triste perdida de la soberanía del Reino de Nabarra, exclusivamente a causa de la acción militar extranjera. Todas estas fantasías en contextos políticos y estatales ajenos a los nabarros, han conducido a una desorientación extrema y sin precedentes en este Pueblo milenario.

Además, ningún estado ocupante, bien Francia o bien España o incluso ambos en común, puede amparar y utilizar los Derechos Históricos de Nabarra según la Jurisprudencia Internacional. Por lo tanto, ninguno de los partidos políticos reconocidos constitucionalmente por dichos estados imperialistas y colonizadores, podrán manipular los Derechos Históricos, incluyéndose en los mismos la denominación de territorios históricos, por ser esta interpretación errónea y fuera del Derecho emanado por el Ordenamiento Jurídico Internacional, ya que su trascripción Jurídica correcta es la de territorio ocupado por un estado extranjero.

Dicho esto, los nabarros debemos de entender y aplicar desde hoy mismo, lo siguiente:

“Quedan asimismo derogadas cuantas leyes y disposiciones supongan una recepción expresa de las normas impositivas y colonizadoras de los imperios español y francés, pues se hallan en contradicción, siguiendo a la neutral Jurisprudencia Internacional, con la Constitución Nabarra Histórica y el Ordenamiento Jurídico propio o Derecho Pirenaico”.

NOTA

“La historia como ya que todo el mundo sabe, es la exposición sistemática de los acontecimientos dignos de memoria. Genéricamente la historia es la exteriorización en forma literaria o documental de la conciencia que la humanidad va adquiriendo de si misma en el transcurso de los siglos. Pero también es del conocimiento de todos que la historia la escriben los vencedores, que a la vez la utilizan y la instrumentalizan en razón de sus intereses, siendo los historiadores e intelectuales afines quienes se encargan de difundirla en razón de sus propios intereses”. Rogelio Liz, Xornal, Galiza, 2005.

2010/01/18

Iruinea, enero de 2010

Iñigo Saldise Alda
Opciones políticas
Soberanía de Navarra

Una clara declaración en lo político de la complejidad de Baskonia, en ese doble o triple proceso de identificación, la encontramos en las distintas opciones políticas que se patrocinan para los territorios y el pueblo de su Estado político, Nabarra. De un lado tenemos a los auto­nomistas y regionalistas, que no solo se sienten españoles o franceses, sino que realmente lo son, patrocinando por tanto un “desarrollo” político, social, cultural y económico, estrechamente ligado y siempre tutelado, bien por el reino de España o bien por la república de Francia. Por otro lado, nos encontramos los soberanistas, que nos senti­mos políticamente más nabarros que ninguna otra cosa, que subrayamos la necesidad de profundizar en la cultura y lengua propia, ahondando en nuestra verdadera identidad política y demandando en consecuencia un desarrollo profundamente independiente de la actual actuación estratégica desarrollada por unos partidos que legitiman, consciente o inconscientemente, la esclavitud del pueblo al que dicen representar.

Es preciso marcar o matizar, en base a los diferentes estudios sociológicos de los que disponemos, la existencia de una más que clara relación patente, entre tipo de identificación y cla­se social, así casi mayoritariamente (hay honrosas excepciones) la burgue­sía de la plenitud de nuestra patria Nabarra, se identifica políticamente con el vencedor o conquistador y colonizador, mientras que en la clase trabajadora (con tristes excepciones) la identificación mayoritariamente siempre ha sido con el ven­cido o conquistado y colonizado.

La identificación con el con­quistado, evidentemente lleva a una psicología determinada precisamente por esa “inferiorización”, por el pesimismo, incluso por la resignación ante una fuerza superior invencible, por la ira reprimi­da; en definitiva, por una moral de derrota. Para esta parte del pueblo de Baskonia, que vive cons­ciente o inconscientemente tal tipo de identificación, no cabe duda que el vencimiento de tal situación degradante e infame, sólo pasa por la recuperación de la libertad y de la independencia como pue­blo, dándose solo ésta mediante la recuperación de la plena soberanía del Estado de Nabarra.

El tipo de personalización que se haga es tan importante, que el reino de Es­paña, durante sus cinco siglos de dominación colonial, conscien­te siempre de ello, ha evitado a toda cos­ta que el pueblo nabarro conocie­ra su propia o verdadera historia y se pudie­ra identificar así con sus verdaderos antepasados, los vascones. Lo mismo podríamos decir del imperio francés y sus cuatro siglos de colonización en las tierras pertenecientes al Estado de Nabarra al norte del Pirineo. Aún en la actualidad, los escolares nabarros de ambos lados del Pirineo, continúan sin conocer y aprender la vida pasada de los vascones libres e independientes, lo que fue y significó el largo proceso de la conquista militar violenta con genocidio, y lo que supuso posteriormente la esclavitud, el someti­miento y la colonización para el pueblo más antiguo de Europa. Tanto el imperio español, como el imperio francés, son tan conscientes de lo tremen­damente peligroso que representaría para sus dominios y sus explotaciones coloniales sobre Baskonia, tal proceso generalizado de identi­ficación con lo propio de Nabarra, que siempre estarán dis­puestos a reprimir brutalmente cualquier intento serio que se tra­te de hacer en esa línea.

Por tanto, para esa parte ma­yoritaria del pueblo nabarro que nos sentimos identificados con nuestros ancestros autóctonos, hay que decir, que es preciso se­guir profundizando en ese proceso de identificación, pues la su­peración de ese temporal “síndrome de inferioridad” como pueblo y la adquisición de la maduración psicológi­ca necesaria en todos nosotros, en tanto que somos un grupo humano diferenciado de otros grupos, sólo será posible en conjunción con una verdade­ra lucha por recuperar nuestra independencia como pueblo, alcanzable ésta meta con la recuperación de la plena soberanía del Estado que hizo libres a nuestros antepasados.

En la medida que el pueblo nabarro interprete un verdadero proceso de lucha para conseguir de Nabarra un Estado libre, independiente y soberano, de­rivará rápidamente en efectos psicológicos po­sitivos. Ese proceso libertario de ganar la independencia, dará al pueblo nabarro la oportunidad de recuperar su decencia, su orgullo y su dignidad como pueblo. Sólo la derrota de los conquistadores, es decir, la quiebra total del sistema colonial español y francés de supremacía, podrá hacer que el pueblo nabarro vuelva a tener confianza en sí mismo, en su ca­pacidad real para autogobernarse, sin necesidad ya de más paternalis­mos impositivos, dirigismos extraños, ni por supuesto de tutelas extranjeras.

2010/01/14

Un dedo

Un dedo
Alots Gezuraga, Errigoiti (Nabarra)

Este año se celebra la independencia de varios Estados americanos de la metrópoli España, tras tres siglos de colonialismo brutal que supuso la muerte de 60 millones americanos de un total de 80 millones de habitantes del continente, datos no superados jamás por la barbarie humana, a los que hay que añadir además los siglos de explotación y de represión social-religiosa española.

Tampoco se puede olvidar, por pasar hoy en día de puntillas por lo periódicos y noticieros, qué es el colonialismo hoy, con las tropas españolas en Afganistán o Iraq con muertos civiles a diario, o a la invasión y colonialismo actual sobre el varias veces centenario Estado independiente de Nabarra.

Este año se celebra también el 35 aniversario del fin de una dictadura brutal, con cientos de miles de muertos y 40 años de represión, limpieza étnica y lobotomía mental que perdura hasta el presente y masivamente, manteniendo a la clase dirigente que colaboró o pertenecía a la estructura política del régimen dictatorial, empezando por el mismísimo Jefe de Estado, el máximo mandatario.

Pero qué se puede esperar de un país como España donde la corrupción de su clase dirigente está muy por encima de la media de la UE, (Marbella, Caso Correa, Caso Guerra, Filesa y tantos y tantos).

España debería en el siglo XXI educar a sus hijos para que no vuelvan a repetir todos estos crímenes colonialistas, nacionalistas y todos los robos al pueblo de sus mayores, e incluso y de paso, para que traigan la democracia.

Pero el gobierno español desde Vitoria, ha decidido que lo importante es enseñar a los escolares vascos que sufren como sus padres la represión diaria contra la libertad de su pueblo, lo malo que es el nacionalismo vasco y las víctimas que ha provocado, olvidándose de su Terrorismo de Estado, no sólo del GAL y fuerzas parapoliciales, sino de Egunkaria y su “todo es ETA”.

Los gobernantes españoles siguen pensando como los franceses tras su “Revolución”, que los “patois” son los demás y que deben civilizarlos, enseñarles a los pobres ignorantes su cultura superior, como hicieron con los americanos, aunque fuera, eso sí, a tizonazos: “España tenía dominios allende los mares, predominó y debió predominar Castilla, el pueblo central, el más unitario y más impositivo, sí, pero el menos egoísta. Gran generosidad implica el ir a salvar almas, aunque sea a tizonazos”. Miguel de Unamuno. Señores españoles, empiecen educándose ustedes en la paz y convivencia y salgan ustedes de nuestra tierra que ya sabemos nosotros mismos gobernarnos.

Para ellos va mi dedo grande en posición vertical y hacia arriba.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Este semana se ha sabido de otra acción puesta en marcha por ciudadanos vascos, la cual demuestra dos cosas, la primera e imprescindible, que este pueblo está muy vivo, y dos, que los siglos de colonización no pasan en balde, la noticia era: “Euskal herritarrek bizi duten eskubide zibil eta politikoen urratze egoera «gainditu» beharra dagoela sentitzen dute askok; horregatik, hainbat eremutako 50 bat herritar hedabideen aurrean azaldu dira, «egoera iraultzeko unea» dela esateko. Eskubide politiko eta zibil guztiak denenak direla aldarrikatu dute, eta hori egia bihurtzeko urratsak egin daitezela eskatu dute. «Tresna kolektibo eta eraginkorrak» martxan jartzeko”. Es decir, ¡quieren corregir las deficiencias del Estado español pensado y creado durante centurias para la represión total contra la libertad nabarra!. Es un trabajo gigantesco e imposible que los vascos podamos defender nuestros intereses en el marco español al ser éste un Estado totalitario como buen Estado imperialista que es.

El fallo de la “democracia a la española” no es puntual, es estructural. La libertad desmembraría lo que se ha construido espada en mano, pues para crear un “nosotros” hace falta la voluntad de todas la partes, y en España, ni nabarros ni catalanes estamos por que así lo hayamos decidido, sino por que un ejército que nosotros ahora ya no poseemos nos impide autodeterminarnos, y cuando uno está en el paredón, no cabe pedir tiempos muertos, o sales de ahí corriendo o te fusilan.

La libertad para los vascos, la democracia, llegará cuando aunemos fuerzas para liberar nuestro Estado, es decir, cuando nos autodeterminemos, lo otro, es analfabetismo ideológico (Joxe Manuel Odriozola dixit)

Para ellos mi dedo índice en la sien de total incomprensión.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------

Ha salido en varios blogs-webs y ha sido vetado en otros, la demanda que ante la ONU ha interpuesto la Casa Real de Nabarra y como co-demandantes una Comisión Soberanista Nabarra compuesta por diversos ciudadanos nabarros. En varios blogs-webs y en Egunkaria o Diario de Navarra, hay quien ha cogido esta demanda como un rábano por la hojas, y ha objetado que él es republicano y no monárquico o similares, con todos los males que se le atribuye a la monarquía, pero en realidad sólo a la monarquía española (no leo nada contra la monarquía en Bélgica, Reino Unido o Noruega), la cual, hoy por hoy, tiene el apoyo de la inmensa mayoría de la ciudadanía española y es un claro símbolo de unión entre españoles, pese a que el rey español fuera impuesto por el último dictador español (o quizás por eso), lo cual no parece molestar en exceso siquiera a los republicanos españoles, pues ninguno de ellos ha abandonado España y marchado al exilio o siquiera se manifiesta por la calles -ni a los partidos de ámbito vasco que con su participación electoral apoyan al Borbón-.

Es normal, que a mentes colonizadas les cueste ver lo que esta demanda puede suponer. Varios organismos internacionales reconocidos por casi todos los Estados del mundo como son la ONU, el Tribunal de la Haya y el Tribunal de Luxemburgo, han aceptado que el Estado de Nabarra “puede haber sido” (es lo que se tratará de confirmar) colonizado por españoles y franceses, y que el último gobierno que tuvo nuestro Estado tiene el derecho a reclamar la descolonización, es decir, la monarquía legítima heredera de las instituciones vigentes en 1620, momento de la ocupación francesa de Baja Nabarra-Beárn, último reducto de nuestra independencia, familia real reconocida como tal por la Institución de Casas Reales europeas, por la propia ONU, Tribunal de la Haya, de Luxemburgo e incluso por el gobierno francés.

Esta monarquía nabarra, tiene al menos dos importantes virtudes: la primera que fue elegida según el derecho pirenaico autóctono y por el pueblo nabarro cuando aún era libre, monarquía la cual no era ni la más alta ni la más guapa probablemente, pero era nuestra. Y la segunda, que su demanda es altruista, la Casa Real no pretende volver a gobernar Nabarra pues es consciente que no parece posible hoy por hoy que tenga cabida en un modelo político que estructure nuestro Estado, sino que pretende entregar al pueblo nabarro hasta el último aliento para lograr que sea libre otra vez.

Consciente la Casa Real Nabarra de que sin Pueblo no hay Poder y que no se “puede” lograr la libertad por una simple demanda, hay una co-demanda de una comisión de ciudadanos nabarros que trata de hablar con las fuerzas aún vivas de este país para que apoyen esta demanda conjunta que debe hacer suya el pueblo vasco, nabarro en su nación política. Aún sabiendo y siendo consciente la Comisión Soberanista, que como es habitual en estos casos de siglos de imperialismo y colonialismo, nuestro anciano pueblo se encuentra esclerotizado y fuertemente encorsetado por las fuerzas enemigas y sus necesarios y corruptos colaboradores. Pese a ello, para cualquier nabarro no corrupto, para cualquier vasco que ansíe ser de nuevo libre, esta es una oportunidad de oro para autodeterminarse y decir al mundo que está vivo, que sólo el imperialismo colonial le impide seguir su camino.

Los que ante una oportunidad como ésta para unificar en un solo puño todas las fuerzas vivas y deseos de libertad de este pueblo (de vivir que es lo mismo) y dar a conocer al mundo la situación de colonización que vive este país, se quedan con que los demandantes son nuestros monarcas (nuestros pues no hemos reconocido otros), en vez de recabar el apoyo a la demanda y ayudar a la Comisión Soberanista de Nabarra, ante el dedo que señala la luna, ellos se quedan mirando el dedo. Actitud entre la cortedad política y la miopía histórica.

Por su puesto que esta demanda no traerá en sí la ansiada libertad, ésa sólo puede ser conseguida por el pueblo nabarro unido, pero esta demanda es un inmejorable altavoz ante el mundo contra el centenario imperialismo y colonialismo español y francés. Pero ojo, que en este país, el que no está con los movimientos que luchen noblemente por nuestra libertad, está engrosando, de modo activo o pasivo, las filas del opresor, y éste, se constituyó, manu militari y por el franquismo, en una monarquía parlamentaria.

Iruinea, enero de 2010


Iñigo Saldise Alda
Nabarra y las Naciones Unidas
Soberanía de Navarra

En el año 1945, cuando se establecieron las Naciones Unidas, el Estado de Nabarra ya no existía en los mapas políticos del mundo desde hacía 325 años, concretamente desde la última y tambien ilegal anexión sufrida a manos del por entonces reino de Francia, que complementaba a la realizada por el reino de España. Así desde entonces la totalidad del pueblo nabarro ha sufrido tras la perdida de la independencia, la imposición militar y política de dos de las grandes potencias coloniales, como lo son los estados español y francés.

En la Carta de las Naciones Unidas, exactamente en capítulo XI, concretamente lo expuesto en los artículos 73 y 74, se establecieron los umbrales que siguen gobernando los esfuerzos de descolonización de las Naciones Unidas, incluido el respeto por la igualdad e identidad de los derechos y la libre determinación de todos los pueblos, en el cual podemos incluir al nuestro, el nabarro.

Desde las Naciones Unidas, esperando activar el proceso de descolonización, su Asamblea General aprobó en el año 1960, la Declaración sobre la concesión de la independencia a los países y pueblos coloniales o pueblos sometidos por los imperios colonialistas. En dicha Declaración sobre la descolonización, como también se la conoce, se afirma que todos los pueblos tienen el derecho de libre determinación y se proclama la necesidad de poner fin rápida e incondicionalmente al colonialismo, caso que sufre todavía hoy día el pueblo nabarro.

En el año 1962, la Asamblea General tomó nota de que, con algunas excepciones, las disposiciones de la Declaración no se habían cumplido y de que se seguían adoptando medidas represivas, incluidas las acciones armadas, contra los pueblos dependientes, una constante contra el pueblo nabarro. En un esfuerzo por alentar a los estados integrantes de las Naciones Unidas, para que apliquen completamente la Declaración, la Asamblea estableció ese año el Comité Especial de Descolonización, teniendo este la obligación de encargarse de supervisar la aplicación de la Declaración y hacer recomendaciones con respecto a su aplicación.

Con ocasión de celebrarse en el año 1990, el 30° aniversario de la Declaración, en el año 1988 la Asamblea de las Naciones Unidas declaró el período comprendido entre el año 1990 y el año 2000, Decenio Internacional para la Eliminación del Colonialismo, algo que no logró en aquel intervalo de tiempo nuestro milenario pueblo. La misma Asamblea General, declaró el período comprendido entre los años 2001-2010, como Segundo Decenio Internacional para la Eliminación del Colonialismo y esta vez el pueblo nabarro, a través de la Casa Real de Nabarra y de la Comisión Soberanista de Nabarra, ha presentado una Demanda de Descolonización contra el reino de España y la República de Francia.

El Comité Especial encargado de examinar la situación con respecto a la aplicación de la Declaración sobre la concesión o autorización de la independencia a los países y pueblos coloniales se reúne anualmente, teniendo la obligación de escuchar las declaraciones de los diferentes representantes nombrados y electos de los territorios, así como de peticionarios, enviar misiones visitadoras de observadores a los territorios y organizar seminarios sobre la situación política, social, económica y educacional en dichos territorios. La demanda interpuesta por Nabarra contra Francia y España, está presente en las Naciones Unidas desde el año 2006.

El Comité debe expresar asimismo, recomendaciones en relación con la expansión de información para movilizar a la opinión pública en apoyo del proceso de descolonización y examinar la asistencia prestada a los pueblos de los territorios por los organismos especializados y otras organizaciones del sistema de las Naciones Unidas. Nabarra a 14 de enero del año 2010, está a la espera del cumplimiento de dichas obligaciones que recaen sobre el denominado Comité de los 24.

In memoriam


Jorge Cortes Izal
Nabarralde

Jorge Cortes Izal hil da. Hurbileko laguna genuen Nabarralden. Hasieratik proiektuarekin bat egin zuen eta beti izan dugu haren laguntza. Tarteka etortzen zen bulegora, gauzak nola zebiltzan jakiteko, ardura baitzuen. Hamaika ekimenekin konpromisoa hartua zen eta beti azaltzen zuen bere burua kezkatua, oraindik lan handia dagoelako egiteke.

Penaz hartu dugu berria. Azken boladan pertsonaia handiak zendu dira, eta ez da samurra herri honen historian giltza diren pertsonak betiko agurtu behar izatea. Jorgek 2008an “Jimeno Jurio Saria” jaso zuen Artaxoan, Juan Zelaiarekin batera. Sari horien antolakuntzan aritu gara 4 edizioz, eta sarituetatik bi joan zaizkigu honezkero; Jorge bera aurten eta Pablo Antoñana iaz (Jimeno Jurio Saria 2006an).

Hirukote ziren hauek biak Jose Mari zenarekin batera. Eta a ze hirukotea! Ondare ederra utzi digute, zalantzarik gabe. Norbera bere arloan, eta norbera bere izaeraz, gogoangarri izanen ditugu beti maisu hauen lanak.

Jorge asko estimatzen genuen. Gizon umila, apala, goxoa, langilea, konpromisozkoa, urduria... bere lanaren handitasuna ez du inoiz aitortu, bai ordea besteok. Horrek egiten zuen berezi, dena dela.

Nabarraldek doluminik zintzoena helarazi nahi dio alargunari eta semeei, familiari eta hurbilekoei.






Ha muerto Jorge Cortes Izal. Es una pérdida cercana para Nabarralde, uno de nuestros amigos y promotores más tempranos. Uno de esos personajes del país que dan vida a todo aquello que les queda a mano.

Es un gran disgusto para nosotros. Con él se nos va un representante de esa generación que ha trabajado tanto y en condiciones tan difíciles en defensa de nuestra cultura y lengua navarra. El año 2008 se le otorgó el premio “Jimeno Jurio” en Artajona, junto con Juan Zelaia. Y era gran amigo de Pablo Antoñana, otro de los premiados (Premio 'Jimeno Jurio' de 2006), también fallecido recientemente.

Jorge ha sido un hombre que se ha ganado, sobre todo en lo personal, nuestro aprecio. Sencillo, trabajador, comprometido, inquieto, sensible con todas las causas de este pueblo. Vaya nuestro homenaje por todo cuanto le debemos.

Desde Nabarralde queremos trasmitir nuestro pésame a su viuda, sus hijos, familiares y amigos.

Estado de Nabarra, el eslabón perdido

J.M.Unzueta
Estado de Nabarra, el eslabón perdido
Soberanía de Navarra

“Cuando veas un gigante, examina antes la posición del sol; no vaya a ser la sombra de un pigmeo”.
Friedrich Leopold von Hardenberg , Poeta y Filósofo alemán.

Hace algunos años durante un de mis viajes a Portugal, mientras iba circulando por la IP 5 tuve la fortuna de escuchar en la radio una entrevista que le estaban realizando al escritor y premio Nobel José Saramago, en el transcurso de las preguntas hubo una que me llamó poderosamente la atención, no la pregunta en si, sino más el contenido de la respuesta a la misma por parte de Saramago.

La pregunta fue el como y porqué le vino la afición a escribir, Saramago después de un rato contestó lo siguiente: Mi abuelo fue el eslabón perdido y referente entre mis antepasados artistas y yo, prosiguió la charla y dijo que para la sociedad y el sistema de su tiempo, su abuelo era un analfabeto pero Saramago había aprendido mucho más de su abuelo que en la escuela.

Durante la entrevista contó una anécdota que personalmente me impactó. Siendo muy joven Saramago y su abuelo ya mayor, le decía que pronto se reencontraría con la madre tierra, porque es de donde había venido, y comenzó a despedirse abrazando a los árboles, animales y a todo su entorno, a los pocos días falleció, aquel hombre que para el sistema de entonces y en la actualidad es un analfabeto, pero un sabio de la naturaleza.

En el devenir histórico de nuestro pueblo, ese eslabón fue arrancado violentamente por la conquista y genocidio del frente imperialista (franco-español-vaticanista) este hecho supuso la paralización del proceso de desarrollo natural y del imaginario que toda sociedad vertebrada y desarrollada requiere, sustituyéndola por un referente histórico y del imaginario totalmente falso en base a mitos, siendo su paradigma “la mentira integral” hasta nuestros días. Hoy con más ahínco si cabe todos los agentes políticos y sindicales sin excepción del frente imperialista, niegan incluso que haya habido una invasión contra Nabarra, parece que no ha existido la historia, la que les perjudica claro. La unión de Nabarra a Francia y España debió ocurrir por arte y gracia del Espíritu Santo que en forma de lenguas de fuego activó las mentes de aquellos reyes de forma que los nabarros entregásemos nuestra Soberanía magnánimamente a España y Francia con la bendición del emperador de Roma.

No es fácil después de tantos años, de colonialismo, negación, narcotización y descaste por la peor droga, la de la mentira integral, machaconamente repetida, negándonos sistemáticamente nuestro ser como sujetos políticos nabarros, y secuestrarnos el nexo de unión con nuestro pasado y para las generaciones del futuro que todo pueblo tiene derecho a preservar. Goebbels comparado con el frente imperialista fue un aprendiz de brujo Hoy es el día que siento que paulatinamente me estoy curando de la enfermedad producida por la droga del frente imperialista y a su vez recuperando el eslabón perdido, y la receta para esta cura no es otra que la de imbuirse en nuestra historia, que ya hay bastante publicado, y cuando el frente imperialista transmite algún canto de sirena mediante sus poderosos altavoces, hay que poner el cerebro en frío y por principio pensar todo lo contrario de lo que se oye.

El frente imperialista (franco-español-vaticanista) está herido de muerte, no hay más que ver los niveles de improvisación política y sindical que ofrecen. La situación es decadente, más que un Estado parece una jauría de chorizos con un pesebrismo y clientelismo que apesta. Pero lo más preocupante es el bajo nivel de los políticos llamados abertzales, que ante una oportunidad inmejorable y que además el País demanda, practican la teoría del Oñacino Iñigo de Loiola, que dice lo siguiente: “En tiempos de crisis no hay mudanza” esta es la teoría que ningún industrial Nabarro que piensa en clave de futuro y espíritu global la aplicaría.

NABARRA da, Euskal Herriaren Estatua

Gora Nabarrako Estatu Osoa!

2010/01/10

Iruinea, enero de 2010

Iñigo Saldise Alda
¿Contra Nabarra? Nunca, gracias
Soberanía de Navarra

Siento tener que realizar este escrito, querido amigo Beñi Agirre, pero tras leer detenidamente tu escrito titulado, Monarkiarik ez, ezkerrik asko, el cual por supuesto respeto por mi gran amor a la libertad de expresión y por mi continua lucha contra la censura especialmente dentro de la empresa Nabarralde, S.L., me ha sorprendido la facilidad con la cual se puede llegar a deducir en tus palabras, la no existencia de una Casa Real de Nabarra. Estoy totalmente convencido, que eso es debido en gran medida, a la falta de información y documentación necesaria, pero también me temo que es por el mal asesoramiento de las personas que gobiernan, al más puro estilo caciquil, la empresa antes mencionada, la cual ha practicado la censura a diferentes escritos que presentaban ante la sociedad navarra, las diferentes acciones legales llevadas a cabo ante los distintos Organismos y Tribunales Internacionales, realizadas por la Casa Real de Nabarra, mediante las cuales, solo con ello, sin tener que explicar nada más, reconocen la existencia de la misma y su legitimidad.

Creo que tu error es propiciado por el desconocimiento, en gran medida, de la Jurisprudencia Internacional. Por el contrario, yo si conozco dicha Jurisprudencia y a diferencia de ti y de ese entorno nocivo, deslenguad y descaradamente anti-Casa Real de Nabarra, que incluso se le puede considerar posicionado enfrentado a la demanda interpuesta por dicha Casa Real de Nabarra contra el reino de España y la república de Francia, un comportamiento cierta y claramente contrario al Paradigma Navarro que yo particularmente sigo, defiendo y practico. Así mi labor y amor patriótico, siempre se ha encaminado a buscar la mayor y mejor información histórico-política del Estado de Nabarra, sumada a la investigación constante sobre posibles vías soberanistas, analizándolas y apoyando siempre la más cercana, lineal y próxima en el tiempo, con la cual recuperar la libertad para la totalidad del pueblo navarro. Esto me llevó personalmente, a entablar contacto con la Casa Real de Nabarra e incluso con el paso del tiempo alcanzar una gran amistad con el Regente de Nabarra, Blas de Beaumont, al menos igual a la que creo tener contigo.

Gracias a ello, tengo en mi poder varios documentos importantísimos por su trascendencia para el interés de nuestro Estado, Nabarra. Entre ellos varios manifiestos, la propia demanda en si y diferentes resoluciones de los Tribunales Internacionales, destacando una de gran valor realizada por el Tribunal de la Haya en el año 2005, por la cual se reconocen y legitiman directamente los derechos de la Corona de Nabarra sobre el Estado de Nabarra, ya que dicho Estado, cuando fue invadido, ocupado, conquistado con genocidio, colonizado, etc. era un Reino, aunque después de repasar tu página web, creo que esto último ya lo sabes.

Ni mi amigo Blas, ni nadie desde la Casa Real de Nabarra se ha burlado nunca del pueblo navarro como hirientemente has afirmado, sino realmente lo que han sufrido han sido las continuas, absurdas e innecesarias mofas, calumnias y descalificaciones por agentes denominados navarros y por supuesto, no podía ser menos, por diferentes agentes extranjeros, españoles y franceses. Pero lo que realmente me entristece, además en grado sumo, es el tener que incluirte a ti entre todos ellos. Quiero y deseo creer, que eso es debido a ese malicioso y deslenguado entorno que está llevando la nave de la empresa Nabarralde, S.L., a un puerto realmente ajeno a Nabarra, Me pregunto… ¿Ese puerto es tal vez catalán? Por cierto ¿Catalunya fue un estado? ¿O simplemente trabajan para la instauración de la III república de España? Al igual que lamento profundamente, tu más que alegre insinuación o quizás realmente se puede considerar una acusación manifiesta, ejercida por tu parte contra la Casa Real de Nabarra, tildando a sus miembros de ladrones, ya que según tú, vienen a robar a los navarros. Y yo me vuelvo a preguntar ¿Qué nos van a robar? Asimismo ¿Tienes pruebas de algo de lo que afirmas? ¡Ah!, en cambio, cierto como la vida misma, la totalidad de los miembros del Consejo de Administración de la empresa Nabarralde, S.L., te puedo asegurar que si están denunciados por estafa económica.

Querido amigo Beñi, te invito sinceramente y de corazón, tanto a ti, como a la empresa Nabarralde, S.L. y cualquier otra persona, empresa, colectivo, grupo, etc. de este bello País, que concluyentemente quiera recuperar la soberanía plena del Estado de Nabarra, se ponga en contacto conmigo y gustosamente, como miembro de este milenario pueblo y con un pensamiento personal muy alejado de la monarquía, pero consciente de mi deber patriótico de informar claramente los matices de las diferentes demandas Internacionales existentes, las razones de las mismas, demostrarte a ti y a cualquiera, gracias a la documentación que poseo, de la inexistencia de intereses ocultos en los demandantes, buscando con ello, única y exclusivamente aunar esfuerzos entorno a esta estrategia soberanista navarra, formando así un bloque sólido y compacto, con el poder suficiente para enfrentarnos a los imperios colonialistas español y francés de igual a igual, es decir como un Estado.

Y finalmente, para concluir, decirte a ti y al resto de las sociedad navarra, que ciertamente estoy enterado desde hace muchos años, que ese poder solo es posible con la fuerza que nos otorga nuestro pueblo navarro o nuestra nación navarra, berdin da, pero invariablemente dejaros claro, que siempre tendré presente que nunca iré contra nuestro Estado, Nabarra, pues ello solo beneficia y en gran medida a nuestros enemigos, que aunque no lo creas, es lo que realmente consigues con tu escrito anteriormente mencionado, bien realizado de forma consciente o inconsciente, privativamente me da igual, pero que ha sido el culpable de esta amistosa y patriótica contestación de un amigo navarro. Nabar agurrak lagun!

2010/01/08

Estado de Nabarra, el efecto Boomerang

J.M.Unzueta
Estado de Nabarra, el efecto Boomerang
Soberania de Nabarra

1)¡Qué agradable sería un mundo en el que no se permitiera a nadie operar en bolsa a menos que hubiese pasado un examen de economía y poesía griega, y en el que los políticos estuviesen obligados a tener un sólido conocimiento de la historia y de la novela moderna!

2)Los científicos se esfuerzan por hacer posible lo imposible. Los políticos por hacer lo posible imposible.


Bertrand Arthur Willian Russell, Filósofo,Matemático y Escritor (Pais de Gales)

Navegando por internet, me he tropezado con este interesante escrito cuyo contenido rezuma sabiduria de pueblo viejo y alto contenido Confuciano.

Había una vez en el antiguo Japón, un viejo samurai , ya retirado que se dedicaba a enseñar el arte de la meditación a sus jóvenes alumnos. A pesar de su avanzada edad, corría la leyenda que todavía era capaz de derrotar a cualquier adversario.
Cierto día apareció por allí un guerrero con fama de ser el mejor en su género. Era conocido por su total falta de escrúpulos y por ser un especialista en la técnica de la provocación.

Este guerrero esperaba que su adversario hiciera el primer movimiento y después con una inteligencia privilegiada para captar los errores del contrario atacaba con una velocidad fulminante. Nunca había perdido un combate. Sabiendo de la fama del viejo samurai, estaba allí para derrotarlo y así aumentar su fama de invencible.


El viejo aceptó el reto y se vieron en la plaza pública con todos los alumnos y gentes del lugar. El joven empezó a insultar al viejo maestro. Le escupió, tiró piedras en su dirección, le ofendió con todo tipo de desprecios a él, sus familiares y antepasados. Durante varias horas hizo todo para provocarlo, pero el viejo maestro permaneció impasible.


Al final de la tarde, exhausto y humillado, el joven guerrero se retiró. Los discípulos corrieron hacia su maestro y le preguntaron cómo había soportado tanta indignidad de manera cobarde sin sacar su espada, asumiendo el riesgo de ser vencido.

-Si alguien te hace un regalo y tu no lo aceptas, ¿a quién pertenece ese regalo? -preguntó el samurai- A quién intentó entregarlo -respondió un discípulo- Pues lo mismo vale para la rabia, la ira, los insultos y la envidia -dijo el maestro-, cuando no son aceptados continúan perteneciendo a quien los cargaba consigo.

La estrategia del “Boomerang” un buen referente además viniendo de un pueblo viejo y sabio como el japonés y permeable a su vez a nuestro pueblo también viejo y sabio. Los guerreros y provocadores son los imperialistas del triunvirato (franco-español-vaticanista) enfrentarse a ellos en su terreno, que no es otro que bajo sus propias reglas de juego impuestas “manu militari, Pax romana y derecho romano” no tenemos nada que hacer.

En la conyuntura actual, y visto lo que ha dado de si la historia política de nuestro Pueblo desde que fuimos conquistados hasta el dia de hoy, creo que tenemos que realizar una autocrítica con humildad por parte de todos los que amamos a nuestra Patria Nabarra y revisar la estrategia de futuro, pero para ganar, y en esta linea creo muy acertadas las obsevaciones para el “efecto boomerang” que realiza nuestro compatriota Iñigo Saldise y que a continuación describo:

"Nuestro Estado, cuando desapareció de forma brutal por la imposición militar española y francesa, estaba estructurado por aquel entonces, como lo estaban la mayoría si atendemos a Maquiavelo "Los Estados y soberanías que han tenido y tienen autoridad sobre los hombres, fueron y son, o repúblicas o principados", pero además, el Estado de Nabarra, fue un Reino próspero, culto y moderno, claramente humanista en una época en la cual la intransigencia religiosa y los signos autoritarios, eran claramente visibles en los reinos vecinos. Nuestra reivindicación soberanista emana del mismo y es precisamente esto, lo que puede y realmente debe unir a todos los sectores de este País.

Debemos liberar nuestras mentes de todo aspecto introducido en las mismas por los imperios colonialistas español y francés. Tenemos la obligación de trabajar juntos, aparcando nuestra ideología personal o partidaria, aparcando por el bien de nuestra labor, nuestras reivindicaciones republicanas, de izquierdas, centro o derechas y unirnos al órdago lanzado desde nuestra Casa Real de Nabarra. Solo así, desde una total transversalidad ideológica, podremos reconstruir nuestro Estado, basado en un igualitario Derecho Pirenaico, al cual está sujeta hasta la mismísima Casa Real de Nabarra, la cual ya ha mostrado su compromiso exclusivo por la recuperación de la plena soberanía de este País, en sus numerosos comunicados y acciones legales en los diferentes Tribunales y Organismos Internacionales.

Es el momento de unirnos por el bien común, es el momento de trabajar juntos, es el momento de olvidar viejas y absurdas rencillas, es el momento del realizar un correcto movimiento Estatal propio. Es el momento de ti, de mí y de todos los soberanistas de este País. Es el momento de este País, es el momento de la libertad. Ha llegado el momento de la recuperación y reconstrucción de nuestro propio Estado. En definitiva, es el momento de que el Estado de Nabarra vuelva a lucir en los mapas políticos europeos y mundiales".

Nabarra da, Euskal Herriaren Estatua

Gora Nabarrako Estatu Osoa!

Iruinea, enero de 2010

Iñigo Saldise Alda
Soberanistas navarros
Soberanía de Navarra

El movimiento soberanista navarro, en los últimos tiempos, esta viviendo uno de sus mayores auges dentro del pueblo vasco o Euskal Herria. Además, las previsiones más realistas, indican que seguirá incrementándose en los años venideros. Esto ha sido debido en gran medida, a la continuada labor realizada por diferentes y numerosos agentes de este bello País, intensificada en los últimos años por personas tan importantes como Pello Esarte, Mikel Sorauren, Tomás Urzainqui o Luís María Martínez Garate, entre otros muchos e importantes patriotas navarros existentes actualmente, que intencionadamente me dejo en el tintero en este escrito.

Precisamente Luís María Martínez Garate, presentó hace pocos años atrás a Euskal Herria, un importante trabajo, el cual conocemos e identificamos como el paradigma navarro. Este paradigma o ejemplo que debemos seguir el pueblo vasco o Euskal Herria, está basado exclusivamente en la historia política organizada, desarrollada y ejecutada por los vasco(ne)s libres e independientes, conocidos también como navarros, gentilicio político este que debemos y podemos rescatar únicamente, mediante la recuperación de la soberanía plena para el Estado de Nabarra.

Tanto en el año 1512 como en el año 1620, más numerosas amputaciones territoriales realizadas con anterioridad a esos tristes y emblemáticos años, el Estado de Nabarra estaba estructurado bajo la forma de Reino, que a pesar de ser humanista se le considera erróneamente como la inmensa mayoría de los estados existentes por aquellos siglos, reinos más autoritarios y absolutista realmente, lo que impidió ciertamente una evolución política propia para el Estado político de Baskonia, estando Euskal Herria sometido a los diferentes devaneos de las políticas impositivas y colonialistas, provenientes de los imperios español y francés.

La evolución política llevada a cabo durante los siglos XIX y XX en nuestro País, casi siempre ha estado supeditada a perpetuar la resistencia frente al reino de España y la república de Francia, que nunca han dudado ejercer toda su violencia contra Euskal Herria si era menester, algo que como ya sabemos sufrió en sus carnes Sabino Arana Goiri, personaje importantísimo para nuestra historia, que pese a ser una historia impuesta por el colonialismo extranjero, supo realmente enfrentarse a españoles y franceses, al reconocer que políticamente eso no éramos los vascos, aunque bien por vergüenza o desconocimiento de la historia propia, erró en lo más importante, en reconocer al Estado de Nabarra como la patria de los vascos de esta parte de Europa.

A día de hoy, el paradigma aranista está muy incrustado en Euskal Herria, pero ello no debe de ser un impedimento para su inclusión en el soberanismo navarro, ya que todas las ramas ideológicas y sociales provenientes de éste, influenciadas por diversos pensadores europeos y mundiales, son necesarias para mostrarnos como un pueblo diverso pero compacto, que ciertamente tiene cabida en el paradigma del Estado que iba a maravillar al Mundo, según William Shakespeare.

Son muchas las voces, no solo enemigas de nuestro País, sino incluso provenientes del mismo, que tachan de anacrónica a la Casa Real de Nabarra, cuando realmente es el único estandarte propio que nos queda y por ello, máximo exponente del paradigma navarro, llegando incluso dichas voces hasta el punto de deslegitimar las diferentes demandas interpuestas ante Tribunales y Organismos Internacionales. Esto es debido en gran medida, al desconocimiento de la Jurisprudencia Internacional, que ya ha aceptado a la Casa Real de Nabarra y a una Comisión Soberanista como representantes de nuestro bello y sublime País. Este desconocimiento ha sido propiciado por la poca o nula implicación de personas influyentes del País, que impiden mediante su desidia, mofa e insulto, el que el mensaje libertario de la Casa Real de Nabarra llega a Euskal Herria, negándose a colaborar en esta opción soberanista de Nabarra.

Por ello, una vez más, los soberanistas navarros debemos aparcar nuestras pretensiones partidistas, personales e incluso en aquellas referentes a la estructuración política de nuestro País y fomentar mediante nuestro trabajo y por supuesto con el ejemplo de nuestra unión, la más que necesaria relación de la totalidad del milenario pueblo vasco, con el único representante legítimo y actual existente de nuestro Estado, la Casa Real de Nabarra, ante la llegada de los observadores de la ONU y las resoluciones de las diferentes demandas interpuestas a los variados Tribunales y Organismos Internacionales por el Regente, Blas de Beaumont, actuando así tal y como se nos indica en las declaraciones universales de derechos humanos, mostrando con ello una cohesión fuerte y poderosa, ante los imperios colonialistas español y francés.

NABARRAKO ERESERKIA

Nabarra, reflexiones de un Patriota

Reflexiones de un Patriota by Iñigo Saldise Alda
ASKATASUNA = Baskoinak x Nafar Paradigma

"PRO LIBERTATE PATRIA GENS LIBERA STATE"

"Aberri askearen alde jende librea jaiki"

"De pie la gente libre a favor de la libertad de la patria"

Navarre shall be the wonder of the world

by WILLIAM SHAKESPEARE

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

EUSKARA-LINGUA NAVARRORUM

©NABARTZALE BILDUMA 2011

©NABARTZALE BILDUMA 2011